Una Gran Advertencia

Traducción del tercer capítulo de “Los Aliados de la Humanidad”, libro 1, revelado a Marshall Vian Summers.

Hemos estado ansiosos de hablar más con ustedes sobre los sucesos de su mundo para ayudarles ver, si es posible, lo que nosotros vemos desde nuestro punto de observación. Comprendemos que esto es difícil de recibir y que causará bastante ansiedad y preocupación, pero deben ser informados.

La situación es muy grave desde nuestra perspectiva y pensamos que sería una desventura tremenda si la gente no fuera informada correctamente. Hay tanto engaño en el mundo en el que viven y en tantos otros mundos también que la verdad, aunque sea evidente y obvia, no es reconocida y sus signos y mensajes pasan inadvertidos. Esperamos por tanto que nuestra presencia pueda ayudar a clarificar el panorama y les ayude a ustedes y a otros a ver lo que verdaderamente está ahí. Nosotros no tenemos estas limitaciones en nuestra percepción, porque fuimos enviados a ser testigos de las cosas mismas que estamos describiendo.

Con tiempo, ustedes quizá serían capaces de saber estas cosas por su cuenta, pero no tienen este tipo de tiempo. El tiempo ahora es corto. La preparación de la Humanidad para la aparición de fuerzas de la Comunidad Mayor está demasiado atrasada. Muchas personas importantes no han respondido. Y la intrusión en el mundo se ha acelerado de una manera mucho más rápida de lo que originalmente se había creído que era posible.

Venimos con poco tiempo disponible, y aun así venimos animándoles a que compartan esta información. Como hemos indicado en nuestros mensajes previos, el mundo está siendo infiltrado y el Ambiente Mental está siendo condicionado y preparado. La intención no es erradicar a los seres humanos sino emplearles, convertirles en trabajadores para un “colectivo” mayor. Las instituciones del mundo y ciertamente el ambiente natural son valorados, y los visitantes prefieren que sean preservados para su uso. Ellos no pueden vivir aquí y por tanto, para ganar su lealtad, están usando muchas de las técnicas que hemos descrito. Continuaremos con nuestra descripción para clarificar estas cosas.

Nuestra llegada aquí ha sido frustrada por varios factores, no siendo el menor de todos la falta de preparación de aquellas personas que debemos contactar directamente. Nuestro orador, el autor de este libro, es la única persona con la que hemos podido establecer un contacto firme, por tanto debemos dar a nuestro orador la información fundamental.

Desde la perspectiva de sus visitantes, según hemos aprendido, Estados Unidos se considera el líder del mundo y por tanto la mayor parte del énfasis será puesto en esa nación. Pero también serán contactadas otras naciones mayores, porque se reconoce que tienen poder y ellos comprenden el poder, ya que obedecen sus dictados sin cuestionamiento y a un grado mucho mayor de lo que aún es evidente en su mundo.

Se harán intentos de persuadir a los líderes de las naciones más fuertes del mundo para hacerles receptivos a la presencia de los visitantes y a los regalos e inducciones de cooperación, con la promesa del beneficio mutuo e incluso del dominio mundial para algunos. Habrá aquellos en los corredores del poder del mundo que responderán a estas inducciones, porque pensarán que hay en esto una gran oportunidad para llevar a la humanidad más allá del espectro de la guerra nuclear hacia una comunidad nueva sobre la Tierra, una comunidad que ellos dirigirán para sus propios fines. Sin embargo estos líderes son engañados, porque no se les darán las llaves de este reino. No serán nada más que los árbitros en la transición del poder.

Ustedes deben comprender esto. No es tan complejo. Desde nuestra perspectiva y nuestro punto de observación es obvio. Nosotros lo hemos visto ocurrir en otras partes. Es uno de los métodos que las organizaciones de razas establecidas que tienen sus propios colectivos usan para reclutar mundos emergentes como el suyo. Ellos creen firmemente que sus planes son virtuosos y que son para el mejoramiento de su mundo, puesto que a la humanidad no se la tiene en alta estima, y aunque ustedes son virtuosos en ciertos aspectos, desde su perspectiva sus desventajas sobrepasan con mucho su potencial. Nosotros no mantenemos esta opinión, ya que de lo contrario no estaríamos en la posición en la que estamos y no les estaríamos ofreciendo nuestros servicios como Los Aliados de la Humanidad.

Por tanto, existe ahora una gran dificultad en el discernimiento, un gran reto. El reto para la humanidad es entender quiénes realmente son sus aliados y poder distinguirlos de sus adversarios potenciales. No hay partidos neutrales en este asunto. El mundo es demasiado valioso, sus recursos son reconocidos como únicos y de valor considerable. No hay ningún partido neutral que esté envuelto en los asuntos humanos. La verdadera intención de la Intervención extraterrestre es ejercer influencia y control y eventualmente establecer aquí su dominio.

Nosotros no somos los visitantes. Somos observadores. No demandamos derechos respecto a su mundo y no tenemos un plan para establecernos aquí. Por eso escondemos nuestros nombres, porque no buscamos relaciones con ustedes más allá de nuestra habilidad de proveer consejo de esta forma. Nosotros no podemos controlar el resultado. Solamente podemos aconsejarles sobre las opciones y las decisiones que su gente debe tomar a la luz de estos sucesos mayores.

La humanidad tiene una gran promesa y ha cultivado una rica herencia espiritual, pero no está educada acerca de la Comunidad Mayor a la que está emergiendo. La humanidad está dividida y en lucha consigo misma, volviéndose vulnerable a la manipulación y la intrusión desde más allá de sus fronteras. Su gente está preocupada con los asuntos del día, pero no se reconoce la realidad del mañana. ¿Qué provecho podrían tener ignorando el movimiento mayor del mundo y asumiendo que la Intervención que hoy ocurre es para su beneficio? Seguramente ninguno de ustedes podría decir esto si pudieran ver la realidad de la situación.

En cierto modo se trata de un asunto de perspectiva. Nosotros podemos ver pero ustedes no pueden, porque carecen de una posición ventajosa. Tendrían que estar más allá de su mundo, fuera de la esfera de influencia de su mundo, para ver lo que nosotros estamos viendo. No obstante, para ver lo que vemos debemos estar ocultos, porque si nos descubrieran de seguro pereceríamos. Porque sus visitantes consideran que su misión aquí es sumamente valiosa, y consideran que la Tierra es su expectativa más grande entre varias otras. Ellos no pararán por nuestra causa. Por tanto, es su propia libertad lo que ustedes deben valorar y defender. Nosotros no podemos hacerlo por ustedes.

Cada mundo que busca establecer su propia unidad, libertad y autodeterminación en la Comunidad Mayor debe establecer esta libertad y defenderla si es necesario. De lo contrario habrá sin duda dominación y esta será completa.

¿Por qué sus visitantes desean su mundo? Es tan obvio. No son ustedes lo que les interesa particularmente. Son los recursos biológicos de su mundo. Es la posición estratégica de este sistema solar. Ustedes son útiles para ellos solamente en el grado en que estas cosas son valoradas y pueden ser utilizadas. Ellos les ofrecerán lo que ustedes desean y dirán lo que ustedes quieren oír. Ellos ofrecerán inducciones y usarán las religiones y los ideales religiosos de ustedes para crear confianza y fe en que ellos, los visitantes, comprenden más que ustedes las necesidades de su mundo y serán más capaces de servir a estas necesidades de modo que pueda crearse aquí una mayor ecuanimidad. Puesto que la humanidad parece incapaz de establecer unidad y orden, muchas personas abrirán sus mentes y sus corazones a aquellos que ellas creen tendrán más posibilidades de lograrlo.

En el segundo discurso, nosotros mencionamos brevemente el programa de hibridación. Algunos han escuchado acerca de este fenómeno y comprendemos que ha habido cierta discusión sobre el tema. Los Invisibles nos han dicho que hay una consciencia creciente de que tal programa existe, pero increíblemente la gente no puede ver las implicaciones obvias, debido a que está tan entregada a sus preferencias en el asunto y es tan incapaz de tratar con lo que una Intervención así puede significar. Claramente, un programa de hibridación es un intento de fusionar la adaptación de la humanidad al mundo físico con la mente grupal y la consciencia colectiva de los visitantes. Tales descendientes estarían en una posición perfecta para proveer el nuevo liderazgo para la humanidad, un liderazgo que nace de las intenciones de los visitantes y la campaña de los visitantes. Estos individuos tendrían relaciones de sangre en el mundo, y por tanto otras personas estarían conectadas a ellos y aceptarían su presencia. Sin embargo, sus mentes no estarían con ustedes, ni sus corazones. Y aunque pudieran sentir simpatía por ustedes debido a lo que su condición puede llegar a ser, ellos carecerían de la autoridad individual para ayudarles o para resistir la consciencia colectiva que los ha criado aquí y les ha dado la vida, al no estar ellos mismos entrenados en La Vía del Conocimiento y la Perspicacia.

Como pueden ver, los visitantes no valoran la libertad individual. Ellos la consideran imprudente e irresponsable. Solamente entienden su propia consciencia colectiva, que ven como privilegiada y bendita. Pero no pueden lograr una espiritualidad verdadera, que es llamada Conocimiento en el universo, porque el Conocimiento nace del autodescubrimiento del individuo y toma cuerpo mediante las relaciones de alto calibre. Ninguno de estos fenómenos está presente en la composición social de los visitantes. Ellos no pueden pensar por sí mismos. Su voluntad no es solamente suya. Y por eso, como es natural, no pueden respetar las expectativas de desarrollar estos dos grandes fenómenos en su mundo, y por supuesto no están en una posición desde la que puedan fomentar tales cosas. Ellos solamente buscan conformidad y lealtad. Y las enseñanzas espirituales que fomentarán en el mundo servirán solo para que los seres humanos se vuelvan sumisos, abiertos y libres de sospecha, de modo que ellos puedan cosechar una confianza que nunca han ganado.

Nosotros hemos visto estas cosas antes en otros lugares. Hemos visto mundos enteros cayendo bajo el control de colectivos como estos. Hay muchos colectivos de esta clase en el universo. Debido a que tratan con el comercio interplanetario y se extienden a lo largo de vastas regiones, ellos se adhieren a una conformidad estricta, sin desviación. No hay individualidad entre ellos, al menos ninguna que ustedes pudieran reconocer.

No estamos seguros de que podamos dar un ejemplo de su propio mundo acerca de cómo puede ser esto, pero se nos ha dicho que hay intereses comerciales que se extienden a través de las culturas de su mundo y ejercen un poder tremendo, siendo gobernados por unos pocos solamente. Tal vez esta es una buena analogía para lo que estamos describiendo. Sin embargo, lo que estamos describiendo es sumamente más poderoso, penetrante y bien establecido que cualquier cosa que ustedes puedan ofrecer en el mundo como ejemplo.

Es cierto para la vida inteligente en todas partes que el miedo puede ser una fuerza destructiva. Pero el miedo sirve un propósito y solamente uno si es percibido correctamente, y es informarles de la presencia del peligro. Nosotros estamos preocupados y esta es la naturaleza de nuestro miedo. Entendemos lo que está en riesgo. Esta es la naturaleza de nuestra preocupación. Su miedo nace porque ustedes no saben lo que está ocurriendo y por tanto es un miedo destructivo. Es un miedo que no puede darles poder ni la percepción que necesitan para comprender lo que está sucediendo en su mundo. Si ustedes pueden informarse, entonces el miedo se transforma en preocupación y la preocupación se transforma en acción constructiva. No sabemos de ninguna otra forma de describirlo.

El programa de hibridación está alcanzando un gran éxito. Ya existen aquellos caminando en su mundo que han nacido de la consciencia y la misión colectiva de los visitantes. Ellos no pueden residir aquí durante largos periodos de tiempo, pero dentro de solo unos pocos años podrán morar en la superficie de su mundo permanentemente. La perfección de su ingeniería genética será tal que parecerán ser solo ligeramente diferentes de ustedes, más en sus maneras y en su presencia que en su apariencia física, a tal grado que probablemente no serán notados ni reconocidos. Sin embargo, ellos tendrán mayores facultades mentales. Y esto les dará una ventaja que ustedes no podrán igualar, a menos que sean entrenados en Las Vías de la Perspicacia.

Así es la realidad mayor a la que la humanidad está emergiendo –un universo lleno de maravillas y horrores, un universo de influencias, un universo de competencia, pero también un universo lleno de Gracia, tal y como sucede en general en su propio mundo, pero a una escala infinitamente mayor–. El Cielo que ustedes buscan no está aquí. Sin embargo, las fuerzas que tienen que enfrentar sí lo están. Este es el mayor umbral que su raza encontrará nunca. Cada uno de nosotros en nuestro grupo ha afrontado esto en nuestros respectivos mundos y ha habido mucho fracaso, con solo unos pocos éxitos. Las razas de seres que pueden mantener su libertad y su aislamiento deben hacerse fuertes y a estar unidas, y probablemente se retirarán de las interacciones de la Comunidad Mayor en un grado muy alto para proteger esa libertad.

Si ustedes piensan en estas cosas tal vez verán corolarios en su propio mundo. Los Invisibles nos han dicho muchas cosas acerca de su desarrollo espiritual y su gran promesa, pero también nos han orientado sobre el hecho de que sus predisposiciones e ideales espirituales están siendo enormemente manipulados en la actualidad. Se están introduciendo en el mundo enseñanzas enteras que enseñan aquiescencia humana y la suspensión de las habilidades críticas, valorando solamente lo que es agradable y confortable. Estas enseñanzas se entregan para minar la capacidad de los individuos de ponerse en contacto con el Conocimiento dentro de sí mismos, hasta que llega un punto en que se sienten completamente dependientes de fuerzas mayores que no pueden identificar. En este punto seguirán cualquier cosa que se les diga, y aun si sienten que algo está mal ellos ya no tendrán el poder de resistir.

La humanidad ha vivido en aislamiento durante mucho tiempo. Quizás entre ustedes se cree que este tipo de intervención jamás podría pasar y que cada persona tiene derechos propietarios sobre su propia consciencia y su mente. Pero esto son solo suposiciones. No obstante, se nos ha dicho que los Sabios en su mundo han aprendido a vencer estas suposiciones y han ganado la fuerza para establecer su propio Ambiente Mental.

Tememos que nuestras palabras puedan llegar demasiado tarde y tengan muy poco impacto, y que aquél que nosotros escogimos para recibirnos tenga muy poca asistencia y soporte para lograr que esta información esté disponible. Él encontrará incredulidad y burla, ya que no será creído y lo que dirá estará en contradicción con lo que muchos asumen que es la verdad. Se le opondrán muy especialmente aquellos que han caído bajo la persuasión extraterrestre, porque estos individuos no tienen opción en el asunto.

En esta grave situación, el Creador de toda vida ha mandado una preparación, una enseñanza de habilidad, discernimiento, poder y logro espirituales. Nosotros somos estudiantes de este tipo de enseñanza, así como muchos otros por todo el universo. Esta enseñanza es una forma de intervención Divina. Ella no pertenece solamente a un mundo. No es propiedad solamente de una raza. No se centra en algún héroe o heroína o en algún otro individuo único. Este tipo preparación está ahora disponible. Va a necesitarse. Desde nuestra perspectiva, esta preparación es ahora lo único que puede dar a la humanidad una oportunidad de llegar a ser sabia y perspicaz en su nueva vida en la Comunidad Mayor.

Como ha ocurrido en su mundo en su propia historia, los primeros en alcanzar las nuevas tierras son los exploradores y los conquistadores. Ellos no llegan por razones altruistas. Vienen buscando poder, recursos y dominio. Esta es la naturaleza de la vida. Si la humanidad estuviera bien versada en los asuntos de la Comunidad Mayor ella resistiría cualquier visitación a su mundo, a menos que se hubiera establecido antes un acuerdo mutuo. Ustedes sabrían lo suficiente para no dejar a su mundo tan vulnerable.

En este momento hay más de un colectivo competiendo por aprovecharse de este planeta. Esto pone a la humanidad en medio de una serie de circunstancias muy inusuales, pero aun así iluminantes. Esta es la razón por la que los mensajes de los visitantes muchas veces parecerán inconsistentes. Ha habido conflicto entre ellos, pero aun así negociarán el uno con el otro si se reconoce un beneficio mutuo. En cualquier caso siguen estando en competición. Para ellos esta es la frontera. Desde su perspectiva solo les valoran como seres útiles. Si ya no les reconocieran como seres útiles ustedes simplemente serían descartados.

Aquí hay un gran reto para la gente de su mundo, y en particular para aquellos que están en posiciones de poder y responsabilidad: el reto de reconocer la diferencia entre una presencia espiritual y una visitación de la Comunidad Mayor. ¿Pero cómo pueden tener el marco necesario para hacer esta distinción? ¿Dónde pueden aprender estas cosas? ¿Quién en su mundo está en posición de enseñarles sobre la realidad de la Comunidad Mayor? Solamente una enseñanza de más allá del mundo puede prepararles para la vida de más allá del mundo, y la vida de más allá del mundo está ahora en su mundo, buscando establecerse aquí, buscando extender su influencia, buscando ganar las mentes, los corazones y las almas de la gente en todas partes. Es tan simple. Pero aun así tan devastador.

Por tanto, nuestra tarea en estos mensajes es traer una gran advertencia, pero la advertencia sola no es suficiente. Tiene que haber un reconocimiento entre su gente. Al menos entre suficiente gente tiene que haber una comprensión de la realidad que están ahora afrontando. Este es el mayor evento de la historia humana –la mayor amenaza a libertad humana y la mayor oportunidad para su unidad y la cooperación–. Nosotros reconocemos estas grandes ventajas y posibilidades, pero cada día que pasa su promesa se apaga –a medida que más y más personas son capturadas y su conciencia es recultivada y reconstruida, a medida que más y más personas aprenden las enseñanzas espirituales que están siendo promovidas por los visitantes, y a medida que más y más personas se vuelven más dóciles y menos capaces de discernir.

Hemos venido a petición de Los Invisibles para servir en esta capacidad de observadores. Si tenemos éxito permaneceremos en la proximidad de su mundo solo el tiempo suficiente para continuar proporcionándoles esta información. Después volveremos a nuestros propios hogares. Si fracasamos, la marea se vuelve en contra de la humanidad y la gran oscuridad desciende sobre el mundo –la oscuridad de la dominación–, entonces tendremos que partir con nuestra misión incumplida. En cualquier caso nosotros no podemos quedarnos con ustedes, aunque si muestran promesa nos quedaremos hasta que estén a salvo, hasta que puedan proveerse a sí mismos. Incluido en esto está el requisito de que ustedes sean autosuficientes. Si se hacen dependientes del comercio con otras razas habrá un riesgo muy alto de manipulación desde afuera, porque la humanidad no es todavía suficientemente fuerte para resistir el poder en el Ambiente Mental que puede ejercerse aquí y está ejerciéndose aquí ahora.

Los visitantes intentarán crear la impresión de que son “los aliados de la humanidad”. Dirán que están aquí para salvar a la humanidad de sí misma, que solo ellos pueden ofrecer la gran esperanza que la humanidad no puede darse a sí misma, que solo ellos pueden establecer un orden y una armonía genuinos en el mundo. Pero el orden y la armonía a la que se refieren serán de ellos, no de ustedes. Y la libertad que prometen no serán ustedes quienes la disfrutarán.

Anuncios