Cómo se recibió el Nuevo Mensaje de Dios

“Un gran amor ha traído

este Nuevo Mensaje al mundo

—el amor del Creador por la Creación,

el amor del Creador por la familia humana—

mostrando a la humanidad su gran oportunidad en este mundo

de volverse una raza unida y libre.”

El Nuevo Mensaje representa la voluntad de Dios para la humanidad, tanto ahora como en los tiempos por venir. La voluntad de Dios ha sido traducida en un lenguaje, en una preparación y en una enseñanza completa mediante la Presencia Angélica que representa la voluntad y el propósito Divinos para la humanidad en este mundo.

El Nuevo Mensaje de Dios fue entregado a lo largo de un periodo de casi 30 años. Fue recibido en un estado de revelación por Marshall Vian Summers. Cada palabra de este mensaje fue primero hablada y grabada, y más tarde transcrita. Esto ha preservado la integridad y la pureza del Nuevo Mensaje en su forma original. Los que se serían más tarde libros enteros se recibieron en días o incluso en horas. Por ejemplo, los 27 capítulos de Espiritualidad de la Comunidad Mayor: Una Nueva Revelación se recibieron en solo once días. Este proceso de revelación continúa. Es así como el Nuevo Mensaje ha llegado al mundo, y su transmisión está en armonía con todos los grandes Mensajes que se han enviado alguna vez al mundo para el avance de la humanidad. Dios siempre comunica estos grandes y oportunos Mensajes mediante la Presencia Angélica, tanto en este mundo como en todos los otros mundos en el Universo. Esta es la naturaleza de la transmisión Divina. Así es como Dios se comunica con los individuos y con mundos y razas enteras.

El Nuevo Mensaje de Dios pretende servir a la humanidad en este tiempo y en los tiempos por venir. Es un Mensaje muy grande. Su regalo, su eficacia y su conveniencia para la familia humana nunca deberían subestimarse.

El Nuevo Mensaje porta Sabiduría y Conocimiento, Sabiduría y Conocimiento más allá de cualquier cosa que se haya dado antes a la humanidad. Y recibir plenamente lo que el Nuevo Mensaje contiene requerirá gran coraje, gran humildad y mucha paciencia. Su poder, su verdad y la paz que ofrece sobrepasarán el entendimiento humano.

El Nuevo Mensaje de Dios tiene la esperanza y la promesa de guiar a la familia humana hacia el futuro, de manera que la humanidad pueda generar una mayor libertad y justicia en el mundo y asuma el lugar que le corresponde como raza unida y libre en la Comunidad Mayor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s