Vuestra Relación con la Comunidad Mayor

Traducción del capítulo 14 del libro “La Vida en el Universo”, tal y como fue revelado a Marshall Vian Summers.

“Mirad al presente. Mirad al futuro. Ved lo que está llegando desde el horizonte en vuestro propio mundo. Mirad las estrellas en el cielo, y consideradlas a la luz de la revelación que aquí se os ha provisto, y preguntaos: “¿Por qué esto me atrae tanto? ¿Por qué me interesa? ¿Cuál es mi conexión con la vida más allá de este mundo?”

Vosotros tenéis una relación mayor con la vida más allá de vuestro mundo. Tenéis esta relación mayor porque ella representa tanto vuestro futuro como vuestro pasado. Si sentís atracción por la vida en el universo o tenéis un interés inexplicable en las perspectivas del contacto, o si estáis fascinados con el cielo nocturno y el reconocimiento de que vivís en el espacio, es porque habéis tenido una experiencia previa en la Comunidad Mayor. Quizá habéis vivido en muchos lugares y traéis esto con vosotros. Forma parte de vuestra naturaleza interna.

Tenéis relaciones fuera del planeta que se establecieron quizá hace mucho tiempo. Pero aun así son reales, porque las relaciones genuinas no mueren cuando la gente fallece. Son creaciones permanentes. Por tanto, podéis tener relaciones profundas con individuos en la Comunidad Mayor. Sin duda alguna tenéis relaciones profundas entre las Fuerzas Invisibles dentro de este mundo, pues ellas os han traído a este mundo y os ayudaron a prepararos para esta experiencia de vida.

Quizá os sentís atraídos a un mayor Conocimiento y sabiduría, un Conocimiento y sabiduría de la Comunidad Mayor, muy superiores a cualquier cosa que se haya comprendido o establecido aquí en la Tierra. Quizá os dais cuenta de que esto forma parte de vuestro propósito mayor de algún modo inexplicable. Existe una conexión, una relación, un profundo vínculo que late bajo la superficie de vuestra mente y que experimentáis agudamente de cuando en cuando. Quizá leer y estudiar estas enseñanzas hace surgir un atisbo de memorias antiguas en vosotros, o un sentido de responsabilidad de cara al futuro.

Sea cual sea el caso, probablemente tenéis una relación y una conexión con la Comunidad Mayor. Esto es completamente apropiado, pues en este tiempo ha venido al mundo mucha gente con una conexión muy fuerte con la Comunidad Mayor. Porque este es el tiempo en que la humanidad comenzará a emerger a la Comunidad Mayor y tendrá que enfrentar la visitación y la intervención venidas de la Comunidad Mayor —un gran momento decisivo que poca gente reconoce.

Para aquellos que sienten especialmente que tienen una relación más profunda con la Comunidad Mayor, se trata de un momento muy importante. Esto ha afectado su viaje en la vida hasta el momento, como si estuvieran viviendo dos vidas: una, la vida normal de una persona en el mundo; y la otra, una vida mayor, una vida conectada a cosas mayores, más allá del alcance y el interés de la mayoría de la gente.

No podéis borrar los logros y las relaciones que habéis forjado en el pasado, en vuestras experiencias de vidas pasadas. Lleváis esto adelante con vosotros. Si gran parte de vuestra historia ha ocurrido más allá de este mundo, entonces ello forma parte de la sabiduría que habéis reunido. Forma parte de vuestra orientación y representa una parte de vuestra red de relaciones.

Incluso los científicos que estudian el cielo y el firmamento tienen una conexión con la Comunidad Mayor. Quizá ellos solo consideran el firmamento en el contexto de su estudio, su formación y su interés científico. Pero no obstante existe una conexión, una constante fascinación, un profundo interés. Les atrae. Para ellos es algo importante. La Comunidad Mayor atraerá incluso a personas que no están interesadas en la espiritualidad o cuya visión se basa completamente en la razón y en la lógica humana. Puede atraer incluso a los que tienen muy poca historia en ella, porque la Comunidad Mayor representa vuestro futuro y vuestro destino.

Las grandes fuerzas que modelarán el futuro y el destino de la humanidad, las Grandes Olas de cambio que están llegando al mundo —el agotamiento de vuestros recursos, la degradación medioambiental, el calentamiento del mundo, las circunstancias cambiantes y la creciente amenaza de conflicto y de guerra—, no son sino una serie de grandes fuerzas impactando sobre el mundo. Son fuerzas creadas principalmente por el uso indebido y abusivo del mundo.

Pero hay otras fuerzas que la humanidad no ha creado por sí misma. Durante mucho tiempo, la Tierra ha sido observada y estudiada; se ha observado y estudiado el advenimiento de la humanidad, así como su proceso y progreso tecnológico, aguardando al momento de intentar la Intervención. Porque este mundo es un gran premio para las razas que lo conocen. Solo vuestros aliados potenciales en el espacio no están buscando aquí un provecho. Su interés lo mueve principalmente su propia seguridad y su inclinación natural a servir a una raza dotada y talentosa como es la humanidad.

Estáis emergiendo a una complicada serie de circunstancias y debéis prepararos. Estas enseñanzas y este libro representan una parte de esa preparación. El gran cambio que está llegando al mundo y la emergencia del mundo a la Comunidad Mayor representan los dos grandes eventos de vuestro tiempo, e incluso podrían considerarse los mayores eventos de todos los tiempos. Ambos son evolutivos. Ambos representan un gran desafío y una amenaza para el futuro, la libertad y el bienestar de la humanidad. Ambos requieren una mayor madurez y una mayor unidad entre la familia humana.

Aquí la sabiduría sobre la Comunidad Mayor os dará sabiduría sobre el mundo. Aprender sobre la Comunidad Mayor os enseñará cómo debéis comportaros en vuestro propio mundo —lo que debéis hacer, lo que debéis cambiar y lo que debéis deshacer para proceder de manera segura, con cuidado y con mayor discernimiento.

Todo el mundo tiene una conexión con la dirección y el futuro del mundo, por tanto la conexión con la Comunidad Mayor es enorme. Es vasta. Hasta aquellos que no tienen allí una fuerte historia tendrán que reconocer la importancia y el significado de esto. Comprender que no estáis solos en el universo y ni siquiera en vuestro propio mundo es algo que cambia la vida. Reconocer que está sucediendo una visitación sin la consciencia y la aprobación de la humanidad es algo que cambia la vida. Comprender vuestra vulnerabilidad ante el espacio y vuestra falta de unidad, de sabiduría y de discernimiento es algo que cambia la vida.

Después de esto, después de hacer estos descubrimientos, no podéis seguir creyendo que vivís aislados en el universo. No podéis seguir diciéndoos a vosotros mismos que estáis totalmente a salvo y seguros en vuestro mundo. No podéis seguir perdiéndoos en vuestros pasatiempos, en vuestras distracciones, en vuestros romances y en vuestros conflictos, pues en algún lugar de vuestra mente siempre estará esta consciencia de las Grandes Olas de cambio y del hecho de estar viviendo en un universo lleno de vida inteligente.

Incluso vuestra ciencia, debido a la observación y a la creciente probabilidad, está empezando a descubrir la prevalencia de mundos terrestres y la posibilidad cada vez mayor de que la vida inteligente evolucione. Vuestros gobiernos lo saben y ocultan sus secretos, porque lo que saben supondría un shock inmenso para su electorado, para el público, para la gente en todas partes que no está observando, que no está prestando atención y que aún está perdida en la noción de que vive sola y aislada en un mundo hermoso —contenta pensando que otros no pueden alcanzar vuestras orillas, o que estáis ocultos en un universo vacío.

Estas chocantes revelaciones pueden ser perturbadoras en un primer momento. Pero también sirven como una especie de confirmación de cosas que habéis sentido y sabido profundamente durante mucho tiempo, incluso desde vuestra infancia. Es una confirmación de una mayor sabiduría que poseéis sin saberlo. Refleja la presencia del Conocimiento dentro de vosotros —la gran inteligencia espiritual que el Creador os ha otorgado como la mayor dotación posible.

Sea como sea que penséis sobre la Comunidad Mayor, tanto si lo hacéis desde la esfera de la ciencia, desde la religión, desde la filosofía, desde la sociología o simplemente como personas nativas del mundo, lo que debéis reconocer es la conexión que aquí existe. No es un accidente que estéis leyendo estas páginas y seáis los destinatarios de esta sabiduría rara y única. No hay universidad en el mundo que pueda enseñaros lo que se presenta en estas páginas. Porque, ¿cómo podrían saber?

Esto debe llegar mediante una revelación, lo cual en sí mismo es un descubrimiento chocante. Recibir una ventana a un universo mayor, tener una noción de cómo otras razas se comportan y responden, de cuáles son sus prioridades, de la variedad de sus estructuras, de la rareza de la libertad y del poder de la influencia, son todo cosas extremadamente importantes en vuestra preparación para la Comunidad Mayor. Si no sabéis para qué os estáis preparando o no tenéis ningún sentido de ello, ¿cómo podríais saber alguna vez qué hacer? ¿Cómo podríais establecer alguna vez un camino de preparación, determinar vuestras prioridades o ver los riesgos que la humanidad está corriendo incluso en este mismo momento por descuidar esta, la mayor de todas las fronteras?

Veríais que para prepararos para la Comunidad Mayor la guerra debería detenerse, la gente tendría que ser educada y las naciones tendrían que unirse para establecer planes para el beneficio y la seguridad de todos. Los ojos del mundo tendrían que tornarse al exterior para observar, reportar, usar el discernimiento y prestar mucha atención a quién está aquí y a qué está haciendo. Esto no puede seguir siendo el enfoque de algún grupo secreto del gobierno, de un grupo de científicos de élite o de alguna afiliación religiosa que haya asumido un interés en este asunto. Todos deberían estar observando, escuchando y aprendiendo.

Para comprender la religión y la espiritualidad debéis obtener un mayor panorama de la vida como contexto. De lo contrario, vuestras nociones de Dios no reflejarán sino una deidad local, una especie de dios de vuestra región, un dios primitivo, del mismo modo que los pueblos primitivos asignan el papel de deidades a todas las fuerzas poderosas que experimentan en su entorno inmediato. Para comprender la unidad de las religiones, tendríais que contemplar al menos la inmensa diversidad de prácticas y expresiones religiosas en el universo. Y tendríais que considerar que si sentís que Dios es real, entonces vuestro Dios es el Dios de este universo, de todo lo que hay en él y de sus incontables formas de vida inteligente, todas muy diferentes de vosotros.

Todo aquí se expande y se ensancha. Este es el perfecto antídoto a la excentricidad, al fundamentalismo religioso, a los puntos de vista religiosos extremos, al fariseísmo y a la dominación sobre los demás. Incluso en el ámbito de la seguridad, debéis empezar a pensar en la seguridad del mundo en conjunto y no solo en la seguridad de vuestro grupo o vuestra nación. Desde el punto de vista de la Comunidad Mayor, todos vosotros sois una sola gente. Las diferencias entre vosotros son menores e insignificantes en comparación con las diferencias que existen entre vosotros y cualquier otro en el universo.

Tanto si sois el líder de la nación más poderosa o la persona que está desamparada en la calle, todos compartís la misma suerte y el mismo destino en la Comunidad Mayor. Ahora estáis entrando en un entorno que incluirá la competición y la influencia desde el exterior. Tendréis que adaptaros a ello y prepararos para ello, aprender cómo discernirlo y ganar una mayor fortaleza, una mayor cooperación y un mayor coraje. Estas son justo la clase de circunstancias que harán madurar a la humanidad y os permitirán superar vuestras antiguas animosidades, vuestras fantasías fabulosas y vuestras trágicas involucraciones.

¿Qué hará avanzar a la humanidad sino el hecho de tener que adaptarse a un nuevo conjunto de circunstancias? Esto será cierto en vuestro mundo, ya que tenéis que afrontar las Grandes Olas de cambio, adaptaros a ellas y alterar la naturaleza y el desarrollo de la civilización humana para poder asegurar vuestra posición en el mundo. Y tendréis que adaptaros de manera creciente al poder, la presencia y la influencia de la Comunidad Mayor. Para esto necesitaréis claridad, coraje, sentido común y una Nueva Revelación.

El Creador de toda vida está creando y enviando una Nueva Revelación. Y tenéis aliados en el universo que no tienen permitido interferir en vuestro mundo, pero que han enviado información en la forma de un conjunto de Discursos, para ayudar a preparar a la humanidad en el aprendizaje de cómo establecer sus propias reglas de interacción con la vida inteligente y para enfatizar la necesidad de establecer vuestra propia ética de contacto. Porque no querréis ser los receptores inconscientes de lo que cualquiera desee hacer aquí. Tenéis la responsabilidad, como nativos del mundo, de establecer una frontera con el espacio y de determinar quién puede entrar aquí y bajo qué circunstancias, reflejando la voluntad y la consciencia de la gente de la Tierra.

En este momento no existen estas fronteras y estas reglas de interacción, y ello os está dejando expuestos y vulnerables. Si pudierais entender la realidad de la vida en el universo y ganar visión y sabiduría al respecto, veríais cuánto necesitáis establecer estas fronteras, dar a ello vuestra mayor atención y cómo mucho de esto podría generar, por necesidad, una unidad y cooperación humanas funcionales, a pesar de las graves discrepancias y conflictos que todavía existen entre los pueblos y naciones del mundo.

Aquellos que sienten la conexión más fuerte con la Comunidad Mayor son los que ayudarán a educar a los demás, aportando sabiduría, compartiendo esta Nueva Revelación, contemplando lo que aquí se presenta, considerando sus implicaciones para la humanidad y comprendiendo lo dividida y débil que está la humanidad frente a grandes fuerzas unidas del universo. Seguramente esto debe incitar un énfasis en la unidad y cooperación humanas, el cese de los conflictos y la necesidad de dirigir el enfoque, la energía y la atención de la humanidad a este importante asunto.

Porque solo tendréis una oportunidad para emerger a la Comunidad Mayor de vida inteligente. El cómo se lleve a cabo y la sabiduría que podáis aplicar aquí tendrá grandes consecuencias para vuestro futuro. Por eso se está entregando el Nuevo Mensaje y esta revelación, para advertir y preparar a la humanidad frente a los dos grandes eventos de vuestra era: las Grandes Olas de cambio y vuestra emergencia a la Comunidad Mayor de vida inteligente.

El mundo está maduro para la visitación. Sois vulnerables frente a la persuasión y la manipulación. No habéis establecido vuestras reglas de interacción ni habéis construido vuestras fronteras con el espacio. Todas las poblaciones nativas deben hacer esto en sus respectivos mundos. Forma parte de su responsabilidad esencial de cara a proveer estabilidad y seguridad. Y debéis aprender a preservar vuestros recursos para que vuestra autosuficiencia pueda mantenerse en el mundo. Porque esto será esencial a la hora de determinar los tipos de elección que tendréis en el futuro y las posibilidades para la libertad y la soberanía de la humanidad en este mundo.

Esto es difícil y desafiante. Muchos se apartarán asustados o lo negarán. Pero aun así estáis conectados a la Comunidad Mayor. Tenéis aliados en la Comunidad Mayor. Vosotros mismos, como individuos, tenéis probablemente relaciones importantes ahí fuera en alguna parte, habitando en la vastedad del espacio. Tenéis un destino en la Comunidad Mayor. Si sois conscientes de esta conexión, veréis que no podéis negar ni evitar la Comunidad Mayor.

Comenzar a relacionarse con la vida inteligente en el universo es el mayor evento en la historia humana. Pero esto no está ocurriendo de acuerdo a vuestras condiciones y debéis mirar con ojos claros y objetivos. Debéis tener este coraje y esta sobriedad.

La Comunidad Mayor es un entorno desafiante. No es para los que se acobardan fácilmente, para los buscadores de emociones o para los que desean enriquecerse a sí mismos, ya sea financiera o espiritualmente. Es un entorno difícil, pero también magnífico, y provee todos los incentivos y requerimientos para que una joven raza emergente como la humanidad se reúna, se unifique, se esfuerce, se establezca, se autodefienda y reconozca su gran valor, sus grandes talentos y la sabiduría que ha acumulado a lo largo de mucho tiempo.

La religión tendrá que volverse ahora una religión que pueda funcionar en un contexto de la Comunidad Mayor. No puede estar anclada en el pasado distante. Porque el futuro dejará atrás el pasado. El futuro será tan demandante que sobrepasará esta referencia al pasado. Vuestras grandes tradiciones religiosas deben aceptar que ahora están operando en una Comunidad Mayor de vida inteligente. Y la realidad y la comprensión de la presencia, la actividad y el propósito Divinos aquí en la Tierra y más allá deben reconsiderarse. Las nociones del Cielo y el Infierno deben reconsiderarse, o de lo contrario estas religiones no serán capaces de sobrevivir en el futuro, pues se volverán cada vez más irrelevantes frente a las importantes y urgentes necesidades de la humanidad.

Creer en Dios no será suficiente si no podéis experimentar y seguir lo que Dios ha puesto dentro de vosotros para experimentarlo y seguirlo —un Conocimiento más profundo y un poder mayor—. Ni pueden tampoco los tiempos antiguos enseñaros lo que está ocurriendo ahora. Las profecías antiguas no son aquí tan reveladoras como lo son los eventos actuales. No tratéis de conectar el futuro y el pasado, porque estáis emergiendo a un futuro que será diferente del pasado en muchos aspectos. Vuestros hijos y sus hijos vivirán en un mundo que vuestros padres apenas podrían reconocer, afrontando problemas y oportunidades que no preocupaban ni siquiera a vuestros más recientes ancestros.

Mirad al presente. Mirad al futuro. Ved lo que está llegando desde el horizonte en vuestro propio mundo. Mirad las estrellas en el cielo, y consideradlas a la luz de la revelación que aquí se os ha provisto, y preguntaos: “¿Por qué esto me atrae tanto? ¿Por qué me interesa? ¿Cuál es mi conexión con la vida más allá de este mundo?”

No os preocupéis por el resto de la humanidad. Es mejor dedicar vuestra energía a descubrir vuestra propia orientación interna que criticar o evaluar a los demás. Si estáis entre los primeros que responden a la realidad y el significado de la Comunidad Mayor, entonces esta es vuestra llamada. No echéis la vista atrás deseando y esperando que otros tengan la misma respuesta, porque si lo hacéis os llevaréis una decepción. Esto es para vosotros y para otros como vosotros que se sienten atraídos a esta realidad mayor —atraídos debido a su vital importancia, atraídos porque ello tiene relación con quiénes sois y con la razón por la que estáis en el mundo en este momento—. Esto forma parte del mundo al que habéis venido a servir.

La Comunidad Mayor tendrá una influencia y una importancia crecientes para el futuro de la humanidad y para todo lo que hoy ocurre en el mundo. La Comunidad Mayor determinará los requerimientos que la humanidad debe cumplir —el requerimiento de detener la guerra, el requerimiento de establecer una mayor unidad y cooperación, el requerimiento de establecer una frontera con el espacio y de ser discernientes en el espacio, el requerimiento de establecer vuestras propias reglas de interacción y de dedicaros a establecer la ética que usaréis, considerando ante quiénes responderéis, cómo responderéis, qué es apropiado y qué no lo es en vuestra involucración con la vida más allá de este mundo.

Aquí mucha más gente tendrá que despertar a la realidad de que la Tierra está siendo visitada y ha sido visitada durante mucho tiempo. Esto no puede ser algún tipo de fascinación excitante. Ha de ser una sobria realidad. Esto es parte de la condición del mundo en el que ahora vivís y será una parte cada vez mayor a medida que avancéis.

Vosotros que tenéis una conexión con la Comunidad Mayor tendréis que operar sin tener el acuerdo y la aprobación de los demás, ni siquiera de vuestros amigos y vuestra familia. Hacerlo representa integridad, así como fuerza de voluntad y determinación. Estudiad lo que se revela en estas páginas, que no son sino una parte de la Enseñanza en el Camino del Conocimiento de la Comunidad Mayor. Aprended tanto como podáis de esta revelación, y utilizad este entendimiento sobre el mundo que veis y en las decisiones que sentís debéis tomar en vuestra propia vida.

No denigréis a la humanidad. No perdáis la fe en el liderazgo humano o en las instituciones humanas. No penséis que la humanidad no puede hacer frente a sus grandes desafíos y problemas. Porque si lo pensáis, habréis capitulado —habréis capitulado a la voluntad y a la influencia de los que están interviniendo en el mundo y os habréis rendido antes de que vuestras fortalezas hayan sido realmente testadas—. Tened cuidado de no perder la fe en vosotros mismos y en la familia humana. Con esta fe podéis hacer cosas extraordinarias. Pero sin ella no haréis nada.

El futuro y el destino de la humanidad están en una Comunidad Mayor de vida inteligente. Para conocer ese futuro debéis aprender sobre la Comunidad Mayor. Esto requiere una revelación proveniente de más allá del mundo —una revelación que solo puede venir desde una Fuente mayor—. Esto os dará el contexto en el que entender cómo ver la vida en el mundo y más allá, cómo prepararos para el futuro y cuánto se necesita dar una educación de la Comunidad Mayor a la gente de todas partes —al ciudadano medio, a la gente en posiciones de poder e influencia, a la comunidad científica y a la comunidad religiosa.

Se necesita un entendimiento y una consciencia de la Comunidad Mayor en cada aspecto de la vida humana, para preparar a la humanidad de cara al futuro y para contrarrestar las influencias dañinas que están ejerciéndose sobre la humanidad en este momento —por parte de razas intervinientes que buscan plantar sus ideas en la mente de la humanidad, ideas que minarán su fortaleza, su poder y su sabiduría—. Porque el mundo está siendo influenciado ya por ciertos grupos de la Comunidad Mayor. Esto es ahora parte de vuestra realidad.

La vida extraterrestre no será una fantasía distante, sino una realidad y un énfasis crecientes. Esta penetrará el velo de secretismo y ridículo que la ha rodeado durante el siglo pasado para volver a la mente, a las conversaciones y a la consciencia de la gente. Se trata de una cuestión de gran importancia y significado. Tendréis una oportunidad de compartir con otros lo que estáis aprendiendo, pero en este momento no hay en el mundo una verdadera educación sobre la Comunidad Mayor. Es por eso que esta Nueva Revelación está aquí. Es por eso que os ha llamado.

Mucha gente quiere respuestas. Quieren saber fechas, nombres y lugares. Pero estos carecen de significado. No seréis capaces de visitar estos lugares hasta dentro de mucho tiempo. Lo que se necesita es la perspectiva y la comprensión. Sin ellas, no importa cuánta información tengáis, seguiréis sin ver la imagen con claridad. Esta seguirá siendo totalmente confusa para vosotros. Seguiréis pensando que es lo que vosotros queréis que sea. La fascinación, la imaginación y la proyección de las esperanzas y creencias propias reemplazarán aquí la sabiduría.

La educación de la Comunidad Mayor debe comenzar. Para aquellos que están conectados a la Comunidad Mayor, gravitar hacia esto e interesarse por ello es algo natural. No os preocupéis de que la humanidad permanezca ignorante, pues la educación puede propagarse rápidamente, ya que hay mucha gente en el mundo actual que tiene una conexión con la Comunidad Mayor. Una vez que comienzan a escuchar sobre la Comunidad Mayor y a aprender sobre su realidad, ellos son encendidos. Esto les llegará, porque están ya conectados a ello.

Las grandes Fuerzas Espirituales que existen en vuestro mundo apoyarán esta sabiduría y esta educación, pues se trata de algo vital para el futuro de la humanidad. Es vital para la educación de la humanidad y el entendimiento de lo que debe hacerse en el mundo ahora, así como de dónde vendrá la fuerza para hacerlo. Sois parte de la Comunidad Mayor. Siempre habéis vivido en la Comunidad Mayor. Y ahora ha llegado para la humanidad el momento de emerger a ella, lo cual siempre fue su destino.

Anuncios