El Umbral: Una Nueva Promesa para La Humanidad

Traducción del quinto capítulo de “Los Aliados de la Humanidad”, libro 1, revelado a Marshall Vian Summers.

Para prepararles de cara a la presencia extraterrestre que está en el mundo, es necesario aprender más sobre la vida en la Comunidad Mayor, la vida que envolverá su mundo en el futuro, la vida de la que ustedes serán parte.

El destino de la humanidad fue siempre emerger a una Comunidad Mayor de vida inteligente. Esto es inevitable y ocurre en todos los mundos donde la vida inteligente ha sido sembrada y se ha desarrollado. Eventualmente, ustedes habrían llegado a darse cuenta de que viven dentro de una Comunidad Mayor. Y eventualmente, habrían descubierto que no estaban solos en su propio mundo, que estaban ocurriendo visitas y que era necesario aprender a contender con razas, fuerzas, creencias y actitudes divergentes que son comunes en la Comunidad Mayor en la que viven.

Emerger a la Comunidad Mayor es su destino. Su aislamiento ha terminado. Aunque su mundo ha sido visitado muchas veces en el pasado, su aislamiento ha llegado a su fin. Ahora es necesario que ustedes comprendan que ya no están solos –no están solos en el Universo o aun dentro de su propio mundo–. Esta comprensión se presenta más completamente en la Enseñanza sobre la Espiritualidad de la Comunidad Mayor que hoy día se está enviando al mundo. Nuestro papel aquí es describir la vida tal y como existe en la Comunidad Mayor, de modo que ustedes puedan tener una comprensión más profunda del mayor panorama de vida al que están emergiendo. Esto es necesario para que ustedes puedan acercarse a esta nueva realidad con más objetividad, más comprensión y más sabiduría. La humanidad ha vivido en un aislamiento relativo durante tanto tiempo que es natural para ustedes considerar que el resto del universo funciona según las ideas, los principios y la ciencia que ustedes mantienen como sagrados y usan para basar sus actividades y sus percepciones del mundo.

La Comunidad Mayor es vasta. Sus distancias más lejanas nunca han sido exploradas. Es más grande de lo que ninguna raza pueda comprender. Dentro de esta creación magnífica, la vida inteligente existe en todos los niveles de evolución y en expresiones innumerables. Su mundo existe en una parte de la Comunidad Mayor que está bastante habitada. Hay muchas áreas de la Comunidad Mayor que nunca han sido exploradas, y áreas donde existen razas viviendo en secreto. En la Comunidad Mayor existen todas las manifestaciones de la vida. Y aunque la vida tal y como hemos estado describiéndola parece difícil y desafiante, el Creador trabaja en todas partes, reclamando a los separados mediante la Sabiduría.

En la Comunidad Mayor no puede haber solamente una religión, una ideología o una forma de gobierno que pueda ser adaptada a todas las razas y a todos los pueblos. Por eso, cuando hablamos de la religión, nosotros hablamos de la espiritualidad del Conocimiento, porque ella es el poder y la presencia del Conocimiento que vive en toda vida inteligente –dentro de ustedes, dentro de sus visitantes y dentro de otras razas que ustedes encontrarán en el futuro.

Por tanto, una espiritualidad universal se vuelve un gran punto focal. Ella une la comprensión y las ideas divergentes que son comunes en su mundo y da a su propia realidad espiritual una fundación compartida. Sin embargo, el estudio del Conocimiento no es solamente edificante; es esencial para la supervivencia y el avance en la Comunidad Mayor. Para poder establecer y sostener su libertad y su independencia en la Comunidad Mayor, ustedes deben lograr que esta gran habilidad sea desarrollada por suficiente gente de su mundo. El Conocimiento es la única parte de ustedes que no puede ser manipulada o influenciada. Es la fuente de toda comprensión y acción sabias. Él se vuelve una necesidad en el ambiente de la Comunidad Mayor si ustedes valoran la libertad y desean establecer su propio destino sin ser asimilados a un colectivo o a otra sociedad.

Por tanto, aunque nosotros presentamos una situación grave en el mundo actual, también presentamos un gran regalo y una gran promesa para la humanidad, porque el Creador no les dejaría sin una preparación para la Comunidad Mayor, que representa el mayor umbral que su raza encontrará jamás. Nosotros también hemos sido bendecidos con este regalo. Este ha estado en nuestra posesión durante muchos de sus siglos. Nosotros hemos tenido que aprenderlo tanto por elección como por necesidad.

En efecto, es la presencia y el poder del Conocimiento lo que nos permite hablar como sus Aliados y proveer la información que les estamos dando en estos discursos. Si nunca hubiésemos descubierto esta gran Revelación, nosotros estaríamos aislados en nuestros propios mundos, sin poder comprender las fuerzas más grandes en el universo que darían forma a nuestro futuro y a nuestro destino. El regalo que se está dando actualmente en su mundo nos ha sido dado a nosotros y también a muchas otras razas que mostraban promesa. Este regalo es especialmente importante para las razas emergentes como la suya, que contienen esta promesa pero son todavía muy vulnerables en la Comunidad Mayor.

Por tanto, aunque no pueda haber solamente una religión o una ideología en el universo, existe un principio universal, una comprensión y una realidad espiritual que están disponibles para todos. Esto es tan completo que puede hablar a aquellos que son extremadamente diferentes de ustedes. Esto habla a la diversidad de la vida en todas sus manifestaciones. Ustedes, viviendo en su mundo, tienen ahora la oportunidad de aprender de esta gran realidad, de experimentar su poder y gracia por sí mismos. De hecho, en última instancia es este el regalo que nosotros deseamos reforzar, porque este preservará su libertad y su autodeterminación y abrirá la puerta a una mayor promesa en el universo.

Sin embargo, ustedes enfrentan al principio la adversidad y un gran reto. Esto requiere que ustedes aprendan un Conocimiento más profundo y una consciencia mayor. Si responden a este reto ustedes serán los beneficiarios, no solamente para sí mismos, sino para toda su raza.

La enseñanza de la Espiritualidad de la Comunidad Mayor está siendo presentada hoy en el mundo. Nunca ha sido presentada aquí antes. Está siendo entregada a través de un individuo, que sirve como el intermediario y el orador para esta Tradición. Esta enseñanza está siendo enviada al mundo en este tiempo crítico en que la humanidad debe aprender de su vida en la Comunidad Mayor y de las fuerzas mayores que están dando forma hoy al mundo. Solamente una enseñanza y una comprensión de más allá del mundo podrían darles esta ventaja y esta preparación.

Ustedes no están solos emprendiendo esta tarea tan grande, porque hay otros en el universo emprendiéndola, incluso en su mismo nivel de desarrollo. Ustedes son una raza entre las muchas razas que están emergiendo a la Comunidad Mayor en este momento. Cada una tiene promesa, pero todas ellas son vulnerables a las dificultades, los retos y las influencias que existen en este ambiente mayor. De hecho, muchas razas han perdido su libertad antes incluso de lograrla, solo para convertirse en parte de colectivos o gremios comerciales o bien en estados clientes de poderes mayores.

Nosotros no deseamos que esto le suceda a la humanidad, porque ello sería una pérdida grandísima. Es por esta razón que nosotros estamos aquí. Es por esta razón que el Creador está activo hoy en el mundo, trayendo una comprensión nueva a la familia humana. Ya es tiempo de que la humanidad termine sus conflictos incesantes entre sí y se prepare para su vida en la Comunidad Mayor.

Ustedes viven en un área que tiene mucha actividad más allá de la esfera de su pequeño sistema solar. En esta área, el comercio se lleva a cabo por ciertas rutas. Los mundos interactúan, compiten y a veces entran en conflicto entre sí. Todos aquellos que tienen intereses comerciales están buscando oportunidades. Buscan no solamente recursos, sino la lealtad de mundos tales como el suyo. Algunos son parte de colectivos más grandes. Otros mantienen sus propias alianzas a una escala más pequeña. Los mundos que pueden emerger a la Comunidad Mayor con éxito han tenido que mantener su autonomía y su autosuficiencia en un alto grado. Esto los libera de la exposición a otras fuerzas que solamente servirían para explotarlos y manipularlos.

Es, de hecho, su autosuficiencia y el desarrollo de su comprensión y su unidad lo que se vuelve más esencial para su bienestar en el futuro. Y este futuro no está muy lejos, porque la influencia de los visitantes ya está creciendo en su mundo. Muchos individuos ya se han doblegado ante ellos y ahora sirven como sus emisarios e intermediarios. Muchos otros individuos simplemente sirven como recursos para su programa genético. Esto, como hemos dicho, ha ocurrido muchas veces en muchos lugares. No es un misterio para nosotros, aunque debe parecer incomprensible para ustedes.

La Intervención es a la vez una desventura y una oportunidad vital. Si ustedes pueden responder, si pueden prepararse, si pueden aprender el Conocimiento y la Sabiduría de la Comunidad Mayor, entonces podrán contrarrestar las fuerzas que están interfiriendo en su mundo y establecerán la fundación para una unidad mayor entre su gente y sus tribus. Nosotros por supuesto alentamos esto, porque ello refuerza el vínculo del Conocimiento en todas partes.

En la Comunidad Mayor, la guerra a gran escala ocurre raramente. Hay fuerzas restrictivas. Por ejemplo, la guerra perturba el comercio y el desarrollo de recursos. Como resultado, a las naciones grandes no se les permite actuar con imprudencia, porque ello impide o contrarresta los objetivos de otros grupos, otras naciones y otros intereses. La guerra civil ocurre periódicamente en los mundos, pero la guerra a gran escala entre sociedades y entre mundos es realmente muy infrecuente. Es en parte por esta razón que se ha establecido la habilidad en el Ambiente Mental, porque las naciones compiten entre ellas e intentan influenciarse las unas a las otras. Puesto que nadie quiere destruir recursos y oportunidades, estas habilidades y capacidades mayores son cultivadas, con diversos grados de éxito, en muchas sociedades de la Comunidad Mayor. Cuando están presentes este tipo de influencias, la necesidad del Conocimiento es aún mayor.

La humanidad está mal preparada para esto. Pero debido a su rica herencia espiritual y el grado de libertad personal que hoy tienen en su mundo, existe la promesa de que ustedes sean capaces de avanzar en esta mayor comprensión y puedan así asegurar y preservar su libertad.

Existen otras restricciones contra la guerra en la Comunidad Mayor. La mayor parte de las sociedades comerciales pertenece a gremios grandes que han establecido leyes y códigos de comportamiento para sus miembros. Estos sirven para restringir las actividades de aquellos que buscarían usar la fuerza para ganar acceso a otros mundos y a sus recursos propietarios. Para que estalle una guerra a gran escala tendrían que estar involucradas muchas razas, y esto no ocurre a menudo. Comprendemos que la humanidad es muy belicosa y concibe el conflicto en la Comunidad Mayor en términos de guerra, pero en realidad ustedes descubrirán que esto es poco tolerado y que se emplean otras vías de persuasión en lugar de la fuerza.

Sus visitantes, por tanto, no vienen a su mundo con grandes armamentos. No vienen en posesión de grandes fuerzas militares, porque usan las habilidades que les han servido de otras maneras –habilidades en la manipulación de los pensamientos, los impulsos y los sentimientos de aquellos a los que encuentran–. La humanidad es muy vulnerable a estas persuasiones, debido al grado de superstición, conflicto y desconfianza que es tan común en su mundo en este momento.

Por lo tanto, para comprender a sus visitantes y para comprender a otros seres que ustedes encontrarán en el futuro, deben establecer una aproximación más madura al uso del poder y la influencia. Esto es una parte vital de su educación para la Comunidad Mayor. Parte de la preparación para esto será dada en la enseñanza de la Espiritualidad de la Comunidad Mayor, pero ustedes también deben aprender mediante la experiencia directa.

Nosotros entendemos que en la actualidad muchas personas tienen una visión muy fantástica de la Comunidad Mayor. Se cree que aquellos que están avanzados en lo tecnológico están también avanzados en lo espiritual, pero podemos asegurarles que este no es el caso. Ustedes mismos, por ejemplo, aunque están ahora más avanzados tecnológicamente de lo que estaban antes, en realidad no han avanzado espiritualmente en un grado muy alto. Tienen más poder, pero con el poder viene la necesidad de una mayor contención.

Hay aquellos en la Comunidad Mayor que tienen muchísimo más poder que ustedes a nivel tecnológico e incluso a nivel de pensamiento. Ustedes evolucionarán para tratar con ellos, pero las armas no serán su foco. Porque la guerra a una escala interplanetaria es tan destructiva que todos pierden. ¿Cuáles son las pérdidas en un conflicto así? ¿Qué ventajas asegura? De hecho, cuando este tipo de conflicto existe, este ocurre en el espacio y raramente en ambientes terrestres. Las naciones sin escrúpulos y aquellas que son destructivas y agresivas son rápidamente contrarrestadas, particularmente si existen en áreas bastante pobladas donde se practica el comercio.

Por lo tanto, es necesario que ustedes entiendan la naturaleza del conflicto en el universo, porque esto les dará una visión más profunda sobre los visitantes y sus necesidades –por qué funcionan como funcionan, por qué entre ellos la libertad individual es desconocida y por qué se apoyan en sus colectivos–. Esto les da estabilidad y poder, pero también les hace vulnerables ante aquellos que tienen habilidad en el Conocimiento.

El Conocimiento les permite a ustedes pensar en cualquier cantidad de maneras, actuar espontáneamente, percibir la realidad más allá de lo obvio y experimentar el futuro y el pasado. Tales habilidades están fuera del alcance de aquellos que solamente puedan seguir los regímenes y los dictados de sus culturas. Ustedes están muy por detrás de los visitantes tecnológicamente, pero tienen la promesa de desarrollar habilidades en La Vía del Conocimiento, habilidades que ustedes necesitarán y deberán aprender a utilizar de manera creciente.

Nosotros no seríamos los Aliados de la Humanidad si no les enseñáramos sobre la vida en la Comunidad Mayor. Nosotros hemos visto mucho. Hemos encontrado muchas cosas diferentes. Nuestros mundos fueron vencidos y tuvimos que recuperar nuestra libertad. Conocemos, por error y por experiencia, la naturaleza del conflicto y el reto que ustedes afrontan hoy. Esta es la razón por la que estamos bien preparados para esta misión en servicio a ustedes. Sin embargo, ustedes no se encontrarán con nosotros y no vendremos a reunirnos con los líderes de sus naciones. No es ese nuestro propósito.

De hecho, ustedes necesitan tan poca interferencia como sea posible, pero lo que sí necesitan es una gran asistencia. Hay nuevas habilidades que ustedes deben desarrollar y deben ganar una nueva comprensión. Incluso si una sociedad que fuera benévola viniera a su mundo, ella tendría tanta influencia y tanto impacto sobre ustedes que se volverían dependientes de ella y no establecerían su propia fuerza, su propio poder y su propia autosuficiencia. Ustedes se harían tan dependientes de su tecnología y su comprensión que ellos no podrían dejarles. Y de hecho, su llegada aquí les haría aún más vulnerables frente a la interferencia en el futuro. Porque ustedes desearían su tecnología y desearían viajar por los corredores del comercio en la Comunidad Mayor. Pero ustedes no estarían preparados y no serían sabios.

Esta es la razón por la que sus futuros amigos no están aquí. Esta es la razón por la que no vienen a ayudarles. Porque ustedes no llegarían a ser fuertes si vinieran. Ustedes querrían asociarse con ellos, querrían tener alianzas con ellos, pero ustedes serían tan débiles que no podrían protegerse a sí mismos. En esencia, ustedes llegarían a ser parte de su cultura, lo cual es algo que ellos no desean.

Quizás mucha gente no podrá comprender lo que estamos diciendo aquí, pero con el tiempo tendrá pleno sentido para ustedes y verán su sabiduría y su necesidad. En este momento ustedes son demasiado débiles, están demasiado distraídos y tienen demasiado conflicto para ser capaces de formar alianzas fuertes, aun con aquellos que podrían ser sus amigos en el futuro. La humanidad todavía no puede hablar como una sola voz, y por tanto es vulnerable frente a la intervención y la manipulación externas.

Cuando la realidad de la Comunidad Mayor sea mejor conocida en su mundo y si nuestro mensaje puede alcanzar a suficiente gente, entonces habrá un consenso creciente de que existe un problema mayor frente a la humanidad. Esto podría crear una nueva base para la cooperación y el consenso. ¿Qué ventaja podría tener una nación sobre otra cuando el mundo entero está amenazado por la Intervención? ¿Y quién podría buscar ganar poder individual en un ambiente donde están interviniendo fuerzas extraterrestres? Para que la libertad en su mundo sea genuina debe ser compartida. Debe ser reconocida y conocida. No puede ser el privilegio de unos pocos, de lo contrario no habrá aquí una verdadera fuerza.

Nosotros entendemos gracias a Los Invisibles que ya hay individuos que buscan el dominio del mundo, porque creen que tienen las bendiciones y el apoyo de los visitantes. Los visitantes les han asegurado que ellos serán ayudados en su búsqueda de poder. Pero, ¿qué están cediendo estos individuos sino las llaves de su propia libertad y la libertad de su mundo? Estos individuos no son conscientes de lo que hacen y no poseen sabiduría. No pueden ver su error.

Entendemos también que hay aquellos que creen que los visitantes están aquí para representar un renacimiento espiritual y una nueva esperanza para la humanidad, pero, ¿cómo pueden saber ellos, que no saben nada de la Comunidad Mayor? Es su esperanza y su deseo que este sea el caso, y tales deseos son acomodados por los visitantes por razones muy obvias.

Lo que estamos diciendo aquí es que no puede haber en el mundo algo menor que una libertad verdadera, un poder verdadero y una unidad verdadera. Nosotros hacemos nuestro mensaje disponible para todos, y confiamos en que nuestras palabras puedan ser recibidas y consideradas seriamente. Pero no tenemos control sobre su respuesta. Y tal vez las supersticiones y los temores del mundo pondrán nuestro mensaje fuera del alcance de mucha gente. Pero la promesa todavía está ahí. Para darles más, nosotros tendríamos que tomar posesión de su mundo, lo cual es algo que no queremos hacer. Por tanto, nosotros damos todo lo que podemos dar sin interferir en sus asuntos. Sin embargo, hay muchas personas que quieren interferencia. Quieren ser rescatadas o salvadas por algún otro. No confían en las posibilidades de la humanidad. No creen en las fuerzas y capacidades inherentes de la humanidad. Ellas entregarán su libertad voluntariamente. Ellas creerán en lo que los visitantes les dicen. Y servirán a sus nuevos dueños, pensando que lo que se les está dando es su propia liberación.

La libertad es una cosa preciosa en la Comunidad Mayor. Nunca olviden esto. Su libertad, nuestra libertad. ¿Y qué es libertad sino la habilidad de seguir el Conocimiento, la realidad que el Creador les ha dado, y expresar y contribuir el Conocimiento en todas sus manifestaciones?

Sus visitantes no tienen esta libertad. Ellos la desconocen. Ellos observan el caos de su mundo y creen que el orden que impondrán aquí será redentor para ustedes y les salvará de su propia autodestrucción. Esto es todo lo que pueden dar, porque esto es todo que tienen. Y ellos les usarán, pero no consideran que esto sea algo impropio, puesto que ellos mismos son usados y no conocen ninguna alternativa. Su programación y su condicionamiento son tan completos que la posibilidad de alcanzarles al nivel de su espiritualidad más profunda es muy remota. Ustedes no tienen la fuerza para hacerlo. Tendrían que ser mucho más fuertes de lo que son hoy para tener una influencia redentora en sus visitantes. Y sin embargo, la conformidad de sus visitantes no es infrecuente en la Comunidad Mayor. Es de hecho muy común en los grandes colectivos, donde la uniformidad y la sumisión son esenciales para el funcionamiento eficiente, particularmente cuando se extienden sobre vastas áreas del espacio.

Por lo tanto, no miren a la Comunidad Mayor con miedo, sino con objetividad. Las condiciones que estamos describiendo ya existen en su mundo. Ustedes pueden comprender estas cosas. La manipulación les es conocida. La influencia les es conocida. Simplemente no las han encontrado a una escala tan grande, ni han tenido que competir con otras formas de vida inteligente. Como resultado, todavía no tienen las habilidades para hacerlo.

Nosotros hablamos del Conocimiento porque este es la mayor capacidad que ustedes tienen. Independientemente de la tecnología que puedan desarrollar con el tiempo, el Conocimiento es su mayor promesa. Ustedes están muy por detrás de los visitantes en su desarrollo tecnológico, de modo que deben apoyarse en el Conocimiento. Es la fuerza más grande en el Universo, y sus visitantes no la usan. Es su única esperanza. Esta es la razón por la que la enseñanza en La Espiritualidad de la Comunidad Mayor enseña La Vía del Conocimiento, provee los Pasos al Conocimiento y enseña Sabiduría y Perspicacia de la Comunidad Mayor. Sin esta preparación ustedes no tendrían la habilidad o la perspectiva necesarias para comprender su dilema o para responder a él de una manera eficaz. Es demasiado grande. Es demasiado nuevo. Y ustedes no están adaptados a estas circunstancias nuevas.

La influencia de los visitantes crece con cada día que pasa. Todas las personas que pueden escucharlo, sentirlo y saberlo deben aprender La Vía del Conocimiento, La Vía del Conocimiento de la Comunidad Mayor. Esto es una llamada. Es un regalo. Es un reto.

Bajo circunstancias más agradables la necesidad no parecería ser tan grande. Pero la necesidad es tremenda, puesto que no hay seguridad, no hay ningún lugar donde esconderse, no hay ningún refugio en el mundo que sea seguro frente a la presencia extraterrestre que está aquí. Por eso tienen solo dos opciones: someterse o defender su libertad.

Esta es la gran decisión que afronta cada persona. Este es el gran punto de partida. Ustedes no pueden ser tontos en la Comunidad Mayor. Es un ambiente demasiado exigente. Requiere excelencia, dedicación. Su mundo es demasiado valioso. Los recursos de aquí son codiciados por otros. La posición estratégica de su mundo es muy estimada. Aun si estuvieran viviendo en un mundo remoto lejos de cualquier ruta comercial, distante de todas las actividades comerciales, eventualmente serían descubiertos por alguien. Esa eventualidad ha llegado para ustedes ahora. Y está plenamente en marcha.

Tengan coraje, entonces. Este es un tiempo para la valentía, no para la ambivalencia. La gravedad de la situación ante ustedes solo confirma la importancia de sus vidas y sus respuestas, así como la importancia de la preparación que hoy se está dando en el mundo. Esta preparación no es solo para su edificación y su avance. Es también para su protección y su supervivencia.

Anuncios