Estableciendo relaciones

Traducción del capítulo 12 del libro “Relaciones y Propósito Mayor”, según fue revelado a Marshall Vian Summers. 

No hay grandes personas; solo hay grandes relaciones.

¿Qué es una relación?

Una relación es cuando dos o más personas se unen para satisfacer una necesidad interna y externa. La vida es como subir una montaña, y no puedes subirla solo. No encontrarás tu camino solo, no ganarás fortaleza solo y no aprenderás a superar los obstáculos solo. Necesitarás compañeros. Necesitarás compañeros que te alienten, te ayuden a discernir y te den el coraje para identificar y eliminar tus obstáculos. Necesitas relaciones para aprender el Camino del Conocimiento.

Una relación satisface una necesidad interna de desarrollo y una necesidad externa de logro. Establecer una relación solo para satisfacer una necesidad interna es insuficiente porque las relaciones en el mundo siempre están orientadas al logro. El reconocimiento del otro puede satisfacer una necesidad interior, pero una relación se establece para hacer cosas. Por tanto, debe tener una expresión mundana para volverse real y manifiesta.

Puedes decir que todo el mundo ya está en relación, y esto por supuesto es cierto. Sin embargo, en términos significativos, en términos de tu experiencia en el mundo, es lo que puedes hacer con otra persona lo que establecerá la profundidad, el poder y el significado de tu relación. Es por eso que debes reconocer tanto tus necesidades internas como externas y aprender el discernimiento necesario para ver si el otro es compatible para satisfacer estas necesidades. Este discernimiento no puede hacerse completamente desde el principio, porque una gran parte de tu descubrimiento en las relaciones viene a través de la participación con el otro. Sin embargo, desde el principio, deben existir ciertas cualidades y características.

¿Cuáles son los criterios para una relación primaria?

Por supuesto, esto varía de acuerdo a lo que la relación está destinada a ser y a lo que tú mismo estás buscando. Una relación primaria significa que compartirás muchos de tus pensamientos, tus actividades e incluso, en ciertos casos, tu cuerpo físico. Es muy importante darse cuenta que una relación primaria crea una oportunidad para el aprendizaje tanto en ambiente mental como en el físico. No se aprende en el ambiente espiritual, porque en el nivel espiritual, no necesitas aprender nada. Aquí el desarrollo espiritual se mide solo en función de la cantidad de tu vida espiritual que puede emanar a través de tu vida mental y física.

Una relación primaria establece un ambiente mental y físico únicos, que o bien  apoyan tu surgimiento espiritual, lo obstaculizan o lo niegan. Por tanto, uno de los primeros criterios básicos es que la otra persona, tu potencial compañero, debe compartir tu deseo de avance espiritual y de contribución al mundo. Este es uno de los criterios esenciales, pero no es el único.

Cuando las personas establecen una relación basada únicamente en un sentido compartido de propósito o intención espiritual, su relación rara vez resiste. Esta será propensa a todo tipo de dificultades prácticas. A menudo, las personas que intentan una relación solo con estos criterios, tienden a negar o pasar por alto los obstáculos porque están muy aliviados de haber encontrado, por fin, a alguien que comparte su sentido de propósito y destino espiritual. Ten muy claro, aquí, que el propósito y el destino espiritual no pueden ser el único criterio para la participación. Esto es muy importante. En términos de encontrar una pareja en la vida, debéis ser físicamente compatibles. Incluso en las relaciones que no tengan este componente íntimo, es muy importante que seáis físicamente capaces de participar juntos. Esto requiere de salud, y requiere que vuestras necesidades físicas y vuestra condición física estén en equilibrio entre sí. Si uno está muy enfermo y el otro está saludable, esto limitará su capacidad para participar juntos. Aquí no es tan importante, que te guste la apariencia corporal de la otra persona, pero marcará una diferencia si el mantenimiento y la forma física que presenta la otra persona son significativamente diferentes de las tuyas. Esto puede dificultar vuestra participación conjunta. Vuestros cuerpos deben ser compatibles en su estado de salud, en su presentación e incluso a veces en su edad.

Después, debéis compartir valores fundamentales. Las formas de hacer las cosas deben ser compatibles entre sí. Eso no quiere decir que sean exactamente iguales, significa que no estás en claro conflicto con el otro. Como se ha dicho, los opuestos se atraen a menudo. Sin embargo, rara vez se enlazan en el mundo de las relaciones humanas. Las personas pueden tener cualidades que tú no poseas y habilidades que no hayas cultivado, y estas pueden ser muy compatibles con los tuyas. Aquí las diferencias pueden ser muy beneficiosas. Sin embargo, los fuertes contrastes rara vez te permiten unirte significativamente con otra persona o durante un largo periodo de tiempo. La compatibilidad es muy importante. Tus valores relativos a la libre expresión, al dinero, la salud, la profesión y al sustento —incluso a tu visión del mundo— deben estar alineados con el otro. Una vez más, puede haber diferencias, y estas diferencias pueden ser muy útiles, pero si hay fuertes contrastes y estos contrastes se basan en la naturaleza y el diseño de ambos, esto limitará vuestra participación juntos. Esto puede limitar vuestra capacidad para llevar a cabo cualquier tarea juntos. Por tanto, no creas que los intereses espirituales compartidos son suficientes para establecer un propósito superior en una relación. Tampoco creas que el atractivo físico o la compatibilidad por sí solos son suficientes para establecer una unión real con otro. Ni creas que los valores o comportamientos compartidos por sí solos serán suficientes. Recuerda, tienes una naturaleza espiritual, una mental y una física. Las tres deben ser reconocidas. Estás funcionando en los tres niveles, por lo que una relación significativa necesitará trabajarse en los tres niveles, en conjunto.

En función de esto puedes pensar que será muy difícil establecer un propósito superior en una relación primaria o que la posibilidad será bastante remota. Esto es realmente cierto. En el curso de tu vida, tienes muy pocas relaciones primarias significativas, y estas serán muy importantes en la formación de tus pensamientos, de tu vida exterior y de tus inclinaciones espirituales. Por eso se hace tanto hincapié en tus relaciones primarias, en términos de ser una ventaja o un lastre para tu progreso. Por ello, debe utilizarse una gran dosis de discernimiento para establecer y mantener relaciones con otros.

Este es el verdadero significado de la sabiduría. La sabiduría es aprender cómo hacer las cosas. El Conocimiento es saber qué se debe hacer. El Conocimiento es la fuente y la meta de todo aprendizaje, y la sabiduría es el mecanismo para su realización. No te desanimes porque las relaciones primarias genuinas sean raras. Pero, es importante que sepas que no son abundantes. No puedes establecer una relación con cualquier persona que quieras. El intento de establecer una relación primaria con quien quieras es la causa de que desperdicies y malverses gran cantidad de tu tiempo y energía. Si alguien es físicamente atractivo para ti y, sobre esta base, lo sientes muy compatible contigo, es posible que intentes forzar tu naturaleza espiritual y mental para obedecer a esta necesidad. Sin embargo, descubrirás dolorosamente, con el transcurso del tiempo y a través muchas situaciones difíciles, que esta relación no puede consolidarse. Esto puede consumir una gran parte de tu vida y puede generar enorme desdicha, resentimiento y decepción.

Desde el comienzo, tus decisiones son muy importantes. Si te vinculas físicamente con alguien antes de consolidar más completamente tu relación, te será muy difícil responder al Conocimiento y utilizar el discernimiento de una manera significativa. Por esto, se recomienda encarecidamente no involucrarse sexualmente con alguien hasta consolidar la relación de la forma más completa. Tienes que ver si tú y la otra persona vais en la misma dirección en la vida, antes de vincularte físicamente, porque una vez unidos vuestros cuerpos físicos, puede ser muy difícil separarse. El apego surgirá, y esto hará que sea más difícil para ti determinar objetivamente si realmente puedes establecer una relación real con esa persona.

La atracción física entre dos personas que están considerando el matrimonio es importante, pero no es esencial. Lo que es esencial, en el nivel físico, es que sean de una edad similar, que tengan un grado similar de vitalidad y que juntos,  realmente puedan llevar adelante actividades en el mundo.

La compatibilidad de sus mentes es más importante que la compatibilidad de sus cuerpos. Su compatibilidad espiritual es la más importante de todas. Recuerda, el cuerpo sirve a la mente y la mente sirve el espíritu, en el verdadero orden de las cosas. Aquí se necesita sabiduría para determinar la importancia del cuerpo en cualquier compromiso. Su grado de importancia debe determinarse en situaciones diferentes, dependiendo del propósito de la relación. Obviamente, en una gran amistad, el atractivo físico puede no ser importante en absoluto, pero la vitalidad física si lo es, porque sin vitalidad física, no seréis capaces de hacer mucho juntos.

Es importante hacer una distinción en este punto. Tú mismo no puedes establecer tu compatibilidad espiritual con otro porque ella es establecida por Dios. Se establece de acuerdo a tu diseño y de acuerdo a tu Familia Espiritual. Puedes amar la mente de una persona, puedes amar el cuerpo de una persona y puedes sentir que juntos podéis hacer cosas maravillosas, pero si no vais en la misma dirección espiritual, y si no estáis en una etapa similar de desarrollo, entonces, vuestros caminos divergirán. Vuestro sentido de propósito, significado y dirección será diferente el uno del otro. No puedes controlar eso. Puedes controlar gran parte de tu pensamiento y comportamiento porque estos pueden cambiarse hasta cierto punto. Sin embargo, tu dirección espiritual está establecida.

La mayoría de las personas son apenas conscientes de su dirección espiritual real, así que piensan que su capacidad de cambiar de dirección espiritual es solo su capacidad de cambiar su forma de pensar sobre su dirección espiritual. Esto es debido a que en el ámbito espiritual, tienes un destino. En el ámbito mental, tienes un proceso de crecimiento y desarrollo. En el ámbito físico, tienes un proceso de supervivencia, crecimiento y desarrollo. Si puedes ver todas estas cosas trabajando juntas en armonía, entonces, verás los criterios necesarios para establecer una relación primaria.

Incluso si vuestro vínculo espiritual ya existe, vuestros pensamientos y vuestras capacidades físicas deben ser compatibles. De lo contrario, experimentarás el reconocimiento con alguien, pero no una relación. El verdadero reconocimiento significa que puedes reconocer a alguien  que está unido a ti, pero sin una relación, no podréis hacer nada juntos. Las relaciones en este mundo tratan de lo que puede hacerse juntos. En última instancia, tratan de la contribución y el servicio.

Cuando estés considerando una relación primaria con alguien, mira si vuestra naturaleza y propósito espiritual conjunto ya están establecidos. Este no puede cambiarse, pues o estáis vinculados o no lo estáis. Si no estáis vinculados, esto significa que su pieza del puzle y tu pieza del puzle no pueden encajar. Si las piezas encajan entre sí, entonces debéis ver si sois lo bastante compatibles, mental y físicamente, para estar en una relación.

Una verdadera relación no está plenamente completa al principio. Es algo que estableces etapa por etapa. Un matrimonio requiere muchos años para madurar. Una gran amistad requiere cultivarla muchos años. Una asociación importante en tu profesión requiere muchos años y experiencias para volverse profunda y significativa. La confianza debe ganarse. Los eventos de la vida darán forma a tu carácter. Le darán forma mental y físicamente. Debes ir a través de estas experiencias con otros con el fin de construir carácter.

Aquí, es importante entender que no hay grandes personas; solo hay grandes relaciones. Una gran relación significa que los implicados han sido capaces de superar, hasta cierto punto, la pequeñez de sus preferencias personales con el fin de satisfacer las necesidades reales de sus vidas. Esto significa que la relación refleja su Conocimiento más que sus preferencias, y su certidumbre más que  sus deseos.

Sin embargo, todas estas cosas deben verse correctamente para ser entendidas correctamente. Las personas suelen confundir sus preferencias con sus necesidades más profundas. Las personas dirán: “Oh, estoy haciendo esto a causa del Conocimiento”, pero en realidad están haciéndolo por sus preferencias en la materia.

¿Cómo puedes notar la diferencia? Puedes notar la diferencia cuando has experimentado tanto tus necesidades más profundas como tus preferencias. La experiencia del Conocimiento es completamente diferente de la experiencia de la preferencia personal. Es constante. Es abrumadora. Es completa. Es armoniosa. Es totalmente cierta, y sin ambivalencia. Por el contrario, la preferencia personal es débil y vacilante. Viene y se va. Es acosada por la culpa, la duda, la frustración y el conflicto. Puedes sentir ambivalencia, conflicto o dudas sobre algo que conoces, y a menudo lo harás. Pero la experiencia del Conocimiento es mil veces más potente que la experiencia de la preferencia personal. No cambia.

Esto es cierto incluso con la experiencia de la adicción. La adicción aparece cuando la preferencia personal toma el lugar del Conocimiento en la vida de una persona y se vuelve un factor dominante. Sin Dios, solo existe adicción, ya que sin Dios no hay relaciones reales. ¿Y qué es la adicción, sino un sustituto de las relaciones significativas? Lo único que puede curar la adicción es una relación significativa, porque la adicción es un sustituto de las relaciones significativas. Es por eso que el Conocimiento es la única cura para la adicción, porque el Conocimiento es la esencia misma de la relación. Establece el propósito, el significado y la dirección de todas tus relaciones significativas.

La compatibilidad espiritual, mental y física debe ser suficiente para que una relación primaria se establezca correctamente. Cuanto más sepas a cerca de ti mismo espiritual, mental y físicamente, mejor establecerás tus criterios. Cuanto más aprendas a valorar el Conocimiento dentro de ti mismo, más comprometido estarás con el cumplimiento de estos criterios, sin pasarlos por alto, ni negarlos con el fin de tener una relación preferente con alguien.

¿Cuáles son los elementos esenciales de la compatibilidad?

Los elementos de la compatibilidad ya se han establecido, pero es importante definirlos un poco más. Espiritualmente, debéis ir en la misma dirección. ¿Cómo sabes si vais en la misma dirección? Tu sentido interno de orientación en la vida, tu sentido de destino y lo que consideras más valioso, todo emana del ámbito espiritual. Estos son experimentados mental y físicamente, pero emanan del Conocimiento si son genuinos. Si estás en sintonía con otra persona y estás mirando a la otra persona de manera objetiva, permitiéndote observar su pensamiento y su comportamiento, serás capaz de discernir vuestra compatibilidad espiritual o la falta de ella.

Las personas que sienten un vínculo y compatibilidad espirituales a menudo descuidan cosas tan mundanas como el dinero, la apariencia física, la subsistencia, la profesión o todas estas cosas. Como resultado, su experiencia de la relación y su experiencia del amor serán limitados y de corta duración. El amor es la causa, pero tu experiencia del amor será el resultado de tu compatibilidad en la relación.

Para que una relación primaria sea plena, debe expresarse a través de tu vida física, mental y espiritual. Ahora, en un principio, la completa comprensión de estos tres aspectos en la relación con otra persona pueden no ser reconocidos, y muchas cosas tendrán que demostrarse a través del tiempo y a través de la experiencia. Pero al principio, debe reconocerse un cierto grado de compatibilidad en estos tres ámbitos. ¿Se requiere mucha evaluación de tu parte? No. Solo se requiere moderación, paciencia, mirar objetivamente y permitir que tu Conocimiento te guíe.

Tu Conocimiento no delibera; no compara. No dice: “Bueno, me gusta esta persona más que esa otra”. No juzga a las personas. Simplemente dice “sí” o “no”, o no dice nada en absoluto. ¡Cuán simple es, entonces, lo que es profundamente sabio! El Conocimiento es el gran tomador de decisiones, y toma las decisiones sin condena ni juicio. Dice “sí” y “no”, en lugar de correcto e incorrecto. Tú dices correcto o incorrecto, en respuesta a “sí” y “no”. Para ti, algunas cosas son correctas y otras son incorrectas. En última instancia, todo el mundo sabe lo que es correcto e incorrecto, porque todo el mundo sabe la diferencia entre el amor y la agresión. Esto no quiere decir que se den cuenta de lo que saben, que expresen lo que saben, comprendan lo que saben o demuestren lo que saben. Sin embargo, lo saben.

En primer lugar, en una relación deben ser reconocidas ciertas cosas. Tú sabrás si miras y si estás abierto a ver la verdad. Aquí no debes confundir saber con desear. Saber, es tranquilo y claro. Desear, es querer y necesitar. Es muy difícil ver claramente en un estado de deseo porque el deseo te  domina y gobierna. Es como tener fiebre. Cada vez que experimentes esto respecto a alguien o algo, ten mucho cuidado, da un paso atrás. Este es el momento de esperar y ser objetivo.

La relación pretende lograr algo en el mundo. Es una expresión muy práctica de una necesidad interior y una conexión interior. Debido a que tiene una expresión práctica, debe abordarse con un énfasis práctico. Por tanto, al considerar el matrimonio con alguien, no digas, “Te amo. No puedo vivir sin ti. Eres todo para mí”. En cambio, mira y di: “Siento un gran amor por ti. ¿Qué podemos hacer juntos? ¿Vamos juntos en la misma dirección? ¿Podemos vivir juntos, el resto de nuestras vidas? ¿Podemos trabajar bien juntos? ¿Podemos lidiar juntos, con el sufrimiento y la decepción?”

Si aprendes sobre la vida de la otra persona, verás lo que él o ella han hecho en el pasado. No creas que esta persona hará contigo las cosas de manera diferente. Tal vez él o ella, mejorará o funcionará de manera más eficiente y con más amor. Sin embargo, si aprendes sobre la persona, te darás cuenta de lo que necesitas saber. Es por ello que, al abordar el matrimonio, siempre te acercas lenta y cuidadosamente, y permites que el Conocimiento te dirija. No eres impulsado por lo que deseas, o estarás ciego a tus necesidades reales, a las necesidades de la otra persona y a la realidad de vuestra unión.

En un verdadero matrimonio, no pasarás la mayor parte de tu tiempo mirando a los ojos del otro y disfrutando de la experiencia del reconocimiento. La mayor parte de vuestro tiempo pasará haciendo cosas juntos —cosas muy mundanas, tales como, la supervivencia, la profesión y la subsistencia, la intimidad, la salud, el dinero, las posesiones, los niños y el cuidado de otros— un montón de ajetreo. La mayor parte del cual no parece muy espiritual.

Si eres es un poco mayor y un poco sabio, puedes saber lo suficiente para no precipitarte en una relación. El dolor emocional del pasado está ahí, deteniéndote. Como resultado, esperas y miras, porque no quieres repetir los mismos errores. No quieres ir jugueteando hacia un callejón sin salida con la esperanza de que todo funcione porque os amáis mucho. 

¿Qué pasa con el amor en la relación?

El amor es el resultado de la compatibilidad demostrada en una relación. El reconocimiento demuestra el amor en el nivel espiritual, pero la relación demuestra el amor en los niveles mental y físico. El amor es el resultado de la compatibilidad. La profundidad de vuestro amor será la profundidad de vuestra expresión común en el mundo. Puedes amar a alguien intensamente desde el principio, pero esto aún no es amor verdadero. Todavía no es un amor que puede soportar los rigores de la vida. Puede ser muy intenso, pero es momentáneo. Un gran amor se establece a través de la participación conjunta. La participación conjunta se logra a través de la compatibilidad y del propósito compartido. Podéis ser personalmente compatibles, pero si el propósito, la motivación y el coraje no están ahí, entonces la relación no puede ser llevada a su plena expresión y tu experiencia del amor será incompleta. Aquí amas a alguien, por lo que podéis hacer, compartir y expresar juntos. Es por eso que amas a alguien.

Por lo tanto, no bases una relación primaria en el amor. Basala en lo que podéis compartir, lo que podéis expresar y lo que podéis hacer juntos. Muchas personas piensan que deben casarse porque están intensamente enamoradas de alguien. Estar intensamente enamorado puede demostrar un reconocimiento, pero no una relación. Su relación aún no se ha establecido. Aún no ha sido demostrada, expresada y probada. Con el reconocimiento, no estás aún en relación. Es yendo a través de las cosas juntos donde aprendes si tenéis compatibilidad, motivación y compromiso para estar en una relación genuina.

Por tanto, no bases tu relación en el amor. El amor enciende la llama, pero lo que alimenta la llama es vuestra capacidad para compartir, expresar y demostrar un propósito real en el mundo. La relación no se basa en una chispa, se mantiene viva por el fuego del amor. El amor es aquí, el resultado. Es muy importante entender esto.

Puedes decir que la expresión, el dar y el propósito compartidos, son todos el resultado del amor. Puedes decir que la contribución compartida en el mundo es el resultado de un gran amor. Pero verlo de este modo solo podría ser válido si el amor estuviera asociado solo con Dios. Sin esto, tu declaración demuestra una confusión en los niveles y por tanto te dejaría muy vulnerable para cometer graves errores de juicio y de evaluación en tus relaciones. Es por esto que es importante colocar el amor como el resultado y no como la causa de tu relación. Dios como amor es la causa de vuestra relación. Pero, vuestra experiencia del amor será el resultado de vuestra participación conjunta.

Es muy común creer que el amor es la razón más importante por estar con alguien. Te enamoras de alguien y entonces asumes que debéis ser pareja y debéis tener una gran relación y que esta debe ser la máxima experiencia. Sin embargo, para alguien que ha adquirido  verdadera madurez, esto se ve solo como un gran estímulo, un reconocimiento. La posibilidad de una verdadera relación aún no ha sido establecida.

Muchas personas son adictas a la experiencia de estar enamoradas. Es una experiencia basada en el reconocimiento. Por lo tanto, ellas siguen buscando el reconocimiento, pensando que el reconocimiento es la relación. El reconocimiento no es la relación. Muchas personas que tienen este problema, y la mayoría de las personas lo tienen en cierto grado, son decepcionadas repetidamente porque la relación, que es el resultado del reconocimiento, solo les decepciona. No tienen la compatibilidad y la alineación de propósito, de los que se habla aquí. No te hagas adicto al reconocimiento, porque puedes experimentar ese mismo reconocimiento en tu meditación diaria, y este reconocimiento te iniciaría en el Conocimiento en lugar de conducirte a una relación divisiva y sin esperanza con otro.

La verdadera cuestión en las relaciones es, “¿Qué podemos hacer juntos?” Cuanto más aprendas sobre ti mismo —sobre tu pensamiento y tu comportamiento— y más objetivo te vuelvas sobre ti mismo, más objetivo podrás volverte sobre la otra persona y más claro será tu discernimiento. Esta claridad de discernimiento es muy importante porque las personas no son lo que parecen. En casi todos los casos, las personas dan una imagen falsa de sí mismas, al menos que estén bien desarrolladas y muy maduras. El Conocimiento es tu guía aquí, así que no es necesario cargar tu mente con la deliberación. Pero tienes que mirar, escuchar y aprender.

La embriaguez de estar enamorado puede ser la chispa para el comienzo de una relación significativa, o puede ser una experiencia breve y extravagante. Procede aquí lentamente y con cuidado. No te involucres sexualmente a causa de esta experiencia. Eso vendrá después si es apropiado. Recuerda, una vez que te involucres sexualmente crearas, hasta cierto punto, lazos físicos y emocionales con la otra persona. Incluso si piensas que una relación sexual es casual, esta hará que te sea mucho más difícil evaluar tu participación de forma significativa. Aquí debes cuidar suficientemente a la otra persona, y debes cuidarte suficientemente a ti mismo. Debes cuidar suficientemente tu desarrollo espiritual y su desarrollo espiritual, ya que estos serán o ayudados o entorpecidos por esta relación.

La más alta calidad del amor es servir a la emergencia espiritual del otro, incluso si eso significa que no puedes estar con esa persona. Incluso si eso significa que vuestra relación no sale como habrías preferido al principio, este debe ser un énfasis permanente. Y será el énfasis si valoras tu vida y su vida, si valoras tu avance espiritual y su avance espiritual y si valoras tu bienestar en una relación. Después de un tiempo, no querrás perder más años de tu vida involucrado en relaciones que no tienen promesa y que no pueden ir a ningún lado.

Es necesario experimentar un cierto grado de decepción en las relaciones con el fin de aprender sobre estas cosas. Sin embargo, demasiada decepción puede desanimarte e inhabilitarte. Los seres humanos solo son capaces de superar una cierta cantidad de desaliento. Si tomas demasiados giros equivocados y tomas demasiadas decisiones equivocadas, tu capacidad para superar tus obstáculos y elegir un nuevo curso disminuirá con el tiempo.

Las personas podrían pensar que son plenamente capaces de cambiar sus vidas en cualquier momento. Pero esto no es cierto. Es por eso que lo que haces ahora es tan importante. No asumas que si no sigues la verdad ahora, podrás seguirla más adelante. No hagas esta suposición. Esta es una suposición muy costosa. Es por eso que debes enfrentarte a las relaciones de una manera muy sobria, de una manera muy práctica y de una manera muy honesta.

La gloria del reconocimiento momentáneo no puede compararse de ninguna manera con el valor de una relación significativa. Lo que hace significativa a una relación es la participación conjunta a través del tiempo. Aquí es donde aprendéis juntos, crecéis juntos, os perfeccionáis juntos y os  entregáis juntos al mundo. Esto no puede hacerse si los elementos de la compatibilidad no están ahí. Si los elementos de la compatibilidad no están ahí, entonces vuestros diseños individuales no son compatibles, y vuestra participación en la vida será limitada, independientemente de la intensidad de vuestro afecto.

Es por ello que desde el principio es necesario aprender el discernimiento. ¿Por qué gastar cinco años descubriendo que realmente no puedes estar casado con esta persona cuando podrías haberlo descubierto en cinco días, o a medida que tu discernimiento se vuelve más refinado en cinco minutos? Muchas personas dicen después de cinco años, si es que han descubierto que su relación no puede continuar y no puede crecer, “Sabía esto desde el principio, pero no escuché lo que sabía”. Podían ver estos elementos en la otra persona, y podían ver sus incompatibilidades, pero no querían mirar porque querían estar con esa persona. querían la experiencia de estar juntos. Ellas querían escapar de la soledad y el aislamiento. Sin embargo, es mucho mejor estar solo que estar incorrectamente comprometido con otro. El compromiso inadecuado, si se mantiene, destruirá tu motivación y tu fuerza vital. Esto es muy cierto.

¿Qué pasa con el sexo?

La sexualidad es un tema difícil de enfrentar objetivamente para muchas personas, porque tienen gran parte de su sentido de identidad, su autoexpresión y su sentido de autoestima asociados a ella. La sexualidad es importante, pero no es la fuente de tu valor, tu identidad o tu autoexpresión. Ni en modo alguno la sexualidad es la vía de expresión más importante de estas cosas. La sexualidad es algo que debe ser adecuadamente comprendido y sabiamente manejado. Tu hogar debe gestionarse, de lo contrario, todo se vuelve un caos. Tu sexualidad debe gestionarse o también se vuelve un caos. Si tu sexualidad no es adecuadamente gestionada, puede dominar tu mente y destruir tu capacidad de comprender tu vida espiritual. Esto te mantendría en la oscuridad.

La sexualidad, como el dinero y el poder, se ha asociado con muchas cosas terribles. Algunas personas la han designado como una causa de la perdición humana. Sin embargo, la sexualidad no es más que un aspecto de la vida que debe manejarse adecuadamente. El dinero es un aspecto de la vida que debe manejarse adecuadamente. El poder es un aspecto de la vida que debe manejarse adecuadamente. Si la sexualidad es descuidada o mal administrada, creará problemas. Lo mismo que el dinero. Ambos son poderosos, ambos son influyentes y ambos son aspectos de la vida. Debes manejarlos de acuerdo con lo que estás diseñado a hacer. El asceta sentado en el monasterio debe manejar su sexualidad de modo que pueda participar en el monasterio. Su gestión de la sexualidad es diferente de la de un cabeza de familia o una persona mundana. Pero la persona mundana también debe gestionar su sexualidad si desea que ella pueda servir a un propósito superior. De ninguna manera la sexualidad puede ser tu propósito superior. Si crees que lo es, estás descuidando gravemente tu mente y tu verdadero propósito para estar en el mundo. Cuando eso sucede, la sexualidad ocupa el lugar del Conocimiento y se vuelve una adicción.

¿Cuán importante es la sexualidad en el establecimiento de una relación primaria?

La sexualidad es solo moderadamente importante, porque es algo que cambia. Sentirte sexualmente bien o no con otra persona es algo que puedes ser capaz de cambiar a través del comportamiento. Es algo que puedes cambiar abriendo tu corazón. Pero la sexualidad también puede revelar una incompatibilidad de espíritu y una incompatibilidad de valores. En esto, puede enseñarte mucho. Pero puedes aprender sobre estas incompatibilidades sin tener que involucrarte sexualmente. Como se ha indicado, no es prudente involucrarte sexualmente con otra persona, hasta haber aprendido más sobre ti mismo y la otra persona. Apresurarte en la sexualidad te lleva por mal camino. Si os unís en matrimonio, experimentaréis juntos la sexualidad. Sin embargo, primero debes averiguar si  podéis estar juntos.

No te involucres sexualmente por un tiempo. No tienes nada que perder y sí mucho que ganar esperando. No te involucres sexualmente enseguida. Aprended cada uno sobre el otro. Aprended cada uno sobre los valores y el comportamiento del otro. Aprended cada uno sobre los puntos débiles y predisposiciones del otro. Porque con ellos viviréis el día a día.

Comprometerse en una relación porque la sexualidad es emocionante, es como comprar una casa porque te gusta el jardín. No vivirás en el jardín; vivirás en la casa. El jardín no es tan importante. En la relación, la sexualidad es como el jardín, algo que te gusta que sea significativo y que puede mostrarte una mayor compatibilidad. Pero la sexualidad no es la esencia de vuestra unión. Con el tiempo, perderéis sexualmente el interés en el otro, en cierto grado. Por lo menos, este cambiará suficientemente y tal vez no tendrá la emoción o el entusiasmo que tenía al principio. Después de estar juntos veinte años, tendrás relaciones sexuales porque quieres compartir algo de una naturaleza más profunda. La sexualidad ahora no es simplemente por emoción y estímulo; es un vehículo para compartir algo mayor.

En verdad, el propósito de la sexualidad es doble: experimentar la unión con otro y regenerar la raza. Es un vehículo para expresar algo espiritual en los niveles físico y mental, y es el medio para tener niños. No hay otra razón para tener sexo. El sexo por cualquier otra razón puede ser muy peligroso para tu bienestar. Por supuesto, las personas tienen muchas otras razones para tener relaciones sexuales: ​​quieren perderse en la estimulación momentánea, quieren demostrar dominio sobre otras, quieren demostrarse a sí mismas que son atractivas,  o quieren utilizar la sexualidad para acceder a posiciones de poder. Aquí el sexo se utiliza como una forma de manipulación. Cualquiera que utiliza la sexualidad para alguno de estos fines será el gran perdedor, porque no entiende el poder de la sexualidad, y no experimentará sus verdaderos beneficios.

La sexualidad es solo apropiada en ciertas relaciones primarias, pero no en todas las relaciones primarias. La monogamia aquí es muy esencial. Debido a tu diseño, solo puedes unirte exitosamente en tiempo presente con otro. Intenta unirte con más de uno y tendrás grandes problemas. Las personas estarán afligidas, la intimidad será destruida y la armonización de actividades con otros se distorsionará e incluso se destruirá. Solo tienes que mirar a tu alrededor para ver la absoluta verdad de esto.

Lo que es importante sobre la sexualidad es lo que puede revelar: mayor compatibilidad, vulnerabilidad emocional y  la experiencia de intimidad y afinidad. Estas pueden ser experiencias de reconocimiento real. El reconocimiento es el punto de partida de cualquier relación significativa. Y es algo que puedes experimentar más profundamente a medida que avanzas. Pero el reconocimiento en sí no es la relación. Claramente, puedes experimentar momentos maravillosos de reconocimiento con alguien, con quien puedes hacer muy poco. Intentar una relación en este caso sería un desastre. Esta relación no sería capaz de realizarse plenamente. Las razones de esta incapacidad de realización plena, en la mayoría de los casos, pueden verse desde el principio, y por eso el discernimiento es tan importante aquí.

La sexualidad es muy importante. Es algo sagrado a preservar. Es donde se intercambia la fuerza vital en el mundo físico. Es una expresión de vulnerabilidad e intimidad. No la tomes a la ligera. No te involucres en ella despreocupadamente. No la utilices para la gratificación personal.

Al participar en la sexualidad con otra persona, estás involucrando tu fuerza vital física. Si esta fuerza vital no es compartida dentro de una relación significativa, será malgastada. Si es malgastada, pierdes energía y vitalidad. Físicamente, experimentarás una pérdida de energía, vitalidad y salud. Mentalmente, experimentarás desánimo, depresión, pérdida de visión y orientación, y la pérdida de tu sentido de propósito y significado.

Si continúas involucrado sexualmente en una relación en la cual el propósito y el significado verdaderos no pueden ser generados y apoyados, literalmente, te mataras a ti mismo lentamente —mental y emocionalmente—. Disiparás tu fuerza vital. Tus emociones se volverán confusas, y perderás la conciencia del Conocimiento dentro de ti mismo.

Aquí te darás cuenta que las personas que utilizan la sexualidad solo para el placer o como una adicción, tienen muy poca claridad de mente y tienden a sufrir y perder su sentido de prioridad y perspectiva sobre sus relaciones. La sexualidad comienza aquí a dominarlas y a afectar a todo lo que piensan, a todo lo que expresan y a todo lo que hacen.

La sexualidad es una forma importante de adicción en el mundo, sobre todo en las sociedades donde el acceso al sexo tiene pocos límites o restricciones. Debido a que la sexualidad ha sido una fuente de muchos problemas, las personas con un énfasis espiritual a menudo intentan escapar de ella completamente. Sin embargo, esto rara vez tiene éxito, a menos que estés diseñado para ser asceta o célibe, lo cual no es el caso para la mayoría de las personas. Tú debes enfrentarte a tu sexualidad y aprender a manejarla con prudencia. No puedes huir de ella, y no puedes pretender que no importa. Es un hecho de la vida. O bien es una fuente de crecimiento y significado o es una fuente de autodestrucción. De cualquier forma, el sexo debe  considerarse como un compromiso muy serio.

Puedes compartir tus pensamientos con otros, y esto tendrá un impacto en vuestro bienestar, pero compartir la fuerza vital es compartir tu esencia, más allá del pensamiento. Es muy importante entender esto. La participación adecuada fortalecerá aquí la experiencia de intimidad, regenerando tu relación a través del reconocimiento y uniéndote aún más. Sin embargo, si tu sexualidad es inapropiada, tendrá el efecto contrario, y pagarás en gran medida por ello. Aquí es mejor estar solo preservando tu fuerza vital, que tirar tu fuerza vital y perder tu sentido de propósito, significado y dirección.

¿Cuántas personas, que de alguna forma eran exitosas, han fracasado a causa de su mal uso del sexo? Lo mismo sucede con el dinero. ¿Cuántas personas han fracasado a causa de su mal uso del dinero? En ambos casos, el dinero y la sexualidad no pudieron ser lo que estaban destinados a ser. Ambas son áreas de responsabilidad. Ambas son áreas donde se expresa el poder. El dinero puede ser algo maravilloso o terrible. Lo mismo es válido para la sexualidad. La sexualidad es un hecho de la vida, pero tiene que ser manejado de acuerdo a su propósito.

Todavía existen ciertas verdades básicas sobre la sexualidad. La sexualidad debe ser preservada para una relación primaria. Donde debe utilizarse solo como un medio para establecer una intimidad y una unión más profundas, y/o con el propósito de tener un hijo. Si tu propósito y tu diseño no es tener hijos, entonces solo debes utilizar el sexo para unir o nutrir tu relación primaria.

Los problemas con la sexualidad, a menudo no son sexuales en su origen. Son emocionales y psicológicos y  merecen ser explorados y sanados. Solo hay unos pocos problemas sexuales que en realidad son de naturaleza física. La mayoría de los problemas, indican que un individuo está de alguna forma herido o que hay una incompatibilidad básica dentro de su relación. Ambos requieren una seria consideración.

Puedes saber si eres físicamente compatible con alguien sosteniendo su mano, abrazándole o besándole. Puedes ver si eres emocionalmente compatible con alguien, aprendiendo sobre sus hábitos y antecedentes y viendo lo que hace y cómo piensa. Sin esta compatibilidad, la sexualidad no tiene un significado real. Es lo que sucede de mente a mente, de corazón a corazón, de cuerpo a cuerpo, lo que es importante. Dos cuerpos frotándose uno contra el otro, no significa mucho. La esencia de la cuestión, es lo que sucede dentro de las personas y entre las personas.

El inicio de una relación primaria, por tanto, requiere gran cautela respecto a la sexualidad. Aprende más sobre tu relación. Investigaros el uno al otro. Comparte tu vida con la otra persona antes de involucrarte sexualmente. Esntonces tu compromiso sexual mejorará tu creciente relación y no la dominará.

¿Cómo te preparas para el matrimonio?

El matrimonio es necesario para toda persona, ya sea el matrimonio con otra persona en una relación íntima, o la unión con un grupo de personas que se han reunido para servir juntas a un propósito superior. Es en el matrimonio donde trasciendes tus miedos y preferencias personales con el fin de tener una mayor experiencia de ti mismo. Esto solo puede lograrse a través de la relación. Esto debe ser totalmente natural; no puede forzarse. No puedes convertir una relación en tu matrimonio ideal. Pero, si estás correctamente comprometido, y apoyas sinceramente tu progreso espiritual y el progreso espiritual de tu pareja, y estás aprendiendo cómo esto puede hacerse eficazmente, entonces te estás dirigiendo hacia el matrimonio.

La preparación para el matrimonio comienza aprendiendo a discernir tu vida espiritual, mental y física. Experimentas tu vida espiritual intuitivamente. Experimentas tu vida mental, compartiendo ideas y valores con los demás, aprendiendo sobre los demás y con los demás, y observando objetivamente. También la experimentas utilizando el pensamiento creativo para lograr metas específicas con otros. Experimentas tu vida física a través de la conciencia sensorial y a través de tu experiencia de estar en el mundo. Cuanto más aprendas sobre ti en estos tres ámbitos, mejor preparado estarás. Esto establecerá tu criterio para relaciones significativas.

Te servirá de mucho, para esto, observar las relaciones en la vida real y no solo en las películas. En la vida real, las personas te están enseñando todo lo que hacer y lo que no hacer. Si tienes una mente abierta, escuchas atentamente, y no sigues simplemente tus propias ambiciones o condenas a otros, entonces puedes aprender mucho de lo que otros están haciendo, ahorrándote a ti mismo años de experiencias dolorosas. No pienses que eres diferente de lo que ellos son. No pienses que por saber tanto, o por tener tanta conciencia espiritual, o por estar físicamente dotado, o por ser mentalmente más astuto, que tu experiencia será muy diferente de la que otras personas están experimentando.

Te enfrentas a la seducción de la adicción, a la propensión al error y a las graves consecuencias de la apropiación indebida, te enfrentas a todo como lo hacen los demás. Es por eso que debes tener un enfoque sobrio para participar en la vida. No un enfoque negativo, sino un enfoque objetivo. La objetividad es la esencia del Conocimiento. El Conocimiento no dice: “Diré que todo es maravilloso, porque quiero que todo sea maravilloso”. El Conocimiento no hace eso. Las personas lo hacen cuando tienen miedo de enfrentar la vida y cuando tienen miedo de sus propios errores. El Conocimiento no dice: “Todo es terrible. No debo dejarme engañar por nada. No debo llamar bueno a nada, por miedo a que me vaya a defraudar”. El Conocimiento tampoco hace esto.

El Conocimiento observa, escucha y actúa. ¡Qué sencillo es y qué completamente eficaz! El Conocimiento no se angustia con la duda y la confusión, la comparación y la evaluación, o el juicio y la condena. El Conocimiento no está acosado por la necesidad de justificarse, la necesidad de compromiso, la necesidad de probarse a sí mismo ser mejor que los demás, la necesidad de controlar, la necesidad de manipular o la necesidad de obtener una mejor ventaja. El Conocimiento no tiene que ver con la supervivencia. Esto lo convierte en la fuerza más poderosa del mundo. Porque el Conocimiento es esencialmente bueno y está inherentemente lleno de gracia, y ya que solo se preocupa por el progreso espiritual y el logro mundano en el verdadero sentido, no tiene conflicto de intereses, ni defectos. ¿Qué más puedes imaginar que posea estas cualidades?

Tal vez, en un principio dirás que tal cosa no existe: “No lo creo. No puedo creerlo. Tengo tal miedo a la decepción que no puedo seguir al Conocimiento”. Teniendo en cuenta que tus sustitutos del Conocimiento te han fallado, es comprensible que puedas pensar que el Conocimiento fallaría también. Es solo a través de la experiencia que aprenderás lo contrario. Ten esa experiencia, debes tener fe en tu aprendizaje y confiar en tu inclinación a aprender. Debes ejercer esta fe dentro de ti mismo y dentro de tus relaciones.

El matrimonio es el resultado del crecimiento y el desarrollo. No es algo que sucede en el momento en que dices “Sí, quiero”, en una iglesia. El matrimonio es el resultado de una compatibilidad demostrada y de la unión de mentes y voluntades para dar los regalos de la contribución al mundo. Estos regalos pueden estar dirigidos hacia tus hijos, tu comunidad o el mundo entero. Un verdadero matrimonio se extenderá más allá de sí mismo y servirá a aquellos que le rodean. Por lo tanto, se convierte en un oasis en una tierra sedienta. Hay tan pocos matrimonios que posean esto. Sin embargo, son un signo de esperanza en un mundo aparentemente sin esperanza. ¿Cuántos matrimonios puedes pensar que son verdaderamente inspiradores, no perfectos, no sin dificultades, sino inspiradores por lo que pueden lograr y lo mucho que pueden ofrecer?

El verdadero matrimonio no es meramente una asociación de conveniencia. Tiene una calidad mucho mayor que permanece con él, porque la presencia de tu Familia Espiritual está ahí y el Conocimiento se expresa ahí. Es una fuente continua de expresión espiritual, mental y mundana. En el núcleo de este matrimonio, las actividades físicas compartidas apoyan la unión de las mentes, y la unión de las mentes apoya la expresión del espíritu.

Te estás preparando para el verdadero matrimonio, lo sepas o no. Tanto si dices querer estar casado como si no, te estás preparando para el matrimonio verdadero. Si ves que todo tu crecimiento y desarrollo personal tiene este propósito, entonces entenderás su significado real. Pero, si ves tú crecimiento y desarrollo solo como un medio para volverte más poderoso, más expresivo, con más autocontrol y menos vulnerable, no entenderás en absoluto tu crecimiento personal, y tus acciones y tus pensamientos serán mal usados.

Es cierto que hay que ser fuerte para participar en una relación significativa, pero es la relación significativa la que realmente te hará fuerte. Lo que debes reconocer en tu preparación para el matrimonio son los criterios necesarios y la restricción de esos factores dentro de ti mismo que niegan estos criterios y te impulsan hacia la gratificación inmediata. Aquí debes aprender paciencia, discernimiento y objetividad, y ser capaz de seguir las inclinaciones internas más profundas, que son la expresión externa de tu Conocimiento.

Te estás preparando ahora para el verdadero matrimonio. Así es como te ven tus Maestros Internos. Así es como te ve tu Familia Espiritual. Cuando comiences a ver tu vida de esta manera, tu mente comenzará a tener una conciencia más clara, tus verdaderas prioridades comenzarán a establecerse, y tus pensamientos y tus acciones se volverán uniformes. Aquí aprenderás a ser honesto, porque la honestidad verdadera significa que tus acciones y tus pensamientos son uniformes y que nada dentro de ti está traicionando esa fuente esencial de comunicación que viene de tu espíritu. Con honestidad verdadera, hay armonía y alineación, y no hay engaño dentro de ti. Esta es la expresión plena de la honestidad. Te estás preparando para este matrimonio, también, porque este es el matrimonio de tu cuerpo, tu mente y tu espíritu. Este es el matrimonio dentro de ti. Este es también el matrimonio entre tú y otro.

En la vida, el verdadero matrimonio es solo con una determinada persona, con un grupo de personas involucradas en un esfuerzo importante, y a veces ambos. Si tu matrimonio con una persona funciona dentro de una comunidad genuina, entonces tu relación principal se extenderá más allá de tu unión con el otro. De hecho, este siempre será el caso, ya que con el tiempo tendrás una familia o una comunidad a la que servir, y a menudo ambos. Aquí, el matrimonio verdadero es la extensión de la unión para incluir a otros, en lo que se ha establecido primero entre dos personas. Cuando dos o más se unen, eso es la Cristiandad en el mundo. El Conocimiento emanará de ellos si están realmente unidos.

Cuando pienses en Jesús, piensa en un individuo casado con su Familia Espiritual. Cristo es la relación; Cristo no es un individuo. Las personas hacen de Cristo un individuo, ya que pueden identificarse con un individuo más fácilmente de lo que pueden con una relación mayor. Se refieren a la separación más que a la unión. Sería correcto decir que Cristo no significa el ungido. Significa la relación unida. El significado real no puede venir de un individuo, sino solo desde una relación. La relación de Jesús con su Familia Espiritual se demostró completamente, aunque pocas personas han sido capaces de reconocer o entender esta demostración. Él fue como la punta de la pluma que escribe en el papel, la punta misma de donde brota la tinta y hace contacto con el mundo. Por tanto, su firma se coloca sobre el mundo, pero no es más que la punta de la pluma que sostiene la sustancia espiritual. La propia sustancia espiritual es mayor que el punto de contacto. Jesús es el medio de expresión de una relación mayor.

El significado y el destino del verdadero matrimonio es llegar a ser un medio de expresión para tu Familia Espiritual. El matrimonio visto de esta manera se volverá una fuente de realización personal, desarrollo personal y contribución mundana. Te estás preparando para esto, a sabiendas o no, incluso ahora. Estas o bien moviéndote hacia esto o frenándote. Estás o bien aceptándolo  o negándolo. Estás o bien percibiéndolo bien o percibiéndolo mal.

Te preparas para tu Familia Espiritual a través del verdadero matrimonio en el mundo. Si no puedes casarte con alguien en el mundo, no serás capaz de unirte a tu Familia Espiritual más allá del mundo. Tendrás que volver al mundo hasta que puedas casarte con alguien en mente, en cuerpo y en espíritu.

No puedes casarte con una idea, un ideal, un concepto, una visión o una filosofía. No puedes casarte con algo abstracto. No puedes casarte con nada de tu propia creación. Puedes apreciar algunas de estas cosas, puedes identificarte con ellas, pero no puedes casarte con ellas. Solo puede casarte con otro. Te casas con otro para crear una familia, para servir a una comunidad o para ambas cosas. Puedes unirte a un grupo de personas para servir a una causa en el mundo. Esto es siempre para contribuir porque la contribución es la esencia de la realización.

¿Cómo encontrar la persona y la comunidad adecuadas?

Si estás haciendo las cosas correctas en la vida, encontrarás a la persona adecuada y al grupo adecuado de personas. Si estás comprometido con lo que sabes que debes hacer y lo estás al máximo con completa participación, entonces, serás un candidato para la verdadera relación. Tendrás poder, tendrás dirección y tendrás sentido de propósito y significado. Esto te hará muy atractivo. A menos que estés tratando de mantener lejos de ti a las personas mediante tu comportamiento, tus actitudes o tu autoexpresión equivocada, entonces las personas vendrán a ti y serán atraídas por ti.

El Conocimiento dentro de ti está llamando al Conocimiento dentro de otros. La forma más elevada de expresión y la mayor experiencia de relación se producen cuando el Conocimiento dentro de ti activa el Conocimiento en otro, y el Conocimiento en otro activa el Conocimiento dentro de ti. Esta es la máxima expresión de la relación. Por eso es tan necesario que te involucres con el Conocimiento, con tu propósito en la vida y con tus responsabilidades reales en el mundo. Esto te establece como un verdadero candidato a la relación significativa con otros.

Las personas están estableciendo relaciones primarias todo el tiempo para mantener a sus sustitutos del Conocimiento, que en su mayoría son sus ideas sobre lo que son y lo que quieren. Solo tienes que mirar los resultados de esto para ver cuán infructuoso es. La experiencia de relación con las personas no mantendrá su idealismo. Tarde o temprano, se darán cuenta de que la otra persona no es lo que ellas quieren que sea.

Esto es decepcionante. Sin claridad de propósito, una relación no tiene ningún fundamento. Sin los criterios necesarios, una relación no puede permanecer. Sin apoyo y motivación, incluso una verdadera relación no continuará. Una relación debe ser apoyada. La energía debe ser puesta en ella. Debe cuidarse, alimentarse y darle la oportunidad de expresarse.

Si estás disponible para otros y si estás involucrado de manera significativa en tu propia vida, atraerás a las personas adecuadas. Por eso no tienes que salir en busca de personas. No tienes que salir a donde se reúnen las personas para tratar de seducirlas, para estar con ellas con el fin de demostrar lo que vales. Puedes hacer amigos haciendo esto, amigos que están tratando de hacer lo mismo contigo. Sin embargo, esto no es saludable ni necesario para establecer una relación verdadera. Si no estás escondido en algún lugar y si no estás tratando de mantener a las personas lejos de ti siendo desagradable, entonces la esencia de tu compromiso con la vida será la esencia que atrae a otros a ti.

Puedes notar que cualquier persona que esté haciendo algo realmente importante en la vida, rara vez está solo. Siempre habrá personas con ellas. Tal vez las personas están con ellas por las razones equivocadas, pero están con ellas. ¿Por qué? Debido a que la persona que está haciendo algo significativo en la vida ofrece propósito, significado y dirección a otras personas. Esto crea una profunda atracción —más allá de la sexualidad, más allá de la belleza física y más allá de la brillantez mental.

Por lo tanto, no te escondas de otras personas si quieres estar en una relación verdadera. No vivas en la cima de la montaña. No te comportes o vistas de una manera que impidas el acceso de las personas a ti. Debes saber cómo expresarte de manera constructiva con los demás. Aquí no deseas traicionar tus valores, pero tampoco deseas traicionar tu propósito para las relaciones. Es lo que estás haciendo en la vida, a lo que estás sirviendo en la vida y cuán involucrado estás en tu vida, lo que determinará si estás listo para una relación verdadera. Si solo estás esperando a que alguien venga y te proporcione emoción y propósito, significado y dirección, entonces tendrás muy poco que ofrecer y siempre estarás buscando que otra persona te dé, lo que debes proveerte por ti mismo. Podéis estimularos mutuamente por un período de tiempo, pero con el tiempo te sentirás decepcionado y decepcionarás.

Si una relación primaria no está a la vista, entonces has tu vida significativa. Siempre puedes encontrar personas para ayudarte a hacer eso; por lo tanto siempre tendrás relaciones. Si quieres conocer a alguien, entonces involucrarte en tu vida de manera significativa y expresa este significado a los demás. Comprométete plenamente con lo que estás haciendo.

Las personas quieren recibir todo tipo de beneficios a partir de sus relaciones. Quieren escapar de su soledad y su desdicha personal. Quieren tener relaciones amorosas con una persona atractiva. Es posible que quieran una familia y un hogar. Pero, ¿qué es lo que pueden ofrecer? Las personas dicen: “Bueno, me puedo ofrecer a mí mismo”. Pero, ¿qué es eso? Recuerda, una relación trata sobre hacer cosas en la vida. Tienes que darte aquí de manera significativa. No te casas con el potencial de una persona, no sí eres inteligente. Sino que te casas con la capacidad y la motivación de la persona. También te casas con su diseño. ¿Qué podría ser más frustrante que casarte con alguien que tiene un diseño maravilloso, pero no motivación? ¿Qué podría ser más frustrante que encontrarte con alguien que tiene motivación, pero cuyo diseño no es compatible con el tuyo?

Mira a otros para aprender sobre las relaciones. Las personas están demostrándote toda clase de errores, en este momento. Ellas te enseñan qué valorar y qué no valorar. Ellas te enseñan lo que es real y lo que no es real, qué hacer y qué no hacer. Debes mirar a los demás, y también debes mirarte a ti mismo aquí con mucho cuidado. ¿Es tu vida significativa, o estás esperando que venga una relación y haga tu vida significativa? Si es así, la relación no hará  tu vida significativa. Debe haber algo en ti, una necesidad más profunda, que has experimentando. Eso no significa que tu vida está demostrando esta necesidad en gran medida, pero significa que estás experimentándola.

Busca propósito, significado y dirección. No busques una pareja perfecta. La pareja perfecta te encontrará cuando estés haciendo lo que realmente necesitas estar haciendo. ¿Qué es más atractivo que alguien que está haciendo algo significativo en la vida? Si quieres hacer algo significativo en tu vida, te sentirás atraído por personas que están haciendo algo significativo en sus vidas. Puedes decir: “Yo puedo hacer algo significativo con esta persona”. Esta unión de propósito es el comienzo de una relación real. Tal vez esto conducirá al matrimonio o tal vez dará lugar a una amistad perdurable. Pero debe tener un gran propósito para tener éxito. No creas que el matrimonio es la única vía para una gran relación. La relación estudiante-profesor puede ser muy importante. Las amistades pueden ser incluso más importantes que un matrimonio por la compañía que pueden proporcionar.

Necesitas grandes relaciones en tu vida, pero primero debes ser algo tú mismo. Debes cultivar dentro de ti un sentido de propósito, significado y dirección. Ellos no pueden lograrse si te encuentras totalmente solo. Sin embargo, la realidad debe comenzar dentro de ti. En términos prácticos, debes tener algo que dar. Si eres solo una buena persona que tiene pensamientos maravillosos, pero que en realidad no puede hacer nada, tu contribución será limitada desde el principio. Una relación no te salvará; solo te revelará lo que tienes que descubrir por tú mismo.

Tienes personas a tu alrededor para enseñarte todo lo que necesitas saber sobre las relaciones. Haz tu propia evaluación, pero recuerda que el Conocimiento dentro de ti te comprometerá con las personas adecuadas. Tal vez te comprometerás con una persona que no tenga la cara más bonita o que no satisfaga el conjunto de tus criterios personales. El Conocimiento te involucrará. Puedes discernir el propósito, el significado y la dirección verdaderos en tu vida, pero aún no sabes a dónde vas y por qué vas allí. Una verdadera relación te mostrará esto con el tiempo.

Ciertamente, las zonas de incompatibilidad son esenciales para reconocer desde el principio cuando establecer una relación primaria. Aquí debes ver lo que las personas han hecho y si lo que han hecho es conforme a su naturaleza o es simplemente un comportamiento aprendido. Si necesitan un cambio en su vida, ¿están comprometidas a cambiar o están solo considerando la idea del cambio? ¿Son sus valores compatibles con los tuyos? Estas son preguntas que debes hacerte.

No creas que una persona cambiará significativamente como resultado de estar contigo. No cometas el grave error de pensar que mejorarás o cambiarás los hábitos, el pensamiento o la conducta de otra persona. Ese es un error muy grave y establece una dependencia destructiva que daña tanto a la otra persona como a ti, y limita tu progreso. Lo que una persona ha hecho antes, es lo que él o ella, probablemente, hará en el futuro, aunque con la orientación adecuada y un compromiso con el cambio, muchas cosas pueden mejorarse. Sin embargo, la forma en que una persona hace las cosas es probable que continúe, aunque con suerte será para un propósito mejor. Por tanto, estate atento a los signos de incompatibilidad desde el principio, sobre todo en las áreas de la salud, el dinero y el crecimiento espiritual. Estas son áreas muy críticas, donde es necesaria tu atención.

Dentro de ti mismo, es necesario comenzar a descubrir el Conocimiento. Si tu experiencia del Conocimiento no está bien establecida, necesitarás tener especial cuidado al evaluar el pensamiento, el comportamiento y las dificultades de otras personas. A medida que el Conocimiento se hace más real y más accesible a ti, como un estudiante del Conocimiento, serás capaz de sentir lo que sabes más profundamente. La experiencia de Guía Interna puede variar de persona a persona, y tendrás que encontrar tu propia manera de acceder a lo que sabes. Aquí debes tener cuidado de mirar y ver si lo que estás sintiendo o pensando, sostiene lo que es auténtico en tu experiencia. A veces tus inclinaciones interiores pueden ser mal interpretadas o incomprendidas por ti. En cualquier caso, es útil buscar el consejo o la ayuda de una persona en cuyas inclinaciones y experiencia puedas confiar. Esto siempre es importante para la toma racional de decisiones, particularmente en el área de las relaciones. Aquí incluso la persona más madura debe reconocer que aún enfrenta la posibilidad de error. No importa lo mucho que hayas aprendido o lo avanzado que te creas que eres, nunca asumas que estas más allá del error al discernir la naturaleza o la dirección de una relación. La toma de decisiones en las relaciones siempre requiere sabio consejo y apoyo.

Hay muchas áreas peligrosas. Si reconoces esas áreas en tu vida, a través de tu experiencia pasada, en la que eras propenso a cometer errores, te darás cuenta que el potencial de cometer los mismos errores sigue existiendo. Los viejos patrones de comportamiento pueden ser muy difíciles de romper. Antiguas atracciones y adicciones permanecerán contigo, aunque disminuirán con el tiempo. Debes ser cauteloso. Aquí no estás siendo negativo por miedo. En su lugar, estás siendo cauteloso y consciente, porque no quieres cometer los mismos errores otra vez.

Ten mucho cuidado si te notas disuadiéndote de tus  objeciones legítimas respecto a tu compromiso en relación con una persona en particular. Si te encuentras con ganas de pasar por alto o de negar estas objeciones, es el momento de dar un paso atrás y esperar. Esto es muy importante. Si tienes mucho miedo o ansiedad  a cerca de estar con una persona, debes prestar atención a esto. No pienses que simplemente estás siendo negativo o temeroso, en lugar de eso mira el contenido de tu miedo tan objetivamente como sea posible. Mira si tu temor es justificado. Puedes percibir algo que está realmente ahí, o simplemente puedes tener miedo a la intimidad o miedo a la pérdida. Sin embargo, debes mirar para averiguarlo.

Si tus preocupaciones o temores persisten, busca el consejo de una persona en cuyo Conocimiento y experiencia  puedas confiar, alguien que sea imparcial respecto a tu decisión en particular. Un amigo cercano, un familiar o incluso una persona con las capacidades profesionales que puedan ayudarte en este sentido. Es mucho más fácil conocer la decepción inicial que aprender por las malas que tu decisión inicial fue errónea. Disponte siempre a enfrentar la decepción. Supera siempre la adversidad tan pronto como sea posible, si es que la estás enfrentando. De esta manera, te ahorrarás mucho dolor y sufrimiento. Esto asegurará que tu progreso será rápido y completo.

Escucha a tus propias inclinaciones respecto a tu atracción hacia otra persona. ¿Por qué te atrajo esa persona? Pregúntate eso: “¿Por qué me atrajo esta persona?” Y escucha objetivamente las razones que tu mente proporciona. Luego, pregúntate: “¿Puedo vivir con esta persona día tras día, dadas las adversidades reales de la vida? ¿Realmente puedo vivir con esta persona?” Si no estás seguro, no te comprometas a esa situación. Espera y mira. Está bien esperar y mirar. Pasado un cierto punto, será el momento ya sea de darte o de retirarte. Pero desde el principio, tienes el lujo e incluso la responsabilidad que esperar y mirar.

Si eres de mente clara y si estás dispuesto a enfrentar la verdad, tendrás la oportunidad de aprender rápidamente si esta persona que te atrae es un verdadero candidato para el matrimonio. Debido a que las relaciones que implican sexualidad son las relaciones más difíciles en las que practicar el discernimiento, es necesario prestar especial atención en este tipo particular de relación. Es mucho más fácil ser objetivo en una amistad, ya que aquí solo tienes que participar y esperar a ver si tu amistad se profundiza. Sin embargo, cuando la sexualidad está involucrada, hay mucha inversión personal, y cómo salgan las cosas puede ser muy significativo. Esto es así, debido al poder y la importancia de tu sexualidad y debido al significado, énfasis, valor e identidad que pones sobre este tipo de relaciones.

No subestimes el poder de una relación primaria. Puede fortalecerte o destruirte. Por tanto, es aconsejable que seas sabiamente prudente —no temeroso, sino sabiamente prudente—. De esta forma, la probabilidad de que cometas un grave error se reducirá en gran medida, y estarás en una posición mucho mejor para ver lo que tienes que hacer.

Al prepararte para una relación, debes aprender qué valoras, qué es importante para ti y qué es esencial para ti aprender. Esto debe basarse en lo que necesites como individuo y lo que requieras en tu vida. Esto es muy importante. Si eres una persona, por ejemplo, que necesita mucha seguridad y estabilidad en tu vida, obviamente, si te casas con una persona que no tiene este énfasis, tu relación será tensa y muy difícil. Puede ser emocionante al principio, porque la otra persona será continuamente un reto por su comportamiento e ideas, pero tu capacidad de permanecer con una persona que tiene este énfasis será muy limitada. Este es solo un ejemplo. Tal vez no estés preocupado por la estabilidad y la seguridad, pero si te casas con alguien que tiene esta preocupación, puedes sentir que te limita o que constantemente tienes que atenuar tus intereses y tus acciones para satisfacer sus necesidades de seguridad. En esta situación, ambos perderán. Aunque a largo plazo, puede que tengas la oportunidad de aprender algo de valor sobre ti mismo, el tiempo y la energía que necesitas para aprender esto puede ser más excesivo de lo necesario. Es por eso que no se recomienda que uses las relaciones para el crecimiento personal. Puedes aprender las mismas lecciones mucho más fácilmente con un coste mucho menor.

No utilices las relaciones íntimas para el crecimiento personal. No justifiques tus errores diciendo: “Bueno, he aprendido de esto.” Los errores son errores. Los errores son un uso indebido de tu fuerza vital y una pérdida de tu tiempo en el mundo. Cierta cantidad de error es necesaria para enseñarte que valorar y cómo discernir lo que es valioso. Sin embargo, más allá de eso, el error se vuelve inútil y destructivo.

¿Qué debes tener en cuenta al considerar el matrimonio?

Hay muchas cosas a tener en cuenta al considerar el matrimonio. La paciencia es necesaria. La apertura es necesaria. La disposición a perder la relación es necesaria. Si estás dispuesto a hacer estas cosas, entonces estás en condiciones de tomar una sabia decisión. Si  no te has involucrado sexualmente prematuramente, la oportunidad para que puedas estar en esta posición es mucho mayor. Si alguien está destinado y listo para ser tu pareja, no se ira a ninguna parte a menos que lo desalientes seriamente. Esperar está bien; es saludable. Esto te da tiempo para aprender sobre la otra persona y para aprender sobre tu deseo de esa persona. Una vez más las personas que te rodean te enseñarán, a través de la demostración, todo lo que necesitas aprender siempre y cuando hayas establecido ciertas pautas a seguir, dentro de ti mismo.

Recuerda, eres una persona importante. Tienes un propósito en la vida, lo hayas descubierto o no. No quieres perder o destruir este propósito por involucrarte indebidamente en serios compromisos en las relaciones. Especialmente si eres mayor, esto es fundamental porque el tiempo que tienes para la familia y para la verdadera productividad en el mundo puede estar ahora limitado. Tienes que elegir con más cuidado. No puedes permitirte el lujo de años de experimentación personal. El éxito se hace ahora cada vez más necesario para ti, y por lo tanto tu dependencia del Conocimiento y la importancia de la compatibilidad en tus relaciones primarias ganan cada vez mayor valor.

Para los jóvenes, las lecciones y pautas que se dan aquí son muy importantes. Siguiendo estas directrices, tendrán claridad para discernir con quién estar y como estar con ellos —una claridad que muy pocas personas han logrado hasta el momento—. Cuán simple son las lecciones del discernimiento, y sin embargo cuán difícil parecen ser para aquellos que están comprometidos a tener lo que quieren. Es difícil ser objetivo cuando experimentas amor intenso por alguien, pero es posible. Es posible porque el Conocimiento está contigo. El Conocimiento no está influido por tus amores intensos y tus odios intensos. No está influido por tus estados emocionales. Tus estados emocionales solo pueden dificultar más que puedas disfrutar de la presencia y la dirección del Conocimiento. Esto no quiere decir que las emociones sean malas. Por supuesto que no. Sin embargo,  cualquier cosa que domine tu mente, que no sea el Conocimiento, puede llevarte por mal camino y tener un impacto destructivo sobre ti.

Si prestas atención al principio, las personas te dirán lo que necesitas saber sobre ellas. Ellas revelarán sus puntos fuertes y sus puntos débiles, ya sea voluntaria o involuntariamente. Si te tomas tiempo para aprender sobre sus experiencias pasadas en las relaciones, entenderás cómo funcionan realmente, a pesar de cualquier aspiración que puedan tener. Deseas tomar una buena decisión en una relación. Es mejor estar solo que hacer una mala elección.

Recuerda la diferencia entre el reconocimiento y la relación. Puedes experimentar el reconocimiento con otro, pero eso no significa que serás capaz de tener una relación exitosa con esa persona. Asegúrate de que la relación puede apoyar el reconocimiento. Asegúrate que tanto tú como la otra persona sois capaces de estar juntos en una relación comprometida, con lo que tenéis ahora, no con lo que podríais ser en el futuro. La persona que crees que deberías o podrías ser no es la persona que eres hoy. Debes estar listo para una relación y sobre todo para el matrimonio. La otra persona debe estar preparada. Si la persona parece ser la persona perfecta, pero no está preparada, entonces no es la persona perfecta, al menos no ahora. Si está casada ​​con otra persona, probablemente no es la persona perfecta. No puedes hacer que alguien esté preparado. No puedes insistir en que estén preparados o requerir que estén en la posición en la piensas que estas. A menudo las personas exigen que la otra persona esté preparada cuando ellas mismas no lo están. Es fácil perseguir a alguien que corre alejándose de ti; pero es más difícil aceptar a alguien que viene hacia ti.

Hay muchas cosas que deben discernirse y esto puede parecer complejo. Puedes preguntarte, “¿Cómo podré controlar todas estas cosas? ¿Cómo podré tomar una decisión sabia cuando tengo que tener tantas cosas en cuenta?” La respuesta es simple, porque el Conocimiento está contigo. El Conocimiento te indicará lo que tienes que hacer, pero todavía tienes que mirar y escuchar y aprender. Eso es lo que permite al Conocimiento guiarte. El Conocimiento quiere hacerte consciente. Quiere hacerte sabio. Y quiere hacerte una persona de capacidad. Por lo tanto, no esperes pasivamente a que el Conocimiento te diga qué hacer. Participa en la vida y el Conocimiento te mostrará cómo hacer las cosas. Esto es así, porque el Conocimiento está aquí para elevarte y para incrementar tus posibilidades de éxito en el mundo.

Para seguir al Conocimiento, debes adherirte a lo que experimentas profundamente, y debes valorar tu experiencia más allá de tus preferencias o de las preferencias de los demás. A veces otras personas, te animaran o te disuadirán de involucrarte en una relación. Presta siempre atención a lo que dicen para ver si hay algo de verdad en sus palabras. Si puedes hacer esto objetivamente, aprenderás mucho sobre la verdad y el error. Pero debes confiar en tu propia experiencia. Esto no significa entregarte simplemente a tus pasiones. En vez de eso, significa aprender a confiar en lo que sabes sobre lo que quieres.

Sé paciente y aprenderás. Sé impaciente y pagarás por ello. De cualquier manera aprenderás, pero el precio del aprendizaje será mucho mayor si eres impaciente. Siempre pagarás algo por tu aprendizaje, pero lo que pagas debe ser parte del beneficio que recibes de la lección misma. De lo contrario, la posibilidad que tienes realmente de aprender la lección, disminuirá. Si hay mucho dolor asociado al aprendizaje, entonces lo asociarás con el dolor y no con el aprendizaje. Aquí es mejor minimizar el dolor y maximizar tu aprendizaje. Estás destinado a tener relaciones significativas y verdadero matrimonio en tu vida. Con relaciones de esta calidad, estarás en condiciones de dar al mundo.

¿Cómo puedes utilizar el Conocimiento para tomar una decisión sabia?

Las personas experimentan el Conocimiento de diversas maneras, sin embargo, el Conocimiento siempre se asocia con algo que tú sabes. La experiencia del Conocimiento es muy duradera. No cambia de día en día. No estará hoy aquí y mañana no. Esto es así, porque el Conocimiento rara vez cambia. Tú a menudo cambias en respuesta al Conocimiento o en recelo a él, pero el Conocimiento en sí, rara vez cambia.

El Conocimiento está muy quieto. Pero, si estas inquieto y te mueves mucho, no serás capaz de percibir la presencia del Conocimiento. Por eso es que las personas no experimentan a Dios, porque Dios está muy quieto y las personas están muy inquietas. Cuando estás inquieto solo ves otras cosas inquietas, porque tus sentidos se hicieron para percibir el movimiento de las cosas, no la esencia de las cosas. Tus ojos ven las cosas que se mueven. Tus oídos oyen las cosas que cambian de tono. Tu nariz percibe las cosas que cambian de olor. Puedes tocar lo que esta inmóvil. Pero, debido a que tu mente aún se siente atraída por lo que se mueve, tendrás menos probabilidades de ser consciente de lo que está quieto, que de ser consciente de lo que se mueve.

Dios está quieto. A medida que te aquietas, experimentarás a Dios. A medida que te aquietas, experimentarás tu propio Conocimiento, que es el regalo de Dios para ti. Por tanto, aprende a estar quieto para que puedas saber. Si estás en una relación apasionada y tus emociones están al rojo vivo, no puedes estar quieto. Ese es el momento de retirarse, no para negar tus sentimientos, sino para colocarte en posición de observarlos. Cuando el Conocimiento te lleva a una relación, lo hace sin excesos. Es más una sensación de calma, de estar en casa, que un sentimiento de emoción incontrolada. Esto no es para desalentar la emoción, pero si ella domina tu mente hasta tal punto que no puedes ver ni oír, entonces no es emoción, sino anticipación temerosa. Aquí el aprendizaje requiere orientación, precaución y relaciones de apoyo. Nadie está todo el tiempo en condiciones de tomar decisiones sabias. Nadie está por completo libre de la tentación. Nadie en el mundo está por encima del error.

En esencia, no puedes utilizar al Conocimiento, pero puedes permitir que el Conocimiento te sirva. No puedes utilizar el Conocimiento como una herramienta para tratar de sacar más provecho de la vida para ti mismo o incluso para tratar de dar a la vida más de lo que quieres dar. No eres dueño del Conocimiento. Es mucho más poderoso que tú. Es el regalo de Dios para ti. De hecho, es Dios en tu vida en el mundo. Si aprendes a ser receptivo y si te vuelves objetivo sobre tu experiencia, serás capaz de discernir la presencia y la orientación del Conocimiento, cada vez más. Con el tiempo, esto hará que te sea mucho más difícil cometer un error. Cuando el Conocimiento es honrado, seguido y reconocido, se hace más evidente en tu vida y ejercerá una influencia cada vez mayor en tu conciencia. Entonces te darás cuenta de que estás realmente seguro y que la fuente de tu seguridad está emergiendo.

El Conocimiento siempre te protegerá. Siempre te pondrá en la dirección de tu avance. Siempre te llevará lejos de compromisos divisivos y te pondrá en contacto con aquellos que tienen la posibilidad de servirte verdaderamente. A veces el Conocimiento te pondrá en la proximidad de alguien a quien encuentras muy atractivo, pero con quien no puedes tener una relación significativa, simplemente para enseñarte a ser objetivo y aprender a mirar y a escuchar lo que sabes.

No pienses que debes caer en el amor febril. El verdadero amor está siempre en calma, porque siempre se basa en el reconocimiento y la compatibilidad. Y el verdadero amor crecerá porque la verdadera participación en la relación es el vehículo para su expresión. Cuando estés con tu verdadera pareja, sentirás una confirmación interior. Sin embargo, cuándo estés inapropiadamente comprometido con otro, sentirás resistencia interior. El Conocimiento dice sí, o no o nada en absoluto. Si notas resistencia a una relación, debes explorarla. Tal vez es la persona adecuada, pero ciertas cosas necesitan establecerse, o deben hacerse ciertos cambios antes de poder estar juntos. Si la resistencia persiste a pesar de estos cambios, entonces puedes estar seguro de que estás incorrectamente comprometido, y a pesar de la perspectiva de pérdida y tristeza, es mejor para ti alejarte con el fin de mantener tu bienestar y el de la otra persona. Aquí debes estar más comprometido con tu desarrollo espiritual que con tu inmediata gratificación en la relación. Esto requiere coraje y también requiere un cierto grado de comprensión verdadera. Debes darte cuenta de que si no tienes éxito en una relación, tendrás que pagar un gran precio. Todavía puedes obtener un beneficio de tu inversión, pero la inversión puede ser demasiado grande.

El fracaso grave y la decepción en las relaciones dejarán cicatrices, lo que afectará tu capacidad de participar en el futuro. Con el tiempo, estos pueden frenar tu capacidad de tener éxito en tus relaciones con otros. Unas pocas cicatrices no te inhabilitarán, pero muchas cicatrices te negarán tu plenitud en las relaciones. Para sanar estas heridas del pasado, debes seguir al Conocimiento, pues el Conocimiento puede reparar todas las cosas. Es la gran fuente de sanación dentro de ti mismo. Si has tenido muchas decepciones en tus relaciones, el requerimiento de ser objetivo, ser exigente, de practicar la quietud interior y de ser cauteloso, será mayor. Tendrás que moverte con más cuidado que antes. De hecho, estarás naturalmente inclinado a hacerlo.

El Conocimiento te unirá donde puedes unirte. El Conocimiento te alejará de donde no puedes unirte. Esto puede ajustarse a tus creencias o puede que no. Esto puede ajustarse a tus principios o puede que no. El Conocimiento está más allá de las creencias y los principios, al ser de Dios. El Conocimiento requiere tu apoyo y participación activa. No puedes seguir al Conocimiento de mala gana y esperar aprender de él. Debes reconocer al Conocimiento como tu fuente de sanación y realización, no como una fuente de dominación en ningún aspecto. Si te resistes al Conocimiento, el Conocimiento se retirará y te quedarás atormentándote con tu propia desconfianza. Si el Conocimiento ve que no  puede apoyarte, se retirará. En cierto punto de tu proceso de aprendizaje, no querrás que el Conocimiento se retire porque te darás cuenta de que es la fuente de propósito, significado y dirección para ti.

Hay muchas cosas en el mundo que se hacen pasar por el Conocimiento, porque hay muchos sustitutos del Conocimiento. Hay muchas adicciones y muchísima especulación, justificación y negación rodeando estas adicciones. Hay muchísimas conversaciones sobre las relaciones, pero muy poco contenido. Hay muchísimas especulaciones positivas. Sin embargo, también hay una gran desconfianza y duda. Las personas esperan cosas maravillosas, pero tienen miedo de cosas terribles. Las personas anhelan el éxito, pero tienen miedo de otro fracaso.

Escucharás hablar muchísimo sobre las relaciones, y hay muchas ideas útiles en el mundo que pueden ayudarte a tomar decisiones y al discernimiento. Sin embargo, esto puede ser muy confuso. Tu Conocimiento será aquí la base para la simplicidad. La simplicidad proporcionará claridad —decisiones claras y opciones claras—. Si tus elecciones no son claras, entonces tienes más que aprender y discernir. Si tu elección es clara, tómala y sigue lo que sabes. Si no has llegado aún a un punto de decisión, debes ver lo que necesitas hacer para llegar a ese punto. La decisión sabia trae resolución, y la resolución trae armonía y progreso. Permanecer demasiado tiempo en la irresolución, sin avanzar, será simplemente destructivo y derrochador.

Aprender a seguir al Conocimiento es algo que puedes hacer. Realizar un curso específico y prolongado de estudio para desarrollarte espiritualmente, mentalmente y físicamente es muy importante. Tener un entorno de personas de apoyo y el profesor adecuado, sin duda acorta tu tiempo de aprendizaje considerablemente y te da el entorno en el que puedes aprender a discernir lo que es significativo. Dado que solo puedes descubrirte a ti mismo a través de las relaciones, tus relaciones son aquí muy valiosas. Valora tu experiencia de relación y el Conocimiento se te revelará cada vez más rápido. Porque es en la relación donde el Conocimiento ofrece este mayor y más necesario servicio.

¿Cómo puedes percibir y utilizar los errores del pasado para tu beneficio?

Tienes los errores del pasado para ilustrarte qué valorar y qué no valorar. Pero a veces esto puede ser difícil de determinar. Al menos aprendes qué no hacer nuevamente, y esto elimina algunos de tus antiguos criterios para la relación. Eso siempre es útil. El progreso aquí se basa más en desaprender que en aprender, más en abandonar cosas que en tomar cosas. El refinamiento es el proceso de quitar lo que no encaja. Esto reduce las cosas a sus cualidades esenciales, a sus aspectos esenciales y a su función esencial.

Es muy importante entonces que ahora utilices tu experiencia pasada para servirte. Para hacerlo eficazmente, no debes negar el coste de tus errores. No digas que todo lo que pasó fue por tu bien cuando, de hecho, generó mucha confusión y sufrimiento para ti. Acepta el hecho de que esto generó gran confusión y sufrimiento, y esto es determinante para obtener algún valor de ello, de modo que no tendrás que repetir ese error de nuevo. Si no te das cuenta del coste de un error pasado, no estarás bien preparado y no tomarás en serio la posibilidad de cometer el mismo error en el futuro. Los errores son costosos. Los errores en la relación son tan costosos como los errores en tus emprendimientos comerciales. Aprende lo que es necesario a partir de tus errores para que puedan servirte. Parte de su servicio a ti es que sufriste por ellos. Esto puede proporcionar la convicción necesaria para que utilices tus errores sabiamente. El dolor motiva a las personas, pero la verdad es una motivación mayor. Para valorar la verdad, hay que ver que no se puede vivir sin ella. Aquí el dolor puede servirte, pero solo para enseñarte a valorar la verdad. Ya has cometido errores dolorosos. Para evitar tener que repetirlos, debes obtener el mayor valor posible de ellos.

Por lo tanto, es sabio que revises tus implicaciones en las relaciones. Toma a cada persona que hayas conocido, con la que llegaste a estar seriamente comprometido, y mira por qué te involucraste, qué te atrajo, qué pasó en vuestra relación, quién fue culpado por los errores, cómo terminó la relación, si terminó, qué pensaste que aprendiste en ese momento y qué crees que has aprendido ahora. Este es un ejercicio muy bueno y puedes hacerlo por tu cuenta. Aunque puede llamar a algunos de tus recuerdos dolorosos, te dará una visión general de tu participación en las relaciones.

Es necesario que te des cuenta de cómo funcionas en las relaciones. En las relaciones, las personas siempre se concentran en lo que hace la otra persona. Pero debes aprender lo que haces tú, dónde cometes tus errores, donde eres valiente, cuáles son tus predisposiciones, cómo respondes a la dificultad, cómo respondes a la pérdida, cómo respondes al éxito y cómo respondes al fracaso. Sin llegar a ensimismarte, aquí puedes obtener información valiosa porque debes aprender algo sobre tus propias tendencias, con el fin de aprender a trabajar contigo mismo. Las otras personas en la relación tendrán que trabajar contigo. ¿Con quién estarán trabajando? ¿Qué estarán trabajando? ¿A que tendrán que enfrentarse contigo? Necesitas saber eso. No tienes que diseccionarte a ti mismo para averiguarlo; simplemente se volverá obvio revisando tus experiencias objetivamente.

Muchas personas piensan que ellas están bien y todo el mundo está equivocado. Algunas personas piensan que están equivocadas y todos los demás están bien. Ambas posiciones son insostenibles y no te dan claridad sobre lo que necesitas saber y hacer. Recuerda, tienes una naturaleza y tienes un diseño. Eres una pieza de un puzle. Quieres hacer el mejor uso de ello. No puedes ser una pieza diferente e intentar encajarte donde no encajas. Tienes que aprender a trabajar con tu diseño. Debes aprender a funcionar en las relaciones. Tu experiencia pasada puede enseñarte esto.

Si eres propenso a ciertos tipos de implicaciones con otras personas que traicionan tu certeza en el Conocimiento, debes darte cuenta de esto y estar preparado para ello en el futuro. Si un cierto tipo de persona o un determinado tipo de comportamiento en una persona, te atrae tanto que no puedes pensar con claridad, tienes que ser consciente de ello. Estate atento. No niegues que eso existe. Se consciente. Si eres consciente, serás capaz de experimentar lo que sabes y lo que tienes que hacer.

Haz un inventario de tus errores. Haz un inventario de las cosas que más te atraen y de esas cosas que traicionan tu Conocimiento. Haz un inventario de esas cualidades en otras personas y de esas ilusiones que mantienes sobre las personas, que tienden a llevarte por mal camino. No niegues el dolor de los errores del pasado. Permite que el dolor te persuada de que necesitas aprender ciertas cosas que son verdaderas para crecer y madurar. Esto puede hacerse completamente sin amargura y sin humillación.

Si algo no funcionó en una relación anterior, averigua por qué no funcionó y mira de nuevo para ver cómo podrías haber actuado más sabiamente. A menudo, con los errores del pasado, las personas sacan conclusiones para el futuro que no se basan en absoluto en la experiencia real. Estas conclusiones son solo una manera de evitar el dolor. Puedes evaluar tus errores del pasado y aprender de ellos, pero de nuevo debes mirar con una mente abierta. Aprendes en el presente. Cualquier cosa que obtengas del pasado que tenga un posible beneficio, debes  probarla en el presente. Puedes ser científico aquí. Puedes comprobar las cosas. Tu capacidad para desarrollar el discernimiento en las relaciones es esencial en tu matrimonio, tu familia y tu trabajo en el mundo, porque todo lo que haces en el mundo, lo haces a través de las relaciones.

Evalúa tu pasado y conviértete en observador, en el presente. Sé paciente y trata de seguir lo que sientes y lo que sabes profundamente. Honra a tu experiencia, pero no saques conclusiones prematuras. Involucrate sexualmente solo con alguien que sepas que es tu pareja real. Entonces la sexualidad no traicionará tu integridad. Aprende sobre la otra persona antes de comprometerte financieramente, y el dinero no traicionará tu integridad. Debes estar dispuesto a renunciar a alguien que acabas de conocer y hacia quien sientes gran atracción. Esta disposición te protege contra el fracaso y te prepara para el éxito.

Siempre hay una puerta abierta para ti en cualquier situación. El pasado será beneficioso para ti si puedes usarlo ahora. Sino, un error será un error, una derrota será una derrota y el tiempo perdido será tiempo perdido. No sabrás si has aprendido de un error en el pasado a menos que puedas aplicar su aprendizaje con prudencia en el presente. Si ahora no tomas una decisión sabia, tus errores en el pasado no te habrán servido lo suficiente y no habrás aprendido de ellos lo suficiente. Incluso las terribles experiencias del pasado pueden servirte muchísimo si puedes aprender de ellas. A menudo, necesitarás de alguien más para ayudarte a hacer esto, alguien cuyo Conocimiento y experiencia valores.

Es lamentable aquí que los jóvenes no confíen en las personas mayores, pues muchas personas mayores han establecido muchísima sabiduría práctica. Es lamentable que los jóvenes tiendan a escuchar solo a otros jóvenes y que las personas mayores solo escuchen a las personas mayores. Las personas mayores tienen que dar y los jóvenes necesitan recibir. Necesitas estar cerca de alguien que tenga más experiencia que tú, que no solo haya cometido muchos errores sino que haya aprendido de ellos adecuadamente y esté en posición de dar con el deseo de servir. Esto es muy importante. Las lecciones en las relaciones no cambian. Solo por tener ordenadores y conducir vehículos rápidos, no significa que las lecciones de las relaciones hayan cambiado en absoluto. Lo que era cierto en la juventud de tus padres es cierto ahora. Puedes tener muchas más oportunidades que ellos para cometer errores, eso es todo. Las personas han perdido de vista las repercusiones del compromiso sexual. Para muchas personas, es demasiado fácil ahora. Sin embargo, eso no significa que el coste no esté ahí. Solo significa que el coste no se reconoce. Muchas personas han arruinado su vida por involucrarse sexualmente con la persona equivocada, porque hacerlo tiene consecuencias. Las personas han perdido de vista esto. En lugar de abogar por la austeridad, esta consciencia aboga por la sencillez, la verdad y el amor. Sin embargo, la sencillez, la verdad y el amor serán remotos para ti, si lo que buscas es la satisfacción y la gratificación personal.

La vida te dará lo que necesitas, si estás disponible para recibirlo y si reconoces su valor. No necesitas salir fuera y esquilmar la vida y tomar de la vida todo lo que puedas agarrar con tus manos. La vida se rendirá a los que son dignos de la vida. Tu pasado es una gran ventaja, pero no es fácil aprender objetivamente del pasado. El reto de aplicar la verdad, al enfrentarte a otras oportunidades, permanece contigo en el presente. Aquí siempre enfrentas la gratificación instantánea contra la satisfacción a largo plazo, y en esto debes practicar la sabiduría, el coraje y la paciencia. La gratificación instantánea te lleva, a largo plazo, a la pérdida. Solo necesitas estar casado una vez en la vida con la persona adecuada. ¿Por qué experimentar? Es mejor estar solo. Hay un tiempo para estar solo. Hay un tiempo para hacer un balance de ti mismo. Sin embargo, si no puedes hacer esto, tienes un grave problema en tu relación contigo mismo, un problema que una relación con otro no puede resolver.

No es posible abordar aquí cada problema que se produce dentro de las relaciones, pero es necesario establecer distinciones muy importantes. Si estás sin el Conocimiento, eres propenso a todo tipo de error. Cuanto más estés con el Conocimiento, más estarás a salvo del error. Es por eso que el Conocimiento es tu salvación. Es por eso que el Conocimiento es la fuente de tu redención, tu empoderamiento y tu contribución. Es por eso que el Conocimiento es la base para toda relación significativa con otro. Tienes la oportunidad de aprender El Camino del Conocimiento, lo cual puedes hacer en este momento. Independientemente de si estás en una relación o no, independientemente de dónde te encuentres en el mundo e independientemente de lo que estés haciendo, convertirte en un estudiante del Conocimiento está disponible para ti ahora.

Si has aprendido de tu pasado adecuadamente, verás cuán necesario es ahora el Conocimiento para ti. La única cosa que puede enseñarte realmente el error, es a valorar el Conocimiento. El error ocurre porque niegas, ignoras o no estas al tanto de tu Conocimiento. Cualquier cosa que te haya ocurrido en el pasado —cualquier dificultad que hayas padecido, cualquier pérdida que hayas sufrido y cualquier reto en el que hayas fracasado— te llevará al Conocimiento si lo percibes correctamente. Aquí el valor del Conocimiento tendrá una oportunidad para demostrársete. Porque el fallo muestra la necesidad del éxito y el éxito es su propia validación.

¿Cuántas relaciones necesitas?

Tendrás que construir una red de personas de apoyo. Una relación no será suficiente. Necesitarás más personas para ayudarte. A medida que avances en las etapas superiores de desarrollo, tendrás que establecer una base firme de personas de apoyo. Esto es esencial. Te sorprenderá lo mucho que puedes recibir de este núcleo de personas y de cómo todos se beneficiarán como resultado de que recibas y des los dones del Conocimiento. Entonces te volverás lo suficientemente fuerte para servir a aquellos que son más débiles que tú, quienes a menudo están más comprometidos con su debilidad que con su propia fuerza.

Aquí es necesario hablar sobre el desarrollo del poder individual. El poder en el mundo es proporcional a la concentración de la mente en acción, de una persona. Aquí la persona que está comprometida con su debilidad, su sensación de pequeñez o adicción, puede ser mucho más fuerte que otro que tiene un compromiso débil o parcial con la verdad, y por lo tanto tendrá una mayor influencia sobre él. Esto ocurre, porque el poder es proporcional a la concentración de la mente en acción.

Aquellos que están comenzando a volverse fuertes necesitan individuos fuertes que les ayuden, ya que aún no son lo suficientemente fuertes para combatir el compromiso con la debilidad que encontrarán en el mundo. Es por eso que una persona en relación contigo, que no comparte tu compromiso de fortalecerte, puede debilitar e incluso destruir seriamente tu posibilidad de éxito, incluso si ella tiene buenas intenciones. No hay aquí ninguna prerrogativa moral. Esto es simplemente un hecho. Esto requiere que te vuelvas fuerte en el Conocimiento, porque al volverte fuerte, mayor será tu influencia. Cuanto mayor sea tu influencia, mayor bien puede llegar al mundo a través de ti.

Cuanto más fuerte seas en el Conocimiento, menos debilitado serás por aquellos que comparten un compromiso diferente o que de alguna manera se te oponen. Esto es sabiduría. Puedes amar a una persona débil desde cierta distancia. Pero si te permites comprometerte íntimamente con ella, ello puede socavarte seriamente. Para evitar esto, tu compromiso con la verdad debe ser fuerte. Para desarrollar este compromiso, necesitarás una red de personas de apoyo.

Esto sucederá de forma natural. Sin embargo, debes aprender a ser exigente, porque muchas personas se sentirán atraídas por ti. Los débiles se sienten atraídos por los fuertes, no con la intención de apoyarlos, sino con la intención de utilizar su poder. ¿Cuántos gobernantes de países han sido usurpados por un asesor débil o astuto? Los puros y fuertes siempre son seguidos por débiles y astutos. Este es un hecho de la vida y siempre ocurrirá. Por eso, el fuerte debe ser prudente y sabio respecto a su interacción con los demás. Por eso, el fuerte debe rodearse de los fuertes, con los que puede llegar a unirse.

Un pequeño grupo de personas comprometidas tiene un gran poder en el mundo y puede lograr cosas de gran beneficio y sustancia. De hecho, todas las cosas de gran beneficio y  sustancia fueron iniciadas por pequeños grupos de personas comprometidas quienes fueron un completo bien para su reciproco desarrollo.

Del mismo modo, las personas que no han sido capaces de producir algo de valor y beneficio para el mundo, también estaban rodeadas de personas que compartieron y reforzaron su debilidad. Es por esto que es un gran desafío para los débiles entrar en una vida de fortaleza y certeza en el propósito. En la mayoría de los casos, tienen que renunciar a sus relaciones e influencias anteriores. A veces, esta ruptura necesita ser completa, porque necesitan estar en un ambiente de aprendizaje positivo con relaciones que los nutran y apoyen su incentivo por la verdad.

De esta forma, los fuertes pueden ser más fuertes y los débiles pueden llegar a ser servidos, para que también puedan llegar a ser fuertes. Cualquier persona que sea fuerte se nutrió de alguien que era fuerte. Cualquier persona que alguna vez fue débil y luego se hizo fuerte, fue elevada por la fuerza de aquellos que le servían. Parte del Plan de Dios es renovar la fuerza de todos los que se han separado y siguen viviendo en el aislamiento de su propia imaginación. Esto se hace a través de relaciones significativas, y mediante el descubrimiento y la recuperación del Conocimiento, dentro de cada persona.

Muy pocas personas en el mundo son fuertes en el Conocimiento. Es por ello que tus Maestros Internos están aquí. Ellos están contigo. Ahí tienes una relación lo suficientemente fuerte como para nutrir tu compromiso emergente por la verdad y el comienzo de tu experiencia del Conocimiento. Sin embargo, muchas de las relaciones que tienes a tu alrededor no apoyarán esto y alentarán tus esfuerzos en otra dirección.

Hay personas en el mundo que están realmente comprometidas con el mal, pero la mayoría de la personas simplemente están influenciadas por él y no conocen nada mejor. El hombre o la mujer del Conocimiento deben entonces tomar conciencia de la presencia y del poder del mal y evitarlos dentro de sus propias vidas. Como resultado, ellos pueden parecer distantes y carentes de amor, incluso inaccesibles. Sin embargo, esto es solo una apariencia, porque ellos están preservando su fuerza vital, tratando de unirse con aquellos que pueden mejorarlos, con el propósito de contribuir. Por eso los estudiantes avanzados del Conocimiento deben someterse a una preparación que la persona promedio no consideraría, y tal vez ni siquiera vería el valor de llevarla a cabo. El estudiante debe volverse consistente y fuerte con el Conocimiento mientras aprende a ser objetivo y perspicaz con el mundo. Esto es particularmente importante en el área de las relaciones, donde se cometen los errores más graves.

¿Cómo debes ver el romance?

La mayor adicción en el mundo es la adicción al romance personal. Esta es la adicción más fuerte y más atractiva, ya que es la más cercana a la verdad. Debido a que  trata sobre relaciones y apunta a algún tipo de rendición personal a la persona amada, ella imita la verdad mucho más de cerca que otras formas de adicción. Esto hace que sea más atractiva y más difícil de reconocer, porque se hace pasar por una relación verdadera, y sin embargo, produce un resultado completamente diferente.

El compromiso con el romance personal es el compromiso de permanecer en la fantasía sobre el otro y utilizar a la otra persona para apoyar tu fantasía sobre ti mismo. Si alguno de vosotros en esta relación despierta, será un peligro para la relación misma. Por eso en las relaciones de esta naturaleza, es raro que tú o la otra persona tengáis alguna idea de que vivís en la fantasía. Tampoco serás motivado para cuestionar tu relación con objetividad a menos que este fallando a tus expectativas. El apego a estos vínculos puede ser febril. Sin embargo, solo la decepción puede demostrarte que existe otra posibilidad. El compromiso con el romance personal no es un compromiso con la relación. De hecho, se trata de un compromiso para estar fuera de la relación. Es un compromiso para mantener tu idea de la otra persona y para satisfacer esta idea.

¿Cómo puede esto llamarse relación? Una verdadera relación es donde te relacionas con otra persona y experimentas la realidad de otra persona. En el romance, te relacionas con tus ideas sobre la otra persona. En realidad no estás ni siquiera en relación con la otra persona. Ella simplemente está siendo utilizada como una forma de estimular tu imaginación. Por lo general, solo su apariencia física o algún aspecto de su personalidad pueden hacer esto. Aquí eres hipnotizado por la otra persona y tratas de asegurarte de que la otra persona este también hipnotizada por ti. Aquí no hay ningún compromiso de reconocer al otro como una persona real. Tratarás de pasar por alto, disminuir o negar lo que no te gusta de esa persona. E intentarás exagerar y magnificar lo que amas.

Las relaciones de este tipo son muy difíciles de mantener. Requieren estimulación constante y excitación constante. Estas son las cosas de las que se hacen las películas. Sin embargo, estas relaciones tienen grandes dificultades para sobrevivir en el mundo porque no pueden satisfacer las demandas reales de la vida y puede contribuirse muy poco a través de ellas. Sus participantes se aferran el uno al otro con gran devoción y estarán terriblemente enojados y decepcionados cuando la relación falle, lo que finalmente ocurrirá. Tan profundo puede ser el resentimiento y la desilusión que puede engendrar el odio intenso hacia el otro e incluso odio hacia la vida misma. Pero, ¿qué es este odio, sino el idealismo fallido? Es la hostilidad contra el fracaso de un sueño imaginario.

Las relaciones reales se establecen, mantienen y maduran a través de actividades reales en el mundo. Aquí la relación es más un medio que un fin en sí mismo. Aquí la participación, la contribución y el logro son la esencia de su unión. La intimidad surge aquí de forma natural porque se estimula de manera natural. Es el resultado de cumplir juntos con vuestra misión en la vida y no el resultado de proyectar ideas fantasiosas sobre el otro.

Para escapar de la adicción al romance, debes estar con personas reales con metas reales. Esto crea un contraste entre lo que es imaginario y lo que es real. Aquí lo que es imaginario es visto como débil y patético, porque no ofrece esperanza de éxito, sino solo continua frustración, confusión y decepción. Dentro de una relación genuina hay goce natural porque estar juntos es nutritivo, desafiante y gratificante. Para estar con esa persona, no tienes que fingir ser algo distinto de lo que eres, y ella no tiene que fingir ser otra cosa que lo que es para estar contigo. No necesitáis interpretar para el otro. Cuanto más libre sois el uno con el otro, mayor es la experiencia del amor. Este es el ambiente de una verdadera unión.

Ninguna unión es posible en una relación que se basa solo en el romance. La felicidad y los placeres de una relación de este tipo son momentáneos y fugaces y constantemente son erosionados por los desafíos de la vida. El tiempo destruirá el incentivo del romance porque tu pareja perderá su encanto, y la decepción comenzará a emitir su sombra sobre ti.

Cuanto más romance, menos relación; a mayor esperanza y expectativa, mayor decepción. En el romance, la vida no es más que un grosero despertar —algo a evitar y algo a retrasar—. Aquí intentas, cada vez más febrilmente, mantener viva la estimulación, para mantener activa la diversión y la emoción, porque no hay otra base para estar juntos. Cada persona siempre teme secretamente que será rechazada, que su pareja perderá el interés en ella y que alguien más emocionante, más atractivo y más inusual llegará.

Es comprensible ver relaciones de este tipo en la adolescencia. Pero es trágico verlas en la edad adulta, porque aquí su efecto es realmente destructivo. Incluso en la adolescencia, existe mucho dolor y sufrimiento como resultado de estos compromisos, porque las personas son elegidas por su apariencia, no por lo que son. La mayor amenaza para el romance es una comunicación genuina, una apertura genuina y una intimidad genuina, porque aquí descubres quién es la otra persona. Generalmente, esto es lo que disipa la fantasía. Es posible, en raras ocasiones, que un romance pueda volverse una relación real, pero a menudo esto es la excepción.

El romance es verdaderamente un desperdicio. Ignora y desecha todas las ofrendas verdaderas de una relación genuina. Genera un enorme gasto de energía personal, tiempo, recursos financieros, etc. ¿Cuánto debes esforzarte tú mismo para ser atractivo, para ser seductor y para ser emocionante? Cuanto te aísla esto. Incluso si otros son seducidos a querer tu propia imagen, no te conocerán y en muchos casos no querrán conocerte. A menudo las personas guapas e interesantes están muy aisladas y solas. Ellas han ganado todo su poder e influencia por su apariencia y como resultado son pobres. Qué trágico estar tan comprometido con otros y aun así ser tan desconocido, tan idolatrado y aun así tan poco reconocido. Cuán engañoso es esto.

Prepárate entonces para reconocer la diferencia entre el romance y la relación. Y recuerda, en la verdadera relación existe el goce natural, que en sí mismo es muy romántico, pero no supone una alternativa a la relación genuina. Porque la relación genuina es a la vez trabajo y juego, desafío y relajación, en el orden y la alineación adecuados. Está basada en personas reales haciendo cosas reales en situaciones reales. No es un intento de escapar de la vida.

Si estás buscando participar en una relación significativa, esto requiere una cierta objetividad de tu parte. Sentirás el poder de la seducción —un gesto maravilloso, un rostro hermoso, la riqueza de una persona o un aspecto agradable de su personalidad—. Puedes imaginar lo que pueden ser y lo que podrían darte, etc. Sin embargo, el Conocimiento dentro de ti nunca será persuadido por una estimulación tan débil y momentánea. Si permaneces con el Conocimiento, no serás engañado y tendrás la oportunidad de ver a la persona real detrás de la apariencia. Esto se hace sin condena, porque no hay condena en el Conocimiento. Encontrarás que los que parecen tan exóticos y hermosos, los que siempre parecen tener socios en la vida, están en la mayoría de los casos extremadamente aislados y solitarios —desconocidos por otros, desconocidos para ellos mismos, e identificados con lo que es temporal y se desvanece—. Esto te dará una perspectiva completamente diferente sobre el éxito y el fracaso en las relaciones.

Los que parecen ganar, perderán con el tiempo, y los que en un principio no parecían amados pueden mostrar la mejor promesa de encontrar relaciones duraderas. No hay venganza aquí. Es simplemente el resultado de invertir en lo que es genuino, duradero y con propósito, en lugar de invertir en aquello que es momentáneo y estimulante. No te desanimes por lo que ves a tu alrededor. Verás al romance crearse y destruirse a sí mismo. No pienses que eso es la relación. Pero, incluso en el romance, las personas tratan de llegar a las otras; simplemente no saben cómo hacerlo. Ellas tratan de ganar la aprobación de las demás basándose en las apariencias, lo que en realidad aporta muy poco.

Los mayores regalos que tienes para dar en una relación son el Conocimiento y la sabiduría. Entonces quienes se asocien contigo se beneficiarán. Si eliges sabiamente, también te beneficiarás. Aquí el Conocimiento y la sabiduría solo aumentan con el tiempo, y su expresión crece con cada nueva circunstancia. Por tanto, los ricos se vuelven más ricos en el Conocimiento. Los pobres cada vez más pobres a menos que se vuelvan al Conocimiento. ¿Qué es la fantasía, sino la alternativa al Conocimiento? ¿Y cómo puede existir la fantasía en un mundo que no la apoya?

Estas distinciones deben hacerse. A medida que se hacen, te sentirás cada vez más seguro de que existe la relación genuina para ti,  y de que es necesaria para el mundo. Te sentirás cada vez más libre de esas seducciones que solo te han hecho daño a ti y a todos los que se dejan seducir por ellas. Aquí podrás ver que tu cuerpo, tu sexualidad y tu autoexpresión tienen un énfasis y un valor completamente diferentes. Entonces tu necesidad de autodesarrollo se hará evidente y valorarás tus errores del pasado por lo que pueden mostrarte. Valorarás tus circunstancias actuales por la oportunidad que te dan para establecer lo que has aprendido.

Ya estás en relación con personas, por lo que todo lo que se presenta aquí es importante ahora para ti. No necesitas esperar a que venga una relación, pues ya te encuentras en relación con personas y puedes aprender de ellas. Si aún no estás casado, te estás preparando para el matrimonio verdadero. Si todavía no estás en una relación primaria, te estás preparando para una relación primaria, y tu preparación es esencial para tu éxito.

Muchas personas se preguntan, “¿Qué es el amor verdadero?” El amor verdadero puede encender una relación, pero en verdad será el resultado de una relación. Una relación verdadera producirá amor verdadero. Una relación irreal no lo hará.

Muchas personas han experimentado en algún grado la desilusión con el amor. Muchas personas han probado lo irreal, han visto el fuego del romance arder y apagarse, y han visto la fiebre de la atracción enfriarse. Muchas personas han tenido la experiencia de ser severamente decepcionadas al descubrir que su relación no fue en absoluto lo que esperaban que fuera. Algunas personas han resultado gravemente heridas por esto y han sido, hasta cierto punto, dañadas por esto. Sin embargo, el camino hacia el Conocimiento comienza con la decepción. Comienza diciendo: “Debe haber algo más. Debe haber algo más grande. Debe haber algo más auténtico”.

La humanidad se ha mantenido unida y ha avanzado por sus relaciones significativas. La salud de toda la raza humana en un momento dado puede ser evaluada, en términos de la existencia de estas relaciones. Por eso son tan importantes. Son importantes no solo para los involucrados, sino para la humanidad en general. Desde una sana familia amorosa,  hasta el trabajo de personas unidas en apoyo a la evolución y el desarrollo del mundo, las relaciones significativas son la esencia del éxito de la humanidad.

Muchas alianzas que se hacen pasar por relaciones no son relaciones reales. Una verdadera relación debe ser probada en el tiempo. Debe tener un comienzo real y una existencia significativa y a través de esto se demostrará su profundidad y su capacidad. Cuanto más verdadera es tu vida y más alineada esté con lo que sabes y con cómo te experimentas a ti mismo, mayor oportunidad tendrás de experimentar relaciones genuinas con otros. Entonces no engañarás a otros y a cambio no serás engañado. Entonces te sentirás seguro y te sentirás amado.

Sin seguridad, no hay confianza; sin confianza, no hay amor. Es por esto que la excitación por sí sola es en última instancia tan terriblemente decepcionante. No tiene ningún fundamento. No hay nada confiable ahí. La interpretación no ofrece respiro, por lo que es muy agotadora. Engendra resentimiento, porque debes ser algo distinto a ti mismo para estar en la relación. Termina en decepción, porque alguien será rechazado.

¿Qué es una relación real?

Una relación motivada por el Conocimiento será real. Pero su realidad debe establecerse en el tiempo. Debe madurar. Entrar en la iglesia y hacer tus votos de boda, es solo el comienzo de la construcción de un verdadero matrimonio. La relación aún no se ha establecido plenamente. Esto toma tiempo. En retrospectiva, sabrás si es real. Sin embargo, desde el principio, lo que es irreal puede ser visto y debe ser visto.

Una relación es un vehículo para llevarte hacia adelante en la vida. Es real si puede hacer esto. Aquí, debe tener un comienzo real. Tienes un comienzo real cuando tienes el criterio correcto, la compatibilidad adecuada y valores espirituales compartidos. Es importante comenzar correctamente. Vuestra relación se mantendrá verdadera o no, dependiendo de vuestra participación conjunta. Vuestra relación necesitará vuestro sostén, pero no puede sobrevivir si no tiene los componentes necesarios. Estos deben descubrirse, especialmente al principio. Es por ello que al establecer una relación, es generalmente prudente avanzar lentamente.

¿Cómo sabrás si una relación durará? Bueno, puede que no seas capaz de saberlo. Solo sabrás si puedes comenzar una relación. Aquí, comienzas la relación dándote cuenta de que puede tener la gran promesa de durar, pero que aún no ha pasado por el proceso de la vida. Si tu relación se basa en el romance, puedes estar seguro de que te fallará, y puedes ver esto porque es inevitable. Pero, dada la posibilidad de una participación verdadera, solo puedes tener un comienzo real y la posibilidad de una continuación real. Sin embargo, eso será suficiente para ponerte en camino.

Anuncios