Directrices para preparase para la Comunidad Mayor

Traducción del texto “Guidelines for preparing to the Greater Community”, tal y como le fue revelado a Marshall Vian Summers el 19 de junio de 2008 en Boulder, Colorado, Estados Unidos. 

1.   Comienza a leer los Aliados de la Humanidad y estúdialos en profundidad.

2.   Lee todo lo que puedas acerca de la Comunidad Mayor en las enseñanzas del Camino del Conocimiento de la Comunidad Mayor.

3.   Aprende lo que puedas acerca de la presencia de fuerzas extranjeras en el mundo.

4.   Fomenta la unidad humana, haciendo hincapié en la vulnerabilidad de la humanidad frente a la Intervención y la persuasión en el universo, y en que la humanidad tiene aún poca o ninguna defensa establecida para hacer frente a las influencias de la Comunidad Mayor en la que vive.

5.   Apoya la divulgación de información de la presencia extraterrestre —la divulgación por parte de los gobiernos, la divulgación por parte de la propia Intervención y la divulgación por parte del público, que ya se ha visto afectado de muchas maneras.

6.   Piensa que vives dentro de una Comunidad Mayor de vida inteligente, una Comunidad Mayor donde la vida ha evolucionado y donde la tecnología se ha acelerado, pero una Comunidad Mayor con las limitaciones de la vida física todavía afectando a todos los que viven en el universo físico.

7.   No caigas presa de la persuasión y los incentivos de cualquier presencia extraterrestre que esté activa en el mundo, interfiriendo en los asuntos humanos. No creas que nadie vendrá aquí para salvar o rescatar a una humanidad en lucha, y ve que los que pretenden hacerlo están aquí para sus propios fines —para tomar ventaja de la debilidad de la humanidad, de sus divisiones y de sus supersticiones.

8.   Considera a la humanidad y a ti mismo como los pueblos originarios del mundo que ahora se enfrentan a una Intervención. ¿Qué deben hacer los pueblos nativos para asegurar sus fronteras y determinar cómo, cuándo y dónde debería producirse la interacción con el exterior en beneficio de los pueblos originarios del mundo?

9.   No creas que cualquier otra raza puede reclamar este mundo o está vinculada genéticamente a la raza humana o son los padres o guías de la humanidad, en ningún aspecto. Esto es una falsedad que se está presentando por aquellas fuerzas que están interviniendo en el mundo de hoy.

10.  Entiende por qué los aliados de la humanidad no están presentes en el mundo y que ellos tienen una política de no intervención; sólo comparten su sabiduría y su perspicacia con aquellos que buscan saber sobre la vida más allá de este mundo.

11.  Prepárate para las Grandes Olas de cambio que están llegando al mundo, de modo que puedas estar en una posición fuerte para navegar por estas Grandes Olas y servir a los demás. Esto apoyará a la humanidad y la preparará para su futuro dentro de una Comunidad Mayor de vida inteligente.

12.  No dejes que nadie te persuada de que las fuerzas que están interviniendo están aquí para beneficio de la humanidad. Esto representa confusión por parte de la familia humana y engaño por parte de esas fuerzas que ya están aquí.

13.  Entiende que la humanidad debe establecer una frontera frente al espacio, que los intentos de Intervención y persuasión serán continuos y que la humanidad, debido a que está dividida e ignora las realidades de la vida en el universo, es especialmente vulnerable a la persuasión y la intervención externa.

14.  Mira para ver si tú mismo tienes algún contacto con fuerzas extraterrestres, ya sea a través del ambiente mental o por contacto físico directo. Ten el valor de preguntarte: “¿He tenido algún contacto directo con una fuerza extraterrestre? Y si es así, ¿cuál fue la naturaleza del contacto y qué ocurrió?”

15.  Denuncia la guerra como un debilitamiento de la familia humana frente a la Comunidad Mayor. Haz hincapié en la unidad y la cooperación de la humanidad frente a las Grandes Olas de cambio y en la preparación para sus grandes encuentros con la Comunidad Mayor en la que existe.

16.  Comparte los Aliados de la Humanidad con el mayor número de personas posible y envía la Declaración de la Soberanía Humana a tus amigos y socios y a los líderes del gobierno. Cuanta más gente pueda enterarse de esto, más fuerte será la humanidad y más capaz será de protegerse de la Intervención y la persuasión, con el fin de fijar su propio rumbo y convertirse en una raza libre y de progreso en el universo.

17.  No creas que el secuestro de seres humanos por parte de fuerzas extraterrestres tiene algún beneficio para la humanidad. Entiende que estas abducciones son sólo con fines de crear un ser híbrido capaz de influir en los gobiernos, el comercio y las instituciones religiosas, y también para crear una red de defensores de la propia Intervención. Esta es una grave violación de vuestros derechos y vuestro bienestar, y supone una tremenda amenaza para el futuro de la humanidad.

18.  Reconoce que la tecnología avanzada no equivale a una ética y moral avanzadas. Utiliza a la humanidad como un buen ejemplo de esto. No creas que los que han ganado la capacidad de viajar en el espacio representan algún avance en la ética, la moral, la religión o la espiritualidad. No creas que os pueden enseñar nada a este respecto, ya que en muchos casos vosotros estáis más avanzados que ellos en vuestra consciencia de la realidad de Dios y de la naturaleza de vuestra propia espiritualidad.

19.  Entiende que para ser libre en el universo la humanidad tendrá que cumplir con tres requisitos: unidad, autosuficiencia y discreción. La humanidad tendrá que lograr estos objetivos en un grado muy alto. En la actualidad, ninguno de estos requisitos está siendo cultivado adecuadamente. Esto representa el énfasis y el centro de atención para unir a la humanidad en su propia defensa y prepararla para emerger en un mayor ámbito de la vida.

20. Entiende que la Intervención que está actualmente en el mundo está aquí para romper la unidad humana. Está aquí para romper la capacidad de la humanidad de ser autosuficiente, y está aquí para aprender tanto sobre la naturaleza humana, el comportamiento humano y la sociedad humana como sea posible, socavando así vuestra discreción y exponiendo vuestras debilidades.

21.  Mira a las estrellas con claridad y sobriedad. Es un ambiente difícil pero maravilloso el del universo, mas hay que ser fuerte y decidido para emerger en este ámbito más grande.

22. Aprende el Camino del Conocimiento y construye tu fundación en el Conocimiento, para que pueda protegerte de la persuasión y la Intervención y pueda guiarte hacia delante en servicio a la humanidad —para preparar a la humanidad para estar más unida y ser más decidida y más capaz de responder y funcionar dentro de una Comunidad Mayor de vida.

23.  Comprende que Dios ha provisto una advertencia y una preparación para la Comunidad Mayor, de modo que la humanidad pueda pasar con seguridad a través de este gran umbral, logre una mayor unidad y cooperación entre la familia humana y se prepare para la realidad y la espiritualidad de la vida en el universo.

24. No creas que ninguna raza vendrá físicamente aquí a rescatar a la humanidad. Es la humanidad misma quien debe construir su unidad y su cooperación, su fuerza y ​​su determinación. Educar a la gente sobre la realidad y la espiritualidad de la vida en el universo es una preparación esencial para apoyar este avance. Cualquier raza que venga aquí y diga que está aquí para salvar o rescatar a la humanidad representa un gran peligro y un gran engaño.

25. Mantén tu confianza en ti mismo y en el poder y la potencia de la familia humana. No pierdas la confianza en las instituciones y líderes humanos, con independencia de sus falacias y sus errores. La humanidad tiene la fuerza para protegerse de la Intervención y de la persuasión y emerger en una Comunidad Mayor de vida inteligente como una raza libre y autodeterminada. Nunca permitas que nada sustituya esta fe y esta confianza, porque hay muchas fuerzas hoy en el mundo que están tratando de hacer precisamente eso.

26. Reconoce en qué medida puedes tener dentro de ti mismo una herencia y una realidad de la Comunidad Mayor. Existe la posibilidad de que hayas vivido en otros mundos y de que la experiencia de la Comunidad Mayor sea parte de tu fundación. Acéptalo como una posibilidad, y permite que las revelaciones respecto a esto, sean las que sean, surjan en tu mente con el tiempo. Eres un ciudadano no sólo de éste mundo, sino de una Comunidad Mayor de vida inteligente, y esto representa, en un contexto mayor, el significado y el poder de tus relaciones y tu espiritualidad.

27.  Entiende que la humanidad tiene un destino en la Comunidad Mayor, un destino como una raza libre y autodeterminada. Pero para lograrlo y cumplir con este destino, la humanidad debe estar unida, debe cesar la guerra y el conflicto y debe aprender a limitar el daño que está creando en la Tierra para crear una existencia sostenible y autosuficiente en este mundo.

28.  Entiende que la humanidad no podrá salir a explotar y saquear la Comunidad Mayor, porque más allá de este sistema solar las tierras, las regiones y las rutas de viaje son propiedad de otros. La humanidad tendrá que aprender a ser autosuficiente en el ámbito de su propia influencia, dentro de este sistema solar. Si puede lograr esto, entonces podrá evitar la Intervención y la influencia desde el exterior y establecerse como una raza libre y autodeterminada en el universo.

Anuncios

Prácticas generales del Nuevo Mensaje

Entrada en construcción. Disculpa las molestias.

Pasos al Conocimiento

Pasos al Conocimiento es un viaje de 365 pasos y es el texto esencial de las prácticas del Nuevo Mensaje.

Meditación

Ir bajo la superficie de la mente para experimentar la presencia y la voluntad del Conocimiento dentro de nosotros.

Quietud

Practicamos aquietar la mente en todas las situaciones, para ser capaces de ver clararamente y reconocer la verdad dentro de nosotros y de otros.

Escucha Interna

Nosotros practicamos el escuchar profundamente dentro de nosotros mismos, para discernir la dirección que el Conocimiento está proveyendo.

Horaria

Nosotros paramos cada hora para descansar nuestra mente, para reconocer donde estamos y qué estamos haciendo y para ver si hay algo que necesitamos saber.

Ver

Nosotros practicamos ver más allá de las barreras y restricciones de la mente para reconocer la honestidad, la verdad y la realidad en nuestras interacciones con otros.

Contemplación

Nosotros nos tomamos tiempo para considerar el significado y el mérito de nuestros propios impulsos y acciones y las acciones de otros. Esto nos permite penetrar la mera apariencia de las cosas.

Discernimiento y Discreción

Nosotros tenemos gran cuidado en discernir la realidad de lo que está ante nosotros y lo que estamos viendo en otros. Con discreción, somos capaces de saber qué comunicar y cuándo hacerlo. De esta manera nosotros mantenemos nuestra conexión interna mientras nos involucramos en el mundo.

Toma de Decisiones

Nosotros traemos las preguntas de nuestras vidas al Conocimiento, de modo que él pueda guiar nuestras acciones y comunicarse a través nuestra. Las decisiones que tomemos darán forma a nuestras vidas.

Los 4 Pilares

Nuestras vidas y nuestro propósito están construidos sobre Cuatro Pilares: Trabajo y Provisión, Salud, Relaciones, Desarrollo Espiritual. Unos Pilares fuertes nos permiten ser una parte vital de la fundación para el Nuevo Mensaje de Dios en el mundo. Nosotros reconocemos que no podemos “atajar” el desarrollo de ninguno de estos Cuatro Pilares, ni siquiera en servicio al Nuevo Mensaje.

La Torre de Observación

Nosotros cultivamos un sabio entendimiento del pasado y una profunda visión de nuestro futuro. Nosotros pensamos activamente y miramos adelante de modo que podamos ver qué está viviendo desde el horizonte y podamos prepararnos para las eventualidades, oportunidades y dificultades de nuestras vidas. Esto nos permitirá ser sabios precursores del Nuevo Mensaje.

Autoconocimiento

Nosotros cultivamos un alto grado de honestidad y consciencia sobre nuestros estados de mente y la condición de nuestra vida. Nosotros siempre buscamos saber el contenido y el estado de nuestra mente y la condición de nuestro cuerpo, de modo que podamos ser capaces y estemos listos para participar en el mundo.

Directrices para aquellos que están aprendiendo y viviendo el Nuevo Mensaje

  1. Practica las recomendaciones dadas para la gente en todas partes.
  2. Dos veces al día, practica tu paso de los Pasos al Conocimiento, estar en quietud y silencio o contemplar una cuestión o decisión importante.
  3. Revisa semanalmente los Cuatro Pilares de tu vida y un plan de acción para construir cada uno de ellos en la próxima semana.
  4. Lee diariamente los libros del Nuevo Mensaje, incluso aunque sea sólo por unos pocos momentos, para permanecer conectado a tu trabajo y llamamiento mayores.
  5. Comparte partes de la Enseñanza en el Nuevo Mensaje con otros, incluso si no mencionas de donde vienen. Otros pueden beneficiarse de lo que tú estás aprendiendo ahora.
  6. Reserva una tarde-noche cada semana para la quietud, la meditación y el estudio.
  7. Ven a estar con el Mensajero al menos una vez al año, si te lo puedes permitir, para permanecer conectado a él y al gran regalo que te ha entregado mediante el Nuevo Mensaje y los Pasos al Conocimiento.
  8. Prepárate para la Comunidad Mayor estudiando los discursos de los “Aliados de la Humanidad”, la “Espiritualidad de la Comunidad Mayor” y el texto introductorio “Hay un Nuevo Mensaje de Dios en el Mundo”, de manera que puedas ganar un punto de vista desde el que ver tanto el gran peligro que la humanidad encara como la gran oportunidad para la unidad humana que la Comunidad Mayor presenta.
  9. Apoya el Mensaje y al Mensajero en cualquier forma que puedas. Su tarea es inmensa, y él necesitará tu apoyo continuado.
  10. Edifica fortaleza mediante tus Cuatro Pilares para aguantar las Grandes Olas del Cambio, de modo que puedas ser una fuente de fuerza, certidumbre y paz en los tiempos difíciles por delante.

Recomendaciones del Nuevo Mensaje para la gente en todas partes

 
  1. Reserva cada día un tiempo de quietud para reflexionar sobre la sabiduría de tus pensamientos y tus acciones, así como para hacerte consciente de cualquier percepción más profunda que puedas tener. Mantén un diario de estas percepciones y revísalas con frecuencia.
  2. No hagas opiniones sobre nada, a no ser que hayas pasado un tiempo considerable estudiando el problema y sus muchas soluciones presentadas. Cuestiónate si estás realmente seguro sobre algo o estás sólo haciendo suposiciones.
  3. No desperdicies tu valioso tiempo y tu energía quejándote de algo si no estás preparado para tomar acción al respecto.
  4. Perdona a aquellos que parecen errar contra ti o contra el mundo. Pregúntate qué necesidad genuina están intentando expresar y satisfacer mediante su comportamiento. Practicar el perdón te permitirá ahorrar energía emocional y mantendrá tu mente despejada.
  5. Perdónate a ti mismo de tus propios errores, y reconoce y usa la sabiduría que ellos te proveen.
  6. Asegúrate de que todo lo que posees realmente te sirve. Muévete ligero de equipaje y libera tiempo para cosas más importantes.
  7. Considera que tienes Cuatro Pilares sosteniendo tu vida: El Pilar de las Relaciones, el Pilar de la Salud, el Pilar del Trabajo y la Provisión, y el Pilar del Desarrollo Espiritual. Para ser feliz y tener éxito, necesitarás construir cada uno de estos Pilares y no sacrificar ninguno a cambio de otro.
  8. Conserva energía tanto como sea posible. Reduce tu consumo de energía en un 25-50% para salvar a tu comunidad y al mundo del agotamiento y la ruina.
  9. Honra a tus padres e intenta entender las circunstancias que determinaron sus decisiones y su comportamiento.
  10. Conoce que hay un Nuevo Mensaje de Dios en el mundo y que este Mensaje está aquí para elevar a una humanidad en dificultades, comenzando por el individuo.

Prácticas para las Grandes Olas del Cambio

Es importante usar y aplicar prácticas que puedan aportar una mayor claridad y certeza a tu vida. Las prácticas siguientes son del libro “Las Grandes Olas del Cambio”. Con cualquier práctica, es importante practicar a intervalos regulares a lo largo del tiempo para profundizar tu experiencia. Estas prácticas edifican las habilidades y la consciencia que necesitarás para prepararte. Hay muchas prácticas aquí para elegir. Cada una es importante. Elige la que es más apropiada a tus necesidades e intereses en cada momento, pero no descuides las otras, pues todas ellas son importantes para profundizar tu conexión con el Conocimiento, la Mente que Sabe dentro ti, así como para prepararte para las Grandes Olas del Cambio.

Dónde vivir:

Pregúntate, ¿dónde debería vivir? Mantente preguntando, y los pasos comenzarán a aparecer si hay algún cambio que debas hacer al respecto. No puedes preguntar sólo una vez. Debes hacerlo repetidamente. Debes permanecer con la cuestión. Debes vivir con la cuestión y estar abierto, realmente abierto, a lo que pueda serte presentado, particularmente si sientes ya que donde estás no es permanente, o tienes preocupación sobre su viabilidad como lugar para vivir en el futuro.

(Capítulo 2: Las Grandes Olas y Tu Vida)

Reconocimiento de las señales:

Para comenzar, debes aprender a quedarte quieto y en observación—mirando sin juzgar, mirando sin llegar a conclusiones, buscando las señales. Las señales no están en todas partes, pero son lo suficientemente abundantes para que, si estás observante y te entregas a ser observador a lo largo del día, comiences a ver cosas, y esas cosas destacarán sobre todo lo demás. Ellas destacarán. Ellas te impresionarán más que los tipos usuales de cosas fascinantes o de cosas perturbadoras sobre las que puedas leer o escuchar. Ellas te impresionarán a un nivel más profundo. Presta atención. Apúntalas. Mantén un registro de ellas con una fecha, una hora y un lugar, de modo que puedas comenzar a poner juntas las piezas del puzle.

(Capítulo 4: La Libertad de Moverse con el Conocimiento)

Dónde estás ahora:

La gran evaluación comienza evaluando dónde te encuentras ahora—cómo gastas tu tiempo, tu energía, tu enfoque y tus intereses.

– ¿Dónde está siendo malgastada tu vida?

– ¿En qué está siendo focalizada?

– ¿Donde está siendo asignada?

Sólo tienes cierta cantidad de energía en el día, cierta cantidad de tiempo en el día y cierta cantidad de espacio en tu mente para considerar cosas.

– ¿Dónde está todo yendo?

– ¿Qué estás haciendo?

– ¿Cuáles son tus prioridades?

– ¿Dónde estás ganando energía en tu vida, y dónde la estás perdiendo?

– ¿Con quién la estás perdiendo, o con qué la estás perdiendo?

– ¿Dónde sientes certeza, y dónde incertidumbre?

– ¿En que relaciones estás ahora que te den un sentido de certeza y dirección?

– ¿Qué relaciones oscurecen esa certeza o la obstruyen completamente?

– ¿Dónde estás justo ahora?

– ¿Con quiénes estás, y qué estás haciendo con ellos?

– ¿Qué posees, y está ello dándote fuerza o quitándotela?

– ¿En qué crees, y están tus creencias aportándote claridad, o son un sustituto para el Conocimiento mismo?

– ¿Dónde está yendo tu tiempo?

– Si te sientas en meditación, ¿qué es lo que está preocupando a tu mente?

– ¿Dónde está yendo tu mente, y qué problemas está resolviendo?

(Capítulo 5: La Evaluación Profunda)

Posesiones:

Comienza por cosas simples. Revisa todo aquello que posees. Todo lo que posees, incluso las cosas insignificantes, tienen para ti un valor de algún tipo y de un modo sutil representan una influencia. Si tu vida está llena de cosas que no tienen utilidad ni propósito, ellas están entonces quitándote en cierta medida tiempo y energía. Aún las posees, y por tanto aún estás en relación con ellas. Ellas están ocupando espacio en tu casa y en tu mente. Todo lo que posees realmente necesita ser o bien fundamentalmente práctico y necesario o bien muy significativo personalmente, y ese significado debe venir en una forma que apoye quien ahora eres y donde sientes que estás dirigiéndote en la vida.

(Capítulo 5: La Evaluación Profunda)

Discriminando las posesiones:

Es un proceso de discriminación, trayendo a tu vida una mayor objetividad—mirando cada posesión que tienes y preguntándote, “¿Es esto realmente útil para mí? ¿Es personalmente significativo para mí? ¿Y aumenta y refuerza mi conciencia y entendimiento de mí mismo?”

(Capítulo 5: La Evaluación Profunda)

Relaciones:

En lo que respecta a las relaciones que escoges y seleccionas para ti, debes evaluarlas una a una: “¿Está esta relación fortaleciéndome o debilitándome? ¿Está esta persona moviéndose en la dirección en la que yo debo moverme? ¿Tenemos un destino mayor juntos, o debería liberar a esta persona para que pueda seguir su propio viaje en la vida?”

(Capítulo 5: La Evaluación Profunda)

Evaluando la incomodidad:

La verdad es que no estás donde necesitas estar en la vida, y tú lo sabes, y es por esto que te sientes incómodo. No trates de librarte de esta incomodidad, pues ella es una señal en ti de que tu vida debe moverse, de que hay cambio que llevar a cabo, y de que debes hacerlo. Permítete estar con la incomodidad. Siéntela. Observa lo que te está diciendo. Observa dónde te habla. ¿Dónde están los puntos de incomodidad? ¿Dónde está siendo vivida la mentira en tu vida? ¿Cuáles son las falsedades que estás diciéndote a ti mismo acerca de la relación con esta persona, este lugar o esta cosa?

(Capítulo 5: La Evaluación Profunda)

A qué estar atento en el mundo:

– Debes hacerte consciente de las situaciones en el mundo en lo que respecta a la disponibilidad de comida y agua.

– Debes hacerte consciente de cambios en el clima y sus efectos sobre la producción de alimentos en el mundo, así como sus efectos sobre el bienestar de la gente tanto en ambientes urbanos como rurales.

– Debes hacerte consciente de la inestabilidad política y económica y de cómo se está manifestando en ciertos lugares.

– Debes hacerte consciente de cualquier brote de enfermedad pandémica.

– Debes hacerte consciente de los conflictos que continúan existiendo y de los conflictos que puedan emerger en el futuro.

Cuando mires al mundo, busca estas cosas. Simplemente sé testigo de ellas y ve si hay alguna señal. No todo lo que verás es importante. No todo lo que veas será una señal.

(Capítulo 6: Relaciones y las Grandes Olas)

Haciendo lo que sabes:

Pregúntate: “¿Qué debo hacer ahora de cara a prepararme a mí mismo y a mi familia?” Hay cosas ya que sabes que debes hacer. Quizá has sabido de ellas desde hace un tiempo. Debes hacerlas ahora. Haz las cosas que sabes que debes hacer hoy, y mañana sabrás otras cosas que debes hacer. Si las haces, sabrás más cosas que debes hacer. Es haciendo esto como ganas mayor claridad. Completar las tareas que sabes que debes hacer te muestra las otras tareas que se han de completar.

(Capítulo 7: Preparando a Tu Familia)

Ventajas y desventajas:

Debes pensar en estas cosas ahora—no emocionalmente, sino de forma razonable—considerando tus ventajas y tus desventajas basándose en dónde vives, cómo vives y cómo viajas por la zona. ¿Qué ventajas tienes? ¿Cuáles son tus desventajas? ¿Cuál es la fuerza de tu posición? ¿Necesitas cambiar las circunstancias de tu vida radicalmente ante las Grandes Olas del Cambio? Si es así, necesitarás hacerlo bastante pronto porque estas cosas toman tiempo, y tiempo es lo que no sobra. Si hay carencias de combustible, o si los precios de todo se disparan más allá de lo que puedes afrontar, ¿qué harás entonces?

(Capítulo 8: El Peligro del Aislamiento)

Saliendo del aislamiento:

Debes hacer un puente que te saque de tu aislamiento. Involúcrate en tu comunidad local. Habla en tus ayuntamientos locales y gobiernos. Descubre lo que tu pueblo o tu ciudad o tu nación están haciendo para prepararse ante estas grandes dificultades. Lee, edúcate, ve a visitar a la gente, participa. Abandona tu aislamiento y tu auto-obsesión. Implícate. Hazte un proclamador. Comparte la revelación en este libro con otras personas. Lee acerca de lo que otras personas están descubriendo a medida que empiezan a discernir las Grandes Olas del Cambio. Esto es sano para ti. Es redentor para ti. Te dará confianza si actúas. Si no haces nada, tu confianza se desmoronará, y te hundirás en la desesperación. Entonces te encontrarás verdaderamente sin poder y verdaderamente vulnerable.

(Capítulo 8: El Peligro del Aislamiento)

Lugares peligrosos para vivir:

Si vives en una región desértica de la nación puede que tengas que abandonarla, pues puede que no haya agua para ti en el futuro, y podría resultar muy difícil que los alimentos lleguen a tu comunidad. No vivas cerca de agua en movimiento, cerca de ríos que se desbordarán si hay tiempo atmosférico violento. Es sabio apartarse de regiones costeras que serán afectadas por fenómenos atmosféricos violentos, y en muchos casos es sabio apartarse de ciertas grandes ciudades que estarán sujetas a extrema agitación social.

(Capítulo 8: El Peligro del Aislamiento)

Cómo te habla el Conocimiento:

El Conocimiento te hablará a través de tus pensamientos, a través de tus sentimientos. Pero no te hablará a través del miedo, no te hablará a través de la fantasía y no hablará a tus preferencias. Debes estar abierto, preguntando al Conocimiento en ti, “¿Qué debo hacer ahora? ¿Cuál es el siguiente paso para mí? ¿Cómo debo considerar esta particular situación? ¿Qué decisión debería tomar acerca de esta cosa particular?”

(Capítulo 8: El Peligro del Aislamiento)

Traer cuestiones al Conocimiento:

Aquí debes traer todo al Conocimiento. Pregunta al Conocimiento: “¿Es esta una buena idea?” Pregunta al Conocimiento, “¿Debería seguir las recomendaciones de esta persona?” Quizá sentirás resistencia; Quizá el Conocimiento permanecerá silencioso. Ambas cosas indican que deberías detenerte y no seguir adelante con esa decisión o en lo que respecta a seguir a esa persona.

(Capítulo 8: El Peligro del Aislamiento)

Personas y comunidad:

Reconsidera tu vida—tus relaciones con dónde vives, la casa en la que vives, tu trabajo, tus medios de transporte, tus relaciones.

– ¿Quién es sabio entre aquellos que conoces?

– ¿Quién tiene habilidades?

– ¿Quién es fuerte?

– ¿Quién puede encarar las Grandes Olas del Cambio?

Aprende sobre cuáles son los recursos de tu comunidad.

– ¿Qué pueden ellos proveer?

– ¿Qué ventajas realmente tienen que puedan apoyarte a ti y a tu comunidad?

(Capítulo 8: El Peligro del Aislamiento)

Dónde poner tu fe:

– Tu pregunta entonces es, ¿Dónde pondrás tu fe?

– ¿Dónde está tu fe ahora mismo puesta?

– ¿Qué te dará el poder de superar tus propias debilidades, tus propias ambiciones, tu propia inhibición y tu temor ante la desaprobación de otros?

– ¿Qué te dará el poder de superar tu condicionamiento social para estar a la altura de una mayor necesidad y un conjunto mayor de problemas?

– ¿Qué te mantendrá por encima del miedo y la desesperanza?

(Capítulo 11: ¿Dónde pondrás tu fe?)

Orientaciones iniciales:

Las “Recomendaciones para Vivir” son realmente sólo orientaciones iniciales porque las circunstancias de cada uno serán algo diferentes, y cada cual tiene una misión y un propósito únicos que descubrir y realizar en la vida. Así que más allá de establecer los pasos iniciales y de construir una fundación básica, tendrás que apoyarte en el Conocimiento dentro de ti y en el Conocimiento dentro de otros para navegar los tiempos inciertos y cambiantes por delante.

(Capítulo 12: Tu Propósito y Destino en un Mundo Cambiante)

La importancia de la preparación interna:

Tu preparación interna aquí es más significativa que todo lo que hagas en el exterior, pues cualquier cosa que hagas en el exterior es sólo una conveniencia temporal. No puedes almacenar comida para el resto de tu vida. No puedes protegerte a ti mismo de cualquier eventualidad. No puedes acumular para décadas. Y no habrá lugar en la Tierra que sea enteramente seguro o esté fuera del alcance de las Grandes Olas del Cambio.

(Capítulo 12: Tu Propósito y Destino en un Mundo Cambiante)

Saber la verdad:

Hay tres estadios en el proceso de saber algo: ver, saber y actuar. El segundo estadio, el de saber, implica una más profunda resonancia y auto cuestionamiento. Uno debe preguntar: “¿Es esta la verdad? ¿Debo tomar acción acerca de esto?” Puedes incluso tomar una posición en contra de lo que estás viendo para ver qué tipo de respuesta ocurre dentro de ti. Puedes testarlo de este modo. Puedes desafiarlo. Pero, al final, si es verdad, verás que hay una gran certeza de que debe tomarse acción acerca de lo que ves y sabes.

(Capítulo 14: Ver, Saber y Tomar Acción)

Estudiando las Grandes Olas del Cambio:

Uno debe estar deseoso de mirar, de realmente mirar a algo, de realmente mirar a las Grandes Olas de Cambio—leer sobre ellas, investigarlas, ver lo que son, aprender más acerca de las Grandes Olas y cómo están afectando a la gente en el mundo hoy, así como su potencial para alterar el curso de la historia humana. ¿Cuáles son las implicaciones? Hay personas que han estudiado esto. Gente inteligente ha mirado esto y está alertando a otros. ¿Cuál es el significado de esto? ¿Cuáles son sus implicaciones? ¿Cómo podrían alterar tu vida y las vidas de otras personas?

(Capítulo 14: Ver, Saber y Tomar Acción)

Estar con lo que sabes:

Estar con lo que sabes y has visto. “¿Qué significa realmente esto para mí? ¿Es esto realmente cierto? ¿Y qué debo hacer?”

(Capítulo 14: Ver, Saber y Tomar Acción)

Qué socava tu certidumbre:

Obsérvate a ti mismo. Ve lo que tu mente te dice. Escucha las diferentes voces dentro de ti. ¿Usas la razón, o la emoción, o el consenso de otros o figuras de autoridad para disuadirte de estar con algo que ves? ¿De qué maneras socavas tu certidumbre e invalidas tu propia experiencia? ¿Usas la razón, o la fe, o suposiciones, o la autoridad de otras personas, o la convención, o la historia—qué usas para traicionarte a ti mismo y a tu experiencia? Debes saber esto. Debes saber tanto tus fortalezas como tus debilidades. Debes conocer tus tendencias en lo que respecta a ver, saber y actuar.

(Capítulo 14: Ver, Saber y Tomar Acción)

A qué seguirás:

Las Grandes Olas del Cambio están viniendo. Están haciéndose. Están emergiendo en el horizonte. Están ya afectando a millones de personas por todo el mundo.

– ¿Qué harás ahora?

– ¿A qué seguirás?

– ¿Qué voz dentro de ti seguirás?

– ¿A qué sabiduría más allá de ti mismo harás caso?

– ¿Cuánto coraje reunirás?

– ¿Cuán lejos llegarás en tu preparación?

– ¿Cuán seriamente te tomarás la situación?

– ¿En qué grado te comprometerás para satisfacer las intenciones o las expectativas de otros?

(Capítulo 14: Ver, Saber y Tomar Acción)

Preparando a tus hijos:

Debes preparar a tus hijos, pues ellos estarán viviendo y entrando en un mundo de cambio y dificultad crecientes. Les fortaleces no por decirles lo que viene, sino fortaleciendo su conexión con el Conocimiento, enseñándoles la diferencia entre fantasía y realidad, ayudándoles a discernir la naturaleza de sus propias fortalezas y debilidades, compartiendo con ellos la sabiduría que has aprendido en la vida, y mostrándoles dónde pueden obtener mayor sabiduría mediante las experiencias de otros.

(Capítulo 14: Ver, Saber y Tomar Acción)