Las relaciones y las Grandes Olas de Cambio

Traducción del capítulo 6 del libro “Las Grandes Olas de Cambio”, revelado al Mensajero Marshall Vian Summers.

Tenéis Cuatro Pilares en vuestra vida, los pilares que sostienen vuestra vida. Ellos la dan fuerza, equilibrio y certidumbre. Son el Pilar de las Relaciones, el Pilar del Trabajo, el Pilar de la Salud y el Pilar de vuestro Desarrollo Espiritual. Como las cuatro patas de una mesa, ellos sostienen vuestra vida. La fortaleza y la capacidad de vuestra vida para resistir cambios e incertidumbre dependen en gran medida de estos Pilares. Aunque tenéis el Conocimiento, la inteligencia más profunda que Dios os ha dado para guiaros, protegeros y conduciros a vuestros mayores logros, el énfasis aun así debe estar en construir estos Cuatro Pilares.

Este capítulo trata sobre el Pilar de las Relaciones, que incluye todas vuestras relaciones, cómo participáis en las relaciones, vuestras fortalezas y debilidades en las relaciones, la calidad de las relaciones que tenéis con otros —quién en vuestra vida está fortaleciéndoos y quién en vuestra vida está debilitándoos—. Es sobre todo acerca de vuestras relaciones con individuos, pero en un sentido más completo incluye también vuestra relación con vuestras posesiones, vuestro hogar, vuestra mente, vuestro cuerpo, vuestra nación, la Tierra, vuestra relación con la Naturaleza, etc. Esta Enseñanza se enfocará en vuestras relaciones con otros individuos, porque estas son las relaciones que mayor impacto tienen en vuestro pensamiento, vuestra conciencia y vuestras capacidades.

Debe entenderse desde el principio que la calidad de vuestras relaciones con otros determinará en gran medida el tipo de vida que tendréis, lo que estará disponible para vosotros y la visión y el grado de coraje que tendréis para seguir el movimiento del Conocimiento dentro de vosotros. Aquí el Conocimiento no puede moveros en vuestra vida ni puede guiaros o protegeros si vuestros Pilares son demasiado débiles. En este caso, si hay personas que dependen de que sigáis siendo como ellas quieren que seáis, que tienen miedo de cualquier clase de cambio o afloramiento en vuestra vida, que sospecharían o denunciarían cualquier tipo de inclinación más profunda que podáis tener en la medida en que esta amenazaría su interés en vosotros, ellas os retendrán. Os influenciarán. Os desalentarán. Os harán dudar incluso si son personas maravillosas y cariñosas. Si no reconocen la realidad de la naturaleza más profunda dentro de sí mismas, entonces la tratarán en vosotros con sospecha e incertidumbre. No confiarán en ella. No la conocerán. Les parecerá extraña, confusa y amenazante. Y lo que sea que estén haciendo con vosotros en la vida parecerá ser puesto en duda.

Con quién estáis y quién os está influenciando tendrá un gran peso en lo que sabréis y en vuestra capacidad para seguir lo que sabréis, la capacidad de seguir la mayor inteligencia que Dios ha puesto en vosotros. Contemplar las Grandes Olas de cambio que están llegando al mundo, la muy dificultosa realidad de comprender la emergencia de la humanidad a la Comunidad Mayor de vida en el Universo y la Intervención que está ocurriendo hoy en el mundo, os mostrará quiénes entre vuestros amigos y parientes os apoyará en esta investigación y quién compartirá este interés con vosotros. No todo el que os anime compartirá este interés, pues ellos no necesitan tener este interés para apoyaros. Pero veréis desde el principio quién estará con vosotros y quién se os opondrá, quién os desalentará y quién os animará. Es muy importante ver esto.

Las personas a menudo se asombran al descubrir que incluso sus amigos más cercanos o sus más íntimos parientes realmente no apoyan la emergencia del Conocimiento o su contemplación de preguntas más profundas sobre sus vidas y sobre el mundo. Ellos eran muy buenos amigos a nivel personal, pero más allá de ese nivel tenían muy poco en común. Es como si realmente no se conocieran en absoluto entre sí. Solo compartían intereses y pasatiempos y simple diálogo inocuo, pero tras eso no había una conexión más profunda entre ellos.

Uno de los primeros grandes umbrales que tendréis que enfrentar es compartir con otros vuestra conciencia de las Grandes Olas de cambio, vuestra indagación sobre la Comunidad Mayor de vida y vuestra focalización en construir vuestra conexión al misterio y al poder del Conocimiento dentro de vosotros. Estad preparados, porque puede que la respuesta no sea la que queréis. Eso es de esperar, porque si vuestros más íntimos amigos y parientes realmente apoyaran el Conocimiento dentro de vosotros, ellos lo habrían estado haciendo ya antes. Esto habría sido un punto importante en su relación con vosotros. Ellos lo habrían alentado. Os habrían animado a ser verdaderos con vosotros mismos, a examinar vuestros sentimientos y a discernir vuestras inclinaciones más profundas. Si este no ha sido el caso, entonces es probable que no vayan a apoyar ahora vuestra indagación más profunda, y no entenderán lo que estáis haciendo y por qué estáis preocupándoos con preguntas tan difíciles e importantes.

Aquí debéis estar dispuestos a continuar incluso si otros caen. Y en ciertos casos, tendréis que abandonar incluso relaciones de muchos años, porque ahora solo pueden obstaculizaros en vuestro mayor viaje. Solo pueden empujaros de vuelta a como solíais ser, a como ellos quieren que seáis, a como ellos están acostumbrados a que seáis. Pero no les condenéis por esto, porque todavía no tienen la conciencia. Pero estad agradecidos de que la conciencia esté llegando a vosotros, porque esto os da tiempo para aprender y prepararos, y quizá un día podréis ayudarles en su indagación. Pero al principio debéis ganar vuestra propia fuerza. No sois lo suficientemente fuertes para enseñar y alentar a otros. No tenéis la habilidad. No tenéis la certidumbre. No habéis subido lo suficiente en esta montaña para poder guiar a otros, ni siquiera en sus comienzos.

Aquí debéis estar dispuestos a viajar solos y encarar la soledad, porque es mejor estar solos que estar ocupados en relaciones que no pueden viajar con vosotros en el Camino del Conocimiento. Es mejor encarar la soledad que comprometerse con gente que realmente no tiene nada que ofreceros —ni sabiduría, ni aliento ni perspicacia—. Antes, en realidad estabais tan solo gastando vuestro tiempo sin ton ni son, y ahora debéis usarlo con sensatez. Y las relaciones toman mucho tiempo.

Aquí estaréis buscando cualidades más profundas en la gente. Ahora veréis la belleza, el encanto y el ingenio como cosas sin ningún valor real. Vosotros querréis profundidad y honestidad. Querréis seriedad. Queréis claridad. Estáis buscando una mayor resonancia con otros. Queréis a otros que estén mirando y respondiendo al mundo y que estén empezando a responder al Conocimiento tal y como vosotros estáis empezando a responder al Conocimiento. Queréis ahora gente que pueda resonar con vosotros y alentaros, pues lo necesitaréis.

Liberarse de otros que no pueden hacer esto y hacerlo compasiva y sabiamente no es fácil. En algunos casos, parecerá romper el corazón. Os resultará muy confuso que ellos no puedan ver lo que vosotros veis y sentir lo que vosotros sentís y saber lo que vosotros sabéis. No es solo que ellos no estén experimentando estas cosas, sino que ni siquiera parecerán valorarlas. Dirán, “¿Qué está mal contigo? Tú acostumbrabas a ser una persona muy divertida, y ahora eres tan serio… ¿Por qué te preocupas con estas cosas? Es demasiado atemorizador. Es demasiado extremo.” Ellos cuestionarán vuestros motivos. Cuestionarán vuestras percepciones internas. Y debilitarán vuestra confianza.

Casi todo el mundo tiene que enfrentar esto al comienzo, y en ocasiones puede ser muy decepcionante. Pero aun así debéis continuar el viaje. Tenéis un propósito mayor en vuestra vida por descubrir. Tenéis que tomar los pasos al Conocimiento. Tenéis que descubrir dentro del contexto del mundo por qué realmente estáis aquí. ¿Cuáles son vuestros regalos? ¿Qué necesita el mundo de vosotros específicamente que vosotros estáis equipados para proveer? Ahora tenéis un mayor viaje que hacer. Este cambiará vuestras relaciones, vuestras prioridades y lo que buscáis en otras personas.

Esto es enteramente natural. Es el resultado de madurar. Incluso si no hubiera Grandes Olas de cambio, incluso si la humanidad permaneciera aislada en el Universo, todavía tendríais que tomar estos importantes pasos para madurar como personas —para construir carácter dentro de vosotros, para aprender sobre vuestra mente y sobre vuestras inclinaciones, vuestras fortalezas y vuestras debilidades, y para embarcaros en una evaluación más profunda de vuestra vida.

Las Grandes Olas de cambio añaden una tremenda urgencia a esta evaluación profunda, pero esta evaluación en sí misma es un proceso enteramente natural y necesario. Que otros no estén respondiendo no significa que no sea para vosotros. Que otros no estén madurando no significa que vosotros no debáis madurar. Que otros permanezcan tontos, ignorantes y obsesionados consigo mismos no es razón para que vosotros hagáis lo mismo.

Ahora sois tanto bendecidos como cargados. Sois bendecidos porque habéis sido avisados con antelación, bendecidos porque la chispa del Conocimiento ha sido encendida dentro de vosotros, bendecidos porque al fin, tras muchos años de búsqueda y vacío, estáis empezando a encontrar algo, algo que podéis experimentar y seguir, algo que os dará una mayor dirección y conexión con la vida.

Pero es también una carga. Porque ahora debéis considerar cosas que no habríais considerado antes. Ahora debéis mirar con coraje hacia el mundo, y debéis mirar con coraje dentro de vosotros. Debéis comenzar la gran evaluación, y debéis estar dispuestos a establecer un curso diferente en la vida —no un curso sobre el que habéis fantaseado, no un curso que representa vuestros antiguos objetivos e ideales, sino algo más profundo y genuino, algo natural para vosotros, pero al mismo tiempo algo con lo que no estáis familiarizados.

Aquí no estáis creando vuestra propia realidad; estáis permitiendo que vuestra realidad emerja dentro de vosotros. Tendréis que crear un espacio para que emerja. Tendréis que crear un entorno para que emerja, pero su emergencia es natural y esencial para vosotros, porque esto es lo que verdaderamente sois. Más allá de vuestra personalidad, más allá de vuestras creencias e ideas, más allá de vuestros recuerdos del pasado, esto representa vuestra mayor identidad, la identidad que está ahora comenzando a emerger en vuestra vida. Esta identidad ha sido llamada porque habéis alcanzado un punto en vuestra vida en el que se vuelve necesaria, y vosotros estáis siendo llamados por el mundo, pues el mundo os está llamando. Las señales del mundo os están llamando a prepararos, a que despertéis de vuestros sueños de autorrealización, a que os preparéis para las Grandes Olas de cambio y para la Comunidad Mayor.

Este es un punto muy importante, como veis, porque aunque la respuesta está en vosotros, la llamada no lo está. La llamada está más allá de vosotros. Está fuera en el mundo. Lo que os llama a un propósito mayor está fuera en el mundo. La respuesta a esta llamada está dentro de vosotros, pero la llamada está ahí fuera. Debido a que las Grandes Olas de cambio están llegando y están comenzando a afectar las vidas de cada vez más gente, la llamada del mundo está ahí. Es poderosa. Es cautivadora. Es esencial.

Es por eso que estáis respondiendo ahora. Es por eso que habéis estado sintiendo un mayor sentimiento de ansiedad sobre el futuro y una mayor preocupación sobre lo que debéis hacer en vuestra vida, sobre qué es lo realmente importante en ella y sobre qué debéis lograr aquí. Esta es vuestra llamada, como veis. La habéis estado sintiendo por algún tiempo, y ahora la revelación del Nuevo Mensaje os está mostrando lo que estáis experimentando. Está dando testimonio de vuestra experiencia. Está abogando por que esta experiencia se incremente y emerja dentro de vosotros. Es una confirmación del Conocimiento en vuestro interior y de lo que vosotros mismos debéis aprender a ver, a saber y a hacer para que este Conocimiento emerja y se exprese plenamente a través vuestro.

Este no es un momento para buscar romance. No es un momento para intentar casarse. No es un momento para comprometeros con alguien o con un conjunto de circunstancias, porque estáis construyendo una relación fundamental con vosotros mismos y estáis llevando a cabo una profunda evaluación de vuestra vida. Es mejor ahora que no haya nadie más compitiendo por vuestra atención. Si alguien lo está haciendo, ello hará que esta evaluación sea mucho más difícil y confundirá vuestra situación terriblemente. Incluso si se trata de la persona correcta para vosotros, ella debe esperar. Y si es la persona correcta, ella esperará.

Necesitáis ahora tiempo para orientaros, para ver dónde estáis, para ver lo que sabéis, para evaluar vuestras relaciones con gente, lugares y cosas y discernir la dirección que debéis seguir. No debería haber ningún otro compitiendo por vuestra atención, y deberíais reteneros. No os entreguéis ahora. Eso sería un terrible error. Sería evitar un paso esencial en vuestra vida.

Si sois personas que habéis dependido de estar en relación con otros, esto podría pareceros difícil —estar por vuestra cuenta de esta manera, retener vuestros afectos, absteneros de cualquier tipo de compromiso íntimo con nadie—. Si alguna persona está intentando seduciros o vencer vuestras inclinaciones, si alguna persona está intentando persuadiros para que os relacionéis con ella, entonces podéis estar seguros de que ella no respeta el movimiento más profundo de vuestra vida. Esto probablemente significará que esa persona no es apropiada para vosotros, ya sea ahora o en cualquier momento. No permitáis ahora que los deseos o las expectativas de alguien os dominen. Debéis tener esta contención. Debéis establecer estos límites.

Necesitaréis tiempo, y bastante tiempo realmente, para discernir vuestra verdadera dirección. No debería haber nada distrayéndoos de esto —nadie sacándoos a un lado, nadie tirando de vosotros hacia atrás, nadie intentando convenceros, nadie intentando animaros a estar en relación con él o ella—. Ninguna distracción. Si vais a dar este gran paso en vuestra vida, no debe haber distracciones.

Si estáis ahora en una relación con alguien, puede que tengáis que retiraros por un periodo de tiempo. Si ellos pueden apoyar esto, eso es bueno. Si no pueden apoyarlo, entonces sabréis que no podrán hacer este viaje con vosotros, a pesar de vuestro afecto mutuo, a pesar de lo que hayáis creado juntos. Fundamentalmente, ellos no se moverán en la dirección en la que vosotros debéis moveros ahora, y no hay nada que podáis hacer al respecto.

Aquí es donde el Conocimiento se vuelve vuestra primera responsabilidad. Antes, vosotros estabais entregando vuestra vida a otras personas. Estabais entregando vuestra vida a vuestros propios deseos. Estabais entregando vuestra vida a vuestros propios miedos. Estabais entregando vuestra vida a lo que la cultura estaba diciéndoos que deberíais ser, hacer y tener. Pero ahora estáis permitiendo que el Conocimiento dentro de vosotros determine la dirección y los límites, que diga sí a esto y no a eso, que os dé claridad, que os traiga de vuelta a vosotros mismos y que os dé una dirección y unos pasos a seguir.

Para algunas personas, este será el umbral más difícil, y muchos no lo pasarán. Ellas darán la espalda al Conocimiento. Ellas darán la espalda a las señales del mundo y a las señales de su propia experiencia más profunda; lo harán para proteger lo que tienen, para complacer a la persona que están intentando complacer, para aferrarse a su seguridad financiera, para aferrarse a su posición social. Ellas caerán de vuelta a las sombras, y el Conocimiento permanecerá latente en su interior, esperando el momento en que pueda emerger de nuevo, esperando el momento en el que ellas cuestionen sus suposiciones, sus apegos y sus compromisos.

Pero vosotros debéis establecer esta fundación en vuestro interior antes de poder comprometeros con alguien o con algo. Vuestra primera prioridad es haceros fuertes en el Conocimiento e involucraros en una evaluación profunda de vuestra vida, vuestras relaciones y vuestras actividades. En vuestro corazón sabéis que esto es cierto. Si sentís que habéis estado solos y habéis hecho esta evaluación, y aun así no tenéis una dirección clara y no sabéis qué pasos dar, entonces no habéis hecho esto realmente. Simplemente habéis estado solos.

Quizás no estáis haciendo las preguntas apropiadas o no estáis escuchando de manera suficientemente profunda al poder y la presencia del Conocimiento dentro de vosotros. Quizás no estáis mirando las Grandes Olas de cambio. Quizás la idea de la emergencia de la humanidad a la Comunidad Mayor nunca se os había ocurrido, o solo pensasteis en ello ocasionalmente. Cualquiera que sea el caso, la evaluación profunda debe ser suficientemente profunda para ser efectiva. Debe ser substancial, y debe mostraros lo que está llegando en el horizonte del mundo, porque esto os dará certidumbre. Esto os dará motivación, porque comprenderéis que no podéis quedaros donde estáis. Ya no estáis viviendo en el pasado. El mundo al que estáis acostumbrados cambiará drásticamente. No podéis apoyaros en ninguna de las presunciones o seguridades anteriores. No hay ningún lugar seguro y resguardado ahora en el que esconderos de las vicisitudes de la vida.

Si podéis encarar esto, ganaréis coraje. Si podéis encarar esto sin negarlo, sin preferencia, sin proyectar vuestras propias ideas, esperanzas y deseos, vosotros ganaréis claridad y objetividad. Coraje, claridad y objetividad —cualidades muy raras en la experiencia humana, y aun así absolutamente necesarias para proveer certeza, dirección y equilibrio en la propia vida.

Es mejor estar con una sola persona capaz de alentaros que tener un numeroso grupo de amigos y familia a vuestro alrededor que no tienen idea de lo que está moviendo vuestra vida. Debéis afrontar esto. Debéis tener la fuerza para decir no a otros. Debéis tener el coraje para llevar a cabo la evaluación profunda de vuestra vida. De otro modo, no os conoceréis a vosotros mismos. No conoceréis vuestra experiencia. Y estaréis demasiado asustados para mirar hacia el horizonte.

Esta es la condición de mucha gente, especialmente la gente adinerada. Ellos realmente no quieren mirar hacia el horizonte. La mayoría de ellos tienen demasiado miedo de cómo deben cambiar, qué deben dejar ir, qué deben reconsiderar —tan envueltos están en su búsqueda de felicidad y placer, riqueza y poder—. Es muy triste. Su riqueza no ha hecho nada por ellos y, de hecho, les ha vuelto más débiles e incapaces de responder a la vida.

Por tanto, no les envidiéis. Su tragedia no es algo que queráis tener. En el futuro, tener muchas cosas será una verdadera carga. Tener mucha riqueza será una verdadera carga. ¿Cómo la protegeréis? ¿Cuánto gobernará vuestra vida? Las Grandes Olas de cambio crearán un conjunto de circunstancias que harán que ser muy acaudalado sea extremadamente peligroso, con todos esos rostros hambrientos mirándoos. No, no, ese no es el camino.

Necesitaréis grandes compañeros en el Camino del Conocimiento. Necesitaréis a otros que sean suficientemente fuertes para afrontar las Grandes Olas de cambio y estén dispuestos a comenzar a mirar hacia la Comunidad Mayor y el futuro y destino de la humanidad en ella. Debéis tener a otros que estén comenzando el mismo tipo de viaje que vosotros estáis haciendo.

Esto no trata ahora de romance y matrimonio. Eso puede venir más tarde. Ese no es ahora el énfasis. Romped la adicción al romance. No os involucres sexualmente con nadie durante este periodo inicial. No os entreguéis a nadie. Vosotros tendréis que aplicarlo todo aquí, toda vuestra atención. Esto debe ser el gran centro de vuestra vida. Es así de serio, y eso es lo que se requiere. Con el tiempo, otros se os unirán.

Seréis tentados por el romance. Seréis tentados por las relaciones, la belleza, el encanto y la riqueza. Todas estas cosas ejercerán todavía ciertos grados de atracción sobre vosotros. Pero el Conocimiento en vuestro interior no será impresionado para nada por estas cosas y no responderá. Y cuanto más fuerte seáis en el Conocimiento, más inmunes seréis a estas seducciones y atracciones.

Pero vosotros no estáis ahí todavía. Debéis hacer este viaje para ganar esa fuerza, esa inmunidad y esa libertad. Oh, qué libertad es estar libre de la seducción. Cuando sois libres, todos los demás parecen como si estuvieran encadenados, como si fueran esclavos de sus deseos, de sus anhelos, de sus miedos y de sus compromisos inadecuados con otras personas. Pero ganar esta libertad requiere cierto tipo de lucha dentro de vosotros y una verdadera autodeterminación.

Más allá de la esfera de vuestras relaciones personales, necesitaréis ganar la pericia de gente que está mirando hacia las Grandes Olas —gente que tiene diferentes habilidades, diferentes talentos, diferentes profesiones—. Necesitaréis aprender sobre las Grandes Olas —lo que verdaderamente significan, cómo se están desplegando—. ¿Cuáles son los posibles resultados para la humanidad? Debéis hacer esto con tanta objetividad como sea posible. Esto no tiene que convertirse en una investigación obsesiva, pero es parte de vuestra educación general.

Por tanto, tendréis que haceros estudiantes del mundo además de estudiantes del Conocimiento —estudiando lo que es realmente importante—. ¿Qué es realmente importante que estudiéis ahora, sobre el mundo en todos sus conflictos y distracciones, en todas sus seducciones y sus tragedias? ¿Qué deberíais estar buscando ahí?

Hay unas pocas cosas que son importantes. Debéis estar atentos a las situaciones alrededor del mundo en lo que respecta a la disponibilidad de alimentos y agua. Debéis estar atentos a los cambios en el clima y a su efecto en la producción mundial de alimentos, así como a su efecto sobre el bienestar de la gente en entornos tanto urbanos como rurales. Debéis estar atentos a las inestabilidades políticas y económicas y a cómo se están manifestando en ciertos lugares. Debéis estar atentos a los brotes de enfermedades pandémicas. Y debéis estar atentos a los conflictos que siguen existiendo y a los que pueden emerger en el futuro. Cuando miréis el mundo, prestad atención a estas cosas. Simplemente sed testigos de ellas y ved si existe alguna señal. No todo lo que miréis será importante. No todo lo que miréis será una señal.

Vosotros miráis y observáis con el Conocimiento, el cual está mirando sin preferencia ni juicios. Simplemente miráis. Escucháis sin preferencia ni juicios. Simplemente escucháis. Si encontráis una verdadera señal, esta os impresionará particularmente. No será solo una respuesta emocional de tristeza o dolor, de remordimiento o enfado. Será algo que resonará dentro de vosotros. Eso es importante. Anotadlo —qué escuchasteis, dónde lo escuchasteis, cómo os impresionó—. Y permaneced con ello, pues una señal es más importante que la estimulación.

Vosotros estáis atentos a las señales. No tenéis que haceros expertos en ninguna de estas áreas. No tenéis que estudiarlas en profundidad. Pero necesitáis examinarlas atentos a las señales. Porque estas señales os dirán cuán rápido se están aproximando las Grandes Olas. Os dirán cuánto tiempo tenéis para llevar a cabo las cosas que estáis intentando hacer incluso en este momento.

Como los animales en el campo y los pájaros en el aire, estáis observando y escuchando atentos a los cambios en vuestro entorno. Mientras que otros continúan ensimismados y obsesionados consigo mismos, despreocupados y descuidados, vosotros debéis prestar atención, y es por esto que no puede haber ahora nada competiendo por vuestra atención. El romance y las relaciones deben esperar. Debéis crear espacio en vuestra mente para escuchar, mirar y aprender. Debéis aflojar el paso de vuestra vida para poder escuchar, mirar y aprender. Comenzar los Pasos al Conocimiento os enseñará cómo aquietar vuestra mente y cómo escuchar más profundamente dentro de vuestra propia experiencia atentos a las señales.

Ahora es vuestra relación con el Conocimiento lo que es más esencial y lo que debe tener preferencia sobre cualquier otra relación que tengáis. Ni siquiera vuestros hijos, que permanecerán con vosotros, pueden interferir con vuestra relación con el Conocimiento. Cuanto más construyáis esta relación, más podréis compartirla con vuestros hijos y alentarla en ellos. Porque nunca se es demasiado joven para aprender sobre el Conocimiento —para aprender cómo reconocer vuestra experiencia más profunda y ser verdaderos con vosotros mismos.

Este es el camino que Dios ha dispuesto. Siempre ha sido de esta manera. La religión y todo su énfasis y tragedia, la infusión de cultura e historia y la manipulación de líderes e instituciones no han cambiado la naturaleza fundamental de la Revelación de Dios —la cual es el Conocimiento dentro del individuo y, a través del Conocimiento, la contribución al mundo—. Esto es fundamental. Esto está en el corazón de toda religión. Apartad los milagros, apartad la pompa, apartad las directrices institucionales, y tendréis el misterio del Conocimiento en vuestro interior, esperando a ser descubierto.

Ahora el mundo está pidiendo esto, porque las Grandes Olas de cambio están sobre el mundo y la humanidad está ahora encarando una Intervención procedente d la propia Comunidad Mayor. El mundo está forzando un avance en la evolución humana. El mundo está llamando al Conocimiento a salir de vosotros, y él debe responder. Este es el poder de vuestro tiempo, y él os dará trabajo que hacer que será fundamental y necesario, tanto dentro de vosotros como en el mundo.

 

Anuncios