La Ética del Contacto (Los Aliados de la Humanidad 1)

Los Aliados nos animan continuamente a tomar parte activa en el papel de discernir y oponerse a la Intervención extraterrestre que está ocurriendo hoy en el mundo. Esto incluye discernir nuestros derechos y prioridades como la gente nativa de este mundo, así como el establecimiento de nuestras propias Reglas de Compromiso en lo concerniente a todo contacto presente y futuro con otras razas de seres.

Observar el mundo natural y el pasado de la historia humana nos demuestra suficientemente las lecciones de la intervención: que la competencia por los recursos es parte integral de la naturaleza, que la intervención de una cultura sobre otra siempre se lleva a cabo por el interés propio y tiene un impacto destructivo en la cultura y la libertad de la gente que es descubierta, y que el fuerte siempre domina al débil, si puede.

Aunque es concebible que aquellas razas extraterrestres que visitan hoy nuestro mundo puedan ser una excepción a esta regla, tal excepción debería ser probada más allá de cualquier duda razonable mediante la concesión a la humanidad del derecho a evaluar cualquier propuesta de visita. Esto ciertamente no ha sucedido. Muy al contrario, en la experiencia de la humanidad con el Contacto hasta la fecha se ha obviado nuestra autoridad y nuestros derechos privados como la gente nativa de este mundo. Los “visitantes” han seguido sus propios planes sin tener en cuenta la aprobación o la participación informada de la humanidad.

Como claramente indican tanto los Discursos de los Aliados como gran parte de las investigaciones sobre ovnis y extraterrestres, no se está produciendo un contacto ético. Aunque pueda ser apropiado que una raza extranjera comparta con nosotros su experiencia y su sabiduría desde la distancia, como han hecho los Aliados, no es apropiado que las razas vengan aquí sin invitación e intenten interferir en las actividades humanas, incluso con la apariencia de ayudarnos. Dado el nivel de desarrollo de la humanidad en este momento como raza joven, no es ético hacer esto.

La humanidad no ha tenido la oportunidad de establecer sus propias Reglas de Compromiso ni de crear las fronteras que cada raza nativa debe establecer para su propia seguridad. Hacer esto fomentaría la unidad humana y la cooperación, porque tendríamos que unirnos para lograrlo. Esta acción requeriría la consciencia de que somos una misma gente compartiendo un mundo, que no estamos solos en el Universo, y que nuestras fronteras en el espacio deben establecerse y protegerse. Trágicamente, este necesario proceso de desarrollo está siendo ahora obviado.

Los Discursos de los Aliados fueron enviados para alentar la preparación de la humanidad de cara a las realidades de la vida en la Comunidad Mayor. De hecho, el mensaje de los Aliados a la humanidad es una demostración de lo que es realmente un contacto ético. Ellos están manteniendo una aproximación de no intervención, respetando nuestras habilidades y autoridad nativas a la vez que alientan la libertad y la unidad que la familia humana va a necesitar para navegar nuestro futuro en la Comunidad Mayor. Mientras que hoy mucha gente duda de que la humanidad tenga el poder y la integridad para satisfacer sus propias necesidades y superar los desafíos en el futuro, los Aliados nos aseguran que este poder, el poder espiritual del Conocimiento, reside en todos nosotros y que debemos usarlo en nuestro beneficio.

La preparación para emerger a la Comunidad Mayor ha sido dada a la humanidad. Los tres conjuntos de Discursos de los Aliados de la Humanidad y los libros del Camino del Conocimiento de la Comunidad Mayor están disponibles para los lectores de todas partes. Pueden ser vistos en www.alliesofhumanity.org y en www.newmessage.org. Juntos proporcionan los medios para contrarrestar la Intervención y encarar nuestro futuro en un mundo cambiante en el umbral del espacio. Esta es la única preparación que hay en el mundo en tal sentido. Es la preparación precisa que los Aliados han pedido.

En respuesta a los Discursos de los Aliados, un grupo de lectores dedicados han elaborado un documento titulado Declaración de la Soberanía Humana. Basada en la Declaración de Independencia de los Estados Unidos, la Declaración de la Soberanía Humana se propone establecer la Ética del Contacto y las Reglas de Compromiso que nosotros, como nativos del mundo, necesitamos ahora desesperadamente para preservar la libertad y la soberanía humanas. Como la gente indígena de este mundo, tenemos el derecho y la responsabilidad de determinar cuándo y cómo sucederán las visitas y quién puede entrar en nuestro mundo. Debemos dar a conocer a todas las naciones y grupos en el Universo que son conscientes de nuestra existencia, que nosotros somos autodeterminados y tenemos la intención de ejercer nuestros derechos y responsabilidades como raza emergente de gente libre en la Comunidad Mayor. La Declaración de la Soberanía Humana es un comienzo y puede ser leída en www.humansovereignty.org/es/.

Anuncios