¿Tengo que convertirme o hacerme un seguidor del Nuevo Mensaje para poder recibir el Nuevo Mensaje?

No. Recibir el Nuevo Mensaje es recibir su sabiduría y su enseñanza sobre el Conocimiento, el propósito, las relaciones, la unidad, la cooperación y la emergencia de la humanidad a la Comunidad Mayor de vida inteligente en el Universo.

Toma el Nuevo Mensaje entonces y entrégalo a tu gente, tu nación, tu tribu, tu religión, y reconoce las grandes fuerzas que están amenazando con socavar la supervivencia, la libertad y la soberanía de la humanidad en este mundo. Debe haber un nuevo compromiso con la libertad humana, la unidad y la preservación del mundo. Este compromiso sólo puede surgir del más profundo Conocimiento que Dios ha puesto dentro de cada persona.

Entonces puedes ser un Budista con una consciencia y compromiso de la Comunidad Mayor. Puedes ser un Musulmán con una consciencia y compromiso de la Comunidad Mayor. Puedes ser un Católico o un Protestante o practicar cualquier otra religión o camino espiritual que hayas elegido, pero con una perspectiva mayor. Pues es importante entender aquí que Dios no busca crear una nueva religión, sino una nueva comprensión, una nueva consciencia y un nuevo compromiso. Y estos deben residir dentro de todas las naciones y religiones de la humanidad.

Sin embargo, hay algunas personas para las que el Nuevo Mensaje será su camino, y ellos serán sus primeros destinatarios, sus primeros practicantes. Ellos sentirán que se les ha dado lo que habían estado buscando, lo cual es un nuevo camino. Para todos los demás, el Nuevo Mensaje da a la humanidad una consciencia,  comprensión, poder y compromiso mayores que deben ser expresados a lo largo y ancho de la familia humana.

Recibe por tanto el Nuevo Mensaje. Tráele a tu corazón, a tu mente, a tu familia, a tu comunidad, a tu tradición religiosa, a tu nación y a tu comprensión del mundo, y habrás recibido el Nuevo Mensaje de Dios.

Anuncios

¿Es esto una nueva religión? ¿Y por qué necesita el mundo una nueva religión?

El mundo necesita una nueva comprensión y una nueva conciencia. De esto, formas de práctica espiritual y comunidades surgirán, y en este sentido sí, es como una nueva religión. Pero el propósito del Nuevo Mensaje no es simplemente crear otra religión en contraste con todas las otras religiones, sino por el contrario hacer avanzar el entendimiento humano de su realidad espiritual, de sus mayores desafíos en el mundo y de su destino en un Universo repleto de vida inteligente.

Lo que la humanidad necesita es una nueva experiencia y un nuevo entendimiento de la voluntad, el intento y la presencia de Dios en el mundo, así como del gran cambio que está llegando y de las fuerzas que amenazan con socavar la unidad, la libertad y la soberanía humanas en el mundo.

El mundo por tanto no necesita tanto una nueva religión como necesita un entendimiento y una consciencia nuevos, así como un nuevo compromiso de unidad humana ante grandes cambios desestabilizantes. Esto no es simplemente una buena idea. No es simplemente un alto principio moral. Es una necesidad si la humanidad ha de sobrevivir y permanecer libre.

Tan sólo algo de gran necesidad llamaría un Nuevo Mensaje de Dios al mundo. Sólo una necesidad tan prevaleciente llamaría un nuevo testamento como este al mundo. Sólo una situación para la cual la humanidad no puede prepararse a sí misma llamaría a un Nuevo Mensaje de Dios, y con él, una preparación para permitir que la gente gane esta experiencia y entendimiento nuevos, que son tan necesitados en el mundo hoy.

¿Qué pide el Nuevo Mensaje de mí?

El Nuevo Mensaje te pide honestidad, sinceridad, integridad y compromiso—todas las cosas que todo el mundo necesita establecer en su propia vida y todo lo que necesita ser establecido en las villas, comunidades, ciudades y naciones del mundo.

El Nuevo Mensaje te pide que honres lo que necesitas y lo que el mundo necesita. Te pide que reconozcas y recibas las bendiciones del Creador y la preparación que el Creador ha enviado al mundo para el beneficio de toda la humanidad.

Si esto parece demasiado para alguien, entonces no reconoce sus propias necesidades. No ha llegado a entender las necesidades de su alma, las necesidades de su corazón. Está preocupado con lo que quiere y lo que teme. Todavía no ha alcanzado el punto de reconocer que necesita encontrar su propósito mayor en la vida. Necesita hacer una contribución para poder sentir satisfacción y felicidad. Necesitan dar a la preservación del mundo para que su vida pueda sentirse vital, significativa y plena de propósito.

El Nuevo Mensaje de Dios pide que reconozcas la necesidad de un Nuevo Mensaje, que leas el Nuevo Mensaje, que lo consideres y comiences a aplicarlo y a vivirlo.

Te pide que recibas sus bendiciones, su beneficio, su fuerza y su poder en tu propia vida.

Te pide que compartas este Nuevo Mensaje con otros y lo mantengas en una forma pura, sin alterarlo o cambiarlo o intentar ajustarlo a alguna otra cosa.

En esencia, se te pide que recibas el Nuevo Mensaje de Dios y lleves testimonio de él. Y si puedes recibir sus bendiciones, se te pide que abogues por él y abogues por su protección en el mundo.

Por tanto el Nuevo Mensaje te pide que recibas lo que necesitas y lo que el mundo necesita. Permite que esta sea tu comprensión.

¿Qué es lo que proclama el Nuevo Mensaje?

1. Libertad—aprender a edificar, mantener y proteger tu libertad individual y la libertad colectiva de la humanidad ante cambios graves y sin precedentes.

2. Unidad humana, cooperación y cese de la guerra y el conflicto—no por moral elevada e ideales, sino por la supervivencia colectiva de la humanidad.

3. Sostenibilidad y restauración del medio ambiente—preservando y compartiendo los recursos menguantes del mundo en vez de competir por ellos, para evitar la guerra y asegurar que la humanidad pueda tener un futuro.

4. Primacía del Conocimiento dentro del individuo—el Conocimiento es la Gran Otorgación del creador, que vive dentro de ti y te permite experimentar y expresar la Espiritualidad Única de la humanidad, más allá de todas las divisiones de raza, cultura, nación y religión. Sólo el Conocimiento tiene el poder tanto de guiar como de proteger al individuo, y de unir y permitir a la humanidad trazar un nuevo camino hacia delante.

5. Coexistencia pacífica y cooperación entre las religiones del mundo—todas las religiones del mundo fueron iniciadas por Dios y nunca se tuvo la intención de que ellas estuvieran en competición y conflicto entre sí.

6. Hacerse fuerte en el ambiente mental—vives en un ambiente mental así como en un ambiente físico. El ambiente mental es el omnipresente ambiente de pensamiento e influencia en el que todos vivimos. Para ser capaz de pensar libremente, ser discerniente y resistir la manipulación mental, debes aprender acerca del ambiente mental y convertirte en una fuerza dentro de él. Pasos al Conocimiento, el libro de prácticas del Nuevo Mensaje, te enseña cómo hacerlo.

7. Prepararse para la Comunidad Mayor—nuestro aislamiento ha acabado. La profecía del Nuevo Mensaje revela que la humanidad no está sola en el Universo y ni siquiera en su propio mundo. El Nuevo Mensaje está aquí para preparar a los individuos y las naciones para la realidad, el peligro y la oportunidad de encontrar una Comunidad Mayor de vida inteligente en el Universo. Como personas nativas de este mundo en concreto, debemos encarar nuestros primeros encuentros con fuerzas intervinientes con sabiduría y discernimiento, y establecer nuestras propias reglas de involucración.

8. Prepararse para las Grandes Olas del Cambio— La profecía del Nuevo Mensaje revela que las Grandes Olas del Cambio están ahora convergiendo sobre la familia humana en su totalidad, creando una situación sin precedentes en la historia humana. Entre las Grandes Olas se incluye:

– Cambio climático y tiempo atmosférico catastrófico.

– Recursos energéticos en disminución.

– Deterioro medio ambiental severo.

– Producción de alimentos en descenso.

– Inestabilidad económica y la amenaza creciente de competición, conflicto o guerra por los recursos restantes del mundo.

Las Grandes Olas crearán inmensa inestabilidad por todo el mundo, incluso en las naciones ricas. Reconocer y prepararse para la realidad de la Comunidad Mayor y las Grandes Olas del Cambio que se aproximan representa la más grande necesidad de nuestro tiempo. El Nuevo Mensaje ha llegado para prepararnos de cara a navegar estos tiempos difíciles por delante.

9. Contribución a un mundo en necesidad—la verdadera felicidad es el resultado de hacer lo que has venido a hacer aquí. Para lograrlo, debes unir tu mente pensante con la mente más profunda del Conocimiento dentro de ti y desarrollar la sabiduría y la fortaleza para realizar tu misión en el mundo.

10. Construir los Cuatro Pilares de tu vida—tu vida tiene cuatro pilares, que como las cuatro patas de una mesa sostienen tu vida y le dan fortaleza, estabilidad y equilibrio:

– El Pillar de las Relaciones.

– El Pilar de la Salud.

– El Pilar del Trabajo y la Providencia.

– El Pilar del Desarrollo Espiritual.

El Nuevo Mensaje revela lo que los Cuatro Pilares realmente significan y cómo ellos pueden ser fortalecidos y mantenidos. Necesitarás pilares fuertes para ser capaz de resistir las Grandes Olas y ser una fuente de fortaleza para otras personas.

11. Relaciones de Propósito Superior—tú naciste con una misión y con el Conocimiento para ayudarte a encontrar y realizar esta misión. Como resultado, hay ciertos individuos en la vida que debes conocer y con los que debes involucrarte. En un nivel más profundo, esto representa tu búsqueda de relación. En el Nuevo Mensaje, estas relaciones son llamadas Relaciones de Propósito Superior. El Nuevo Mensaje te enseña cómo encontrar y discernir estos individuos más allá de todas las otras formas de atracción y obligación. No puedes encontrar y realizar tu misión solo. Necesitarás relaciones excepcionales de honestidad e integridad cuya misión y destino estén alineados con los tuyos.

Debe haber un Nuevo Mensaje proclamando estas cosas. El Nuevo Mensaje de Dios es un nuevo testamento, un nuevo entendimiento, un nuevo camino, que va más allá de todas las creencias y suposiciones del pasado, más allá de los conflictos y discordia del pasado.

El Nuevo Mensaje proclama sabiduría, libertad, propósito, unidad y cooperación basados en la Espiritualidad Única de la humanidad y las grandes necesidades de nuestro tiempo.

¿Cómo se comunica Dios contigo?

(Traducción en revisión)

“A través del Conocimiento tú puedes sentir la presencia de todas las relaciones. Esta es la experiencia de Dios”.

Dios es la Fuente del Conocimiento dentro de ti, el Conocimiento siendo tu mente espiritual más profunda que el Creador te ha otorgado a ti y a todos los seres sensibles en el Universo.

Dios ha creado el Universo físico, pero no en la manera que tú podrías pensar. Dios ha puesto en marcha un proceso evolutivo en el Universo físico para ocupar todo espacio y tiempo para aquellos que viven en el espacio y el tiempo, para aquellos que están separados del Creador por su propia voluntad e intención.

Para entender esta declaración, que Dios es el Creador del Conocimiento dentro de ti, tú debes entender la diferencia entre tu mente espiritual y tu mente mundana. Tú debes entender la diferencia entre tu Espíritu, tu mente y tu cuerpo.

El Conocimiento dentro de ti representa tu conexión con Dios y con tu vida más allá de este mundo. Esta conexión existe tanto dentro como más allá de todas las religiones verdaderas. El Conocimiento es puro y permanente y está más allá del alcance de cualquier poder o influencia mundana.

El Nuevo Mensaje te enseñará como entender estas cosas de la manera más clara posible. Sin embargo, porque esto es un nuevo umbral y un nuevo entendimiento para la humanidad, tomará tiempo y aliento de otros que están aprendiendo contigo. Es difícil y desafiante aprender algo por primera vez cuando todos a tu alrededor tienen un conjunto diferente de valores y asunciones. Si tú puedes ver que el Conocimiento dentro de ti es la parte de ti que es permanente, la parte de ti que ha sido creada por Dios y aún está conectada a Dios, la parte de ti que se ha imbuido con la sabiduría de Dios para guiarte y proteger tu vida en este mundo en este momento, entonces puedes empezar a ver la naturaleza de esta autoría Divina y por qué es tan crucialmente importante para ti quien buscas encontrar verdadero propósito, sentido y dirección en tu vida.

¿Qué es Dios?

(Traducción en revisión)

“Aquí te estarás enfocando no en un Dios de tu mundo y de tu tiempo, sino en un Dios de todos los mundos y todos los tiempos”.

En el Nuevo Mensaje, Dios es considerado dentro del contexto más amplio del Universo entero, y no sólo dentro de este mundo. Es el destino de la humanidad surgir en esta Comunidad Mayor de vida inteligente.

En Espiritualidad de la Comunidad Mayor, el Libro de Teología del Nuevo Mensaje, Dios se describe de la siguiente manera:

“En la Comunidad Mayor, Dios es completo. En tu mundo, Dios es un Dios de tu mundo, un Dios de tu raza, un Dios de tu historia, un Dios de tu temperamento, un Dios de tus temores y aspiraciones, un Dios de tus grandes héroes, un Dios de tus grandes tragedias, un Dios que está relacionado con tu tribu y tu tiempo. Pero en la Comunidad Mayor, Dios es tan grande, tan completo—más allá de las definiciones de cualquier raza, más allá de la historia de cualquier raza, más allá del temperamento, temores y aspiraciones de cualquier raza, fuera del alcance de cualquier filosofía individual o colectiva. Aun así, encuentras a Dios en un puro impulso, en un momento eterno de reconocimiento, en el deseo de actuar más allá de la esfera de tus propios intereses y motivos personales, en el reconocimiento de otro, en el motivo de dar, en la inexplicable experiencia de la afinidad. Estos son traducibles. Esto es Dios en acción. Para ti, esto es Dios”.

“Piensa en Dios ahora en la Comunidad Mayor—no un Dios humano, no un Dios de tu historia escrita, no un Dios de tus pruebas y tribulaciones, sino un Dios de todos los tiempos, para todas las razas, para todas las dimensiones, para aquellos que son primitivos y para los que están avanzados, para los que piensan como tú y para aquellos que piensan de forma tan distinta, para los que creen y para aquellos para quienes la creencia es inexplicable. Esto es Dios en la Comunidad Mayor. Y es aquí donde debes empezar”.

Cómo se recibió el Nuevo Mensaje de Dios

“Un gran amor ha traído

este Nuevo Mensaje al mundo

—el amor del Creador por la Creación,

el amor del Creador por la familia humana—

mostrando a la humanidad su gran oportunidad en este mundo

de volverse una raza unida y libre.”

El Nuevo Mensaje representa la voluntad de Dios para la humanidad, tanto ahora como en los tiempos por venir. La voluntad de Dios ha sido traducida en un lenguaje, en una preparación y en una enseñanza completa mediante la Presencia Angélica que representa la voluntad y el propósito Divinos para la humanidad en este mundo.

El Nuevo Mensaje de Dios fue entregado a lo largo de un periodo de casi 30 años. Fue recibido en un estado de revelación por Marshall Vian Summers. Cada palabra de este mensaje fue primero hablada y grabada, y más tarde transcrita. Esto ha preservado la integridad y la pureza del Nuevo Mensaje en su forma original. Los que se serían más tarde libros enteros se recibieron en días o incluso en horas. Por ejemplo, los 27 capítulos de Espiritualidad de la Comunidad Mayor: Una Nueva Revelación se recibieron en solo once días. Este proceso de revelación continúa. Es así como el Nuevo Mensaje ha llegado al mundo, y su transmisión está en armonía con todos los grandes Mensajes que se han enviado alguna vez al mundo para el avance de la humanidad. Dios siempre comunica estos grandes y oportunos Mensajes mediante la Presencia Angélica, tanto en este mundo como en todos los otros mundos en el Universo. Esta es la naturaleza de la transmisión Divina. Así es como Dios se comunica con los individuos y con mundos y razas enteras.

El Nuevo Mensaje de Dios pretende servir a la humanidad en este tiempo y en los tiempos por venir. Es un Mensaje muy grande. Su regalo, su eficacia y su conveniencia para la familia humana nunca deberían subestimarse.

El Nuevo Mensaje porta Sabiduría y Conocimiento, Sabiduría y Conocimiento más allá de cualquier cosa que se haya dado antes a la humanidad. Y recibir plenamente lo que el Nuevo Mensaje contiene requerirá gran coraje, gran humildad y mucha paciencia. Su poder, su verdad y la paz que ofrece sobrepasarán el entendimiento humano.

El Nuevo Mensaje de Dios tiene la esperanza y la promesa de guiar a la familia humana hacia el futuro, de manera que la humanidad pueda generar una mayor libertad y justicia en el mundo y asuma el lugar que le corresponde como raza unida y libre en la Comunidad Mayor.