Simplicidad

Traducción del texto “Simplicity”, tal y como le fue revelado a Marshall Vian Summers el 21 de noviembre de 2008 en Seattle, Estados Unidos.

Para enfrentarte a un mundo de recursos en disminución y de inestabilidad política y económica cada vez mayores, una de las cosas que se vuelve esencial para proporcionar estabilidad y seguridad para ti y tu familia es simplificar vuestra situación. La simplicidad aquí no se vuelve solo una perspectiva apreciada, sino un componente esencial de la forma en que vives. Porque en el futuro todo será más caro. Esto obligará a las personas a vivir de una manera más sencilla, a valorar sus relaciones con otros más que sus posesiones y a centrarse en las cosas que son fundamentales para la vida y el disfrute de la vida.

Las dificultades que encontrarás en el mundo que te rodea te recordarán la importancia de la simplicidad. La simplicidad no es meramente poseer menos cosas. Realmente tiene que ver con cuánta energía necesitas para poder vivir tu vida y cuántos recursos requiere mantener dónde vives, cómo vives, cómo viajas, tus otras actividades y así sucesivamente.

Estás entrando en un tiempo de restricción, un tiempo para ahorrar, un tiempo en el que vuestra economía requerirá que seas mucho más cuidadoso con tus recursos. Aunque esto quizá parece restrictivo y decepcionante en un principio, te ofrece inmensos beneficios a lo largo del camino. Te da la oportunidad de cultivar una relación más profunda contigo mismo y con las personas con las que estas relacionado, así como con tu habilidad para disfrutar simplemente el momento, disfrutar de la vida y la naturaleza. Te da tiempo, un tiempo que es precioso, un tiempo que ha de servir a un mayor propósito. Este será un tiempo de moderación y restricción, un tiempo de gran incertidumbre e inestabilidad. Cuanto menos carga tengas que llevar, respecto a tus posesiones y respecto a las relaciones en las que estás comprometido sin ningún valor o propósito real, más energía tendrás y más recursos tendrás internamente para considerar lo que debes hacer.

Las personas que están terriblemente sobrecargadas por la forma en que viven y por sus obligaciones con otras personas, encontrarán muy poca libertad de movimiento, y por lo general se sentirán muy oprimidas por los acontecimientos que están ocurriendo a su alrededor. Pero existe una mayor dimensión para la simplicidad, y esta tiene que ver con tu estado interno —tu experiencia de tu mente, tus sentimientos, tus emociones, así como tu capacidad para estar con tu experiencia más profunda—. La mayoría de las personas viven en un estado de evasión respecto a su vida interior —constantemente impulsadas, constantemente preocupadas, constantemente desafiadas, constantemente estimuladas por sus intereses personales—. Tienen muy poca relación consigo mismas a un nivel más profundo. Sus distracciones y sus preocupaciones pueden parecer justificadas en el aspecto práctico, pero al final estas distracciones y preocupaciones las llevan a estar distanciadas de sí mismas, indispuestas e incapaces de discernir sus percepciones más profundas. Las dejan sin capacidad para comprender su propia experiencia.

Con menos distracciones exteriores, menos actividades, menos obsesiones y menos exigencias, tendrás tiempo para construir una conexión más profunda contigo mismo. ¿Qué significa una conexión más profunda contigo mismo? Lo que realmente implica es la construcción de una relación con una inteligencia más profunda dentro de ti, una inteligencia llamada Conocimiento. Porque vives con dos mentes. Tienes una mente superficial, tu mente social, una mente acondicionada y formada por tu entorno y tus relaciones desde el día en que naciste. Esta mente es inflexible. Está condicionada. No es libre. Está llena de necesidades y ansiedades, de temores y fantasías. Es inestable. Está inquieta. Anticipa la pérdida. Teme la pérdida, y trata de perderse en aficiones, obsesiones y otras fantasías. Es inestable, porque no tiene un mayor poder interior al que servir. Y, sin embargo, esta mente superficial es un magnífico instrumento de comunicación. Es un vehículo fabuloso para estar en el mundo, pero su verdadero valor, sus méritos reales y su mayor potencial solo pueden ser vistos en el servicio a un mayor poder dentro de ti.

A un nivel más profundo, por debajo de la superficie de la mente, existe un gran manantial de silencio —un lugar de paz, un lugar de discernimiento, un lugar para reconsiderar lo que estás haciendo y por qué lo estás haciendo—. Dentro de este manantial de silencio hay una profunda inteligencia —una inteligencia colocada allí por Dios—, una mente que sabe. Esta mente es muy diferente de la mente superficial. No compara. No contrasta. No especula. No evalúa. No proyecta culpas. No está atrapada en conceptos, creencias o teorías. Es una inteligencia poderosa y penetrante. No tiene miedo del mundo y no está confusa sobre quién eres y lo que tienes que lograr aquí. Ella contiene tu mayor propósito para estar aquí y el reconocimiento de todas aquellas personas que desempeñarán un papel importante en el descubrimiento y la expresión de este propósito mayor.

Construir una relación más profunda contigo mismo, entonces, es construir una conexión con el Conocimiento y permitir que el Conocimiento te aconseje, te guíe, te sostenga y te impulse hacia delante, y que te enseñe a discernir y a navegar por las cambiantes circunstancias de tu vida. Dentro de ti, esto es la simplicidad. Aquí no estás tratando de satisfacer cada uno de tus deseos. Tú no eres un grupo de sub-personalidades, todas con problemas y demandas en conflicto. En vez de eso, eres un gran Ser con una mente que necesita enfocarse y necesita propósito y dirección para ser de gran utilidad para ti y para otros. Aquí no eres un complejo conjunto de diferentes personalidades. Eres un único Ser, con un poder, una motivación y una dirección únicos en la vida.

Aquí, la libertad no es la libertad para ser caótico. No es la libertad para disociarte de ti mismo y de los demás. No es la libertad para perderse en la fantasía o entregar la vida a cosas que no tienen valor, propósito o significado. En cambio, es la libertad para encontrar y seguir al Conocimiento, para ser realmente fiel a ti mismo y para ser fiel a lo que es realmente verdadero dentro de ti. Esto es la simplicidad dentro de ti.

Tienes deseos en conflicto, y tienes oposiciones dentro de ti, ante todo debido a lo que has absorbido de tu entorno. Pero incluso en mayor medida, estas frustrado y contrariado por no haber encontrado aún tu mayor trabajo en el mundo, y por tanto la naturaleza única de tu diseño y constitución en realidad no ha encontrado el verdadero contexto para su expresión. En otras palabras, fuiste diseñado para algo muy específico, pero, si no has encontrado esto, entonces tu diseño será confuso y parecerá no estar en armonía con tus circunstancias actuales.

Existen conflictos dentro de ti, pero esto no significa que debas resolverlos todos, o concentrarte en todos ellos o tratar de seguir toda motivación dentro de ti, porque esto solo te llevará a una gran confusión y al intento de vivir muchas vidas diferentes a la vez. En tu mente superficial, hay complejidad y hay confusión. Hay diferentes voces, diferentes motivaciones, diferentes ideas, diferentes pasiones. Pero al nivel del Conocimiento, en lo profundo de ti, existe un único enfoque y dirección.

Puedes ver aquí dónde existe realmente la simplicidad, y con la simplicidad viene el poder. El poder es una función de la concentración, y el Conocimiento dentro de ti está extremadamente concentrado, tan concentrado que tiene el poder de lograr un cambio real en el mundo y de impactar las vidas de otros de la forma más potente y significativa.

No creas que ser simple es ser estúpido o ignorante o poco inteligente. No es así. Ser simple es ser potente, estar concentrado, ser poderoso y eficaz. Incluso si estuvieras sirviendo una causa indigna, incluso si fueras una fuerza destructiva en el mundo, si estuvieras concentrado tendrías poder y persuasión sobre otros que están mucho menos enfocados o concentrados que tú.

El Conocimiento es un gran poder que es totalmente ético. Está aquí solo para servir a un propósito mayor y más significativo. Te dará la fuerza para superar otras creencias, distracciones y seducciones, y te dará el poder para atravesar tu propia confusión y tus emociones incapacitantes y establecer y mantener un mayor enfoque en tu vida. Aquí, en vez de tratar de crear tu propia realidad, estás empezando a descubrir la realidad que ya existe dentro de ti y, con ello la realidad que te creó. Aquí, si puedes discernir tu diseño, puedes empezar a experimentar a tu Diseñador.

La simplicidad aquí es ser una única persona en todas las situaciones, tener un único gran poder, tener una vida enfocada y establecida en una dirección determinada. Aquí tu mente sirve a tu ser, ya que fue diseñada para hacerlo. Aquí tu cuerpo sirve a tu mente, ya que fue diseñado para hacerlo. Aquí todo empieza a encajar, y una verdadera armonía se hace evidente.

Pero al principio todo parece estar confuso y del revés. En tu pensamiento, tu mente está sirviendo a tu cuerpo, y piensas que el espíritu debería servir a tu mente. Las personas creen que Dios debe servir a sus mentes, cuando en realidad sus mentes solo han sido creadas para ser sirvientes en sí mismas. Así, al principio todo está confuso, porque todo está fuera de orden. Estás dominado por tus sentimientos, tus pensamientos, tus miedos, tus deseos, tus ambiciones y por las creencias de otras personas a las que has entregado autoridad en tu vida. Allí donde empiezas está todo desordenado, y la verdadera alineación de tu cuerpo, tu mente y tu espíritu aún no ha sido establecida.

Cuando te enfrentas al desorden en tu vida, experimentarlo puede ser muy desconcertante. Cuando te des cuenta de qué poco libre eres realmente, a pesar de toda la libertad política que puedas disfrutar, esto será impactante y desalentador. Ver cuánto has sido un esclavo de tu condicionamiento y de los deseos y expectativas de los demás es una revelación impactante. Más que una revelación, es una serie de revelaciones. Cuando veas lo poco que has respondido a la voz más profunda dentro de ti, te resultará muy decepcionante y frustrante. Pero este reconocimiento debe tener lugar, de lo contrario nunca te embarcarás en tu mayor viaje aquí en la vida.

Entonces, con este entendimiento, la disminución de los recursos del mundo y la creciente inestabilidad política y económica a tu alrededor se vuelven una motivación para que te apoyes en el Conocimiento, para que te conectes profundamente con la presencia y el poder guiador del Conocimiento. Porque te das cuenta de que, basándote solo en tus creencias y suposiciones, no sabrás qué hacer frente a los grandes cambios, y no sabrás cómo navegar en las cambiantes e impredecibles circunstancias de tu vida. Serás conducido por el miedo. Serás conducido por el deseo. Serás conducido por la necesidad de escapar y de perderte en algún otro lugar. Tus emociones serán inestables. Tu mente será gobernada por los vientos del mundo. Te sentirás como una víctima. Estarás enojado. Estarás resentido. Estarás condenando a los demás. Serás completamente afectado por la inestabilidad del mundo que te rodea, y esta inestabilidad será el resultado de no encontrar tus apoyos reales, de no estar apoyado en el Conocimiento.

Es extraño, pero la incertidumbre a tu alrededor en realidad es propicia a la emergencia del Conocimiento. Porque cuando todo va por el camino que las personas desean, bueno, ellas se duermen, se vuelven complacientes e indulgentes. Se vuelven perezosas y no cuestionan sus vidas de una forma suficientemente significativa para ganar una conexión más profunda dentro de sí mismas. Pero cuando las cosas se vuelven inestables e inciertas, entonces las personas son mucho más cautelosas y tienen una posibilidad mucho mayor de realizar una investigación más profunda sobre el propósito y la dirección de sus vidas.

Aquí, la búsqueda de la felicidad se vuelve ciega y compromete mucho la propia integridad, porque en la búsqueda de la felicidad solo deseas ver, conocer y experimentar ciertas cosas y tratas de evitar y negar todo lo demás. Pero lo que evitas y niegas es tan parte de la vida y una parte tan importante de la vida, que terminas siendo deshonesto contigo mismo y con los demás. Aquí estás evitando no solo las circunstancias desagradables, sino también una parte importante de tu propia experiencia, que en realidad está instruyéndote y dándote mensajes y señales. Cuando la posibilidad de alcanzar la felicidad parece más difícil o remota de obtener, entonces podrás tener una mayor honestidad consigo mismo y una mayor oportunidad de ver y sentir la corriente más profunda de tu vida.

No has venido a este mundo simplemente para entrar en reposo y estar satisfecho de ti mismo. Viniste aquí para lograr algo único y específico en concierto con ciertas personas a quienes estás destinado a conocer. Ellas están destinadas a conocerte. Pero el destino puede frustrarse y evitarse. Grandes encuentros pueden perderse, e incluso un propósito mayor puede quedar sin reconocer y sin cumplir. En la negación y la evasión hay complejidad. Hay confusión. Hay falta de honradez. Hay autoengaño y engaño a los demás. En este estado eres propenso a ser manipulado por los demás y por las promesas de riqueza, paz y felicidad que no tienen fundamento real en el mundo.

Si vas a enfrentar la verdad, significa que debes enfrentarlo todo. Si vas a conocer el verdadero propósito y significado de tu vida, debes realmente hacer frente a tu condición actual con tanto coraje y objetividad como puedas. Aquí no hay justificaciones y excusas. Solo hay un reconocimiento y una evaluación más profundos. Es como ordenar un armario que has estado llenando de cosas durante años, y ahora tienes que clasificar cada cosa —lo que mantendrás y lo que tirarás, lo que realmente tienes que usar y lo que solo está tomando tiempo y energía en tu vida, lo que sirve a un propósito real y lo que no es más que un trasto de tu pasado—. Tu evaluación más profunda dentro de ti se parece a esto. Es una clasificación. ¿Qué es real y significativo y qué no lo es? ¿Qué necesitarás realmente ahora y de qué puedes pasar? ¿Qué que te da energía y qué te la está quitando? En cuanto a tus relaciones, ¿quiénes pueden viajar contigo ahora en el descubrimiento y seguimiento del Conocimiento y quiénes, de hecho, te detienen y te desalientan?

No hay partes neutrales con respecto a este descubrimiento más profundo. Todo el mundo o bien te ayuda o bien te dificulta en encontrar tu verdadero camino y en obtener tu verdadera fuerza. Aquí tus creencias, tus suposiciones y tus actitudes se vuelven secundarias respecto al poder y a la presencia del Conocimiento dentro de ti. Aquí no confiarás en tus suposiciones, como lo hacías antes. No tratarás de utilizar a todos y a todo para reforzar tus creencias, como lo hacías antes. No perderás tu energía condenando a otras personas y siendo crítico con el mundo, como lo hacías antes.

Estás encontrando una manera muy diferente de estar dentro de ti, y esto lleva a una forma diferente de estar en el mundo. Aquí estás buscando lo que es significativo y esencial, con el entendimiento de que todo lo que no lo sea serán o bien cosas que obstaculizan tu camino o bien grandes distracciones. Aquí miras al Conocimiento y a las señales del Conocimiento dentro de las personas. Al hacerlo, las seducciones de la belleza, la riqueza y el encanto pierden su atractivo, y ves la naturaleza patética que realmente tienen. Aquí valoras la comunicación real con las personas y el experimentar una resonancia más profunda con las personas, en vez de ser atraído, estimulado o seducido por ellas.

A medida que construyes tu fundación en el Conocimiento y tomas los Pasos al Conocimiento, tu relación con todo cambia, porque tu relación fundamental contigo mismo ha sufrido un gran cambio, una transición necesaria de ser un esclavo de tu propio condicionamiento, miedos y deseos, a ser guiado por el poder que Dios ha puesto dentro de ti. Aquí, es mucho más importante seguir el propósito que realmente llevas que adorar a Dios o postrarte ante el altar o glorificar a Dios, porque si no estás siguiendo lo que Dios te envió a hacer aquí, si no estás siguiendo el Conocimiento más profundo que Dios ha puesto en ti, entonces toda esa alabanza y adoración es realmente una compensación por algo que en verdad está fallando en tu vida. En realidad honras a Dios realizando lo mejor que puedas lo que Dios te ha enviado aquí a hacer.

Incluso si no eres religioso, incluso si no crees en Dios, incluso si no practicas ninguna tradición, honras a Dios siguiendo al Conocimiento. Aquí empiezas a ver que la creencia es solo un sustituto del Conocimiento, y que la creencia ferviente es solo un peor sustituto del Conocimiento.

Esto te da el poder de la simplicidad. Tú eres la misma persona en todas las situaciones. Eres la misma persona con todos los individuos. Seguirás siendo fuerte, exigente y verdadero, no importa dónde estés o lo que esté sucediendo a tu alrededor. Aquí, en vez de tu condicionamiento social y de la debilidad de tus creencias, tienes el poder del Conocimiento para guiarte y ayudarte a determinar con quién estar y con quién no estar, qué hacer y qué no hacer, dónde ir y dónde no ir, a qué entregarte y a qué no entregarte.

Este es el poder de la simplicidad, y cualquier persona que tenga este poder irradiará y demostrará este poder, y se abrirá a una mayor experiencia de satisfacción y dirección en la vida. Aquí todavía tienes conflictos en tu mente superficial. Todavía sientes molestias y angustias y tienes pensamientos temerosos e incluso destructivos, pero ahora el poder y la influencia de estos impulsos y pensamientos tienen mucho menos control sobre ti. Los ves como simples turbulencias en la superficie. Ahora estás nadando en las profundidades del océano, bajo la superficie turbulenta y cambiante. Ahora estás experimentando las grandes corrientes que llevan las aguas del mundo en una enorme y poderosa cinta transportadora, gobernada por mayores fuerzas cósmicas.

Todavía eres falible. Todavía haces cosas tontas y tienes pensamientos tontos. Todavía te sientes atraído por cosas sin sentido. Todavía cometes faltas y errores de cálculo, pero tu vida es estable, ya que tiene el contrapeso del Conocimiento. Puedes capear las tormentas del mundo. Puedes enfrentar a una gran incertidumbre sin perderte. Puedes dejar ir a las personas, no importa lo encantadoras y hermosas que sean, si no pueden viajar contigo en la dirección que debes seguir.

Esto te da un extraordinario poder y capacidad. Comienzas a ver cosas que los demás no ven y a saber cosas que otras personas no saben. Tienes la energía y el poder dentro de ti mismo para seguir a través de lo que ves que hay que hacer. Aquí no renunciarás a tu propósito mayor por amor o por dinero. Si el amor viene a ti en servicio a tu propósito, entonces tiene un verdadero lugar. Si la riqueza viene a ti en servicio a tu verdadero propósito, entonces tiene un lugar. Pero ambas cosas se convierten ahora en activos y medios de expresión más que en importantes distracciones en sí mismas.

Si puedes considerar estas cosas, verás el poder y la simplicidad del Conocimiento. El Conocimiento no está confuso ni en conflicto, y por eso es tan diferente a tu mente superficial. No engaña ni condena a los demás. Por eso es diferente de tu mente superficial. No tiene miedo del mundo ni de aquello que podría suceder, y esto es lo que lo hace diferente de tu mente superficial.

Incluso si simplificaras tu vida exterior y la hicieras muy eficiente y fácil de manejar, todavía seguirías atormentado dentro de ti si no ganaras acceso a este mayor poder interior. Tu mente aún sería una masa furiosa de ideas en conflicto, grandes ansiedades y tontas fantasías. Incluso si se hubieran resuelto tus asuntos exteriores lo más eficazmente posible, si no construyeras una conexión más profunda con el Conocimiento y aprendieras con el tiempo y la experiencia cómo seguir al Conocimiento y cómo distinguirlo de las otras voces e impulsos interiores, entonces tu vida solo sería ligeramente mejor. Incluso puedes llegar al extremo de volverte un monje y no tener posesiones ni distracciones externas de este tipo, y aun así seguirías realmente viviendo en un estado de profunda confusión e infelicidad.

La realidad aquí es que muy pocas personas en el Camino del Conocimiento se convierten en monjes, porque estas personas tienen mayores servicios que realizar en el mundo. Porque Dios no os envió al mundo solo para que tratéis de saliros del mundo. La vida monástica ofrece un servicio único a la comunidad y al mundo, pero solo está realmente diseñada para ciertos raros individuos. Hay muchos, muchos otros papeles de gran importancia que desempeñar en el mundo, y muchos de ellos son muy mundanos. Alguien tiene que mantener las luces encendidas, y retirar la basura, y arreglar las calles, y cultivar la comida, y llevarla al mercado. Deben crearse medicamentos, debe prestarse servicio público, y así, multitud de papeles están ahí para ser realizados por las personas que se sientan llamadas a ellos y que tengan un propósito mayor participando en ellos.

Sin embargo, no creas que esta es la condición del mundo en este momento, porque muy pocas personas están donde realmente necesitan estar, y eso es parte de su sufrimiento y confusión. Muy pocas personas han encontrado el verdadero propósito que las ha traído al mundo y expresan claramente este propósito. Si todo el mundo estuviera realmente donde tendría que estar, el mundo tendría un aspecto muy diferente al de hoy. Ni siquiera lo reconocerías.

Así que no pretendas diciéndote a ti mismo estas cosas. No pienses que todo está guiado y que todo está bajo control divino, porque el mundo es un caos. Lo único en él que es verdadero, potente y está divinamente guiado es el Conocimiento. Este es un mundo de separación. Es un mundo separado donde las personas han cobrado forma y son ahora individuos diferentes que rara vez saben cómo participar eficazmente entre ellos. Está gobernado por incentivos, deseos y fuerzas de opresión que son totalmente ajenos a tu verdadera naturaleza. Este no es el mundo que el Conocimiento crearía, y, debido a que el mundo es como es, has sido enviado a este lugar para hacer una contribución única y específica. Esto te da la mejor oportunidad de redimirte y poner fin a la separación dentro de ti, de romper tu lealtad a las ideas y de romper el apego servil a tus creencias y a tu propia idea de ti mismo basada en la separación.

Solo el Conocimiento puede liberarte de esto, y el Conocimiento te libera dándote algo más importante que hacer, algo que trae tu vida al equilibrio, al orden y a la armonía y te involucra a un nivel más profundo. Tú mismo no sabrías cómo redimir tu mente, y los intentos que harías en esa dirección probablemente solo te circunscribirían aún más, haciendo que te resulte aún más difícil poder encontrar la salida.

Aquí ves que estás yendo de la complejidad a la simplicidad, de la confusión a la certeza, de la abstracción a la realidad. Aquí no se trata de utilizar el Conocimiento como un recurso para tu mente, sino de entregar tu mente como un recurso para el Conocimiento. Esto es lo que termina la separación dentro de ti. Esto es lo que trae tu vida a un mayor enfoque. Pero en este mayor enfoque no lo comprendes todo. No puedes predecir el futuro. No estas al mando. Tu mente controla tu cuerpo. Tú controlas tus asuntos. Practicas la moderación, el discernimiento y discreción, pero en esencia tu vida está en un camino mayor que no es de tu creación, y estás aprendiendo a seguir este camino y a elegir este camino, incluso cuando no sabes lo que ocurrirá a continuación.

Tratar de saber qué ocurrirá a continuación representa inseguridad. A veces es necesario tener estas premoniciones, pero por lo general representan el núcleo de tu inseguridad. Pero con el Conocimiento, tu inseguridad comienza a desvanecerse. Se desvanece hacia un segundo plano. Todavía está allí, pero es débil. Es marginal. No tiene el poder rector de tu vida nunca más.

Puedes ver aquí que ganar esta simplicidad dentro de ti es aún más importante que simplemente reajustar tus asuntos externos para que sean menos exigentes y más eficientes. Con el Conocimiento como guía, harás una evaluación profunda, ordenarás tu vida y dejarás de lado aquellas cosas que ya no te sirven o que en realidad nunca te sirvieron. El Conocimiento te retendrá de darte a personas, lugares y cosas que no tienen futuro, que nunca tendrán éxito, y esto por sí solo te preservará. Preservará tu fuerza vital, tu energía, tu tiempo y tus recursos en un grado increíble.

Pero debes estar dispuesto a estar solo. No puedes tener todo lo que quieras en el momento. Y tendrás que tener una fe creciente en que las personas vendrán a ti cuando realmente las necesites, y que, sobre todo al principio, debes viajar principalmente solo. Porque las relaciones deberían seguir un propósito; sobre todo un matrimonio o una gran alianza, deberían venir después de haber discernido una verdadera dirección en tu vida. De lo contrario, estas relaciones tenderán a competir y a reemplazar tu enfoque en esta mayor dirección. Es por eso que debes tener mucha paciencia, dominio de ti mismo y una gran fe en el poder y la presencia del Conocimiento dentro de ti y de otras personas. La verdadera relación vendrá a ti cuando estés listo y tu vida este lista. No puedes saber cuándo estás listo o cuándo tu vida está lista. Así que no puedes controlar esto, ni debes intentarlo.

Con el Conocimiento, tu viaje en el mundo se vuelve muy diferente y tu posición y punto de referencia se vuelven muy diferentes, por lo que el mundo parece diferente. Tus valores son diferentes. Tus prioridades son diferentes. Buscas ahora cosas mayores en ti mismo y en los demás, y gestionas tus asuntos externos sin quejarte. Estas remando el barco, pero realmente ahora tienes un lugar a donde ir. Remar sigue siendo duro. Todavía hay un esfuerzo, pero tienes un lugar a donde ir. Esto es la simplicidad. Esto es la claridad. Ahora tienes una mente única. No estás gobernado ni limitado por creencias ni asunciones, ni por el dominio de otros. Has recuperado tu autoridad interna, la autoridad colocada allí por Dios. Y aquí comenzarás a experimentar tu naturaleza más profunda y la corriente más profunda de tu vida.

Solo el Conocimiento dentro de ti sabrá cómo navegar por las Grandes Olas de cambio que vienen al mundo. Solo el Conocimiento dentro de ti sabrá con quién estar y la forma de estar con ellos. Solo el Conocimiento dentro de ti te indicará si estás listo para una relación o lo que debes hacer sobre tu empleo y circunstancias actuales. Aquí debes tener paciencia para esperar al Conocimiento, para escuchar al Conocimiento, para escuchar siempre al Conocimiento, no importa dónde estés o lo que estés haciendo. Aquí ganas esta conexión emprendiendo los Pasos al Conocimiento y aprendiendo y viviendo el Camino del Conocimiento, que es una vida de fuerza, propósito, inspiración y simplicidad.

Esto es lo que necesitas ahora. Esto es lo que el mundo necesita ahora, porque no hay suficientes recursos en el mundo para satisfacer los deseos de todos y dar cabida a las aspiraciones de todos. Los recursos que existen ahora se están reduciendo. Así que los ricos tendrán que vivir con menos y tendrá que haber una mayor seguridad para los pobres. Esto puede dar lugar a conflictos y guerras sin fin, o bien a una mayor resolución y, con ella, a una mayor posibilidad de descubrir y vivir una vida inspirada.

Con el Conocimiento sabrás qué hacer, y tu reconocimiento será tan poderoso que serás capaz de superar tus miedos, tus argumentos y cualquier disuasión que exista dentro de ti. Pero para encontrar este poder y experimentarlo plenamente, debes venir al Conocimiento. Esto simplificará tu vida. Aclarará tu mente. Finalizará el interminable debate, conflicto y confusión respecto a qué hacer y con quién estar, porque el Conocimiento tiene una dirección mayor, y es esta dirección la que estás destinado a seguir.

Anuncios