Construyendo tu Arca

Traducción del texto “Building your Ark”, tal como le fue revelado a Marshall Vian Summers el 11 de enero de 2009 en Boulder, Colorado, Estados Unidos.

Grandes Olas de cambio están llegando al mundo, Grandes Olas de cambio que alterarán el paisaje del mundo para todos, un gran cambio que es el resultado del abuso y el uso excesivo del mundo, un gran cambio que traerá una complejidad de efectos que nadie puede discernir por completo en este momento.

Las Grandes Olas de cambio están ya empezando a afectar a las economías del mundo, conduciendo a una mayor inestabilidad e incertidumbre. Los recursos del mundo están siendo agotados, y la humanidad no se ha preparado para su futuro, su futuro viviendo en un mundo de recursos en declive y limitaciones medioambientales.

Mucha gente está imbuida de un orgullo desmesurado con la idea de que la tecnología y el ingenio superarán todos estos problemas. Piensan que pueden controlar la naturaleza usando la tecnología y el ingenio, y que es solo una cuestión de invertir en estas cosas lo que determinará el resultado. Pero la tecnología tiene sus límites, y al final el poder de la naturaleza y los límites del mundo serán los elementos decisivos para la humanidad y el futuro de la familia humana.

Si buscas en tu corazón, en vez de apelar a tus ideas, sentirás que está llegando un gran cambio. Quizá no puedes describirlo o definirlo. Quizás no está claro para ti. Pero lo importante es que estás sintiendo el movimiento del cambio y el inminente cambio en el mundo.

Esto es muy importante, porque ahora debes prestar cada vez más atención a tu entorno. Debes prestar atención al clima cambiante y a la meteorología violenta. Debes prestar atención a la creciente inestabilidad política y económica alrededor del mundo. Debes prestar atención a los problemas en la generación y distribución de alimentos y agua. Y debes prestar atención a los recursos energéticos esenciales de los que la humanidad ahora depende y dependerá en un futuro próximo.

Este no es momento para falsas seguridades. No es momento para la ambivalencia o la complacencia. Es momento para estar consciente y observante. Toma toda la energía que gastas condenando a otros, criticando a los gobiernos o repudiando a líderes, y pon esta energía, este tiempo y esta concentración sobre las circunstancias cambiantes del mundo.

No te preocupes por no tener una respuesta, porque nadie tiene una respuesta. Hay muchas respuestas para aspectos específicos de las Grandes Olas de cambio, pero nadie tiene una respuesta para todo el asunto.

Las Grandes Olas de cambio están convergiendo todas al mismo tiempo, creando corrientes cruzadas y una complejidad de eventos que nadie puede predecir con precisión. El clima afectará a la producción de alimentos. La producción de alimentos influirá en la inestabilidad política y económica. La inestabilidad política afectará a la producción de energía y su distribución. Las malas condiciones de vida fomentarán las enfermedades y hasta pandemias. [La escasez de] recursos hídricos afectará a vastas poblaciones, forzando migraciones de masas y creando aún mayores tensiones e inestabilidad político-económica. Si esto prosigue incontrolado, entonces encararéis una clase diferente de conflicto humano. Encararéis guerras de desesperación, que son distintas a los conflictos que la humanidad ha tenido en el pasado.

El peligroso resultado puede resultar aterrador y en apariencia aplastante. Pero tu tarea como individuo no es intentar hallar una respuesta para todo. Tu tarea no es caer en la desesperación y en la complacencia. Tu tarea es descubrir el poder y la presencia del Conocimiento en tu interior, pues Dios te ha dado este poder y esta presencia para guiarte, protegerte y conducirte a un mayor logro en las cambiantes circunstancias del mundo. Porque las Grandes Olas de cambio no son meramente una gran inconveniencia para ti. Tienen mucho que ver con por qué has venido al mundo. Los verdaderos regalos que has de dar a la humanidad, regalos que aún no has descubierto, serán estimulados y llamados a salir de ti por estas Grandes Olas de cambio.

Por tanto, negar las Grandes Olas de cambio, disputando su realidad o evitándolas, es destructivo para ti por muchas razones. Primero, no te permite prepararte para las Grandes Olas de cambio. Pero incluso más allá de esto, te niega la posibilidad de que tu llamada mayor emerja en la vida, y con ella la realización que esta llamada produciría para ti y para otras personas.

Quizá tus primeras respuestas a las Grandes Olas de cambio serán el miedo y la inquietud, pero deben ser reemplazadas por una especie de objetividad decidida. Porque no hay lugar donde huir y esconderse de las Grandes Olas de cambio, y la negación y la evitación solo debilitan tu posición, dejándote más vulnerable y menos capaz de enfrentar los impactos de estas Grandes Olas de cambio según ocurran.

Por tanto, realmente no tienes otra alternativa más que levantarte y prepararte. Cuando comprendes esto, tu miedo, tu inquietud y tus sentimientos de indefensión serán sustituidos por una especie de objetividad decidida. La inteligencia más profunda dentro de ti, llamada Conocimiento, te dará esta fortaleza, porque no tiene miedo del mundo, ni tiene miedo del futuro. Pero su preocupación y su responsabilidad es llevar tu consciencia a un lugar más profundo en tu interior, donde el poder y la presencia del Conocimiento pueden guiarte, protegerte y permitirte navegar los difíciles e inciertos tiempos por delante. Aquí el miedo es sustituido por la claridad y la objetividad. Si estás aterrorizado, culparás a otros y gastarás toda tu energía acusándoles, cuando en realidad necesitas esta energía, este tiempo y esta concentración para prepararte y ayudar a otros a que se preparen también.

Este mensaje es un regalo de amor, para alertarte, prepararte, advertirte y preservarte. No lo consideres un mensaje espantoso. Es como si tu vecino viniera a decirte que hay fuego en tu casa. ¿Le acusarías de traerte un mensaje espantoso, o de estar basado en el miedo?

Una gran advertencia está sonando por todo el mundo. Es un regalo del Creador de toda vida, advirtiendo a la gente de las Grandes Olas de cambio que están llegando al mundo y sobre el encuentro de la humanidad con la vida inteligente en el universo, su encuentro con una Comunidad Mayor de vida inteligente. Estos dos grandes eventos —las Grandes Olas de cambio y el encuentro de la humanidad con la Comunidad Mayor— determinarán la suerte y el futuro de cada persona que vive en el mundo. No hay otro problema, otro desafío u otra prioridad que sea más importante que enfocarte en estos dos grandes fenómenos, porque son los mayores eventos en la historia humana. Evitarlos y negarlos es evitar y negar tu lugar en esa historia y tu contribución a ella.

Por tanto, cuando comprendes que no hay lugar donde huir y esconderte, tanto física como psicológicamente, entonces puedes mantenerte firme. Pregunta al Conocimiento dentro de ti: “¿Qué debo hacer?” Y el Conocimiento comenzará a darte pasos a tomar. En vez de respuestas o soluciones, te da pasos a tomar. Comienzas con lo que tienes que hacer ahora mismo. Comienzas a resolver los problemas que ahora mismo te están robando concentración, energía y tiempo. Quizá tengas un centenar de pasos que dar, pero solo puedes dar uno cada vez.

La gente quiere soluciones, quiere respuestas. Quiere garantías, porque tienen demasiado miedo de comprender que deben prepararse y que tienen una responsabilidad tanto como los líderes de las naciones e instituciones. Si no reclamas tu propia responsabilidad aquí, encontrarás que no tienes poder en el asunto y te sentirás impotente e indefenso frente a las Grandes Olas de cambio.

Aquí debes construir tu propia arca, y como en la gran historia del arca, debes comenzar a construirla antes de que llegue el gran cambio. Pues no estaba lloviendo cuando Noé comenzó a construir el arca, y las cosas no estarán colapsando a tu alrededor cuando tú construyas tu arca. Pero debes construirla. Aquí no construyes un arca simplemente para proveerte garantías y seguridad a ti mismo, sino, más significativamente, para colocarte en posición de servir a otros, y para permitir que las Grandes Olas de cambio llamen en ti a tu mayor servicio al mundo, aportándote el poder y la inspiración para proveer este servicio donde sea más necesario y efectivo.

Tu arca es pequeña. No puedes almacenar alimentos para el resto de tu vida. No puedes almacenar nada para el resto de tu vida, por lo que ese no es el énfasis. Necesitarás tener cierta cantidad de recursos disponibles para no caer presa de las conmociones que traerán las Grandes Olas de cambio, pero no puedes proveerte de garantías y seguridad para siempre. Por tanto, el verdadero arca es más interno que externo. Sí, deberías tener alimentos suficientes para tres meses. Y deberías tener recursos financieros para tres meses, como mínimo. Sí, tu salud debe ser controlada, y debe ser fuerte. Sí, debes estar con gente que pueda ayudarte a construir tu arca y también a construir el suyo. Sí, debes dejar relaciones divisivas que no tienen futuro ni promesa. Sí, debes reevaluar tu vida, tus involucraciones, tus posesiones, todo.

Esto es lo que significa construir el arca. Esto es determinar lo que es esencial y lo que no es esencial, lo que realmente necesitarás y lo que realmente no necesitarás, lo que realmente puedes hacer y lo que realmente no puedes hacer. Es por eso que la preparación es más interna que externa.

La gente hará muchas cosas imprudentes e insensatas frente a las Grandes Olas de cambio. Algunos intentarán mudarse al campo, pensando que pueden producir su propia comida y ser independientes de este modo. No se dan cuenta aquí del peligro del aislamiento. Algunos intentarán almacenar alimentos y recursos para mucho tiempo, sin comprender que si lo hacen otros simplemente vendrán y les quitarán estas cosas. Algunos pensarán que deberían salir a construir una comunidad espiritual en alguna parte, intentando lograr la autosuficiencia de esa manera, pero no comprenden que si lo hicieran tendrían que negarles a otros alimento y refugio, pues ¿cómo existirá una comunidad espiritual rodeada de una necesidad y sufrimiento humanos tan grandes, y cómo evitarán que la gente entre en su santuario?

No hay respuestas fáciles. Solo hay la intención y la voluntad de prepararse. Y la preparación tiene muchos pasos, que no puedes discernir al principio. Tienes que seguir al mayor poder del Conocimiento en tu interior y al poder del Conocimiento dentro de otros.

En el futuro, habrá muchos líderes peligrosos e insensatos. Ellos conducirán a la humanidad a un peligro y una desesperación aún mayores. En el futuro, surgirán líderes que podrían convertirse en brutales dictadores a medida que la necesidad humana aumenta, los recursos menguan y el desorden social crece.

Ten mucho cuidado, entonces. Aquí has de poder discernir la presencia del Conocimiento y distinguirla de las afirmaciones de las creencias e ideologías de la gente. Aquí no debes pensar que todas las soluciones están ahí, esperando a ser aplicadas, porque no es el caso.

Aquí, tú y otros debéis trabajar diligentemente por un futuro mejor. Y tú construyes tu arca para proporcionarte suficiente estabilidad para aguantar las conmociones de las Grandes Olas de cambio, de forma que puedas estar en posición de ser un contribuidor y no solo una víctima o una consecuencia de las Grandes Olas.

Necesitas tener una mente, una voluntad y un cuerpo fuertes, así como mucha compasión. Tendrás que saber a quién servir y a quién no servir, dónde debes dar tus regalos y dónde no debes darlos, cuándo decir “sí” y cuándo decir “no”. Debes liberarte de tu condicionamiento social, que hace que pienses como todos los demás, porque todos los demás no se prepararán, y si no te preparas compartirás su misma suerte.

Esta es una llamada para ti. No mires a nadie más. Debes mirarte a ti mismo primero. Dios te llama a prepararte, a construir tu arca, para que tengas un futuro y puedas servir a otros en necesidad y para que apoyes a otros en la construcción de su arca, de modo que puedan permanecer estables, fuertes y seguros en los tiempos inciertos que vendrán.

Aquí debes escuchar al poder y la presencia del Conocimiento por encima del rencor, el enfado y la turbulencia a tu alrededor y alrededor de otras personas. Apoya el buen liderazgo para tu nación, pero no pienses que una persona sola o un grupo de gente van a contrarrestar los impactos de las Grandes Olas de cambio. No caigas en el falso confort de pensar que solo se requieren unas pocas soluciones para todo el problema, porque harán falta un millar de soluciones para prepararse para las Grandes Olas de cambio, mitigarlas y adaptarse a ellas.

Aquí debes encontrar tu fuerza, tu coraje y tu determinación. No puedes ser débil e indefenso, esperando a que algún otro se ocupe de estos problemas por ti. El Conocimiento te dará la fuerza, el coraje y la determinación. Y es por eso que tomar los Pasos al Conocimiento es tan esencial. Porque debes preguntarte: ¿Cómo encontraré la fuerza para enfrentar las Grandes Olas de cambio? ¿Cómo sabré qué hacer en las cambiantes circunstancias del futuro? ¿Cómo sabré qué camino seguir cuando todos los demás se dejen llevar por el pánico, o cuando todos los demás esté respondiendo de ciertas maneras predecibles? ¿Cómo sabré en quién confiar y en qué confiar dentro de mí? ¿Cómo sabré qué hacer cuando nadie sepa qué hacer?

Estas son todas preguntas muy esenciales, pero no son preguntas que tu intelecto pueda responder eficazmente por sí mismo, porque requieren un Poder y una Presencia más profundos dentro de ti, una Presencia que no está gobernada por el miedo, que no está condicionada por las presiones o expectativas sociales, un Poder que no está dominado por la voluntad y las intenciones de los demás. No puedes encontrar este Poder en el intelecto, porque el intelecto es sobre todo el producto de tu condicionamiento social y biológico. El intelecto aquí solo puede servir y ser un gran recurso para el Conocimiento, porque el Conocimiento no puede ser un recurso para el intelecto.

Cuando entiendas esto, entonces serás capaz de ver con más claridad y efectividad dónde reside tu poder, así como el grado de responsabilidad que debes asumir para que tu vida tenga verdadero propósito, sentido y dirección. Esto ahora no es solo una buena idea. Será esencial para tu supervivencia y tu bienestar. Porque tendrás que enfrentar cambios a un nivel que nunca antes has tenido que enfrentar. Tendrás que asumir riesgos. Tendrás que tomar importantes decisiones. Tendrás que discernir a otras personas muy cuidadosamente. Tu mente tendrá que estar clara. No puedes ser dominado por tus propios conflictos internos. ¿Dónde encontrarás esta fuerza, este poder y esta capacidad? Aquí debes tornarte al Conocimiento, porque este es el Poder que Dios te ha dado, y el Conocimiento sabrá qué hacer pase lo que pase a tu alrededor.

Pero no puedes sentarte a esperar que el Conocimiento te guíe. Debes comenzar tu preparación. No esperes a que los cielos se oscurezcan, hasta que los acontecimientos estén sucediendo tan rápido que no puedas responder, porque entonces no tendrás opciones, y habrás perdido tu ventana de oportunidad para prepararte para las Grandes Olas de cambio. No pienses que tienes todo el tiempo del mundo, que puedes hacer esto el verano que viene, el próximo año o en algún momento posterior, porque no te das cuenta de lo valioso que es este tiempo justo ahora, que es tu ventana de oportunidad, y que no durará para siempre.

Aquí debes estar dispuesto a actuar cuando otros no están actuando. Debes decidir cuando otros no están decidiendo. Debes dejar cosas cuando otros nos las están dejando. Debes reorganizar tu vida mientras otros no están realmente reorganizando las suyas. Debes prepararte incluso aunque otros no se estén preparando. Y debes encontrar a gente que pueda ayudarte a hacer esto, y puede que debas dejar atrás o alejarte de gente que no puede o no va a ayudarte en esto.

No pienses ni por un momento que todo saldrá bien, que los gobiernos o la tecnología se ocuparán de todos estos problemas. No te des a ti mismo esta falsa seguridad. Debes vencer tu propia pereza. Debes vencer tus propias debilidades aquí. No debes escuchar a esas voces en tu mente que te dicen que no puedes hacer nada, y que otra gente se hará cargo de todo por ti, como si fueras un niño pequeño, porque no será así. Los gobiernos no podrán atender a todos en el futuro. Los gobiernos estarán luchando por proveer lo básico e impedir que la civilización se descomponga.

No encontrarás esta fuerza en tus emociones, tus ideas o tus creencias, pues estas no son lo bastante fuertes o resilientes para enfrentar las Grandes Olas de cambio. Debes tornarte hacia el Poder y la Presencia que Dios ha puesto dentro de ti, y aprender cómo aquietar tu mente de modo que puedas sentir el poder y la presencia del Conocimiento en lo profundo de tu interior.

Con el tiempo, aprenderás a leer las señales del Conocimiento, y aprenderás a leer las señales que el mundo te está dando, pues el mundo te está diciendo lo que viene. Puede que no sepas cuándo vendrá o cómo vendrá, pero el mundo te está diciendo lo que viene.

Esto es redentor para ti, porque tienes que ser serio sobre tu vida ahora. No puedes ser perezoso, tonto u obsesionarte contigo mismo. Tienes que sacudirte todo eso. Tienes que despertar de tu pesadilla. Tienes que renunciar a tu anhelo de cosas que no están sucediendo. Tienes que dejar de condenar a otros, o de seguir acusando a otros por tu situación o por la situación del mundo, porque eso es un desperdicio de energía que no aporta un buen resultado.

Aquí las Grandes Olas de cambio, que parecen tan abrumadoras y difíciles, una vez que tienes el coraje para enfrentarlas, en realidad te ofrecen el poder de la redención. Porque exigen una mayor fortaleza y un nuevo tipo de relación contigo mismo.

Hacer grandes cosas restaurará a tu vida tu propio valor y tu propio sentido de poder y capacidad. Enfrentar un gran cambio o grandes necesidades hará salir de ti una fuerza más profunda y significativa, que nunca podrías descubrir de otro modo. Grandes tiempos crean grandes personas. Nadie se hace grande ante la complacencia y las indulgencias.

Aquí no serán solo unos cuantos individuos excepcionales en la familia humana los que harán toda la diferencia, porque muchas más personas deben ser llamadas ahora a su propósito superior. Y el propósito superior no es simplemente una definición o una idea. Es un inmenso sentido de responsabilidad y autodeterminación que conduce a medidas drásticas.

Aquí puede que tengas que dejar tu refugio en el campo o tus placenteras indulgencias hasta cierto punto, de modo que puedas responder al mundo poderosamente. El Conocimiento te ayudará a moverte a la posición apropiada, a las situaciones apropiadas, para hacer salir de ti tus regalos y darte la máxima oportunidad para conocer a esos individuos que están destinados a ser parte de tu mayor servicio al mundo.

Aquí debes ser al mismo tiempo un líder y un seguidor. Debes liderar tu mente. Debes liderar tus emociones. Debes gobernar tus hábitos. Debes vencer tus tendencias débiles y contraproducentes. Pero al mismo tiempo debes seguir, porque solo el Conocimiento conoce el camino, y debes seguir al Conocimiento, rendirte al Conocimiento y elegir con el Conocimiento siempre que se requieran verdaderas decisiones.

Cuando la gente piensa en el gran cambio en el futuro, piensa en lo que los gobiernos deben hacer, en lo que las naciones deben hacer, en lo que las grandes organizaciones deben hacer. Pero aunque las naciones y las grandes organizaciones tendrán partes importantes que jugar, es el poder del individuo lo que en última instancia marcará la diferencia. Si la gente va a ser como un rebaño, entonces se resignará ante cualquier poder que les gobierne, e irá a donde sea que estos poderes quieran que vaya. Y es esta clase de autosacrificio e irresponsabilidad lo que ha llevado al mundo al precipicio, lo que ha llevado a la humanidad a este peligroso e importante umbral.

Por tanto, debes pensar como una persona que ha sido guiada por el poder del Conocimiento. Y debes discernir el Conocimiento y distinguirlo de tus propias compulsiones y creencias inflexibles. Y esto lleva tiempo. Requiere preparación. Requiere un sabio asesoramiento. Tú no puedes hacer todo esto por tu cuenta.

Necesitarás una preparación que no inventaste por ti mismo. Y necesitarás individuos fuertes en tu vida para ayudarte a clarificar tu vida, mostrarte cuándo estás en el error y darte la fuerza para elegir lo que es realmente verdadero.

Aquí el poder de Dios une a la gente de maneras significativas. Porque solo no puedes hacer nada, pero el Conocimiento te unirá a otras personas para que tu poder se amplifique y tu fuerza se afiance. Es por eso que las relaciones basadas en el Conocimiento son tan poderosas y tan resilientes, y es por eso que pueden resistir las cambiantes tormentas del mundo, allí donde otras relaciones caerán y colapsarán.

Debes construir tu arca, y debes apoyar a otros en la construcción de sus arcas, porque necesitas tener gente fuerte a tu alrededor. En las relaciones, la gente está o bien debilitándote o bien fortaleciéndote. No hay relaciones neutrales. Cualquiera con quien inviertes tiempo y energía, está o bien fortaleciendo tu preparación y tu consciencia, o bien debilitándolas. Incluso la gente encantadora y maravillosa puede ser aquí un gran factor desmotivante. Y el Conocimiento te ayudará a discernir con quién estar y cómo estar con ellos, terminando así con la interminable especulación y debate sobre con quién relacionarte.

Si la gente no puede apoyarte en la construcción de tu arca, entonces están apartándote de tus responsabilidades fundamentales. Si piensan que estás siendo tonto, extremo o excéntrico al tener esta consciencia, entonces puedes estar seguro de que están debilitándote y debilitando tu posición.

Ten cuidado con la racionalidad, porque la racionalidad aquí es generalmente un refuerzo del pasado. La gente usará la racionalidad para evadirse de su propia consciencia y su propia experiencia más profunda. Tú les parecerás irracional a otras personas. Ellos no piensan que las Grandes Olas estén viniendo. Piensan que el futuro será como el pasado. No están respondiendo a la gran llamada que está saliendo al mundo. Y aunque pueden ser muy inteligentes e intelectuales, muy listos en otras áreas, aquí están siendo ciegos y tontos.

Cuando las Grandes Olas vienen, la gente permanece en la playa como si fuera un día cualquiera. Piensan que mañana será como ayer. Piensan que el día de hoy será como cualquier otro día, sin saber que hoy será muy diferente. Los animales se dirigen a las colinas. La gente está tumbada en la playa. ¿Quién está siendo inteligente ahora? ¿Quién está siendo estúpido ahora? No caigas en la trampa de pensar que debes tener el consenso de otras personas para tomar las importantes decisiones que tienes ante ti. Porque no querrás estar tumbado en la playa cuando las Grandes Olas vengan. Y tú sabes que están viniendo.

Aquí no eres gobernado tanto por el miedo, sino por la responsabilidad, la capacidad de responder a tu propia experiencia interna y a las señales que el mundo te está dando. Cuando los animales construyen refugios o buscan refugio para el invierno, ellos están haciéndolo porque están siendo responsables. Pero la humanidad demuestra un increíble grado de irresponsabilidad en este sentido. Los océanos están elevándose, pero la gente está construyendo mansiones en la playa. Los desiertos están secándose, pero la gente se está mudando a ellos para jubilarse. La producción de alimentos está siendo afectada por las Grandes Olas de cambio, pero la gente se muda a lugares remotos en el campo, lejos de las fuentes de alimento y sus redes de distribución. Los gobiernos están haciéndose más débiles e inestables, pero la gente todavía espera como si estuviera sujeta a algún tipo de providencia social.

¿Ves cuál es el problema aquí? Tus ancestros, hace mucho tiempo, tenían que prestar atención al entorno en todo momento, porque tenían que ser conscientes de los riesgos y las cambiantes circunstancias de ese entorno. Pero la gente, particularmente la que vive en las naciones ricas, ha perdido esta responsabilidad esencial frente al entorno y esta relación esencial con el entorno. Ahora dan por sentado que todo está disponible para ellos, provisto por otras personas, provisto por complejas redes de organizaciones. La posibilidad de que estas organizaciones puedan no funcionar bien o que haya rupturas y discontinuidades en la recepción de todo lo que necesitan y esperan, les resulta impensable. Las Grandes Olas de cambio crearán discontinuidades. Debes prepararte pera ellas.

Estos son los tiempos de cambio. Te estás preparando para un mundo en declive. Te estás preparando para un futuro que será distinto al pasado. Por tanto, no puedes confiar en suposiciones y creencias, porque las suposiciones y creencias son todas refuerzos del pasado.

Incluso si eres la única persona que está pensando en estas cosas, debes hacer honor a tu experiencia más profunda. Debes construir tu arca incluso si nadie más lo está haciendo. Debes involucrarte en la reevaluación más profunda de tu vida, reevaluando tus posesiones, tus obligaciones, tus relaciones, tus actividades, dónde vives, cómo vives, como te mueves —todo, a la luz de las Grandes Olas de cambio—. Y los cambios que hagas en tu vida aquí, si son sabios, te darán mayor estabilidad, así como una mayor confianza en que serás capaz de actuar sabiamente frente a la incertidumbre y los grandes cambios.

La gente que no hace nada no tendrá está certidumbre. No tendrá iniciativa. No será capaz de responder en el momento a las cambiantes circunstancias de sus vidas. Uno construye estas habilidades preparándose, tomando los Pasos al Conocimiento y siguiendo los pasos que el Conocimiento proveerá.

El Creador de toda vida ha dado una serie de directrices para prepararse para las Grandes Olas de cambio, pero estas son solo directrices iniciales, pues todo el mundo tiene un regalo diferente y un camino diferente que tomar. Las circunstancias de la gente son diferentes, y por tanto las directrices solo proveen lo básico para permitirte comenzar tu preparación.

Puede que tengas que hacer cien giros en el futuro. Es el Conocimiento quien te enseñará cuándo y cómo girar, cómo cambiar, qué decidir hacer y qué decidir no hacer. Es por eso que el Conocimiento es tu posesión más valiosa y tu más poderosa dotación. Dios te salva a través del Conocimiento. Dios te redime a través del Conocimiento. Dios finaliza la Separación a través del Conocimiento. Es por eso que la preparación interna es más importante que la externa. Es por eso que debes responder a las señales que Dios te está dado en el interior y en el exterior. La construcción de tu arca no es solo para protegerte; es para permitirte dar al mundo y encontrar a la gente y las circunstancias que harán salir de ti tus mayores regalos, regalos que tú mismo no puedes hacer salir.

La respuesta está dentro de ti, pero la llamada está fuera, en el mundo. Tú no puedes hacer salir estos regalos de ti. Y tu propósito mayor no es lo que piensas que es. Puedes pensar que has de ser un artista o un músico, cuando [en realidad] tienes un mayor servicio que aportar en otra parte. Podrías pensar que tu propósito mayor es ser lo que quieres ser, pero, en casi todos los casos, realmente es otra cosa.

Solo el Conocimiento sabe, y solo puedes encontrar lo que el Conocimiento sabe siguiendo al Conocimiento, de modo que pueda revelarte la realidad de tu propósito mayor en el mundo. Tú construyes tu arca para esto, de modo que puedas ser un contribuidor a un mundo en transformación y no solo una víctima de él. Y tu preparación comienza ahora mismo, hoy, mañana y los días por venir. No se trata de pensar en ello. Puedes hacer eso para siempre sin ninguna resolución clara. Permite que tu respuesta más profunda te guíe, y no escuches a la debilidad de tus pensamientos y tus emociones.

Esto es un regalo de amor, porque Dios ama al mundo, y la voluntad de Dios es que la humanidad se prepare para las Grandes Olas de cambio, que sobreviva a las Grandes Olas de cambio, y que construya una civilización mayor y más justa en el futuro. Pero la voluntad de Dios y lo que la gente quiere —y aquello de lo que la gente tiene consciencia— no son lo mismo. Por tanto, es cruzar esta brecha, entonces, lo que aporta la mayor garantía y recurso para la humanidad y el mayor significado y propósito para tu vida.

Anuncios