¿Para quién es la Sabiduría?

Traducción del Capítulo 8 del libro “Espiritualidad de la Comunidad Mayor”, revelado a Marshall Vian Summers.

“Mayores cosas son reveladas a aquellos que experimentan una mayor necesidad.” 

La respuesta a esta cuestión es clara, pero puede tomar mucho tiempo comprender lo que significa y lo que se requiere de ti. La Sabiduría es para ti—para ti que has sido atraído a una mayor experiencia de propósito, significado y dirección en la vida, que no has sido capaz de conformarte con las pequeñas satisfacciones que preocupan a la mayoría de la gente. Está destinado a ti que sientes un anhelo más profundo por la verdad y que albergas un sentimiento vago pero persistente de que hay algo importante para ti que hacer en la vida, algo que es único y significante, algo que no has sido capaz de encontrar en tus universidades, en tus libros o a través de tus conversaciones, algo extraordinario, algo de lo que la mayoría de las personas ni siquiera son conscientes. Está dirigido a ti que has sentido esta necesidad interior y exterior, este impulso interno que te ha separado de los demás y que te ha hecho impaciente con las cosas superficiales de la vida. Es para ti que sientes una afinidad con toda la vida y que tienes la sensación de que tu vida y tu propósito se extienden mucho más allá de las circunstancias inmediatas de tu existencia individual aquí. Está dirigido a ti que sientes y anhelas una afinidad más profunda con el otro, que buscas relaciones que son significativas y permanentes, relaciones que tienen un contexto más amplio y una mayor capacidad para la auto-expresión y la afinidad compartida.

El Camino del Conocimiento de la Comunidad Mayor es para ti. Está dirigido a ti que estás leyendo estas palabras, que has mostrado una chispa de interés, a ti que ya has dado algunos pasos iniciales hacia algo grande y misterioso en tu vida. La Sabiduría es para ti que ya has probado su bondad, su grandeza, su gracia y su sencillez—una experiencia que pone en contraste todas las otras cosas en la vida, haciéndolas aburridas y mundanas en comparación, una experiencia de certeza, mentalidad abierta y mayor relación con la vida. Y a pesar de que la experiencia de Sabiduría podría haber sólo durado un momento, todavía permanece contigo ahora como un recordatorio pequeño, pero significativo de que tú has venido de una vida mayor y que vas a regresar a una vida mayor. Es un recordatorio de que estás aquí para hacer algo importante y que debes cumplir con ciertas personas con el fin de realizar tu tarea. El impulso interno hacia esto continúa incluso ahora y te ha traído a abrir el libro que revela una mayor Sabiduría y propósito en tu vida.

Tu puedes preguntar, “¿Está esto destinado a todo el mundo?” La respuesta a esto es no, porque no todos pueden recibirlo. Si todos pudieran recibirlo, la respuesta sería sí. ¿Por qué debería algo estar destinado a alguien que, en esta vida, no ganará acceso a ello? Recuerda que hemos dicho que Dios hace lo que funciona. Mayores cosas son reveladas a aquellos que experimentan una mayor necesidad y que ya han puesto en marcha un proceso de avance hacia el Conocimiento volviéndose honestos acerca de sus asuntos, acerca de sus sentimientos y acerca de sus inclinaciones más profundas. Si esto no le ha sucedido ya a una persona, entonces él o ella puede incluso no ser capaz de iniciar la recuperación del Conocimiento o el estudio del Camino del Conocimiento de la Comunidad Mayor. Esto no quiere decir que aquellas personas que han tenido estas experiencias preliminares hayan hecho grandes progresos, pero sí quiere decir que ya han iniciado un proceso que puede permitirles experimentar la verdad, reconocer su valor y ponerlo en contraste con todas las otras cosas que compiten con ella.

La experiencia de la verdad—la experiencia de estar unido contigo mismo, ser honesto contigo mismo y tener integridad dentro de ti mismo—por limitada y circunstancial que sea, es una experiencia excepcional. Esta experiencia es establecida, en contraste con todos los compromisos, la evitación, las, compulsiones y las temibles actividades que gobiernan las mentes de muchos en el mundo de hoy.

La Sabiduría es para ti, porque tú has llegado a estas palabras. Esto no quiere decir que tu éxito esté garantizado. Esto no es para asegurarte que todo funcionará a la perfección. Esto no es para recompensarte por grandes logros. Se trata sólo de reconocer un principio y un potencial real. Si valoras las palabras que has leído hasta ahora en este libro, entonces tú has llegado ya al comienzo de una nueva perspectiva.

La experiencia de la verdad y la realidad está tan en contraste con todas las otras experiencias que tú retornarás a ella una y otra vez. Tal vez tienes miedo de esta experiencia, tal vez piensas que te robará de tus placeres y tus intereses. Sin embargo, a pesar de estos temores, que carecen de fundamento, tú volverás a la experiencia de la verdad, porque tú serás capaz de experimentar la realidad aquí. A medida que experimentas la realidad, verás cuán vacías y frustrantes todas las otras actividades son. Verás cómo, después de un gran costo e implicación, ellas producen tan pequeñas recompensas. El precio de estas actividades es muy alto, y las recompensas son muy pequeñas. Escapar de la experiencia de ser engañado por la vida y de la experiencia de engañar a la vida misma representa una gran libertad y una gran oportunidad.

La Sabiduría es para ti. Tienes un gran viaje por delante de ti—un viaje que será desafiante y notable, un viaje que afirmará tu naturaleza más profunda, un viaje que te liberará de la esclavitud de tus propias ideas y obligaciones con otros, un viaje que te llevará más allá de la dependencia a un estado verdaderamente independiente y más allá de esto a un estado en el que puedes convertirte en interdependiente con los demás. Es en esta etapa de la interdependencia que las relaciones reales son establecidas y la verdadera devoción pueden surgir. Si tú realmente quieres lo que sabes, entonces tú sabrás lo que quieres. Sin embargo, si sólo quieres lo que piensas, tú entrarás más profundamente en la confusión y te invertirás cada vez más fuertemente en aquellas cosas que sólo pueden confundirte y frustrarte.

La Sabiduría es para ti, porque es una respuesta a tus oraciones. La posibilidad de acceder al Conocimiento, de aprender una Espiritualidad de la Comunidad Mayor y de desarrollar la Sabiduría es la respuesta a tus necesidades más profundas. Avanza hacia esto y tus necesidades menores se verán resueltas en el proceso. Entonces no tendrás que dedicar tanto tiempo y energía a su resolución. Di la verdad acerca de algo grande y podrás decir la verdad de todo a su alrededor. La verdad crece de esta manera porque está en contraste con todo lo demás. Experimenta tu propia realidad como consecuencia de ser honesto contigo mismo y con los demás y nunca querrás perder esta experiencia. Tú retornarás a ella una y otra vez, incluso en situaciones donde hay gran desafío o riesgo de pérdida.

La Sabiduría es para ti que puedes entender estas palabras y responder a ellas. Tú debes ser el primer receptor. No pienses en tu amigo o tu hermano o tu hermana o tu madre o tu padre, a quien te gustaría restaurar o cambiar de alguna manera para hacer que te sea más fácil el estar con ellos. La Sabiduría no es para ellos, sino que es para ti. Todo lo que decimos es acerca de ti y para ti. No mires por encima del hombro. No apuntes al cruzar la calle. No pienses de algún otro que está teniendo dificultades en su vida ahora mismo y pienses, “Oh, esto sería tan bueno para ellos.” No, esto es para ti. Ellos pueden no estar preparados para esto. Ellos pueden no estar interesados. Esto puede no ser su camino. Ellos ni siquiera pueden tener un camino por un tiempo muy largo.

En nuestra presentación a ti te presentamos las cosas que están tanto dentro del alcance de tu experiencia como más allá de ella. Porque que algo esté fuera del alcance de tu experiencia no quiere decir que no sea importante o relevante para tus necesidades y tu futuro. Simplemente significa que no está relacionado con tu pasado. Queremos llevarte al futuro y prepararte para el futuro. La preparación hablará de cosas que sabes ya, y de cosas que nunca habías pensado. Si dices: “Bueno, yo no puedo relacionarme con algunas de estas ideas,” lo que estás diciendo es que no tienen que ver con tu pasado e interpretación pasada. ¡Por supuesto que no! Ellas no tienen que ver con tu pasado, ya que ellas están aquí para liberarte de tu pasado. Si tomas todo lo que decimos y dices, “Oh, yo sé esto. Lo sé. Lo sé,” tú estarías utilizando todo lo que te decimos para reforzar tu pasado. Nuestra misión es liberarte del pasado para que puedas vivir en el presente y prepararte para el futuro, lo que te permitirá vivir en el futuro.

Esto es para ti. Recibe esto. Aprende a convertirte en un receptor. Tú no estás listo para enseñar esto a los demás todavía, porque tú debes comprometerte en el estudio de los pasos al Conocimiento y avanzar como un estudiante del Conocimiento a fin de traducir y trasladar esto a otros con éxito. Tú sabes, mucha gente quiere salir y compartir todo lo que aprenden tan pronto como ellos lo aprenden. El problema es que ellos realmente no han aprendido, por lo que no pueden demostrarlo. Si quieres inspirar a los demás, si quieres mostrar algo que realmente ha sido eficaz en tu vida, entonces tú tienes que demostrarlo. Esta demostración es mucho más potente y eficaz que cualquier palabra que pudieras decir o cualquier ilustración que pudieras crear. Es por eso que decimos que esto es para ti. El regalo es para ti. No es para nadie más. Él es para ti.

¿Por qué tú leerías acerca de la Espiritualidad de la Comunidad Mayor si tú estuvieras dedicado a reforzar tus antiguas creencias e ideas? Independientemente de tus antiguas creencias e ideas, la enseñanza y preparación en el Camino del Conocimiento de la Comunidad Mayor te llevará más allá de ellas. Entonces tú no serás gravado por ellas, y serás libre para vivir en el presente y para ver las cosas como realmente son, no como tú quisieras que fueran, o crees que ellas son.

Algunas personas piensan que uno sólo ve lo que cree. Ellos piensan que si tú cambias tus ideas, tú verás otra cosa. Esto ignora la realidad de que hay vida fuera de ti. La vida está sucediendo. No es todo acerca de ti. No es el resultado de tu propio pensamiento. Tú interpretas lo que ves, pero esto sólo significa que o bien tú eres capaz de ver lo que está delante de ti tal como es o bien no eres capaz. Estamos enseñándote a ver, a ver las cosas simplemente, tal como realmente son, sin auto-glorificación, sin auto-evitación sin auto-protección y sin falsificación de ningún tipo. Mírate a ti mismo como tú eres hoy. Ve a los otros como ellos son hoy. Ve el mundo como es hoy. Todo ello sin condena. Para ver sin condena, tú debes ver sin idealismo. Tú debes ver sin la necesidad de que tú, otros y el mundo sean como tú quieres que sean. Insistir en estas cosas te conduce a la condenación, porque el mundo, los demás y tú mismo te decepcionarán. Ellos no estarán a altura de tus expectativas. Para ver las cosas como realmente son, tu debes dejarlas ser como realmente son, sin tratar de poner caras felices en ellas o caras tristes, sin tratar de hacerlas bellas u horribles. Esto puede hacerse.

Para traerte de vuelta a una relación contigo mismo, con los demás y con el mundo, tú necesitas este tipo de visión. Esta visión será el subproducto de la recuperación del Conocimiento dentro de ti. El Conocimiento trata con las cosas sólo como realmente son, y las conduce hacia su propósito y realización sin ningún tipo de engaño, glorificación o condena. Esta experiencia es posible para ti porque la Sabiduría es para ti.

Tú puedes preguntar, “¿Por qué no es esto para todo el mundo?” La respuesta es simple, pero una vez más difícil de entender. Potencialmente, la verdad es para todos, pero hoy en día ella está destinada a aquellos que pueden recibirla hoy, y mañana estará destinada a aquellos que pueden recibirla mañana. Tal vez tú no puedes recibir la verdad hoy. Entonces vuelve mañana, y podrás recibirla. El Camino del Conocimiento es el retorno a la verdad y la recuperación de todas las relaciones significativas. Es ofrecido a todo el mundo, pero pocos responderán, por lo que parece que se les ofrece a ellos en concreto, lo cual no es el caso.

Nosotros hacemos todo práctico, simple y llano. Por lo tanto, debemos enfatizar que esto es para ti. Tú debes aprender a recibir los regalos. Tal vez ellos no son como los regalos que has pensado o has buscado o aquellos en los que te has invertido—aquellas cosas que sólo te han requerido que des más y te han puesto más profundamente en deuda dentro de ti mismo. Nosotros te ofrecemos un tipo diferente de regalo, una forma diferente de vivir—una manera que hace un llamamiento a tu habilidad y requiere de tu expresión. No sólo te damos ideas, porque las ideas por sí solas no son suficientes. Lo que te damos es un mensaje que te llama a salir de tu dilema y te proporciona un medio de escapar de aquellas cosas que sólo podrían menospreciarte, confundirte y aislarte. Te damos esto porque la Sabiduría es para ti.

Si puedes recibir la Sabiduría y aprender el Camino del Conocimiento, entonces tú serás capaz de dar a los demás. Entonces ciertas personas serán capaces de recibir de ti De esta manera, un mayor significado, propósito y dirección en la vida puede ser dado a todo el mundo, moviéndose a través de los canales de relación según ellos existen en todo tu mundo y en toda la Comunidad Mayor.

Si tú puedes recibir el regalo, demostrarás que lo has recibido. Él trabajará dentro de ti, y encontrará una expresión a través de ti de acuerdo a tu naturaleza y tu diseño. Él te bendecirá y empoderará y te dará la profundidad de la perspicacia y el entendimiento. Te dará paciencia y tolerancia. Te enseñará que vives una vida mayor. A través de este proceso largo y maravilloso de desarrollo, tú darás a otros—otros que puedes ver y otros que no puedes ver. Tu vida se volverá más y más una demostración, y tus ideas tendrán más potencia, ya que sonarán verdaderas. Estas no son ideas temporales, ellas son ideas permanentes. Ellas son duraderas. Son significativas.

El camino no es difícil, si no que es exigente. Al igual que al seguir un sendero a través de una densa selva, tú debes vigilar tus pasos con cuidado y estar muy atento a tu entorno a medida que cambia. Tú no puedes ir corriendo hacia delante, proclamándote a ti mismo o a tus ideas, tratando de mejorar a las personas o situaciones. Tú debes seguir el camino con cuidado y lentamente. De esta manera, los peligros de la selva no te afectarán. De esta manera, tú preverás el peligro y la dificultad y encontrarás una manera de evitarlos o cambiarlos si es posible.

Si tú puedes recibir, tú puedes dar. Hasta que no has recibido y aprendido el Camino del Conocimiento, tú no puedes dar, porque no eres tú el que va a dar. Es el Conocimiento mismo el que va a dar. Esta es la gran diferencia, y hará toda la diferencia en tu experiencia y en tu expresión de la verdad.

¿Cómo se transfiere Conocimiento de uno a otro? Él es encendió de forma invisible. Nosotros hablamos al Conocimiento dentro de ti, no a tu mente. Si estás conectado al Conocimiento y puedes experimentarlo, tú sentirás la profundidad y el impacto de lo que estamos diciendo. Es así como el Conocimiento es transferido. Es así como el Conocimiento es encendido. Es así cómo la verdadera iniciación tiene lugar. Hay cosas externas que hacer, por supuesto, y que requieren mucho tiempo y energía. Sin embargo, el misterio—la transferencia del Conocimiento y el reencuentro de antiguos vínculos—es algo que está más allá de la comprensión intelectual de nadie. Debe ser experimentado.

Tú puedes especular. Tú puedes fantasear. Tú puedes teorizar. Pero el misterio sólo puede ser experimentado. Por lo tanto, para aprender el Camino del Conocimiento de la Comunidad Mayor, para aprender lo que la Espiritualidad de la Comunidad Mayor significa y por qué es tan importante para ti y para tu mundo, tú debes empezar por tener esta experiencia. Esto sucederá de forma creciente, dependiendo de tu deseo de ello, tu resistencia a ello y tu capacidad para sentirlo y para llevarlo. A medida que tu deseo y capacidad crecen y disminuye tu resistencia, el Misterio tomará dimensiones cada vez mayores, y tus recompensas crecerán para ti. Tus responsabilidades crecerán a medida que el Poder Mayor dentro de ti crece. Con el tiempo, él hablará a través de ti y se moverá a través de ti.

La Sabiduría es para el mundo, pero ella debe ser dada a las personas, y ellas deben prepararse y ser capaces de trasladarla a la existencia, al lenguaje y a las imágenes de la vida cotidiana. La verdad pura, la pura sabiduría, la afinidad pura y la pura relación no pueden ser recibidas aquí, con la excepción de raras personas, aquí y allá. E incluso estas personas deben someterse a un enorme desarrollo. Esto es porque el deseo de las personas y su capacidad para la verdad y la honestidad, las relaciones y la afinidad son muy limitados. También es porque las personas en todas partes se han dedicado a cosas que deben aprender a superar. Esto toma mucho tiempo, y hay muchos fracasos, pero la posibilidad del éxito está ahí.

Si sigues el camino, y si aprendes las lecciones sobre la marcha, sin añadir nada ni quitar nada, harás el viaje. Tú pasarás a través de la selva, y encontrarás la montaña y el camino a la montaña. Tú procederás en los momentos el los que tienes visión y en momentos en los que no tienes visión. Tú procederás cuando puedes ver tu meta y cuando no puedes ver tu meta. Esto es para ti Tú puedes descalificarte a ti mismo. Tú puedes rechazar el regalo. Puedes darle otros significados o puedes asignarle asociaciones terribles a él. Sin embargo, el regalo es puro, y tú debes ser puro de corazón para recibirlo.

Negar una vocación en la vida no dice nada sobre la llamada sino todo acerca de ti. Tú debes estar listo, y debes tener la experiencia de la verdad. Las personas se mienten a sí mismas. Sus engaños están en capas y estas llegan a ser tan profundas que incluso la verdad es sólo una fantasía para ellos. Ella es sólo una idea, algo en lo que no pueden confiar ni pueden experimentar. La verdad siempre te trae de nuevo en relación con la vida, con los demás y contigo mismo. La fantasía y el engaño siempre te alejan. Existe fantasía acerca de todo, incluso acerca de la verdad.

Mucha gente intentará utilizar el Camino del Conocimiento de la Comunidad Mayor para adquirir poder, para asegurarse amor y dinero, para obtener ventajas en la vida, para dominar a otros y autoproclamarse, pero ellos no aprenderán el Camino del Conocimiento. Él se les escapará por completo. Ellos sólo tendrán ideas sobre él, ideas que ellos encuentran reconfortantes o auto-afirmantes. Sin embargo, la esencia y el significado, el propósito y la verdad del Camino del Conocimiento de la Comunidad Mayor se les escaparán por completo. Ellos usarán las palabras, pero el sentido se perderá. Tú verás esto.

Hasta que tú puedas valorar la verdad, elegir la verdad y cumplir con la verdad, la fantasía será proyecta sobre todas las cosas. Todo será determinado por si es útil de acuerdo a si se fundamenta y promueve tus objetivos personales. ¿Cómo puede algo real ser encontrado, si esta es la motivación? Aquí no habrá visión, entendimiento ni comprensión. Las cosas no se verán como son. No se valorarán como son. Las oportunidades reales serán perdidas, y las oportunidades peligrosas se elegirán.

Todo fracaso comenzó como una buena idea, algo que conduciría en una dirección preferida, algo que contribuiría a lograr una causa personal. Permite que tus fracasos en la vida, entonces, te desilusionen y te den sobriedad, te templen y te abran los ojos. Acepta tus fracasos. Llámalos a ellos fracasos. Ellos son fracasos. Permite que ellos te renueven. Permíteles aclarar tu visión. Permíteles liberarte de futuros fracasos. Permíteles que te den discernimiento. Deja que te enseñen discreción. Deja que te lleven de vuelta a la verdad, que es lo que necesitas para empezar. Las cosas pueden ser conocidas desde el principio. La verdad está disponible porque el Conocimiento está dentro de ti. Este es tu regalo a recibir tal como será tu regalo a dar.

Hemos hablado de grandes cosas en este libro y hablaremos de mayores cosas todavía. Mantenemos las cosas en un contexto más amplio porque necesitas pensar sobre las cosas en un contexto más amplio. Esto te mostrará cuán pequeñas tus fantasías, tus metas y tus objetivos son, en contraste con las necesidades y exigencias de la realidad en que vives. Esto es redentor. Esto te liberará de la esclavitud de la mente. Esto te mostrará que tu puerta de la prisión está abierta y que necesitas solo salir. La vida existe fuera.

Ser libre de la mente es ganar nuevos ojos, ganar nuevos oídos, tocar con una sensación nueva y ver las cosas con una claridad que podría solo escapársete con anterioridad. La Sabiduría conduce a la liberación. Sin embargo, ella no conduce a una gran experiencia de iluminación. Es algo que se construye todos los días y da sus regalos todos los días. Te lleva a cumplir con mayores desafíos y oportunidades que tú no podías cumplir antes.

La gente sólo tiene cierto tiempo y energía para la resolución de problemas. Si ese tiempo y energía se dedican a las pequeñas cosas, ellos se agotarán. Si se dedican a cosas más grandes, las pequeñas cosas se resolverán en el proceso. Los pequeños problemas requieren pequeñas cantidades de energía y los grandes problemas requieren grandes cantidades de energía. Mediante la resolución de grandes problemas, te sentirás valorado, porque estás haciendo algo importante.

La gente sufre debido a que sus vidas carecen de sentido y necesidad. Por lo tanto, Dios da sentido y necesidad. El sentido se encuentra en compromisos reales con otros que sirven a un propósito real, que sirve a la evolución del mundo. Ya se trate de alimentar a la gente, construir puentes o enseñar el Camino del Conocimiento de la Comunidad Mayor, todo sirve al mismo propósito. El servicio debe ocurrir a muchos niveles—a nivel personal, a nivel familiar, a nivel comunitario, a nivel nacional y a nivel de la humanidad.

Nosotros te traemos un reto, una invitación, una afirmación y un reconocimiento. Tan vasta como es y tan grande como podría parecer, la Espiritualidad de la Comunidad Mayor—cuando es realmente experimentada y cuando es realmente empleada—te da una mayor capacidad para hacer frente a lo que está delante de ti en estos momentos. Tú ves lo que es pequeño, y lo reconoces como pequeño. Tú ves lo que es grande, y lo reconoces como grande. Tú no llamas a todo grande, tú no llamas a todo pequeño. Tú reconoces lo que es grande y lo que es pequeño, lo que requiere un poco de tu tiempo y lo que requiere una gran cantidad de tu tiempo.

El tiempo bien empleado es tiempo satisfecho. El tiempo no bien empleado es tiempo perdido y desperdiciado. Tú tienes sólo una cantidad de tiempo en la vida, tú tienes sólo cierta habilidad en la vida. ¿Dónde están tu tiempo y capacidad invertidos? ¿Dónde son dados y para qué sirven? ¿Qué parte de ti les satisface? Tu mente personal, que se encuentra en la superficie de tu mente, nunca está satisfecha. Ella debe tener más de todo. Su experiencia de la felicidad es momentánea. Ella requiere constante estimulación y adquisición con el fin de sentir algún tipo de confianza en sí misma, ya que sólo se identifica con lo que posee, tanto sus posesiones materiales como sus ideas, las cuales están destinadas a validar sus posesiones materiales.

Satisface el Conocimiento dentro ti y tu vida se satisfará. Se te dará una nueva vida, una vida más grande, una vida que es sencilla y significativa, una vida que es poderosa y eficaz, una vida donde hay verdaderos compañeros que son devotos de ti y de quienes tú eres devoto. Y tú escaparás a la gran mayoría de las miserias que aprisionan a todo el mundo.

Si puedes hacer este viaje y si puedes elegir este camino una y otra vez, tú avanzarás. Si lo dejas, no avanzarás. El viaje es el camino. Tú sólo conocerás el camino si lo viajas. No permanezcas en el inicio y digas: “Bueno, no estoy seguro. ¿Es este el camino, o debería hacer algo más? Otra cosa que se vea mejor. Otra cosa que parezca más rápida. Otra cosa que parezca más agradable.” No te dejes engañar. Sólo puedes encontrar el camino si lo viajas. El Camino del Conocimiento no puede ser entendido parándose fuera de él y juzgándolo. Cuando la gente hace eso, sólo está tratando de validar sus ideas. Recorre este camino y descubrirás dónde te lleva. Donde él te lleva es a la verdad que vive dentro de ti, la verdad que vive dentro de los demás y la verdad que vive en el mundo. Entonces una Espiritualidad de Comunidad Mayor tiene sentido para ti porque resultará evidente. Una vez que ganes este punto de vista, verás cuán claro es y también verás por qué no pudiste haberlo visto antes.

El primer propósito de Dios es el de desahogarse en la vida, para que un regalo mayor, una mayor oportunidad y una mayor vocación pueda ser dada a ti. Si tus manos están llenas de tus propias necesidades, ¿cómo puedes recibir algo más? Si tu mente está llena hasta el borde con ideas estimulantes y excitantes, ¿cómo puede una percepción real emerger o ser dada a ti? En primer lugar debe haber un vaciamiento, una simplificación, un desahogo. No tienes que cargar con todo este bagaje por la vida—el bagaje de tus posesiones y tus ideas. Tú mantienes lo necesario y lo que es verdaderamente significativo, y otras cosas son simplemente regaladas porque ellas son vistas como una carga. Nada se toma de ti. No hay ladrones en el camino de la verdad. La verdad sólo da y restaura, verifica y confirma lo que es verdadero en tu relación con todo, y fundamentalmente contigo mismo.

¿Para quién está la Sabiduría destinada? Está destinada a ti. A través de ti está destinada a los demás, y a través de ellos pasará de nuevo. Esto es posible porque el Conocimiento vive dentro de cada persona y porque el Conocimiento es reconocido, valorado, confirmado y experimentado en el contexto de las relaciones reales y significativas. Aunque el mundo parece incomprensible y dedicado al auto-engaño, la deshonestidad y la destrucción, la realidad del Conocimiento que vive dentro de cada persona vive hoy en este momento. Es esta realidad la que debe ser confirmada. Es esta preparación en el Camino del Conocimiento la que debe ser dada y compartida. Entonces lo que parecía imposible antes se hace evidente y alcanzable. Entonces lo que parecía confuso y complejo antes se convierte en un camino simple a través de una selva peligrosa.

La ruta que seguirás es un camino simple, pero tendrás que cuidar cada paso y estar atento a lo que te rodea. De esta manera, te desplazarás en la vida y por la vida, y tendrás dirección. Serás capaz de ver todo a tu alrededor con una mayor comprensión. Y serás capaz de ver lo que puede moverse y lo que no se puede mover, lo que puede avanzar y lo que no puede avanzar, lo que tiene propósito y lo que no tiene propósito. Esto sólo se puede encontrar viajando por el camino. Por lo tanto, el camino es la respuesta.

 

Anuncios