¿Qué es el Conocimiento?

Traducción del capítulo 4 del libro “Espiritualidad de la Comunidad Mayor”, revelado a Marshall Vian Summers.

“Tú vives la vida en dos niveles. Vives la vida al nivel en el cual piensas, y vives la vida al nivel en el cual sabes.”

En la Comunidad Mayor, el Conocimiento es la esencia y la sustancia de toda experiencia religiosa. El Conocimiento transciende las expresiones de esta experiencia en términos de teología, ritual devocional y prácticas espirituales, todo lo cual varía considerablemente de un mundo a otro. Sin embargo, la esencia de la espiritualidad—el factor motivante en la religión, la verdadera llamada de la experiencia religiosa—es el Conocimiento.

El Conocimiento representa tu vínculo y tu relación intrínseca con toda la vida. Pero el Conocimiento tiene una misión específica para ti en esta vida—una misión que eres alentado a descubrir, aceptar, integrar y realizar. En otras palabras, el Conocimiento no es todo dentro de ti; el Conocimiento es tu conexión a todo. El Conocimiento es inteligente; está aquí para un propósito. El Conocimiento es la parte de tu mente que es espiritual y permanente. Es la parte de tu mente que sabe quién eres y por qué has venido aquí, a quién debes llegar y qué debes conseguir.

El Conocimiento está contigo ahora, pero no puedes agarrarlo. No está ahí para que lo adquieras y lo uses. Más bien, tienes una oportunidad de retornar a una relación con el Conocimiento. Aquí tu mente personal, la mente que está condicionada por tu mundo, y tu Mente Impersonal, la mente que has traído contigo desde más allá del mundo, se reúnen en una relación significativa basada en un propósito en el mundo y en una relación con el mundo y con gente que apoya ese propósito.

Todas estas definiciones son valiosas, pero para experimentar su valor debes considerarlas en profundidad. Si dices, “Bueno, me gusta esa definición”, o “No me gusta esa definición”, o “Esto me suena correcto”, o “Esto no me suena correcto”, estás meramente intentando establecer una relación con tus juicios, evaluaciones y experiencias pasadas cuando encuentras algo nuevo y revolucionario. Si tú haces eso, no comprenderás el significado de lo que estamos presentando. Tan sólo estarás ejercitando tus creencias, ideas y evaluaciones anteriores, y no habrá nuevo aprendizaje. Estirarte más allá de tus propias ideas y suposiciones y alargar la mano hacia algo que es mayor y las trasciende es un acto de coraje, integridad y compromiso con tu desarrollo personal y con la verdadera contribución en la vida. Esta es la carretera al Conocimiento.

El Conocimiento está contigo. Está en ti, pero no puedes aspirar a él y agarrarlo, apoderarte de él y usarlo para ti mismo. Más bien, él representa la promesa dentro de ti de que tienes una mayor identidad y un mayor propósito en el mundo. Él representa la promesa de que hay relaciones mayores dentro del mundo, las cuales tú puedes encontrar y desarrollar si se da el correcto entendimiento y la realización de un propósito subyacente en la vida que es específicamente tuyo para que lo cumplas. Aquí tu definición de tu propósito debe quedarse sin definir, pues en verdad es algo que se compondrá muy lentamente. No puedes simplemente identificarlo y decir, “Esto es. Esta es la razón por la que estoy aquí. Esto es lo que haré.” Mucha gente hace eso, pero eso es imprudente. Eso tan sólo revela su impaciencia y sus ambiciones. El verdadero descubrimiento del Conocimiento y el propósito es algo bastante diferente.

Es muy importante dar al Conocimiento una definición práctica en el mundo, pues el Conocimiento debe llevar a la acción. Como idea o ideal, su valor es muy limitado. Como fuerza motivadora que te conduce, te guía, e incluso en ocasiones te empuja a hacer ciertas cosas que trascienden tus intereses personales, el Conocimiento tiene una definición significante. Esta es la experiencia del Conocimiento.

Tú podrías tener dificultad con la palabra Dios y con otros tipos de palabras que han sido implantadas en las tradiciones religiosas que te resultan familiares, o con palabras con las que te has desarrollado desde la infancia. Sin embargo, el Conocimiento es el corazón mismo de la espiritualidad. Tú te reúnes con Dios a través del Conocimiento. Te reúnes contigo mismo a través del Conocimiento. Te reúnes con otros a través del Conocimiento. El Conocimiento es el medio.

Por lo tanto, tenemos diferentes definiciones, y todas ellas parecen algo distintas. ¿Por qué es eso? Es a causa de que el Conocimiento es tan grande y tiene tantas facetas. El Conocimiento está en el centro mismo de la inteligencia en la vida, aquí en este mundo y por toda la Comunidad Mayor. No puedes definirlo simplemente por un único aspecto. El Conocimiento es la Gran Presencia que está detrás de todas las manifestaciones de la vida. Lo ves aquí, y luego lo ves allí. Parece diferente aquí de lo que parece allí. Luego, tú lo experimentas de nuevo, y algo nuevo viene con él. El Conocimiento es la parte mayor de ti viviendo en la vida manifiesta. Está traduciendo la Voluntad del universo a tu experiencia cotidiana en el mundo. Según tú te haces capaz de acercarte al Conocimiento, de prestar atención al Conocimiento y de abrirte al Conocimiento, su traducción puede serte dada con creciente frecuencia y profundidad.

Tú darás la bienvenida al Conocimiento dentro de tu corazón, pues él te será conocido, y él resonará dentro de ti. Resonará en una parte de ti que raramente experimentas. Resonará todo el camino hacia dentro hasta el corazón de tu ser. Incluso si tu mente protesta contra él, incluso si tus miedos son sacados a la luz, e incluso si tú estás confundido, enfadado o te resistes, esto será verdad para ti porque esto es verdad. Esto es comunicación; esto es ser; esto es propósito; esto es la identidad que trasciende todos los pensamientos, las creencias, las identificaciones culturales y las asociaciones políticas del mundo—incluso tu voluntad personal. Esto es el Conocimiento.

Para comenzar a entender la realidad del Conocimiento, debemos observar la evidencia del Conocimiento. Esta evidencia puede ser hallada en tu experiencia. Es la experiencia de ser movido a hacer algo o movido a no hacer algo. Es la experiencia del refreno irracional. Es la experiencia de prever algo y saber algo y luego verlo ocurrir. Es la experiencia de ser movido a ir a alguna parte, a hacer algo, a asociarte con alguien, o a desasociarte de alguien. Esto representa el movimiento más profundo de tu vida. No es algo que sea impulsado por tus ideas, tus emociones o tus sentimientos. Es algo profundo dentro de ti que te mueve al nivel de tu fundación. Esta es la evidencia del Conocimiento.

Cuando los individuos son movidos profundamente a hacer algo que les coloca en un curso diferente en sus vidas y en una dirección diferente de aquella a la que antes estaban planeando ir—esto es evidencia del Conocimiento. Cuando los individuos sienten que algo malo va a ocurrir y entonces actúan para evitar una situación peligrosa—esto es evidencia del Conocimiento. Cuando los individuos se extienden hacia otros de una manera profunda, salvando la brecha entre sus divergentes personalidades con tal impacto que las vidas de ambos son transformadas—esto es evidencia del Conocimiento. La experiencia de afinidad con la vida y afinidad con otro, la experiencia de una mayor motivación en la vida para ejercer una mayor esfuerzo o para alcanzar un objetivo que debe ser logrado, no importa lo falto de definición que esté en el momento—todo ello es evidencia del Conocimiento.

Ahora tú podrías decir, “Bueno, vosotros estáis hablando de la intuición”. No, no estamos hablando de la intuición. La Intuición es la expresión externa del Conocimiento, como las primeras ráfagas de nieve antes de la tormenta. Tanto mayor es el Conocimiento que la intuición. Algunas personas piensan que la intuición es parte de su mecanismo personal de supervivencia. Ellos no comprenden que el Conocimiento es la Fuente Mayor en su interior. El Conocimiento es tanto más grande que las ligeras expresiones que son llamadas intuición, que tú no debes confundir ambas. El Conocimiento está vivo; es inteligente; está pensando en este momento. No es simplemente un reflejo que tú tienes dentro de tu mente o tu cuerpo.

Tú vives la vida en dos niveles. Vives la vida al nivel en el cual piensas, y vives la vida al nivel en el cual sabes. Es traerte al nivel en el cual tú sabes lo que constituye el propósito de la verdadera religión en todas sus formas. Esto te reúne con tu Creador y con tu mayor propósito para estar en el mundo. Esto te trae de vuelta al Conocimiento, pues Dios sólo puede ser sabido. Tu propósito sólo puede ser sabido. Tus verdaderas relaciones sólo pueden ser sabidas. Tus verdaderos impulsos sólo pueden ser sabidos. Tus ideas sobre todas estas cosas son secundarias y, como a menudo es el caso, tan sólo pueden interferir con el reconocimiento del Conocimiento. Tu puedes creer en todas estas cosas. Sin embargo, la creencia debe tener verdadera experiencia como su fundación, de lo contrario se vuelve autoengañosa.

El Conocimiento está viviendo dentro de ti en este momento. Tú vives en tus pensamientos y en tus ideas, en tus sensaciones y en tus percepciones del mundo a tu alrededor. Estás gobernado por fuerzas, tanto físicas como mentales, que no puedes justificar, pero esto sucede sólo en la superficie de tu vida. Más en lo profundo están las verdaderas corrientes que mueven tu vida, las corrientes del Conocimiento. El Conocimiento te coloca lentamente en posición de modo que puedas descubrir y aprender aquellas cosas que te permitirán dar el siguiente paso en tu vida. El Conocimiento está moviéndote hacia la comprensión, hacia el entendimiento y hacia ciertos individuos que están destinados a encontrarte y estar contigo, si tú puedes encontrarles y ellos pueden encontrarte a ti.

Que algo esté predeterminado no significa que vaya a ocurrir. Entender esto es muy importante. Tú puedes perder tu oportunidad de descubrir tu propósito y a aquellos que son significativos para tu propósito, y esas personas también pueden fallar y no hacerlo. En realidad, esto ocurre todo el tiempo. Puedes reconfortarte a ti mismo y pensar, “Bueno, otra oportunidad está a la vuelta de la esquina”. Pero este no es el caso. Si tú pudieras ver tu vida desde una mayor perspectiva, verías cuán importantes son estas pocas oportunidades y por qué ellas no llegan muy a menudo.

El Conocimiento está moviéndote hacia un destino y un logro en la vida, a pesar de todos tus objetivos, deseos, miedos, ambiciones, asociaciones y actividades personales. Nunca pienses que todas las cosas que quieres vienen del Conocimiento. Nunca pienses que todas las cosas que aspiras a tener, hacer o ser vienen del Conocimiento. Aquí debes volverte muy honesto, franco y abierto contigo mismo. Debes comprometerte con la verdad más allá de cualquier otra ventaja. Esto es necesario incluso para comenzar a reclamar el Conocimiento. Debes honrar esta mayor necesidad y el mayor impulso que está moviéndote más allá de tus propias definiciones. Esto comienza tu viaje en El Camino del Conocimiento. Esto te pone en marcha.

El Conocimiento no te ofrece riquezas, fama, amor y placer. Te ofrece algo tanto más grande y tanto más valioso que, cuando lo veas correcta y verdaderamente, verás que no tiene comparación con las otras cosas que dominan la atención, las ideas y las actividades de la gente.

El Conocimiento es la religión en el universo. Es la parte de tu experiencia espiritual que es traducible entre tú y otros, entre otras culturas en este mundo y también entre mundos. Él representa una espiritualidad traducible y universal—un medio universal de comunicación, reconocimiento y asociación. Otro que pueda no compartir tu biología, tu ambiento, tu temperamento, tus valores, tu condicionamiento social, tus aspiraciones, tus preocupaciones o tus habilidades tecnológicas, puede ser alcanzado mediante este mayor medio de la vida llamado Conocimiento.

Algo que parece tan evasivo, tan raro y tan efímero es en realidad la esencia misma de la vida. Y, de igual manera, las cosas que parecen tan grandiosas, tan poderosas, tan arrolladoras, tan magníficas y tan dominantes, son las muy pequeñas cosas de la vida. Este reconocimiento representa un gran cambio de rumbo en el pensamiento y un gran avance en la comprensión.

El Conocimiento es un énfasis esencial cuando nosotros hablamos de la Comunidad Mayor, porque el Conocimiento es la única parte de tu mente que no puede ser influenciada, corrompida o controlada. Tu mente personal puede serlo y es corrompida, influenciada y controlada—por vuestros medios de comunicación, vuestro gobierno, vuestras relaciones primarias, etc. Sin embargo, el Conocimiento dentro de ti es incorruptible. Puedes usarlo indebidamente y malinterpretarlo, pero no puedes corromperlo. Él es Divino. Está más allá de tu alcance. El mundo no puede corromperlo, pues está más allá del alcance del mundo. Es por eso que es la fuente de tu libertad en la vida. Es por eso que es la fuente de tu verdadera integridad en la vida. Y es por eso que puede llevar a cabo tu misión sin que tu misión sea pervertida o destruida. Tú puedes intentar pervertir o destruir tu misión pero al nivel del Conocimiento, ella está todavía intacta.

Cuando decimos que no puedes agarrar el Conocimiento y usarlo, queremos decir que no puedes dañarlo y no puedes violarlo. Si lo intentas sentirás una gran incomodidad. Te sentirás tremendamente intranquilo contigo mismo. Esta incomodidad es algo que es dominante en la experiencia humana. Incluso sin saber qué es el Conocimiento o dónde vive o cómo funciona o qué sabe, siempre que hagas algo que vaya en contra de la dirección del Conocimiento sentirás esta inquietud, esta disociación respecto de ti mismo. Te sentirás intranquilo. Sentirás esto no porque el Conocimiento esté castigándote de algún modo, sino porque estarás yendo en contra de algo que es sabido dentro de ti. Esto produce una inquietud muy profunda y penetrante. Ninguna cantidad de terapia, placer, escape o preocupación puede liberarte de esta inquietud. Debes poner tu vida en armonía con el Conocimiento dentro  de ti. Esto lo puedes experimentar, y tu experiencia será la evidencia de si estás teniendo éxito o fracasando en este respecto.

Esta incomodidad que resulta de estar en desacuerdo con el Conocimiento es muy profunda e intensa. No es algo en la superficie de tu mente. Mucha gente está tan enredada en sus actividades, sus valores y sus búsquedas que ellos se han ajustado a esta incomodidad. Esta incomodidad representa cómo se sienten y cómo viven. Esta incomodidad explica todos los desesperados intentos de escape, adicción, evitación, autoengaño  y otras formas de deshonestidad que son tan manifiestas aquí.

Sin embargo, bajo todo esto está el Conocimiento. Tú podrías llamarlo Espíritu. Podrías llamarlo Mente Espiritual; pero él trascenderá tus definiciones, sea como sea que lo llames. El Camino del Conocimiento es el camino a la Divinidad y a la realización de tu propósito y significado mayores en la vida. En la Comunidad Mayor, esto toma un significado incluso mayor. Aquí el Conocimiento te permitirá trascender tus ideas, tus costumbres y tus creencias, así como las ideas, costumbres y creencias de tu propio mundo, para poder ganar algo más completo, más universal y más traducible. En un contexto de la Comunidad Mayor, debes focalizarte en algo que es fundamental y compartes con todas las otras formas de vida inteligente. Esto existe al nivel del Conocimiento, no al nivel del intelecto, la personalidad, la cultura o las costumbres.

El Camino del Conocimiento de la Comunidad Mayor representa la religión en la Comunidad Mayor. Por lo tanto, representa un contexto mayor para la experiencia y la expresión religiosa en cualquier lugar del mundo. Si quitas la religión, tienes la espiritualidad, pues la religión es todo lo que es construido sobre la espiritualidad en un intento de santificarla, recrearla, validarla y asegurar su fomento en tu experiencia. El Conocimiento es la fuente de tu espiritualidad, y ha sido colocado dentro de ti. Es un regalo, y nosotros te lo estamos reintroduciendo. Puede parecer nuevo para ti, aunque ha estado contigo todo el tiempo.

Para valorar el Conocimiento y aceptar su realidad y moverte hacia ella, debes alcanzar un cierto umbral en la vida. Aquí el mundo debe decepcionarte lo suficiente para que cuestiones si él puede en absoluto satisfacerte. Aquí tú alcanzas un umbral en tu propia vida y en tu propio camino en donde llegas a saber que hay algo mayor en tu vida que está esperándote, que está llamándote, que te es dado y que mora contigo. Y tú sabes que no importa lo que hagas en la vida para adquirir placer, riqueza, fama, adquisición, reconocimiento o cualquier otra cosa, nada puede compararse con reexperimentar este sentido más intenso y profundo de uno mismo y del propósito en la vida. Todo el mundo está moviéndose hacia este umbral, el umbral inicial en donde el Conocimiento es reconocido.

Mucha gente piensa que ellos son muy intuitivos y que siempre han sido intuitivos. Sin embargo, esto no significa que ellos hayan alcanzado el umbral en donde el Conocimiento se vuelve realmente importante y merecedor de su tiempo y su esfuerzo. Mucha gente piensa que la intuición es algo que está simplemente alimentándoles a medida que ellos marchan, como si ellos fueran parte de un sistema de asistencia social espiritual del cual uno simplemente recoge mientras camina. Esto es muy patético. Nunca encontrarás la fuente de tu propósito o inspiración con esta aproximación, y nunca asumirás responsabilidad por lo que debes aprender y hacer para comenzar a andar El Camino del Conocimiento y tomar los pasos al Conocimiento.

El Conocimiento está relacionado con tu habilidad de saber. Nosotros lo llamamos también la Mente que Sabe. Sin embargo, el problema con presentarlo como la Mente que Sabe es que mucha gente piensa que ellos tienen una Mente que Sabe de la cual pueden aprovecharse en cualquier momento. Este no es el caso. El Conocimiento llega a ti. Lo que tú puedes hacer es prepararte para el Conocimiento aprendiendo a volverte quieto y receptivo, aprendiendo a suspender tu juicio y poniendo a un lado tus preferencias, tus compulsiones, tus ideas y tus creencias por el tiempo suficiente para que algo mayor pueda serte revelado. Tú te preparas para el Conocimiento. Tú no puedes cogerlo, agarrarlo y usarlo para ti mismo. Esto es para tu protección. Algo grande vive dentro de ti. No es algo que sea tuyo para ser su dueño y poseerlo. Es algo que compartes con toda la vida. Tanto si has tenido una educación religiosa como si no, sin importar en qué fe naciste, tú tienes el Conocimiento viviendo dentro de ti.

Si el Conocimiento puede encontrar expresión en tu vida, entonces un mayor valor, un mayor significado y un mayor propósito pueden ser demostrados a través de tu experiencia. El impacto de esto sobre otros será profundo y capaz de cambiar la vida. La expresión del Conocimiento puede cambiar la vida de otro para siempre. Nada de lo que tú puedas hacer por otros, incluso alimentarles si están hambrientos, puede compararse con este regalo. Sin embargo, no eres tú mismo quien lo das. Tú permites que él sea expresado a través de ti, y el regalo es entonces dado a otro.

En la Comunidad Mayor, el Conocimiento es tan raro y valioso como lo es en el mundo. Y, por supuesto, hay mucho engaño sobre quién lo tiene y qué es, como lo hay en este mundo. El Conocimiento es la habilidad y el regalo más valioso y preciado que tienes. Él te permitirá reconocer y discernir a otros. Te permitirá ver lo que otros no pueden ver, conocer lo que otros no pueden conocer, decir lo que otros no pueden decir y sentir lo que otros no pueden sentir. El Conocimiento te trae a la vanguardia de la vida—tu vida y toda la vida a tu alrededor. Él restaura tu cuerpo y renueva tu mente y trae todos los sentimientos y motivos divergentes dentro de ti a la armonía y a una aproximación a la vida equilibrada. Ninguna otra cosa puede integrarte sino el Conocimiento. Ninguna idea, ningún ideal, ningún método, ningún maestro y ningún poder pueden hacerlo salvo el Conocimiento.

La evidencia del Conocimiento puede ser encontrada si la buscas. Entre todas las otras manifestaciones de la vida, encontrarás la evidencia del Conocimiento si tú buscas por ella. El Conocimiento no se exhibe; no hace un show, pero está siempre ahí. Puedes encontrarlo si tú miras, pero debes mirar, y debes mirar con ojos abiertos—no con ojos codiciosos o con ojos que buscan para sí, no con ojos buscando autovalidación o autoglorificación. En efecto, a medida que buscas, probablemente tendrás que renunciar incluso a tus ideas y creencias espirituales porque el Conocimiento estará más allá de ellas.

Nunca pienses que tú sabes completamente lo que es el Conocimiento y lo que él hará. Pensar esto es cerrar tu mente al Conocimiento. El Conocimiento en una relación momento a momento. Es una apertura en ti basada en una necesidad más profunda y en una mayor confianza. Clama el Conocimiento para ti mismo y lo perderás. Ábrete al Conocimiento y él retornará a ti.

Con el Conocimiento, tú comprenderás la presencia en el mundo de la Comunidad Mayor. Tendrás perspicacia aquí. Con el Conocimiento, serás capaz de ver el resultado de una relación incluso antes de que comience. Con el Conocimiento, serás capaz de ver destino en ciertas cosas y en ciertas actividades. El Conocimiento te conducirá aquí y te prevendrá de ir allí. El Conocimiento te involucrará con esta persona pero no con aquella, todo sin juicio ni condena. ¿Qué podría ser más natural para ti, para tu experiencia y para la misma esencia de tu ser que la experiencia del Conocimiento mismo? Es tan fundamental que la mayoría de las personas la pasan por alto enteramente. Es como un sonido que está siempre sonando, pero la gente no puede oírlo porque ellos están sólo escuchando a otras cosas.

Para venir al Conocimiento, debes prepararte para el Conocimiento. Esto no lo puedes hacer tú solo. Para aprender Conocimiento al nivel de la Comunidad Mayor, debes aprender un camino al Conocimiento de la Comunidad Mayor. No puedes enseñarte esto a ti mismo leyendo libros o tomando diferentes prácticas e ideas de diferentes tradiciones. Formula tu propia aproximación y permanecerás exactamente donde estás. Elige un camino que tú no inventaste por ti mismo e irás a algún lugar al que nunca antes has ido, y encontrarás algo que nunca encontraste antes. Permite que el Conocimiento te lleve hacia delante, no tus preferencias, ideas o ideales.

Esto representa verdadero desarrollo espiritual en el mundo. Es este desarrollo lo que está avanzando a vuestra raza, lo que avanza a todas las otras razas y lo que mantiene el Conocimiento vivo en el mundo y por toda la Comunidad Mayor. Este es el propósito del Creador—mantener el Conocimiento vivo en el universo. En la medida en que esto puede ser hecho, todos los seres en cualquier lugar tienen la posibilidad de avanzar hacia la reunión en completa armonía con la vida misma.

About these ads