El Problema del Mal y las Fuerzas de Disonancia.

Traducción del capítulo 8 del libro “Relaciones y Propósito Mayor”, según fue revelado a Marshall Vian Summers.

El mal nace del deseo de separación y disociación, basado en el miedo, la hostilidad y culpa. 

Ahora es necesario discutir un tema de gran importancia que bien puede ser difícil de entender al principio. Es el problema del mal y de las Fuerzas de Disonancia.

Este es un tema difícil para muchas personas, porque existe mucho temor y aprensión respecto al mismo, así como mucha negación y muchos puntos de vista distorsionados.

Existen Fuerzas de Disonancia en el mundo. Ellas se oponen a la unidad de la vida. Se oponen a la evolución de la vida. Se oponen al trabajo del Conocimiento. Se oponen a la recuperación del Conocimiento. Estas fuerzas se generan tanto dentro del mundo como más allá del mundo. Estas fuerzas son el mal, en el sentido de que se oponen a la unidad y a la evolución de la vida. Ellas son disruptivas. Intentan separar lo que debe estar unido, e intentan unir lo que debe estar separado.

Por lo tanto, es preciso decir que existe el mal en el mundo. Es fundamental que esto sea aceptado. Porque a menos que esto sea aceptado, subestimaras enormemente las fuerzas de oposición que te afectan y se te oponen y que te motivan a ir contra tu Conocimiento y contra Dios. Nunca es prudente subestimar lo que se te opone. En el mundo existen fuerzas de oposición. Sería un gran error pensar que no existen estas fuerzas. Algunas personas intentan pensar esto, con el fin de aliviarse de un sentimiento de ansiedad. Ellas piensan, en este momento, que la realidad del mundo físico expresa la realidad de lo Divino. Sin embargo, este es un grave error y conduce a la negación de las realidades de la vida física y a la negación de su propia experiencia interior. Esta negación es extremadamente autoengañosa. Nace del miedo y de la falta de voluntad para enfrentar lo obvio.

Aceptar la realidad del mal en la vida, a primera vista, puede parecer opresivo y que niega la vida, pero no es lo que se pretende. El hombre y la mujer del Conocimiento no ven a las Fuerzas de Disonancia de esta manera. Ellos ven estas Fuerzas simplemente como parte de la condición de vida en la que el mundo existe. Has venido al mundo para hacer una contribución. El conflicto y la oposición se encuentran entre las condiciones que deben ser reconocidas y aceptadas. Porque a menos que el problema puede reconocerse y aceptarse, ¿cómo puede discernirse y aplicarse, la solución?

Por tanto, uno de los primeros pasos en la recuperación del Conocimiento es aprender a reconocer el problema que existe, para ver el mundo tal como es, para verte tal como eres y para discernir las fuerzas que están influyendo en el pensamiento y el comportamiento humanos. De hecho, hay fuerzas que son buenas, y hay fuerzas que trabajan contra el bien. Es muy difícil para las personas enfrentarse a esta realidad objetivamente, porque hay mucho miedo e imaginación negativa al respecto.

Sin embargo, no sería exacto decir que existe una guerra entre Dios y las fuerzas en contra de Dios. Este no es el caso, en absoluto. El universo físico es simplemente un lugar donde Dios ha sido negado. El efecto acumulativo de esta negación es lo que podría llamarse el mal. El mal no nace de un individuo que genera todo mal. El mal nace del deseo de separación y disociación, basado en el miedo, la hostilidad y la culpa. Esto tiene un efecto acumulativo en el mundo, porque el mundo es a la vez un ambiente físico y mental. El mal existe en el ámbito de la mente y se expresa en el ámbito del cuerpo. No existe en el ámbito del Ser o de Dios. Este representa la profunda confusión de la mente, y debe ser reconocido como una fuerza operativa en el mundo. Es una fuerza que puede sentirse en ciertos lugares más que en otros. Opera en ciertos individuos más que en otros. El mal es una fuerza. Aquellos a quienes gobierna completamente se vuelven una expresión del mal, aunque su naturaleza sea todavía Divina. Ellos se oponen a la vida, a la evolución de la vida y a su propio Conocimiento.

Es raro que encuentres personas que estén entregadas a esta fuerza y la sirvan incondicionalmente. Sin embargo, todo el mundo está influenciado por esta fuerza en algún grado, y todo el mundo debe enfrentarse a ella. No puedes luchar contra esta fuerza negándola o llamándola por otro nombre. No puedes luchar contra ella pensando que es solo un resultado de tu atribulado pasado o que solo existe en el ámbito de tus dificultades psicológicas. Pensar así, puede darte un sentido temporal de poder y control, pero esto es un grave error, porque te llevará a subestimar el poder de esta fuerza en el mundo y su potencial influencia sobre ti.

Debes aceptar el mal como una condición de la vida física. Es algo con lo que tienes que lidiar. Sus muchas influencias y seducciones son algo de lo que debes tomar conciencia y tratar con objetividad y con sobriedad. Esta objetividad solo puede venir del Conocimiento. El Conocimiento no se ve amenazado por la presencia del mal; su único objetivo es tratar con él de una manera constructiva.

El Conocimiento es capaz de llevar a cabo la recuperación del amor y de las relaciones en el mundo. Sin embargo, si ambicionas hacer esto sin Conocimiento, te conducirás a ti mismo hacia un gran peligro y te llevarás una profunda decepción. Aquí puedes crear un desastre para ti mismo y para otros, a pesar de tus buenas intenciones. Las buenas intenciones sin el Conocimiento conducen al desastre.

El Conocimiento es tu Guía Interior y tu luz guiadora. El Conocimiento contiene la sabiduría que indica dónde y cómo aplicarte y con quién. El Conocimiento no está consternado por la presencia del mal, ni es influenciado por el mal.

Tu Conocimiento es el poder de la influencia Divina que llevas dentro de ti. Es la razón de que el poder de la influencia Divina sea mayor que cualquier otra influencia en el mundo. Es el aspecto más importante de ti mismo. Por lo tanto, es tu mayor don y fuente de realización.

Las Fuerzas de Disonancia se expresan de muchas maneras y en muchos ámbitos. Existen muchas formas específicas de esta expresión, pero todas ellas emanan de la voluntad de oponerse a Dios y a la unidad de la vida. No pienses que Dios está enojado con estas fuerzas porque Dios no es capaz de enojarse. No pienses que Dios castigará a estas fuerzas o a sus defensores. Sus defensores ya se castigan a sí mismos estando separados de Dios.

¿Qué es el Infierno, sino un lugar donde Dios es negado? ¿Qué es el Infierno sino un lugar donde Dios puede considerarse como inexistente? Estar en el Infierno es estar sin relación, y Dios es la suma de todas las relaciones. Por tanto, todos en el mundo están en el infierno en cierta medida, en la medida en que no están en relación. Porque sin relación, solo tienes tu imaginación negativa, que te perseguirá y te llevará a seguir las Fuerzas de la Disonancia.

Cuando el Conocimiento sea reclamado dentro de ti, serás capaz de reconocer el poder de la armonía dentro de ti mismo, y afirmarlo, apoyarlo y expresarlo de una manera cada vez mayor. Esto crea una inmunidad, cada vez mayor, frente a las Fuerzas de la Disonancia. Sin embargo, esto requiere que reconozcas las Fuerzas de Disonancia de forma objetiva y que no las niegues o llames por otro nombre, para sentir una falsa sensación de poder o control sobre ellas.

Algunas personas creen que el mal es simplemente algo dentro de sí mismas que pueden corregir. Esto no es cierto.

Con el Conocimiento, puedes corregir tu predisposición a seguir las Fuerzas de la Disonancia, pero no puedes corregir la propia Disonancia. Con el Conocimiento, haces una contribución al Conocimiento en el mundo y a la evolución del mundo. Transformar el mundo no depende solo de ti. El mundo se transformará cuando todos contribuyan con sus regalos. La contribución de tu regalo influirá a otros a contribuir con sus regalos. Tienes una parte vital pero pequeña que jugar. Tu parte es necesaria para que otros hagan su parte. Tú que eres llamado a ser un estudiante del Conocimiento estás llamado a hacer tu parte. Hacer tu parte es la máxima expresión del Conocimiento dentro de ti y dentro del mundo.

El mal tiene su origen más allá del mundo. Es así, porque vives en la Comunidad Mayor de mundos. Es tan obvio. Sin embargo, para la mayoría de las personas es difícil verlo porque piensan que su mundo es el único lugar que existe. Ellas piensan que solo existe Dios y el mundo, o el Cielo y la Tierra. Esto es pensar con un contexto extremadamente limitado y te dará una comprensión extremadamente limitada de lo que son las Fuerzas de Disonancia y de dónde han venido.

Las Fuerzas de Disonancia se originaron con la separación que provocó la creación del universo físico. No es el propósito de este libro hablar de esto, ni puedes concebirlo completamente. El origen de la separación solo será discernido cuando la separación misma haya terminado. Solo entonces se entenderá completamente su propósito. No es útil especular sobre esto. Sin embargo, esto es importante para que aprendas a adherirte al Conocimiento dentro de ti mismo y para contribuir con los regalos del Conocimiento en el limitado contexto de tu mundo, donde existen fuerzas de oposición.

Existen individuos que están comprometidos a servir a las Fuerzas de Disonancia en la Comunidad Mayor, así como en tu mundo. La fuerza de su convicción y la fuerza de su capacidad determinan el alcance de su influencia. En algunos casos, las Fuerzas de Disonancia de más allá de este mundo están influyendo en las Fuerzas de Disonancia dentro de este mundo, porque aquellas son mayores.

Al tratar este tema, el miedo, la incertidumbre o la negación pueden despertarse dentro de ti. Sin embargo, lo que se presenta aquí habla de lo que existe. Cómo eliges tratar con esto depende de ti. Pero lo que existe, existe independientemente de tu decisión de cómo responder a ello. El hombre y la mujer del Conocimiento eligen hacer frente a lo que existe, en lugar de negar lo que existe. Lo hacen con el fin de mantener su autodeterminación.

Hay fuerzas de la Comunidad Mayor que están operativas en el mundo. Algunas personas solo ahora están empezando a descubrir esto. Es absolutamente esencial, por lo tanto, tener una perspectiva de la Comunidad Mayor, que es la capacidad de ver lo que está ocurriendo en el mundo desde un punto de vista más amplio.

Toda vida inteligente está acosada por la oposición entre la realidad del Conocimiento y las Fuerzas de Disonancia. Existe dualidad en este nivel de la realidad física. Negar esto es tratar de experimentar una vida que no existe aquí. Experimentarás una nueva vida con el Conocimiento, pero el Conocimiento no nace de la negación de tu realidad física. La realidad física es una expresión de un conflicto fundamental de la mente. Este conflicto se expresa tanto en el entorno mental como en el físico. Lo que piensas conduce a lo que haces. Si hay confusión en tu mente, esta confusión se expresa a través de tus acciones en el mundo.

No es acertado pensar en la naturaleza como malvada. Eso no es correcto. La naturaleza es simplemente una realidad que funciona y funcionará, siempre y cuando, los que están participando continúen participando. ¿Para qué estar en el mundo cuando se puede estar con Dios? Porque debes reclamar el Conocimiento dentro de ti. El mundo es un lugar donde existen tanto el deseo del Conocimiento, como la negación del Conocimiento.

La negación del Conocimiento es lo que genera y re-genera el mal y las Fuerzas de Disonancia. El Conocimiento es negado porque la separación es valorada. El Conocimiento es negado porque las personas desean estar disociadas de la vida. Esta disociación se justifica a menudo en nombre de la supervivencia, pero esto es falso, pues en el Conocimiento ya estás sobreviviendo y sobrevivirás siempre.

Existen muchos argumentos en contra de seguir al Conocimiento. Existen muchas justificaciones para la separación. Existe una gran cantidad de creencias y especulación que apoyan tu disociación de lo que sabes más profundamente. Gran parte de lo que las personas valoran apoya esta disociación del Conocimiento, directa e indirectamente. Esto es cierto también en otros mundos en la Comunidad Mayor. Por tanto, no creas que la humanidad es una raza mala o pecaminosa. La humanidad no es más que una raza, como todas las otras razas en la Comunidad Mayor, en un determinado estado de evolución y desarrollo mental y físico.

Es necesario aprender cómo tratar con las Fuerzas de la Disonancia, que son bastante operativas en tu mundo y que ejercen una gran influencia sobre todas las mentes aquí. Hay varias cosas que puedes hacer desde el primer momento. En primer lugar, debes aprender a no comprometerte emocionalmente con estas fuerzas a medida que aprendes a discernirlas y cuando te encuentres en situaciones en las que parecen prevalecer. No las ames. No las odies. No las abraces. No huyas de ellas. Puedes ser objetivo porque Conocimiento dentro de ti es objetivo. No hay que buscar estas fuerzas ni evitarlas a toda costa. El Conocimiento te mantendrá alejado de ellas, excepto en ciertas situaciones donde serás capaz de aportar algo de una manera positiva.

Luego, no trates de conceptualizar el mal o asignarle un ser o una entidad única. Si lo haces, o le harás más temible de lo que es, lo que ocurre en muchos casos, o tratarás de reducirlo o limitarlo a fin de sentirte seguro de ti mismo cuando estés cerca de él. Comparadas personalmente contigo, las Fuerzas de Disonancia son mucho más poderosas de lo que eres. ¿Por qué es esto? Porque están apoyadas por muchas mentes. Solo con el Conocimiento puedes superar las Fuerzas de Disonancia dentro de ti mismo y arrojar una influencia positiva para contrarrestarlas en el mundo que te rodea.

Sin el Conocimiento, las Fuerzas de Disonancia podrían aplastarte. ¿Qué puede hacer una mente contra tantas mentes, a menos que esta mente esté imbuida con el Conocimiento, el cual tiene el poder de influir en el Conocimiento en otras mentes? Por eso es inútil hacer la guerra contra el mal. Librar la guerra contra el mal, es subestimar el mal y sobrestimarte a ti mismo.

Esto debe llevar a la derrota y el desaliento completos. Sin embargo, con el Conocimiento puedes aportar algo positivo en situaciones difíciles. Porque el Conocimiento dentro de ti estimula el Conocimiento en todas las otras mentes, incluso si están temporalmente entregadas a las Fuerzas de Disonancia. Aquí estimulas el Conocimiento en otros. Independientemente de la forma de tu contribución en la vida, esta es la esencia de su valor.

El mundo en cualquier momento expresa la condición y la interacción de estas fuerzas de oposición. Es como un equilibrio entre los opuestos. Tu papel es el de cambiar el equilibrio en una dirección positiva. Si no ejerces esta influencia, o bien serás un cómplice involuntario o un defensor efectivo de las Fuerzas de la Disonancia. En cualquier caso, personalmente, no puedes tener una posición neutral en la vida. La única posición realmente beneficiosa es permanecer con el Conocimiento, porque el Conocimiento no es tocado por el mal, sino que pretende contribuir a lo que es bueno. Sin el Conocimiento, la vida te parecerá como una guerra. Pero la vida no es la guerra. Esta es una perspectiva muy importante.

Es necesario que pienses sobre lo que se está diciendo aquí. Desde cierto punto de vista, todo lo que se está diciendo aquí es completamente obvio, pero si no tienes este punto de vista, puede que te resulte difícil de entender, ya que aún no puedes ver y saber lo que esto significa. Sin embargo, ganar el punto de vista desde el que poder ver esto, te permitirá llevar la grandeza y la bondad de Dios. Esto te permitirá volverte efectivo dentro de un ambiente donde existe el conflicto. Entonces, serás capaz de ver lo que estimula el Conocimiento en las personas y lo que se opone al Conocimiento en las personas, lo que genera relaciones significativas y lo que destruye las relaciones significativas.

Como se ha dicho, el Conocimiento te llevará a relacionarse con ciertas personas en ciertas maneras. Las Fuerzas de Disonancia te animarán a comprometerte con ciertas personas de otras maneras, pero el resultado es totalmente diferente. El Conocimiento animará e incluso requerirá una cierta comprensión y entendimiento del mundo. Las Fuerzas de Disonancia requerirán una comprensión y entendimiento diferentes del mundo. El Conocimiento genera todo pensamiento y acción constructivos. Las Fuerzas de Disonancia generan otros tipos de pensamiento y acción. Tanto la verdad como aquellas cosas que son un sustituto de la verdad, generan movimiento en los entornos físicos y mentales. En estos ámbitos, debes lidiar tanto con el Conocimiento como con las Fuerzas de Disonancia.

Las Fuerzas de Disonancia son muy poderosas. No seas ambicioso y creas que puedes combatirlas solo. No creas que puedes superar el miedo dentro de ti, dándote una visión grandiosa de tus capacidades, porque sin el Conocimiento, tus capacidades serían totalmente ineficaces contra las Fuerzas de Disonancia.

Aquí es necesario aprender lo que genera poder en el mundo. En el mundo, el poder es el resultado de la concentración de la mente. En otras palabras, una mente que está más concentrada será más potente y será capaz de influir en otras mentes que están menos concentradas y por tanto son menos potentes. La concentración es aquí el foco. Esto es muy importante. Cuanto más concentrada está una mente, más focalizada está. Cuanto más focalizada está, más dirigida es. Cuanto más dirigida es, más poderoso será su impacto. Puesto que vives dentro de un ambiente mental, este es un mundo de influencia mental. Aquí, si no ejerces influencia sobre tu propia mente, tu mente simplemente será influenciada por otras mentes. Simplemente serás arrastrado en la dirección en la cual están pensando la mayoría de las mentes.

La libertad es, pues, la libertad de pensar de manera independiente de la conciencia de masas. La verdadera libertad viene del Conocimiento. Aquí no serás atrapado en el conflicto, sino que te volverás un observador que contribuye lo que es beneficioso. Como resultado, te convertirás en una influencia realmente positiva en el mundo.

Cuanto más concentres tu mente, mayor será su impacto en la vida. Cuanto más dirijas tu intención, mayor será tu impacto en los demás. Pero aquellos que están más concentrados en su lealtad a las Fuerzas de Disonancia tendrán mayor influencia sobre ti, si estás menos concentrado, si estás menos enfocado y si estás menos decidido.

Así es el poder en el nivel de la mente, en un mundo mental. El poder en el mundo físico esta donde un cuerpo puede superar a otro cuerpo mediante el poder y la fuerza. En el mundo mental, ocurre lo mismo: ciertas mentes dominan a otras mentes que son más débiles y menos concentradas.

El Conocimiento sirve tanto en el entorno mental como en el físico. Te permite concentrarte y dar a tu enfoque un propósito significativo y una expresión poderosa. El Conocimiento no solo proporciona el empoderamiento mental que es necesario, proporciona el poder del Conocimiento mismo. Ahora estás pensando con Dios. Estás pensando con el Universo y no solo como un individuo. Tu individualidad ahora cobra sentido porque expresa una Realidad Mayor. Sin este propósito superior, tu individualidad es meramente un mecanismo de supervivencia y será inherentemente temerosa. Como resultado, estarás influenciado y sujeto a las Fuerzas de la Disonancia, cuya principal motivación es el miedo.

El miedo disocia; el amor une. Estas dos fuerzas te conducen a compromisos específicos con determinadas personas, pero con diferentes propósitos y con resultados totalmente diferentes. Aquellos que están sirviendo a las Fuerzas de Disonancia están en relación y unidos a otras personas por este propósito. Esto es verdad porque nada, ya sea real o imaginario, puede hacerse sin relación. Debes buscar a otros para ayudarte, pues lo que buscas hacer no puede hacerse solo. Aquí tanto la realidad del Conocimiento, como la de las Fuerzas de Disonancia se expresan a través de las relaciones. Es por eso que las relaciones son tan importantes, porque son el medio de expresión tanto para la contribución como para la destrucción, en el mundo.

¿Cómo lidiar con las Fuerzas de Disonancia dentro de ti mismo? La respuesta general es muy simple, pero requiere mucha dedicación y muchos pasos de desarrollo. La respuesta básicamente es convertirse en un estudiante del Conocimiento, porque el Conocimiento es el equilibrio y la armonización predominantes en tu interior. También es la fuente de orientación que te lleva de manera constructiva a través de lo que de otro modo parecería ser una situación increíblemente compleja y conflictiva. El Conocimiento aporta simplicidad a la complejidad, armonía a la discordia y unidad a la disociación. El Conocimiento concentra tu mente y fortalece tu cuerpo de modo que puedas ser poderoso en estos dos ámbitos, porque debes ser poderoso.

Aprende a reconocer que el mal existe y no lo niegues ni lo llames por otro nombre. No intentes reducirlo a algo que sientas que puedes controlar y dominar. Pero, no creas que eres débil e impotente frente al mal, porque con el Conocimiento puedes superarlo dentro de ti. Por eso, debes ser un estudiante del Conocimiento. Esto es esencial. Ganar esta mayor perspectiva, te permitirá reconocer el problema y también la solución.

No luches contra el mal, ya que te seducirá mientras lo haces. Combate el mal solo con la ambición, y este siempre saldrá victorioso. Pues sus defensores, en muchos casos, combatieron en su contra alguna vez. En otras palabras, muchos de los que ahora apoyan y hablan por el mal alguna vez se opusieron a él. Por eso, el hombre y la mujer del Conocimiento no generan conflictos, sino que encuentran solo maneras significativas para trabajar con el conflicto para apoyar y fomentar la resolución en la vida.

No hay que subestimar el poder o la persuasión de las Fuerzas de la Disonancia, porque ellas también pueden hablar de Dios y del amor y de Cristo, Mahoma y Buda, pero con un énfasis diferente y con un propósito diferente. Ellas también usan todo lo que es bueno, pero con otro propósito. Es por eso que el hombre y la mujer del Conocimiento deben desarrollar, con el tiempo, gran discernimiento y comprensión. No puedes tener solo una visión simplista de las cosas. Debes tener una mayor perspectiva para reconocer lo que es verdadero. De lo contrario, simplemente atacaras, disminuirás o evitaras lo que es destructivo en el mundo, para sentirte seguro.

Reconoce la influencia de las Fuerzas de Disonancia dentro de ti mismo. A medida que te conviertes en un estudiante del Conocimiento, serás capaz de hacer esto cada vez con mayor claridad, porque te darás cuenta, dentro de ti mismo, de aquello que busca el Conocimiento y lo que se opone al Conocimiento. Seguidamente, aprenderás a ver lo que crea esta oposición dentro de ti mismo y en el mundo que te rodea. Esto te dará una percepción directa y una visión objetiva de las Fuerzas de Disonancia y la forma en la influyen en ti y en los demás. Verás cómo tus ideas políticas y sociales, tus ideas sobre Dios y el mundo y tu propia estimación se ven influenciadas por estas Fuerzas de la Disonancia. Aquí algo que parece beneficioso, puede estar al servicio de estas fuerzas. El valor de cualquier posición que tomes está determinado por el propósito por el cual la tomas y los motivos detrás de ese propósito. Con el Conocimiento, serás capaz de ver esto. Sin el Conocimiento, será mucho más difícil.

Sin el Conocimiento, las personas basan su realidad y su identidad en sus ideas y en sus asociaciones en el mundo. Ellas tenderán a defenderlas, incluso si estas ideas y asociaciones no son beneficiosas. Ellas defenderán esto, incluso si el resultado es perjudicial. Esto hace que sea cada vez más difícil ver y actuar con objetividad. Es por eso que el Conocimiento es tu salvación. Sin el Conocimiento, caerías preso de las Fuerzas de Disonancia con toda seguridad, más pronto o más tarde, a pesar de tus buenas intenciones.

Nadie puede caer completamente preso de las Fuerzas de Disonancia, porque las Fuerzas de Disonancia no representan la voluntad de Dios. Pero en el alcance de una vida, la vida de una persona puede estar completamente dominada por estas fuerzas. Y, de hecho, muchas vidas lo están. Incluso cuando estas personas dejan el mundo, estarán en un estado de autoengaño y volverán a entrar en el mundo en este estado. Sin embargo, el Conocimiento va con ellos dondequiera que vayan, porque en realidad no pueden separarse del Conocimiento incluso si su mente y su vida expresan completamente su oposición.

El Conocimiento va contigo dondequiera que vayas. Por lo tanto, es solo cuestión de tiempo que reconozcas y aceptes el Conocimiento. Él es constante y permanente. Las Fuerzas de Disonancia no son constantes ni permanentes, a pesar de que están siendo constantemente regeneradas en la vida. En última instancia, darán paso al poder y a la presencia del Conocimiento, pero esto puede tomar mucho tiempo. Cuanto menos tiempo lleve esto, menos sufrimiento habrá para las personas. Cuanto menos tiempo lleve, mayor será la expresión del Conocimiento en el mundo.

Tú, que ahora estás aprendiendo a convertirte en un estudiante principiante del Conocimiento, debes aprender a reconocer las Fuerzas de Disonancia dentro de ti mismo. En algunos casos, es evidente donde se expresan estas fuerzas. En otros casos, no será obvio. Solo aprendiendo a través de El Camino del Conocimiento, a través del ensayo y el error, y mediante un compromiso constructivo con los demás, serás capaz de aprender a discernir las Fuerzas de Disonancia dentro de ti mismo y de aprender cómo tratar con ellas de manera constructiva. Esto tomará tiempo y llevará muchas etapas. Sin embargo, el desarrollo de tu conexión con el Conocimiento es esencial para tu bienestar y para la salvaguardia del regalo que has traído al mundo.

El mundo es un lugar donde coexisten el deseo del Conocimiento y la oposición al Conocimiento. La negación del Conocimiento parece predominante aquí. Este bien puede parecer ser el caso. Pero creer esto, es subestimar el poder del Conocimiento. Recuerda, el mundo es un lugar temporal, y tu existencia dentro de él, también es temporal. A la luz de la existencia del mundo, tú estás aquí muy brevemente. Si el Conocimiento no existiera, no tendrías vida más allá del mundo, y serías como una vela que se quema con rapidez y nada más. Afirmando el Conocimiento confirmas tu vida más allá del mundo. Se confirma tu Familia Espiritual, tu relación con tus Maestros Internos y la presencia del Conocimiento. Porque, ¿qué puede una breve vida en el mundo hacer a una vida eterna excepto obstruirla temporalmente en su consciencia de sí misma?

Tu vida en el mundo es tu vida aquí y ahora, y debes entregarte a esto. Sin embargo, cuanto más seas consciente de tu vida eterna, más permitirás que esta se exprese en el mundo a través de ti. Entonces entenderás la naturaleza de tu poder real. Entonces verás que la oposición al Conocimiento es solo una forma patética de autocastigo.

 

Tu Relación con lo Desconocido

Traducción del capítulo 7 del libro “Relaciones y Propósito Mayor”, según fue revelado a Marshall Vian Summers. 

“En un nivel muy profundo de ti mismo, más allá de tus preferencias y tus ideas, ya sabes muchas cosas que aún no puedes explicar.”

Tu relación con lo desconocido es de vital importancia, ya que estas relacionado con algo mucho más allá de tu rango conceptual y visual. La grandeza de esto no debe de ninguna forma darte una idea exagerada de ti mismo, más bien debería inspirarte admiración y respeto por la vasta red de relaciones que realmente existe en el Universo.

Tienes relaciones tanto con individuos que has conocido, como con individuos que no conoces. Tienes relaciones con individuos de otros mundos. Tienes una relación con tu Familia Espiritual más allá del campo visual. Esto no es lo mismo que decir que estas en relación con todo el mundo. No es preciso decir que estás en relación con todo el mundo. Es cierto que estas relacionado con toda la vida. Es cierto que estás unido con toda la vida. Es cierto que eres fundamentalmente uno con toda la vida. Sin embargo, debes comprender que tus relaciones en el mundo están funcionando de una forma específica en un contexto limitado. El mundo es un contexto limitado. Tus actividades en el mundo se basan en actividades específicas con ciertas personas para propósitos específicos.

Aquí tu relación con lo desconocido sirve como un contexto. Has venido a servir al mundo, cuando este comienza a emerger en una Comunidad Mayor de mundos. Has venido a servir al mundo en un período de transición, tal vez el período más importante de toda su existencia, en lo que concierne a los seres humanos. Este período de transición ocurrirá en los próximos 150 años. Serán alterados completa y exhaustivamente todos los aspectos de la vida humana. Se requerirá un completo cambio en el entendimiento y el pensamiento humanos. Cambiará fundamentalmente su idea de Dios, de la evolución, del crecimiento personal y de la responsabilidad social.

Emerger en la Comunidad Mayor de mundos significa que tendrás que enfrentarte a otras formas de vida inteligente en el Universo. Aquí  entenderás que el mundo no es un lugar aislado. Para ello será necesario que reexamines tu idea de comunidad y de relación. Este encuentro con la Comunidad Mayor alterará la actividad y el comportamiento humanos. Finalmente, con el deterioro de vuestro entorno, se requerirá la unión de todas las naciones del mundo en una comunidad humana más unida. La creación de una comunidad mundial unida será necesaria con el fin de enfrentar y tratar con la realidad de la vida más allá de vuestras fronteras.

Tu relación con lo desconocido incluye tus relaciones con ciertos individuos en otros mundos. Ellos también han sido enviados a sus mundos para prepararse para este momento. Por lo tanto, compartes propósito con ellos. Compartes propósito con cualquiera que esté en el proceso de descubrir su Conocimiento y realizar su propósito superior.

Tienes un cierto rango de conciencia. Más allá de esto, solo puedes especular. Sin embargo, en el ámbito de la experiencia pura, puedes experimentar lo que está más allá de la comprensión y más allá del alcance de tus sentidos. De hecho, una verdadera experiencia siempre trasciende estos límites. Por lo tanto, puedes tener una profunda experiencia de tu relación con lo desconocido, ¡una profunda experiencia! Y serás capaz de tener esta experiencia e integrarla constructivamente si te preparas como un estudiante del Conocimiento.

Estás en relación con la fuerza de la evolución. Esto da fundamento y sentido a tu rol específico aquí, porque has venido al mundo en un momento determinado para llevar a cabo ciertas tareas con ciertos individuos. La comprensión de la evolución del mundo es de vital importancia. A menos que puedas ver que el mundo se prepara para emerger en la Comunidad Mayor de mundos y que esta es la perspectiva más importante que puedes tener en relación con la evolución del mundo, no entenderás porque las cosas están ocurriendo. Y tenderás a resistirte al cambio, a preservar aquello que en el pasado parecía más beneficioso y armonioso.

De hecho, es lamentable que tu entorno este siendo asaltado y deteriorado. Sin embargo, esto sucede en todos los mundos donde la vida inteligente ha evolucionado. Es un subproducto desafortunado del crecimiento. En el caso de tu mundo, será de hecho desafortunado porque esto creará aquí un gran deterioro en la calidad de vida. Sin embargo, desde una perspectiva positiva, también requerirá la creación de una comunidad mundial más unida. Lo que divide a las naciones y lo que separa a los grupos de personas será cada vez menos importante según todos se enfrentan a ciertas dificultades fundamentales —dificultades en la supervivencia y dificultades para mantener la cohesión social.

Todos estarán comprometidos tratando con estas dificultades. Los viejos prejuicios y las líneas de separación se agravarán, pero las necesidades apremiantes del mundo y la Intervención de razas agresivas desde la Comunidad Mayor eclipsarán la discordia individual y local. Esto forzará a las personas a unirse. Las personas, inconscientemente, están ahora creando una condición que requerirá esto. Esto se debe a que forman parte de una fuerza evolutiva mayor. Sería posible crear una comunidad mundial unida sin la destrucción del medio ambiente, y esto sin duda sería preferible. Sin embargo, las personas se asegurarán de alcanzar su destino, y harán esto incluso si es a través de medios destructivos. Harán cualquier cosa para lograr su destino.

En un nivel muy profundo dentro ti, sabes estas cosas. En un nivel muy profundo de ti mismo, más allá de tus preferencias y tus ideas,  ya sabes muchas cosas que aún no puedes explicar. Esto es así porque estás en relación con lo desconocido. Lo desconocido está en relación contigo, y afectará a tu vida hoy, mañana y cada día.

Con el Conocimiento, esto puede experimentarse aunque no puedas comprenderlo intelectualmente. El Conocimiento es mayor que tu mente. Su sabiduría excede la comprensión humana. Su capacidad excede con creces la capacidad humana. Por tanto, conectarse con el Conocimiento es conectarse con el mayor poder posible en la vida. Te conecta con Dios. Esto te permite experimentar un amor superior, una mayor libertad y un propósito superior a cualquier cosa que fueras capaz de experimentar de otro modo.

El mundo está emergiendo en la Comunidad Mayor de mundos. Es por ello que vuestras sociedades están cambiando. Es por ello que vuestras preocupaciones están cambiando. Las imágenes, las prioridades y los problemas de vuestra sociedad reflejan todo esto.

Desconoces tu relación con Dios, por tanto tienes una relación con lo desconocido. Desconoces tu relación con seres de otros mundos, así que aquí también tienes una relación con lo desconocido. Tus relaciones con aquellos a los que no has conocido aún, son desconocidas para ti, así que aquí también estás en una relación con lo desconocido. Sin embargo, lo que para ti es desconocido en tu conciencia puede ser experimentado profundamente dentro de tu Conocimiento. Así que en verdad ellos no son desconocidos. Simplemente no son reconocidos.

Es por esto que la recuperación del Conocimiento es la recuperación de las relaciones. Cuando recuperas lo no reconocido, te das cuenta que ya lo conoces. Aquí tu Conocimiento de ti mismo, de tu sociedad, de tu mundo y del Universo puede emerger completamente intacto. Solo a través del tiempo confirmaras esto, a través de tu experiencia. Por tanto, el tiempo existe para confirmar el Conocimiento. El tiempo existe para percatarte de lo que sabes. Ese es el propósito del tiempo.

Eres una criatura de lo desconocido. Eres el creador de lo desconocido. Tu mundo es gobernado por lo desconocido. Tus acciones están motivadas por lo desconocido. Más allá de los conceptos humanos, la especulación humana y el engaño humano, este es ciertamente el caso. Si pudieras funcionar sin esas limitaciones, tu experiencia de relación con la vida y con los demás se volvería dinámica, significativa, determinada y totalmente constructiva en su expresión. No necesitarías crear circunstancias destructivas en las que aprender. No necesitarías socavar tu sentido de seguridad y bienestar, para forzarte a entender una verdad fundamental.

No es necesario que tengas un marco conceptual para entender lo desconocido. Es tu experiencia, aquí, la que es valiosa. Tus ideas solo pueden ayudarte a prepararte para esta experiencia. Es importante para ti entender que estás en relación tanto con lo conocido como con lo desconocido. Esto te da una motivación real para el Conocimiento y pone un límite en tu marco conceptual. Este límite es importante para darte la paz de mente y para dirigir tus energías mentales y físicas de manera apropiada. Porque si no estás tratando de comprender lo desconocido, puedes dedicarte a lo conocido, lo cual debe ser tu primera área de atención y concentración. Hacer esto te llevará, naturalmente, hacia adelante. Entonces lo que es desconocido se volverá gradualmente comprendido, simplemente siguiendo tu Conocimiento y acometiendo cada paso en tu desarrollo.

Intentar conocer lo desconocido será improductivo. Lo desconocido se volverá reconocido por dar su atención a lo que ya es conocido. Pregúntate a ti mismo: “¿Qué se realmente? ¿Qué requiere esto de mí? ¿Qué debo hacer por esto hoy?” Estas tres preguntas son fundamentales para comenzar a comprometerte con lo que sabes. Porque lo que conoces es la parte de tu Conocimiento que puedes comprender en este momento. Tu objetivo y propósito general y tu relación general con la vida pueden ser incomprensibles, pero lo que esto te revela hoy es comprensible y requiere tu participación plena.

Aceptar lo que sabes es seguir el Camino del Conocimiento. Esto desvelará lo desconocido, haciéndolo reconocido para ti y trayéndolo a tu esfera de comprensión. Hacer esta distinción entre lo que puede ser conocido, y lo que puede ser comprendido es muy importante. En este momento, sabes muchas cosas que no puedes comprender. Eso no te ayudará mucho hasta que tu comprensión crezca.

Tu relación con lo desconocido es una fundación, proporciona orientación y énfasis a tu relación con lo conocido. Esto requiere que te conviertas en un aprendiz consumado. Esto requiere que te conviertas en un estudiante del Conocimiento. Ser un estudiante del Conocimiento significa que te involucras a ti mismo, en todo lo posible, con lo que conoces y que estás permitiendo que lo desconocido exista sin tratar de definirlo por ti mismo. Aquí tu vida tiene aplicación concreta y gran misterio, todo a la vez. Aquí eres responsable de hacer lo que es necesario, y se te da la libertad para experimentar lo que es mayor que tu comprensión de ti mismo y del mundo.

Para tener a Dios en tu vida, debes permitir que exista el misterio y comprometerte ahora con lo que es significativo. Aquí puedes experimentar cada vez más lo desconocido y comprometerte tú mismo eficazmente con lo conocido y con lo que puede realizarse. Esto te permite convertirte en un puente entre Dios y el mundo, entre lo Divino y lo mundano. Tu propósito superior en la vida te ofrecerá esta oportunidad y la establecerá aquí. Esto te permite estar en relación dinámica con Dios. Esto significa que eres parte de la trama de la vida a través de la cual Dios puede fluir. Porque Dios es la corriente de la vida. Dios es el amor a la vida. Dios es la experiencia de la vida. Tú eres, entonces, el medio por el cual Dios se expresa. Como resultado, tu vida también es totalmente expresada, porque no tienes vida aparte de Dios. Dios busca encontrar expresión dentro de ti, y esto es lo que significa realizarse en el mundo. Dentro de ti mismo, eres una pequeña expresión de una expresión mayor. Esto significa que no puedes estar separado de la vida. Esto representa tu relación con lo desconocido.

Tu Relación con el Conocimiento

Traducción del capítulo 6 del libro “Relaciones y Propósito Mayor”, según fue revelado a Marshall Vian Summers. 

“El Conocimiento se expresa en las formas más simples, en el gesto más simple, en la actividad más mundana, en la vida más simple y el trabajo más humilde.”

Es necesario abordar el Conocimiento desde diferentes puntos de vista, porque es muy grande y se expresa de muchas maneras. Para empezar, debes tener una idea de su realidad y su función. El Conocimiento es tu Verdadero Yo, tu verdadero Ser, tu existencia verdadera más allá de los ambientes físico y mental. Es la parte de ti que sigue siendo una parte de Dios. Sin embargo, el Conocimiento se extiende a tu vida mental y física, que se corresponden con los reinos del pensamiento y la acción. El Conocimiento tiene una función, y en eso representa poder espiritual. Puedes experimentarlo directamente a través de la Guía Interna. Llevas poder espiritual dentro de ti.

El Conocimiento dentro de ti se une con el Conocimiento en otros, por lo que no hay separación en el Conocimiento. No existe “tu” Conocimiento y “mi” Conocimiento. Puede existir tu evaluación frente a mi evaluación. Puede existir tu comprensión frente a mi comprensión, pero el Conocimiento en sí es totalmente uniforme en todos los individuos. Es la parte de las personas que ya está intrínseca y totalmente unida. El Conocimiento tiene una función porque tiene un propósito en el mundo. Más allá de esta función, es experiencia pura, eterna y completa.

A través del Conocimiento llegan todos los medios para tu progreso espiritual, tu desarrollo mental y tu logro físico, porque tu Conocimiento tiene un propósito. Es la Gran Mente hablando a través de tu mente individual. Eres parte de esto porque el Conocimiento es tu Verdadero Yo. Sin embargo, este no es un yo apartado de otros.

Por lo tanto, no creas que tu Ser Superior es un ser separado. El Conocimiento dentro de ti está unido con el Conocimiento en tus Maestros Internos, quienes te asisten desde más allá del reino físico. El Conocimiento existe como un potencial en todas las personas en el mundo. A medida que cada persona comienza a tomar conciencia, su Conocimiento se despierta y se vuelve mucho más activo. Esta es la esencia de la Guía Interna.

Aunque puedes recibir mensajes de tus Maestros Internos, es tu Conocimiento quien te guiará. Tus Maestros hablan a tu mente, pero tu Conocimiento ya existe dentro de ti. Porque incluso dentro de tu vida separada en el mundo e incluso en tu propia imaginación —que parece ocultarte de la vida y ocultar la vida de ti— el Conocimiento está contigo.

Solo puedes tener una relación genuina con aquello con lo que estás realmente unido. Es por eso que no puedes tener una relación genuina con tus ideas, tus fantasías o cualquier cosa que intentes establecer en el mundo para servirlas. Porque lo que es irreal no puede ser establecido y mantenido. El intento de establecer y mantener estas cosas engendrará enorme sufrimiento, sacrificio y costes. Tú que estás acostumbrado al sufrimiento y al sacrificio, puedes responder primero a esta Enseñanza con ansiedad. Sin embargo, si recibes incluso una pequeña parte de lo que se te ofrece aquí, aprenderás rápidamente que eres empoderado y confirmado en el acto. Puede que tus ideas no se confirmen, que tus suposiciones sean desafiadas y que tus compromisos sean cuestionados, pero tu corazón mismo comenzará a resonar. Y a medida que resuena, la experiencia de relación genuina te impregnará. Entonces te darás cuenta de que no estás solo y de que eres conocido en el Universo.

Antes del pensamiento, existía el Conocimiento. Después del pensamiento, existirá el Conocimiento. Sin embargo, no creas que el pensamiento es inútil. Pensar es necesario porque tienes una mente. Creer que el pensamiento es inútil sería como decir que mover el cuerpo es inútil. Tienes un cuerpo, por lo tanto, él debe aprender a moverse de una manera constructiva. Tienes una mente, por lo tanto, ella debe aprender a pensar de una manera constructiva. Así es, porque estás viviendo en una realidad física y mental.

La Realidad Mayor, de la que eres una parte, desea expresarse a través de ti en el mundo, de tal forma que puedas experimentar tu propia grandeza y la grandeza de otros. Así extiendes la experiencia de tu Familia Espiritual en el mundo. Así experimentas tu Antiguo Hogar, mientras estás en el mundo. Esto llama a despertar a todas las mentes que aún están dormidas. Este es el misterio del Conocimiento.

La máxima contribución de una persona a otra es cuando el Conocimiento de una persona enciende el Conocimiento de la otra persona. Esto es Misterioso, más allá de la comprensión del pensamiento humano. Y, sin embargo, esto es lo que le da al pensamiento humano todo su valor y su propósito, su sentido y dirección. Esto es lo que da a la actividad humana todo su propósito, sentido y dirección. Esto es lo que da a los logros temporales, un valor permanente. Esto es lo que recupera las relaciones en el Universo.

A medida que tu Conocimiento comienza a ser percibido y aceptado y se convierte en una fuente de Guía Interna para ti, se volverá cada vez más poderoso. Esto hará que te sea más difícil cometer un error. A medida que el Conocimiento en ti se vuelve más poderoso, este estimulará a otras mentes a abrirse al Conocimiento dentro de sí mismas. Esta es la forma más inmediata y natural de enseñanza. Otras formas de enseñanza son necesarias para prepararte para esto, porque tu mente y tu cuerpo deben ser preparados para el Conocimiento.

En realidad no tienes una relación con el Conocimiento, porque eres el Conocimiento mismo. Sin embargo, esta es una parte de ti que todavía no has experimentado plenamente, a pesar de que puedas haber tenido destellos momentáneos en la grandeza de tu vida interior. Tienes miedo de tu Conocimiento, porque sientes que socavará tus planes, tus esquemas, tus relaciones y tus resultados preferidos, cuando, en realidad, este solo ajustará todo para lograr la armonía y la felicidad para ti.

Permanece con el Conocimiento y comenzarás a experimentar su poder. Mientras permaneces con él, su influencia se proyecta sobre ti, y sentirás cada vez mayor seguridad sobre qué hacer, a dónde ir, con quién estar, que expresar, que refrenar, que dar, que contener, cuándo ir y cuándo parar. Esto será un conocimiento natural para ti. Este conocimiento natural es una manifestación externa del Conocimiento extendiendo su influencia sobre ti y a través de ti. Las grandes acciones representan esto. Los grandes pensamientos representan esto. Las grandes contribuciones representan esto.

¿Por qué la acción de una persona del pasado inspira a otras generaciones más allá de la vida de esa persona? ¿Por qué las palabras de una persona se mantienen más allá de su vida útil para inspirar y animar a los que vienen después? Esto se debe a que estas acciones y palabras están impregnadas de Conocimiento. ¿Por qué la contribución de una persona continúa nutriendo la vida durante años y años? Debido a que está impregnada de Conocimiento. ¿Por qué algunas relaciones terminan siendo una fuente de provisión, alimento e inspiración para los demás? Debido a que estas relaciones están impregnadas de Conocimiento.

A medida que tu mente se vuelve más sencilla y directa, se hace más poderosa. Aquí el Conocimiento comienza a brillar a través de ti, porque el Conocimiento es la luz que llevas dentro de ti. El Conocimiento piensa, pero no piensa como tu mente. No discute. No comparara. No contrasta. No especula. No imagina. Está quieto, y cuando piensa, sabe. Y cuando sabe, actúa. Se encuentra, a la vez, en un estado de paz y de actividad. Este es un estado que tendrás la oportunidad de experimentar, mientras estás en el mundo. Su paz no tiene fronteras y no tiene fin. Es insondable. Sin embargo, su capacidad de inspirar la acción poderosa y el pensamiento creativo no tiene paralelo en el mundo.

Tu experiencia del Conocimiento es tu experiencia de Dios. Surgirá en tus relaciones, porque tus relaciones te prepararán para el Conocimiento si estás correctamente comprometido con ellas. Será en tus relaciones donde podrás ver el efecto y el impacto de tu Conocimiento.

Tendrás muchas ideas sobre el Conocimiento. La mayoría de ellas son inútiles. Algunas de ellas son peligrosas. Esto es así, porque la experiencia real todavía está siendo reemplazada con ideas e idealismo. Aquí es necesario liberarse de esas ideas que son un impedimento para el Conocimiento y fomentar las ideas que apoyan el surgimiento del Conocimiento.

Es esencial que reclames el Conocimiento, porque es la esencia de todos tus verdaderos logros, de tu felicidad y de tus relaciones. Tu única otra opción es permanecer en la confusión y la incertidumbre. Aquí las opciones son limitadas y, por lo tanto, son muy poderosas y consecuentes. Aquí estás en condiciones de elegir con poder y autoridad.

Solo tu Conocimiento conoce a Dios. Solo tu Conocimiento puede ser conocido por ti. Las ideas pueden alentarte hacia el Conocimiento o pueden desalentarte y llevarte lejos del Conocimiento. Pero ellas no son el Conocimiento mismo. No hay idea en el mundo que pueda contener al Conocimiento. Pero el Conocimiento contiene todas las ideas de verdadero beneficio y valor. Tú, que pareces tan pequeño en el mundo, llevas una posibilidad y potencial tan grandes. Por eso hay que enfatizar la realidad de la Familia Espiritual, porque los miembros de la misma Familia Espiritual pueden encender el Conocimiento unos en otros y, por tanto, proporcionar el contexto para una verdadera iniciación en la conciencia y el poder espiritual.

Si pudieras ver lo esencial que es para tu felicidad y bienestar, de ninguna manera refrenarías la recuperación del Conocimiento. El Conocimiento se preocupa por ti, te ama, te protege y te guía hacia el compromiso correcto en todas tus relaciones. Te aleja de compromisos divisivos o inapropiados. El Conocimiento anima todas las decisiones constructivas y desalienta toda conducta y pensamiento destructivo. Honra todas las relaciones y te dirige hacia aquellas personas con las que debes comprometerte.

El Conocimiento en ti inflama el Conocimiento en otros. Por lo tanto, el hombre o la mujer del Conocimiento es la fuerza más poderosa en el mundo. Su contribución será inmediata, profunda y duradera. Sus actividades pueden ser grandes o muy modestas y mundanas. Sin embargo, todo lo que hagan estará imbuido del Conocimiento y, por eso, demostrarán la presencia de Dios en el mundo.

Al considerar la grandeza del Conocimiento, no pienses que esto significa asumir un gran papel en el mundo. Porque el Conocimiento se expresa en las formas más simples, en el gesto más simple, en la actividad más mundana, en la vida más sencilla y en el trabajo más humilde. No es lo que haces. Es la experiencia que transmites al hacerlo.

El énfasis aquí, entonces, está en aprender a desear el Conocimiento y en desarrollar la capacidad de experimentarlo. Es igual con una relación significativa.  Aprendes a desarrollar el deseo de ella y la capacidad para experimentarla. Parte del desarrollo de tu capacidad es la liberación de esas cosas que te ocupan ahora, impidiéndote tener esta experiencia. Porque, si ya estás cargado con tus propias necesidades, ¿cómo puedes recibir una nueva experiencia? Si tu mente está completamente esclavizada con tus propios juicios y falta de perdón, ¿cómo podrá recibir la experiencia de la gracia y la felicidad? Si ya estás seguro de quien es la otra persona, ¿cómo podrás experimentar su realidad? La recuperación del Conocimiento es más un desaprendizaje que un aprendizaje. Es más sobre renunciar a lo que es doloroso, que sobre la adquisición de nuevos bienes. Es completamente natural, por lo que no te priva de nada significativo o útil.

El Conocimiento te da gran poder y autoridad en el mundo, pero requiere tu humildad, porque siempre sabrás que tu mente está sirviendo a un Poder Mayor. Aunque se te pedirá que ejerzas un dominio mucho mayor sobre tu cuerpo y tu mente, sabrás que ellos están al servicio de un Poder Mayor que está más allá de tu control o definición. Se te da poder y autoridad para convertirte en soberano dentro de tu propio dominio. Y, sin embargo, ves que tu dominio esta para expresar un Dominio Mayor del que formas parte.

Esto finaliza la separación porque termina la competición por el poder. Porque sin Dios, tratarás de ser Dios. Tratarás de determinar tus necesidades y satisfacerlas. Tratarás de controlar tu entorno. Tratarás de controlar a otros para mantener tu supervivencia. Tratarás de cambiar el mundo y el universo de acuerdo a tus preferencias. Tratarás de ejercer el dominio sobre ti mismo y te crucificarás a ti mismo cuando falles.

El Conocimiento es una fuerza viva dentro de ti. De hecho, el Conocimiento es la vida dentro de ti. Es la realidad de Dios dentro de ti. Serás el primer beneficiario, porque el primer ejercicio del Conocimiento es traer armonía y equilibrio a tu vida y a tus relaciones. Sin embargo, el objetivo del Conocimiento es mucho mayor. Los regalos que has traído de tu Antiguo Hogar no son solo para ti. Son principalmente para otros. Y necesitarás comprometerte con otros para sacarlos de ti. Solo no puedes acceder a ellos. Son como un tesoro escondido dentro de ti donde otros tienen la llave. Del mismo modo, tienes la llave de los tesoros de otros, ya que sin ti no podrán encontrarlos.

  El Conocimiento permanece contigo en cada momento, en cada situación, cada día, en cada lugar y con cada persona. A medida que aprendes a permanecer con el Conocimiento, eres liberado de tu propia condenación y de tus pensamientos predominantes. Aquí aprenderás a estar en quietud. Con la quietud, serás capaz de desarrollar discernimiento, porque serás capaz de ver, oír y usar tu cuerpo como un instrumento de comunicación. En lugar de castigar tu cuerpo para que realice los severos pensamientos de tu mente, tu cuerpo se convertirá en un instrumento a través del cual podrás discernir lo que es genuino de lo que no tiene sentido. Serás capaz de constatar lo que es verdadero, y serás capaz de traer sanación a lo que está dividido.

Incluso ahora el Conocimiento está ejerciendo su influencia en tu beneficio, guiándote en la toma de decisiones, etc.  Pero una vez que aprendes a aceptar el Conocimiento y a permanecer con el Conocimiento, su poder se hace cada vez más evidente dentro de ti. Con este poder, serás capaz de ver el resultado de una relación desde el principio. Entonces sabrás si deberías iniciar una relación con esa persona.

Aquí comenzarás a aprender la diferencia entre el miedo y la precaución. El miedo es una proyección de tu imaginación negativa sobre el mundo, mientras la precaución es la conciencia de que puede cometerse un error. El miedo y la precaución son experiencias completamente diferentes una de otra. Necesitas precaución, pero no miedo, porque la precaución no atormenta a tu mente o mina tu Conocimiento en modo alguno. Es parte de tener un enfoque saludable del mundo, si se utiliza con discernimiento y conciencia.

Busca el Conocimiento en tu interior, busca el Conocimiento en tus relaciones con otros y busca el Conocimiento en tu relación con el mundo. El Conocimiento, a cambio, te dará todas estas cosas y te mostrará la diferencia entre el Conocimiento y todo lo que se hace pasar por el Conocimiento. Aquí podrás ver la diferencia entre el Conocimiento y tus queridas creencias, porque el Conocimiento y el pensamiento deben distinguirse el uno del otro. Aunque el pensamiento productivo puede emanar del Conocimiento, este de ninguna manera puede competir con el Conocimiento en poder y autoridad. Tu pensamiento es propio de ti, pero el Conocimiento es compartido por todos.

Las mayores contribuciones están imbuidas del Conocimiento. Si esta contribución es un pensamiento, una creación física, una forma de arte, ciencia o un sistema social o político, estará imbuida del Conocimiento. Una vida que se impregna con el Conocimiento es una vida que brilla siempre en el mundo. Eso es la Cristiandad. Es la vida de un hombre o una mujer cuyo Conocimiento comienza a brillar en todos los aspectos de su vida.

No hay grandes individuos, sino grandes relaciones. La iniciación del Conocimiento y la emanación del Conocimiento solo ocurren en las relaciones. No pienses que un individuo solo, puede ser grande. Un individuo solo puede ser grande en el contexto de una gran relación. Eres grande, debido al alcance de tus relaciones con otros. También eres grande debido a tu relación con tu Familia Espiritual. En última instancia eres grande debido a tu relación con Dios.

A medida que procedas en tomar tu viaje hacia el Conocimiento, se te mostrarán las muchas formas en las que el Conocimiento se expresa a sí mismo. Se te mostrarán también las muchas maneras en las que puedes comenzar a cultivar el Conocimiento dentro de ti mismo, aprendiendo a distinguir el Conocimiento de tu pensamiento preferente y aprendiendo a permitir al Conocimiento servirte en cualquier situación. Verás a medida que avanzas que la respuesta ya está dentro de ti. Solo se requiere que tengas una participación significativa con otros para alcanzar progresivamente las respuestas. Esto te mostrará por qué no puedes encontrar la verdad por tu cuenta, por qué no puedes encontrar tu realidad espiritual por tu cuenta y por qué no puedes contestar, por tu cuenta, a la pregunta de quién eres y por qué estás aquí. Solo a través de una participación significativa con otros pueden conocerse estas cosas y ser respondidas finalmente estas preguntas.

Experimentar tu relación con el Conocimiento, en última instancia, dará armonía, equilibrio y comprensión a tu vida en el mundo conocido. También hablará de tu relación con lo desconocido, que es el ámbito mayor de las relaciones, más allá de tu esfera actual. Este ámbito mayor te espera más allá de este mundo.

La realidad del contacto

Traducción del primer capítulo del libro 3 de Los Aliados de la Humanidad.

Les saludamos, ahora desde muy lejos. En nuestros primeros dos conjuntos de comunicaciones a ustedes hemos sido capaces de estar cerca de su planeta, en un lugar oculto de su sistema solar. Pero nos hemos visto obligados a huir, ahora que nuestras revelaciones se han hecho públicas. La Intervención que está ocurriendo en su mundo, por parte de las razas extraterrestres que intentan aprovecharse de una humanidad débil y dividida, nos ha buscado, tratando de encontrarnos para destruirnos, para que no podamos informar de sus actividades en el mundo y así revelar sus planes ocultos y sus motivaciones.

La gente de su mundo debe saber que ahora está emergiendo a una Comunidad Mayor de vida inteligente, una Comunidad Mayor de la que no saben nada y para la que no están preparados. Es una Comunidad Mayor de mundos avanzados, porque ustedes viven en una parte del universo desarrollada y poblada, donde grandes naciones han establecido desde hace mucho tiempo complejos acuerdos comerciales con otros, donde hay reglas de interacción y reglas de conducta, que todas las naciones que comercian en esta región deben respetar.

Ustedes no saben nada de estas cosas, por supuesto; todavía están aislados dentro de su mundo. Sin embargo, el mundo está siendo visitado por pequeños grupos no militares, por fuerzas comerciales, podría decirse, que están aquí en busca de ventajas y recursos. Reconocen que la humanidad en este momento es una raza débil y dividida, que es supersticiosa y carece de educación con respecto a los asuntos de la Comunidad Mayor en la que siempre ha vivido.

Hemos sido enviados como observadores, desde varias diferentes naciones libres en esta región del espacio, para observar la Intervención extraterrestre que está ocurriendo hoy en el mundo, para informar sobre sus actividades y para revelar sus motivos e intenciones ocultas, de modo que la familia humana pueda ser concientizada y preparada para la realidad del Contacto. Es esta realidad del Contacto la que es esencial para su comprensión.

Su mundo es un premio. Es valorado en gran medida por otros. Ustedes están desprevenidos y tal vez podrían suponer que las razas tecnológicamente avanzadas son avanzadas espiritualmente también. Pero, por desgracia, este no es el caso. El camino del desarrollo tecnológico, la mayoría de las veces lleva lejos de la verdadera libertad y la verdadera naturaleza de la espiritualidad, tal como existe en toda la vida inteligente manifiesta.

Esto representa sólo una de las lecciones importantes que la familia del ser humano debe aprender, si se trata de considerar la presencia de visitantes extranjeros con claridad, sabiduría y discernimiento, y para reconocer la gran necesidad que tiene la humanidad de establecer sus propias reglas de interacción, con respecto a todas las visitas actuales y futuras a su mundo. Tales reglas no se han establecido. La humanidad se encuentra desnuda en el universo, vulnerable a la Intervención y la persuasión por parte de pequeños, astutos grupos de exploradores de recursos y Colectivos Económicos que viajan dentro del universo local, en busca de ventajas y oportunidades para ellos mismos y sus clientes.

Ustedes, por supuesto, no tienen manera de entender esto, pues nunca antes han tenido que aventurarse lo suficientemente lejos en el espacio, como para presenciar estas actividades y aprender acerca de la naturaleza de las interacciones y el comercio en esta parte del universo. Así que ustedes no saben qué esperar, y en ausencia de la sabiduría, claridad y conciencia informada, muchas personas que son conscientes de la Intervención están malinterpretando su presencia y la están concibiendo incorrectamente, creyendo que es para el beneficio de la humanidad.

Es porque la humanidad no ha respondido con la sabiduría adecuada a esta Intervención que nosotros, como representantes de las naciones libres en su vecindad del espacio, hemos sido enviados aquí para observar esta Intervención, aprender de sus actividades dentro de su mundo y revelar a ustedes la naturaleza de estas actividades, su propósito y ciertamente la naturaleza de este tipo de intervenciones, que con mucha frecuencia se producen en todas partes en la Comunidad Mayor.

Ustedes están emergiendo a un entorno competitivo en el espacio, un entorno complejo, un entorno donde se han establecido desde hace mucho tiempo reglas para mantener la estabilidad entre las naciones y mundos, cuyos establecimientos son mucho más antiguos que cualquier cosa que se haya establecido en la Tierra.

En este sentido, ustedes no son sino una raza joven, joven e imprudente, una raza joven que está empezando a experimentar los beneficios y las responsabilidades del poder tecnológico; una raza joven que está despojando a un hermoso planeta, un planeta que es valorado por los demás; una raza joven sin sabiduría y precaución que está erosionando su propia autosuficiencia, que es siempre necesaria para que cualquier nación emergente pueda mantener su libertad y su autodeterminación en el universo.

Hay mucho ahora que la humanidad debe aprender y hacer. Deben emprenderse grandes acciones, pero estas deben ser informadas por un claro entendimiento del universo al que están emergiendo, de cómo las naciones comercian y funcionan, de lo que les frena, de lo que les anima, de las libertades que tienen para intervenir en un mundo como el suyo y de las restricciones que les impiden llevar a cabo ciertas actividades.

Incluso ahora, aunque estamos lejos de su mundo, podemos informar sobre estas cosas y darles una comprensión más clara de la naturaleza de las interacciones, los intercambios y el comercio en su parte de la galaxia, en esta zona densamente poblada del universo. Con esto, esperamos poder impartir un gran estímulo para que la familia humana utilice su sabiduría nativa, construya sobre sus puntos fuertes y no sea presa de la persuasión o el autoengaño que es siempre un gran riesgo en los umbrales de este tipo.

Emerger a la Comunidad Mayor es el mayor umbral que cualquier raza puede enfrentar. Muchas razas fallan en este umbral, cayendo bajo la persuasión y la dominación de las potencias extranjeras. Muchas naciones fracasan porque han destruido sus recursos autosuficientes y se han vuelto impotentes y dependientes de otros que, a través del apalancamiento y la manipulación comercial, fueron capaces de hacerse con el control de estas jóvenes razas emergentes.

Es un umbral de grandes riesgos y, sin embargo, uno con inmensas oportunidades. Para encarar la Comunidad Mayor, las razas jóvenes deben unificarse, deben corregir su comportamiento destructivo y deben centrarse en establecer la seguridad de su mundo y sus límites en el espacio.

Confiamos en que, en esta tercera serie de Discursos, podamos ser capaces de ilustrar la importancia de esto y trasmitir nuestro aliento y nuestra fe en que la humanidad tiene todavía la fuerza y la integridad para emprender un gran esfuerzo en su propio nombre y sentar las bases para convertirse en una raza libre y autodeterminada en el universo.

Porque deben saber que la libertad es poco frecuente en la Comunidad Mayor y que, una vez que se ha establecido, debe ser cuidadosamente protegida y vigilada. Las grandes naciones que no son libres, que no proporcionan libertad a sus ciudadanos, siempre consideran la presencia de mundos y naciones libres con gran temor y sospecha. Es por eso que las naciones libres, con muy pocas excepciones, mantienen su autonomía e intentan no dejarse arrastrar a la compleja y comprometedora naturaleza de los negocios y el comercio en la Comunidad Mayor.

Tal vez ustedes puedan entender esto desde su propia experiencia de estar en el mundo, un mundo donde el comercio ha puesto en peligro la integridad y la autodeterminación de las naciones más débiles. Hemos visto la evidencia de esto en sus transmisiones, que se envían tontamente hacia el espacio para que todos lo vean.

Traemos este ejemplo al frente de modo que ustedes puedan recurrir a su propia experiencia y observaciones del mundo, ya que los acontecimientos en la Comunidad Mayor y la realidad de la propia Comunidad Mayor representan los mismos tipos de fuerzas, compromisos y dificultades, pero a una escala mucho más grande, con muchos más participantes.

Aquí no pueden ser como niños, imprudentes, desperdiciando sus recursos, oponiéndose entre sí, descuidando sus límites en el espacio, sin darse cuenta de quién está interviniendo hoy en su mundo y esperando tontamente la gracia y la salvación de aquellos que podrían visitarlos. Estas son acciones que no están dirigidas a su mayor interés, acciones que se rigen por ilusiones y expectativas necias y desinformadas. Este enfoque de la vida en el universo los mantendrá abiertos a un engaño y una manipulación más allá de lo que están acostumbrados, y para los que aún no han desarrollado un conjunto suficiente de contramedidas.

La vida en el universo es difícil, porque toda nación avanzada ha superado la capacidad de su mundo para sostenerla, y se han visto forzadas a participar en el comercio y a ser controladas en un alto grado por otras naciones, bajo cuyos acuerdos comerciales ahora deben someterse.

La vida en el universo es peligrosa para los incautos. Y aun así, la Comunidad Mayor a la que están emergiendo es vasta y magnífica, conteniendo inmensas oportunidades para el aprendizaje y la educación e inmensas oportunidades para el autodescubrimiento, así como para fundar un mundo en el que una mayor unidad debe establecerse y puede establecerse de manera efectiva.

Hay razas en el universo que están muy avanzadas en este sentido, mucho más allá de cualquier cosa que la humanidad haya establecido aquí en la Tierra. Pero ellos no se dedican a la exploración espacial. Ellos no se dedican a la adquisición de recursos o a tratar de persuadir o manipular a razas jóvenes e inconscientes como la familia humana, ya que eso no es ético y lleva a consecuencias lamentables.

Los sabios han aprendido muchas cosas a través de los eones del tiempo en el universo, muchas cosas que la humanidad aún no ha descubierto o sólo está empezando a aprender. Los sabios han aprendido que todas las naciones requieren recursos y deben construir su propia autosuficiencia y su comercio entre socios muy confiables, o bien tomar el gran y lamentable riesgo de involucrarse en las grandes redes de comercio y adquisición de recursos, que siempre pondrán en peligro su integridad y su autodeterminación. Porque si ustedes son dependientes de otros para las cosas que necesitan, entonces ellos, aún más que ustedes, determinarán la naturaleza de los compromisos y los términos en que se deben cumplir tales compromisos.

En su propio mundo, ustedes han visto naciones más pequeñas caer bajo la persuasión dominante generada por otras naciones, persuasión que se logró sin el uso de la fuerza, persuasión que se alimentó de la debilidad y las divisiones dentro de estas naciones más débiles, por lo que ahora dependen de las naciones más grandes más allá de su control y a las que están obligadas a someterse.

Hay mucho que ustedes pueden aprender con respecto a esto, y ustedes tienen muchas preguntas, por supuesto. En estos Discursos, vamos a tratar de responder a algunas de sus preguntas si es que pueden ser contestadas. Sin embargo, algunas de las preguntas deben ser respondidas por un Poder Mayor, el Poder Mayor del Creador de toda la vida, que ha puesto el Conocimiento como un potencial dentro de cada persona y dentro de la vida inteligente en todo el universo. Pero este potencial todavía no ha sido descubierto apenas por la familia humana, y como ustedes descubrirán, queda fuera del alcance y de la conciencia de muchos en la Comunidad Mayor, especialmente aquellos que ejercen un gran poder tecnológico, que han abandonado sus primeras tradiciones religiosas para servir a la religión del poder, el comercio y la tecnología.

Es verdad en el universo que el sabio debe permanecer oculto para permanecer sabio, y que la libertad se basa en tres realidades fundamentales: una, que los pueblos del mundo se unan suficiente para hacer frente al universo como un solo pueblo; dos, que esas personas deben mantener y proteger su autosuficiencia para no vincularse y hacerse dependientes de potencias extranjeras que no comparten sus valores o su énfasis en la libertad; y tres, que estas personas deben ser extremadamente discretas en sus actividades y comportamiento, los cuales estarán siempre bajo el escrutinio de los que quieren aprovecharse de esa gente o temen la libertad que esas personas pudieran poseer.

No confundan el Antiguo Hogar de Dios con la Comunidad Mayor. La Comunidad Mayor es una realidad física, y todo el mundo en ella debe luchar para sobrevivir y debe enfrentarse a la realidad de la competencia y todos sus peligros. Sin embargo, cada raza tiene la promesa de evolucionar, llegar a ser libre y llegar a ser sabia. Esta oportunidad sigue estando en todas partes, en todos los seres y todas las naciones del universo.

Aquí ustedes deben venir no con expectativas esperanzadoras ni con temor o miedo, sino con una mayor sobriedad y claridad mental. No se aproximen a la Comunidad Mayor queriendo cosas para sí mismos, con la esperanza y la creencia de que aquellos a los que encontrarán proporcionarán estas cosas para ustedes. Eso es imprudente y les despojará del discernimiento que deben tener para ver con claridad y ser capaces de diferenciar esas oportunidades que son beneficiosas de las que sólo parecen ser beneficiosas. Esta es la sabiduría que uno debe utilizar dentro de su propio mundo, porque esto es una verdad universal.

Nuestra tarea es la de revelar la verdadera naturaleza de la intervención que se está produciendo hoy en el mundo, para alertarles y prepararles para las realidades de la vida en el universo, para darles un mayor impulso hacia la unidad y la cooperación humanas y para mostrarles la gran necesidad de cesar los conflictos dentro de su mundo. Hacemos esto porque valoramos a la humanidad como raza. Pero también lo hacemos por nuestra propia autoconservación, pues tener otra nación libre en este vecindario del espacio es de gran interés para nosotros. Apoyamos esto como un ideal para todas las razas. Sin embargo, en nuestra región local del espacio esto ayudará a preservar nuestra integridad, y ayudará a preservar nuestra autonomía si una raza como la suya puede evolucionar en la Comunidad Mayor libre de la dominación extranjera, y educada sobre las realidades de la vida más allá de sus fronteras.

Vamos a hablar en estos Discursos acerca de este mayor panorama de la vida. Les daremos la información que necesitan, incluso si no responde a sus deseos específicos de nombres, fechas y lugares, los cuales no tendría sentido para ustedes y no servirían a un propósito útil, pues ustedes no podrían comprobar estas cosas por sí mismos.

Lo que necesitan es una mayor perspectiva y una visión mayor. Lo que vamos a impartir no será extraño y ajeno a ustedes. En muchos sentidos, será similar a lo que ya han visto dentro de su mundo y lo que son capaces de reconocer a través de su conocimiento de la naturaleza y la historia.

La vida en el universo ha tomado muchas formas diferentes. A pesar de que muchas razas utilizan tecnologías más allá de sus capacidades actuales, todos deben todavía hacer frente a los rigores de la vida. Todos deben todavía tomar las decisiones difíciles entre la libertad y la sumisión. Y todos deben todavía hacer frente a la necesidad de recursos y estabilidad. Es una verdad que todos debemos enfrentar. Nadie ha ganado a través de la tecnología la exención de las grandes necesidades de la vida.

Ustedes que están comenzando su viaje a la Comunidad Mayor, deben ahora emprender una educación superior. Esta mayor educación invocará a sus puntos fuertes, su conciencia y cualquier sabiduría que pueda residir dentro de su corazón y en los corazones de todos los que habitan dentro de su mundo. Porque esta sabiduría se necesita ahora más que nunca.

El Poder del Conocimiento

Traducción del texto “The Power of Knowledge”, tal como le fue revelado a Marshall Vian Summers el 26 de marzo de 2008 en Boulder, Colorado, Estados Unidos.

Dios ha dado a cada persona una inteligencia más profunda que no es afectada por el mundo, que no es fruto del condicionamiento social, una inteligencia que no es influenciada por la potente influencia social que existe en tu familia y en tu cultura.

Esta inteligencia más profunda en tu interior está aquí para guiarte, protegerte y permitirte descubrir y cumplir el mayor propósito que te ha enviado al mundo. Esta inteligencia más profunda no piensa y delibera como lo hace tu mente personal, tu mente superficial, la mente que ha sido condicionada por tu familia, tu cultura y vuestras religiones.

Es la Mente de Dios dentro de ti, una mayor inteligencia que solo responde a Dios y que es completamente neutral y compasiva con respecto al mundo. Está aquí para proveer la seguridad de que podrás encontrar y cumplir tu mayor propósito, el mayor propósito por el que has venido aquí, para servir al mundo en su presente condición y preparar la base para el futuro de la humanidad, un futuro que será distinto del pasado.

Esta mayor inteligencia, esta inteligencia espiritual que vive dentro de ti, existe más allá de tu intelecto. Existe más allá de tu especulación. Existe más allá de tu entendimiento.

Tu trabajo ahora no es intentar comprender o intentar controlar esta mayor inteligencia dentro de ti, sino aprender a responder a ella, a reconocer sus señales y a seguir su guía. Tu responsabilidad es discernir esta mayor inteligencia dentro de ti, seguir sus señales, atender a sus advertencias y seguir su guía a medida que prepara una vida mayor para ti, te libera de tus propios dilemas, te lleva a un nuevo territorio y crea mayores oportunidades para ti.

Antes de que esta mayor inteligencia pueda ser descubierta, las personas viven de acuerdo a sus ideas y creencias y las ideas y creencias y expectativas de otras personas. Viven en la superficie misma de su mente, gobernadas por su condicionamiento social, gobernadas por sus miedos y preferencias y por las creencias y actitudes predominantes de su cultura. Ya sean conformistas o rebeldes, ellas seguirán esta cultura. Esta determinará sus pensamientos, sus sentimientos, sus decisiones y su percepción del mundo.

Pero hay una mayor inteligencia dentro de ti que no es influenciada por estas cosas. Se llama Conocimiento. Se llama Conocimiento porque está relacionada con tu capacidad para conocer o saber cosas directamente. Esta experiencia de saber cosas directamente no es fruto del pensamiento racional; no es el resultado de la acumulación de evidencia; no es el fruto de la especulación, la argumentación o el debate.

Esto es completamente fundamental para tu bienestar y tu comprensión de ti mismo. Porque intelectualmente no puedes en realidad comprenderte a ti mismo. Puedes catalogar tus ideas y creencias, tus predisposiciones, tus miedos, tus patrones de pensamiento, etc., pero esto realmente no te indica quién eres. Solo refleja el grado en el que has sido condicionado por el mundo y por tus propias flaquezas humanas.

Tú tienes intrínsecamente una relación con Dios, y esta relación está conectada mediante el Conocimiento y se expresa mediante el Conocimiento.

Esto no es meramente un asunto de fe. La fe es lo que ejercitas cuando no estás experimentando el Conocimiento —la fe en el Conocimiento, la fe en Dios, la fe en algo mayor dentro de ti y dentro de otras personas—. Pero la fe solo es relevante para tu mente personal, para tu mente superficial. Para el propio Conocimiento no es un problema, porque no hay duda en el Conocimiento. No es una mente que esté llena de dudas, de miedo y de aprensión.

Porque el Conocimiento dentro de ti no tiene miedo del mundo. No tiene miedo de la pérdida y la privación. No tiene miedo de la muerte, porque no puede morir, como ves. Por tanto, tiene una inmensa confianza y una tremenda certidumbre. Debido que no puede ser influenciado ni corrompido por el mundo, es la única cosa dentro de ti que es realmente fiable.

Tus pensamientos no son fiables; cambian todo el tiempo. Tus creencias no son fiables, porque son meramente un conjunto colectivo de acuerdos entre las personas. Si se basan en suposiciones falsas, entonces todo el mundo está de acuerdo en algo que es inherentemente falso e inexacto.

Tú tienes fe en Dios cuando no estás experimentando a Dios, cuando no estás experimentando el Conocimiento. Porque el Conocimiento es la manera en que experimentas a Dios, como ves. Puedes intentar tener visiones fantásticas, experiencias elevadas, momentos de apasionada exuberancia, pero eso no es realmente tu relación con Dios. Porque las relaciones se basan en lo que podéis hacer juntos, en cómo os unís tanto en la esencia como en la acción. Porque vives en un mundo de acción y, por tanto, experimentar la esencia de Dios no es suficiente para cumplir vuestra relación aquí. Debe ser una relación en la acción tanto como una relación en la esencia.

¿Qué significa esto, una relación en la acción? Significa que estáis aquí para hacer algo juntos, en concierto el uno con el otro. Es así como realmente se experimenta el Conocimiento. Es así como su poder y eficacia comienzan a emerger en tu conciencia y a manifestarse en tu vida. Es así como tu relación con Dios realmente toma vida y se vuelve una base dentro de ti y un punto de referencia para todas tus decisiones.

Para el intelecto, el Conocimiento parece como un fantasma, como una posibilidad remota, como algo que está aquí para servir a la mente. Así, la mente reza pidiendo lo que quiere, porque tiene miedo. Reza pidiendo lo que necesita, porque está carente. Cree que si existe algo como el Conocimiento, entonces está aquí para servir a la mente, para dar a la mente lo que la mente quiere o necesita y para satisfacer lo que la mente ya cree. De hecho, la gente asume que Dios está aquí para servir a su mente, para validar sus ideas, para cumplir sus expectativas, para satisfacer sus deseos.

Pero, como ves, todo esto está al revés. Es fundamentalmente incorrecto. Su ignorancia y arrogancia se vuelven bastante evidentes cuando realmente lo consideras. Pero las personas viven en su mente superficial, y por tanto piensan que todo gira en torno a eso. El universo entero gira en torno a sus ideas sobre sí mismas.

¿Porque qué es la mente en la superficie sino una vasta colección de ideas y suposiciones? Realmente, aquí no hay esencia en absoluto. Aquí no hay nada permanente, y es por eso que las personas se vuelven tan fijas en sus creencias, tan inflexibles en sus ideas, y es por eso que buscan el acuerdo de otros, de modo que pueda parecer que sus ideas son la realidad misma.

La gente proclama su certeza acerca de Dios, y de la obra de Dios, y de la palabra de Dios, y del mensaje de Dios, y de los mensajeros de Dios. Este es un ejemplo de la gente intentando creer que Dios sirve a sus ideas. Están tan fijos en sus creencias y suposiciones que no pueden imaginar que exista algo más allá de estas que sea real, fundamental e inherentemente cierto.

Sin embargo, es así, como ves. Tus ideas son solo ideas. Hay una verdad y una realidad mucho mayores más allá de ellas. Pero las ideas son importantes, porque o bien te permiten ver esta mayor realidad, o bien te impiden por completo verla.

Por tanto, la calidad de las ideas de uno mismo es importante, y es por esto que, en el estudio de los Pasos al Conocimiento —el Libro de Prácticas del Nuevo Mensaje—, aprendes a pensar como el Conocimiento piensa. Aprendes a pensar constructivamente. Aprendes a usar tu mente —tu mente superficial personal— de manera efectiva, de modo que pueda funcionar en armonía con la mayor inteligencia dentro de ti en vez de competir con ella por el poder y el dominio.

El Conocimiento dentro de ti no puede surgir si estás gobernado completamente por tus pensamientos. Si piensas que tus ideas y creencias son la realidad misma, entonces no habrá lugar para que el Conocimiento emerja y le tendrás miedo: miedo a que amenace tus ideas, miedo a que trastorne tus objetivos y planes, miedo de que te hunda en la duda y la confusión respecto a lo que piensas que es real, verdadero y valioso.

De este modo, creas un entorno dentro de ti que es hostil a la emergencia de la verdad. Aunque puedas creer en Dios, aunque puedas adorar a Dios, no hay lugar en tu experiencia para que emerja la sabiduría de Dios. No hay lugar para que Dios te guíe. Has establecido unos límites tan estrictos sobre lo que Dios puede ser y lo que puede decir y lo que puede hacer, y también sobre lo que tú puedes ser, lo que tú puedes decir y lo que tú puedes hacer, que hay poco o ningún espacio para que la sabiduría y la guía de Dios emerjan dentro de ti.

Aquí debes reconocer que tus ideas y creencias son experiencias temporales. No hay nada absoluto en ellas. O bien te están ayudando a ver, a saber y a actuar con efectividad, o bien te están obstaculizando. O bien te están permitiendo involucraros con el Conocimiento dentro de vosotros, o bien están obstaculizando o impidiendo esta involucración.

Tus ideas han de servir a una Mayor Realidad, como ves —no competir con ella, no negarla, no intentar controlarla o determinar su realidad última—. Aquí el Conocimiento te da certidumbre y poder, pero también requiere de humildad por tu parte.

Aquí la afirmación de tus ideas y creencias tiene que ser suavizada. Porque, en esencia, no sabes quién eres; no sabes por qué estás aquí; ni siquiera sabes lo que estás haciendo, realmente. Estás siguiendo mecánicamente las rutinas de cumplir tus obligaciones e intentar satisfacer tus ideas, tus creencias y tus deseos, pero en realidad no sabes lo que estás haciendo. Simplemente estás siguiendo mecánicamente las rutinas, porque estás haciendo lo que piensas que se supone que has de hacer.

Pero bajo todo esto existe una tremenda fuente de incertidumbre y ansiedad, de duda y recriminación de ti mismo, de juicio a otros; y también de tremendo miedo del mundo y del futuro, de tremendo miedo al cambio, de tremendo miedo a la pérdida, la privación y la autodestrucción.

Las personas a tu alrededor parecen estar muy seguras, y quizá se hacen valer, pero bajo eso existe una tremenda fuente de miedo, porque no saben lo que están haciendo, realmente. Solo creen que saben lo que están haciendo, y por tanto confían en que sus pensamientos y creencias les den un sentido de realidad, propósito y dirección.

Si llega cualquier cosa que amenace esas ideas, las personas actúan como si toda su vida estuviera siendo amenazada, como si toda su vida estuviera siendo desafiada; tal es el miedo que tienen de estar equivocadas, de ser invalidadas.

Los más fuertes [aparentemente] entre vosotros pueden ser los más necios en este caso. Aquellos que afirman tener certidumbre y poder y que se hacen valer y exhortan a los demás con tanta seguridad y autocomplacencia, son los más débiles entre vosotros. Su necedad ha tomado ahora manifestaciones destructivas. Su propia ignorancia les resulta invisible. Ellos no saben lo necios que son realmente.

Es por esto que a menudo el Conocimiento emerge en momentos de gran duda en uno mismo, frente a decisiones difíciles y confusas. Es por esto que el Conocimiento vendrá a ti cuando te sientas un fracaso, cuando hayas cometido errores, porque, especialmente durante esos momentos, estás dejando espacio dentro de ti para que emerja una mayor inteligencia. Dios puede hablarte ahora, porque estás más abierto a escuchar, porque reconoces tus necesidades, porque eres más humilde y receptivo.

El problema aquí, como ves, no es que el Conocimiento sea difícil de encontrar. La cuestión es: ¿Realmente lo quieres? ¿O solo lo quieres para tranquilizarte en momentos de duda o reforzarte en momentos de debilidad? Sin embargo, el resto del tiempo quieres ser el capitán de tu barco. En realidad, no quieres que un poder mayor emerja dentro de ti.

Esto toca el corazón mismo de la Separación, como ves, la cual es fundamentalmente una competición por el poder. Tú solo quieres que Dios tenga poder en tu vida cuando te estás sintiendo débil e indefenso. Pero el resto del tiempo eres tú quien quiere tener ese poder. Es una competición por el poder.

Esto es lo que creó la Separación al comienzo y lo que la mantiene no solo dentro de ti y en todo el mundo, sino en todo el universo —esa parte de la Creación donde viven los separados, que es una parte muy pequeña de la Creación, puedo asegurártelo, pero que sin duda es suficientemente grande para trascender tu entendimiento y comprensión.

Dios te ha dado una perfecta inteligencia guiadora. Esta no está obligada a darte lo que quieres, sino que está aquí para darte lo que necesitas. Está aquí para cumplir la mayor necesidad de tu Alma. No es la esclava de tu mente. Es la maestra. Tu mente debe volverse el sirviente.

Aquí puede establecerse la verdadera jerarquía de autoridad, donde el cuerpo sirve a tu mente, tu mente sirve al Conocimiento y el Conocimiento sirve a Dios. El Conocimiento es el gran pacificador en el mundo, porque el Conocimiento dentro de ti no puede estar en conflicto con el Conocimiento dentro de otros. Puede que tengáis una interpretación diferente. El Conocimiento puede afirmarse de manera diferente y única dentro de ti, y lo hará así hasta cierto punto; pero, en lo fundamental, no puedes estar en guerra con otro si ambos estáis guiados por el Conocimiento.

Porque el Conocimiento no puede atacarse a sí mismo, y es por eso que el Conocimiento es la gran necesidad del mundo. Es la gran necesidad del individuo. Es la gran necesidad entre las naciones y grupos. El grado en que haya sido experimentado y expresado determinará si una nación irá a la guerra o bien continuará intentando construir una base para la paz y las relaciones pacíficas.

Si miras fuera, hacia el mundo, ves que hay muy poca evidencia del Conocimiento en el pensamiento y el comportamiento de la gente. La gente es gobernada por el miedo. Es gobernada por el miedo a la pérdida y la privación. Es gobernada por sus propios deseos. Es gobernada por sus quejas y su desconfianza. Y el hecho de que vives en un mundo sin Conocimiento es chocante.

Pero el Conocimiento está aquí. Está dentro de cada persona, esperando a ser descubierto. Tu gran tarea en la vida, más allá de la mera supervivencia, más allá de la satisfacción de tus necesidades básicas, es encontrar y seguir al Conocimiento, tomar los Pasos al Conocimiento.

Sin esto, estás operando solo sobre suposiciones. Estás yendo hacia el futuro ciego, gobernado por un condicionamiento pasado que no puede explicar los eventos que están ocurriendo ahora, que no puede anticipar el futuro, que no puede ver las señales del mundo. Estás yendo hacia el futuro ciego. Estás viviendo ciego, gobernado por pensamientos que ni siquiera son tuyos, gobernado por actitudes y creencias que has adoptado de tu cultura, tu familia y vuestras sociedades. Ni siquiera sabes lo que piensas como individuo. Y ante los grandes problemas que ves emergiendo en el mundo a tu alrededor y los confusos problemas que ves incluso en ti mismo —tus propios conflictos internos, tus propias dificultades y disposición—, ni siquiera puedes entender cómo pueden resolverse.

Pero a pesar de lo confusos que puedan ser los problemas del mundo, a pesar de lo confusos que sean los asuntos y problemas que puedas ver dentro de ti, Dios ha provisto una respuesta, y la respuesta es la gran inteligencia que está aquí para mover tu vida en una nueva dirección.

No puedes usar el Conocimiento para enriquecerte, conseguir lo que quieres o superar a otros, pero puedes seguirlo para aprender cómo construir una nueva base en tu vida.

Permite que el Conocimiento te muestre lo que es importante y te restaure tu confianza en ti mismo y tu capacidad de entender a los demás, tu capacidad para experimentar y expresar amor y la mayor sabiduría que el Conocimiento te proveerá en el aprendizaje de cómo navegar un mundo cambiante y difícil. A pesar de lo confusos que puedan parecer ser los problemas y de tu incapacidad para entenderlos o resolverlos, el Conocimiento está dentro de ti.

Como ves, el Conocimiento no está aquí simplemente para resolver problemas. Está aquí para darte una vida mayor, para llevarte a servir al mundo de la manera que es más importante y significativa para ti. Pretende involucrarte con ciertas personas a un nivel mucho más alto, al nivel del propósito superior. La dirección que dispone para ti en tu vida pretende permitirte descubrir estas cosas y establecer un nuevo tipo de relación contigo mismo, con los demás y con el mundo mismo.

Aquí tu papel no será grandioso. No serás un salvador o un avatar, pero tu servicio será muy importante y ayudará a iniciar el Conocimiento en otros. Porque el Conocimiento es en última instancia tu mayor regalo. La demostración del Conocimiento, la realidad del Conocimiento, es el mayor regalo. Puedes alimentar a la gente, y esto será cada vez más necesario en los difíciles tiempos que se avecinan. Puedes ayudar a la gente de muchas, muchas maneras. Eso es muy importante y auténtico. Pero tu mayor regalo será el Conocimiento. Porque aquí les estás dando un recordatorio de que ellos tienen una conexión con Dios, y tú mismo estás demostrando esta conexión mediante tu pensamiento y tu comportamiento.

Si quieres que Dios te ayude, debes construir una relación con el Conocimiento, porque es así como Dios te hablará. Es así como Dios te moverá, y te guiará, y te contendrá, y te retendrá, y te llevará hacia delante. Si quieres que el poder de Dios sirva a tu vida y a otros a través de ti, entonces debes poner tu poder al servicio del Poder de Dios y no competir ni negar ni resistir.

En última instancia, esto te aporta paz y resolución, porque la guerra dentro de ti habrá terminado —la guerra entre lo que quieres y lo que sabes, entre los deseos de la mente y la certidumbre del Conocimiento dentro de ti, la guerra entre tú y Dios que creó la Separación.

Dios no está en guerra contigo, desde luego, pero tú todavía estás en guerra con Dios, porque quieres ser Dios. Quieres ser el dios de tu vida. Quieres crear tu propia realidad. Quieres vivir al margen de Dios. Y esta motivación sigue ahí, como ves. Es importante encarar esto y no negarlo. Esto está creando el mundo que ves. Es lo que está motivando el comportamiento humano en todas partes.

Tú tienes un mayor destino en el mundo. Dios te ha enviado aquí para cumplir tareas específicas con gente específica. El conocimiento de esto está contenido dentro de tu Conocimiento. La guía para cumplir esto se encuentra dentro de tu Conocimiento. El significado de esta contribución al mundo se mantiene a salvo dentro de tu Conocimiento. Tú no puedes descifrarlo. No puedes entenderlo con el intelecto. Solo puedes seguirlo, servirlo y usar los poderes del intelecto para ayudarte a hacer esto.

En esencia, su realidad está más allá de tu comprensión. Pero eso está bien. La vida misma está más allá de tu comprensión. Dios está más allá de tu comprensión. El amor está más allá de tu comprensión. La inspiración está más allá de tu comprensión. Pero estás destinado a tener y experimentar todas estas cosas. Puedes ser feliz sin saber por qué. Puedes estar contento sin evaluarte a ti mismo. Puedes sentir inspiración en tu vida sin tener una explicación lógica para ello.

Tu mayor tarea ahora es darte cuenta de lo necesario que es el Conocimiento en tu vida: tener la honestidad, la claridad y la humildad para reconocer que estás viviendo una vida que está disociada de tu mayor propósito, que no estás completamente conectado con el verdadero hilo de verdad en tu vida, que estás intentando vivir tus ideas, creencias y suposiciones, satisfaciendo las expectativas de otros, siguiendo mecánicamente las rutinas de la vida. Pero aún no estás plenamente vivo. No estás realmente conectado dentro de ti con la corriente más profunda de tu vida.

Reconoce esto. Acéptalo y ello abrirá la puerta, como ves. Permitirá que algo mayor emerja, algo que emergerá lentamente dentro de ti. No puedes tenerlo todo dentro de diez minutos. No puedes tenerlo todo hoy. Emergerá lentamente, y te dará tiempo para reconocerlo, para ajustarte a ello; tiempo para reconsiderar tus pensamientos, tus creencias; tiempo para reevaluar tu relación con otras personas, con tu mente, con tu cuerpo; tiempo para pasar por la gran transición que supone ir desde ser un individuo que es fruto del condicionamiento social a ser un hombre o una mujer del Conocimiento, guiado ahora por un poder mayor que es misterioso, pero cuya presencia y guía produce los resultados más prácticos y significativos.

Este es tu mayor trabajo, porque tu mayor propósito en el mundo se apoyará sobre tu base en el Conocimiento, porque solo puede ser sabido. No puede ser descifrado mediante el debate o la especulación. No puede ser descubierto mediante el esfuerzo intelectual sin este poder mayor dentro de ti. Porque este es el poder que contiene tu mayor propósito y que te dará la fuerza y la claridad para descubrirlo, experimentarlo y expresarlo con efectividad en el mundo, allí donde deba expresarse. El camino es aquí simple si no te gobiernan tus preferencias.

Dios está muy cerca, y el Poder de Dios que Dios ha puesto dentro de ti para guiarte, protegerte y conducirte a grandes logros está muy cerca.

Pero debes crear un lugar dentro de ti para que emerjan. Debes aprender a hacer preguntas sin dar tú mismo las respuestas. Debes aprender a reconocer tus necesidades más profundas y los límites de tus propias ideas. Y debes ver cuán necesario es el Conocimiento en el mundo a tu alrededor mientras la gente trata desesperadamente de cumplir sus fantasías y deseos, estando en todo momento disociados de sí mismos y del movimiento mayor de la vida en su interior y a su alrededor.

En vez de condenar el mundo, debes reconocer lo necesario que es el Conocimiento, tanto dentro de ti como dentro de los demás y de toda la familia humana.

Sin el Conocimiento no puedes vivir una vida mayor. Sin el Conocimiento no puedes conocerte a ti mismo. Sin el Conocimiento no podrás reconocer y participar con esas personas que representan la mayor promesa para ti. Sin el Conocimiento no podrás darte cuenta de que vives una vida mayor y tienes un destino mayor más allá del mundo. Incluso si crees en estas cosas, no sabrás que son ciertas. Para liberarte del constante agravamiento del miedo y la ansiedad, debes construir tu base en el Conocimiento y permitir que el Conocimiento sea la gran presencia dentro de ti, la base de tu Ser, tu punto de referencia fundamental.

Cuando quieras o desees algo, pregunta al Conocimiento en tu interior si ello es importante para ti y simplemente ve si hay una respuesta. Tu mente quiere algo, oh, por supuesto. Quiere esta persona; quiere vivir en este lugar; quiere tener esta riqueza; quiere tener este privilegio. Pero ve al Conocimiento en tu interior y di: “¿Quieres estas cosas para mí? En lo profundo dentro de ti, podrás sentir la respuesta.

En muchos casos, el Conocimiento no responderá porque no es algo importante. El Conocimiento no tiene este deseo. Y eso te dice directamente que estás yendo contra ti mismo en tu deseo de esta persona, este lugar o este objeto, sea lo que sea. Porque tu corazón realmente no lo quiere. Tu mente lo quiere. Tu mente lo quiere porque tiene miedo, porque se siente insegura, porque está agitada, porque está incómoda, porque no tiene al Conocimiento para guiarse. Está siempre nerviosa, inquieta, agitada, queriendo esto, queriendo lo otro, temerosa de esto, temerosa de aquello. Nunca tiene un momento de paz.

Por tanto, vas al Conocimiento y dices: “Bien, ¿es esto importante para mí?” y ves que no hay respuesta. En algunos casos, el Conocimiento indicará firmemente “¡No!”, porque en esos casos estás deseando algo que te resultaría realmente dañino o llevaría tu vida en la dirección incorrecta, retrasándote en realidad. En este caso, el Conocimiento creará un sentimiento de resistencia y contención dentro de ti.

¿Cuántas personas han recorrido el pasillo el día de su boda sintiendo esta gran respuesta y contención cuando estaban a punto de entregar sus vidas a algo que no tenía verdadera promesa ni destino?

En toda mala decisión que tomes, sentirás esta resistencia. Debes aprender a honrarla. Es una señal. Significa que debes ir al Conocimiento. Significa que debes tener un sentimiento suficientemente fuerte de la presencia del Conocimiento dentro de ti, una presencia penetrante que es la base de tu Ser, por debajo, por encima y más allá de tu intelecto.

La gente llama a esto un instinto o “sentimiento en las tripas”, porque se experimenta de un modo mucho más físico. Pero el Conocimiento es más que un sentimiento en las tripas. Es una mayor inteligencia dentro de ti. Si esta inteligencia no quiere algo que tú crees querer, entonces no deberías perseguir ese algo. Si crea un sentimiento de reserva o resistencia, debes retenerte, porque estás a punto de tomar una decisión de gran peligro y consecuencia.

En otras cosas, el Conocimiento te dará el “adelante”. Es un absoluto “¡Sí! Hazlo. Estate con esta persona. Ve a este lugar. Emprende esta acción.” Consigues una gran luz verde dentro de ti porque lo has verificado contigo mismo.

Pero, como ves, las personas casi nunca hacen esto. Simplemente van hacia lo que luce bien. Y cada desastre que crean en sus vidas siempre comenzó con algo que lucía bien. Son seducidas por las apariencias: por la promesa de riqueza, de placer, de amor, de felicidad. Son seducidas por las apariencias.

Si hubieran ido al Conocimiento, habrían visto que la atracción no era real, que era un engaño, una ilusión, una fantasía. Habrían visto que si el Conocimiento no es influido, ellas no deberían ser influidas. Si el Conocimiento no es impresionado, ellas no deberían ser impresionadas. Si el Conocimiento no pica el anzuelo, ellas no deberían picar el anzuelo. Este es el poder del Conocimiento dentro de ti. Si el Conocimiento está en paz, puedes estar en paz. Si el Conocimiento no está yendo a ninguna parte, entonces no necesitas ir a ninguna parte.

Cuanto más esto se vuelve tu experiencia —y gradualmente lo hará—, mayor será la certidumbre, la confianza y la ecuanimidad que experimentarás en tu vida. Porque todas estas cosas vienen del Conocimiento.

El Nuevo Mensaje ha provisto los Pasos al Conocimiento. Hay otras enseñanzas que también proveen pasos a Conocimiento. Debes encontrar el camino que es apropiado para ti. Pero, cuando lo encuentres, debes ir hasta el final. No vayas frívolamente. Alcanzarás un punto donde querrás abandonar, donde te sentirás demasiado inseguro para continuar, donde tu mente será tentada por otras cosas, por otras atracciones. Serás distraído. Pero debes permanecer con tu práctica.

Cuando comienzas los Pasos al Conocimiento, debes continuar. Ve hasta el final. No te detengas. Es como escalar una montaña, como ves. Subes un poco y piensas: “Oh, esto es duro. Está muy empinado. ¿Realmente quiero escalar esta montaña?” Dudas y lo reconsideras, porque no es tan fácil como pensaste que sería. Pero debes continuar.

El poder y la presencia del Conocimiento viven dentro de ti, esperando a ser descubiertos. Este es el verdadero significado de tu espiritualidad. Este es tu trabajo espiritual. Si quieres tener alguna esperanza de descubrir tu mayor propósito en el mundo y de encontrar aquellas relaciones mayores que son parte de este propósito y pueden expresarlo, entonces debes tomar los Pasos al Conocimiento.

Porque dentro de ti tienes el Conocimiento, y tienes tus ideas. Ambas partes no deberían competir entre sí. Tu mente ha de servir al Espíritu, que es el Conocimiento. El Conocimiento está aquí para servir a Dios y cumplir tu propósito para venir al mundo, la mayor necesidad de tu Alma.

Date cuenta, entonces, de que el camino ha sido hecho simple. No es complejo. El viaje requiere sabiduría y reevaluación, pero no es complejo. La necesidad de tu Alma es fundamental. No puede satisfacerse adquiriendo personas, lugares u objetos. Está aquí para cumplir algo más importante, y el Conocimiento dentro de ti sabe lo que es.

La violencia religiosa

Traducción de texto “Religious Violence”, tal como le fue revelado al Mensajero de Dios, Marshall Vian Summers, el 02 de noviembre 2014, en Boulder, Colorado, Estados Unidos.

“La siguiente Enseñanza sobre la Violencia Religiosa es parte de la Revelación del Nuevo Mensaje para el mundo. Viene de la Fuente de toda vida a través de la Presencia Angélica que supervisa nuestro mundo. Es un regalo para todos los pueblos, naciones y religiones, para la seguridad y el progreso de la humanidad.”

Marshall Vian Summers.

La violencia de la religión ha sido una plaga sobre la humanidad durante siglos, ejercida en todo el mundo, siempre presente, periódicamente muy extrema.

Es un problema porque la religión está siendo utilizada por esas fuerzas, grupos y naciones que buscan el poder y la dominación, usando la religión como una justificación, como una causa, como un propósito.

Pero esto no puede ser, ya ves, porque Dios inició todas las religiones del mundo, porque Dios sabe que no todo el mundo puede seguir una única enseñanza o un único maestro.

Por tanto, castigar a los no creyentes es un crimen contra Dios. Acusar a aquellos que no pueden responder a tu religión representa confusión, arrogancia y un crimen contra Dios.

Dios sabe que no todo el mundo puede seguir una enseñanza o un maestro, y es por eso que en diferentes momentos críticos de la historia Dios ha iniciado nuevas Enseñanzas y ha enviado Mensajeros al mundo desde la Asamblea Angélica. Todas ellas añaden algo muy importante para la construcción de la civilización humana. Cada una pretende ser un contrapeso de las otras, que se vuelven extremas y se distorsionan en manos del liderazgo humano.

La violencia religiosa está ahora desgarrando las religiones internamente y está lista para golpear a otras y unas a otras en cualquier momento. En un mundo de recursos menguantes y meteorología violenta, en un entorno mundial cambiante, el potencial para la violencia religiosa es enorme.

Por eso Dios ha hablado de nuevo, para promover la verdad sobre las religiones del mundo —la verdad de su Fuente, la verdad de su propósito, lo que les une y requiere que se entiendan entre sí.

Dios busca poner fin a la Separación entre las religiones del mundo, no para que todas sean iguales, sino para [hacer] reconocer que todas son componentes de una mayor comprensión.

Pero aunque Dios ha iniciado todas las religiones del mundo, todas ellas han sido modificadas por el hombre a través del tiempo —modificadas por la adopción, la corrupción, el malentendido y el mal uso, casadas con la cultura, utilizadas por los gobiernos para justificar la agresión y la subyugación del pueblo—. Lo que es santo y sagrado se vuelve profano.

Ahora, en el mundo actual, la religión se erige como la única gran cosa que puede unir a las personas, pero solo si se entiende correctamente, solo si se entiende su Fuente, su propósito, su significado y su dirección. Sin esta comprensión, la religión se vuelve la justificación última para la crueldad, la violencia y el castigo.

Por eso, tenemos que aclarar ciertas cosas para que puedas entender muy claramente la Voluntad del Cielo, la intención del Creador.

En primer lugar, debes entender que todos los grandes Mensajeros han venido desde la Asamblea Angélica. Una vez que están en el mundo, ellos son mitad humanos, mitad santos. No son gente común, pero tampoco dioses. Jesús, Buda y Mahoma provienen de la misma Asamblea, ya ves. Así que no puede haber conflicto entre sus Enseñanzas si se comprenden y utilizan correctamente.

A continuación, debes entender que no todos pueden seguir la misma enseñanza y el mismo maestro, no importa lo refinados y maravillosos que puedan ser. Dios lo entiende, por supuesto, pero las personas están confusas. Por eso, no puede haber disputa entre las grandes religiones si son correctamente comprendidas y utilizadas.

Esto es así porque Dios es sabio, y la humanidad imprudente; es así porque Dios entiende la dirección y el destino de la familia humana, mientras que las personas viven para el momento y se asocian con el pasado.

A continuación, debes entender que no puede haber castigo, tortura, crueldad o muerte en nombre de la religión. Eso es una violación de la intención y el propósito de Dios. Es un crimen contra el Cielo, ya ves. Las personas son castigadas por otras razones, pero esto se justifica en el nombre de Dios o de la religión. Esto es una abominación. No puede haber ninguna excepción a esto. No podéis castigar, torturar o matar en nombre de Dios.

Por tanto, no hay guerra santa. No hay guerrero santo. Vais a la guerra por otras razones: por poder, por dominación, por recursos, por control, por venganza. No tiene nada que ver con la religión.

Porque toda verdadera religión enseña tolerancia y moderación. Toda verdadera religión enseña humildad y reverencia. Toda verdadera religión enseña compasión y perdón. Toda verdadera religión enseña caridad y servicio.

Estos son los componentes más importantes de la religión, porque es lo que sirve a la familia humana. Es lo que evita que la humanidad caiga en la ruina y la desesperación. Es lo que la eleva más allá de los animales y las criaturas del campo.

Usar la religión para la guerra, la conquista y la dominación es una abominación. Es un crimen contra el Cielo, ya ves.

Cualquier escritura que promueva esto no es auténtica. Cualquier enseñanza que promueva esto en nombre de la religión no es auténtica y es incorrecta. Cualquier declaración, incluso de uno de los Mensajeros, que promueva esto en el nombre de Dios y de la religión, representa un error y un malentendido.

No pienses que los Mensajeros no erraron, porque todos ellos cometieron errores por el camino y tuvieron que ser corregidos.

Condenar a las personas al Infierno porque no siguen tu ideología es un error y un crimen contra el Cielo. Denunciar a las personas por no ser creyentes representa un malentendido.

Si ellas no pueden recibir la Gracia de Dios, entonces son desafortunadas y deben ser compadecidas, no castigadas. Si se apartan de su religión, entonces necesitan asistencia, no condena.

¿Quién en el mundo puede decir lo que Dios quiere para cada persona? Las escrituras no pueden contenerlo, porque Dios ha sido la Fuente de todas las religiones del mundo y, por tanto, las escrituras y la enseñanza deben ser sin duda solo para cierta gente, y no para toda.

Son la arrogancia, la soledad, la agresión, la estupidez y la ignorancia humanas las que dan lugar a los abusos de la religión.

Por eso, en la Nueva Revelación de Dios para el mundo estas correcciones deben darse con el mayor énfasis, porque la religión está siendo destruida por la corrupción y el mal uso, por la violencia y el sometimiento. Su valor, su propósito, su significado y su Fuente se están perdiendo con cada día que pasa en el que la religión es utilizada por grupos y personas violentas buscando poder y venganza.

Esto requiere una gran corrección, ya ves, o la humanidad continuará fallando, flaqueando y declinando, sobre todo frente a un mundo de recursos en declive y un entorno cambiante.

Tiene que haber gran cooperación, gran comprensión, gran compasión y gran perdón. Pero, como ves, estas son las cosas mismas que cada religión realmente promueve.

Las personas que adoptan [una] religión deben promover estas cosas. Ese debe ser su énfasis. Esa debe ser su comprensión. De lo contrario abusarán de su fe. La utilizarán para oprimir a los demás. La utilizarán para condenar a sus enemigos. La utilizarán para dividir y conquistar a otras personas. Se volverá cruel. Se volverá ciega. Se volverá despiadada y opresiva.

Tal arrogancia e ignorancia son muy evidentes en el mundo actual, y se han demostrado a lo largo de la historia humana en todas las épocas, en todas las culturas.

Es un fracaso, como ves: un fracaso en comprender, un fracaso en perdonar, un fracaso en estudiar y practicar correctamente, un fracaso en comprender la voluntad, el propósito y el significado de las Revelaciones de Dios, por qué se dieron y por qué todas ellas deben ser reconocidas en su forma pura.

Pero su forma pura se ha perdido para la mayoría de las personas. [Las Revelaciones] se han convertido en herramientas del Estado. Se han convertido en las armas de individuos y grupos agresivos. Se han convertido en espada. Se han convertido en la cárcel, en la prisión, en el Infierno y la condena misma.

Debes entender que el plan de Dios es salvar a todas las personas, y que la experiencia del Infierno y la Separación es temporal. Aunque puede parecer de larga duración, es temporal.

Tienes un origen y un destino sagrados, y la religión, si la entiendes y la aplicas correctamente, te ayudará a recordar y a reconocer aquí tu naturaleza más profunda. Te ayudará a aceptar el hecho de que se te envió al mundo para servir a la familia humana de maneras específicas, de acuerdo con tu naturaleza y tu diseño aquí.

Adorar a Dios, postrarte en la mezquita, el templo o la iglesia y [sin embargo] no entender estas cosas, significa que tu culto no es correcto. No puedes simplemente venir a Dios buscando poder, favores y dispensaciones. Fuiste enviado al mundo para servir al mundo, utilizando las verdaderas cualidades de la religión que hemos especificado aquí.

Sin esto, la religión fracasará en el mundo según se vuelva más secular, más opresiva y más violenta frente a la gran convulsión de las Grandes Olas de cambio venideras. Los grupos religiosos se destruirán a sí mismos y a todos a su alrededor.

Las personas perderán la fe en Dios. Se desanimarán. Se tornarán hacia la tecnología para salvarse, pensando que solo la tecnología les salvará. El Espíritu, la Presencia y el Poder de Dios se perderán en un mundo de cambio y agitación convulsivos.

Por eso Dios ha hablado de nuevo, como ves, para traer la Revelación Pura al mundo, para enseñar sobre la religión al nivel del Conocimiento, la inteligencia más profunda que Dios ha puesto dentro de todos —esperando a ser descubierta, esperando a ser seguida, esperando a ser expresada.

Todas las grandes religiones son importantes, pero todas ellas son vías para acceder a este Conocimiento del que hablamos, como puedes ver. Porque es en el Conocimiento donde te unes con tu Creador. No es solo a través de la creencia o la ideología o la práctica espiritual y la observancia rígidas. Es siguiendo aquello que Dios ha puesto dentro de ti para que lo sigas, lo cual es totalmente puro —sin condena, sin quejas, sin enfado—. Sin condena. Representa la parte de ti que nunca ha dejado a Dios y que aún está conectada a Dios y a la Creación, incluso mientras vives en la Separación y en forma física en este mundo, en esta realidad.

Reunirte con el Conocimiento es reencontrarte con tu verdadera naturaleza. Es, finalmente, volverte una persona completa. Es liberarte de los grilletes de la creencia y la ideología que oprime y desvía a la humanidad a cada paso.

El mundo necesita esto ahora, porque necesita que muchos se levanten para servir, para preparar a la humanidad para un futuro que será muy diferente del pasado, para preparar a la humanidad para su encuentro con la vida inteligente en el universo, un encuentro que ya está sucediendo en el mundo actual.

Muchos deben ser llamados, no solo una persona piadosa aquí y allá. Muchos deben ser llamados. Pero estar preparado para esto significa que tu comprensión de la religión debe ser limpiada, debe ser clarificada, debe volverse totalmente pura y auténtica, o de lo contrario abusarás de todo lo que decimos aquí hoy. Lo negarás, lo usarás mal o tratarás de casarlo con tus creencias anteriores, sin entender el verdadero mensaje que te estamos dando aquí, el cual salvará tu vida y las vidas de aquellos a los que amas; que restaurará vuestras naciones y las protegerá en los tiempos difíciles venideros.

Esta es la era de la cooperación. Tiene que haber una gran cooperación, de lo contrario la humanidad y la civilización humana pueden fracasar.

Es un gran punto de inflexión que muchos han previsto. No es el final de los tiempos. No es el fin del mundo. No es el gran Día del Juicio Final en el que muchas personas creen. Es un gran punto de inflexión para la familia humana, un punto de inflexión que determinará si la libertad y la soberanía humanas podrán mantenerse y construirse dentro de este mundo, viviendo como vivís en una Comunidad Mayor de vida inteligente en el universo.

Los riesgos son enormes. La llamada al servicio es enorme. Por tanto, deja tus armas. Deja tu enojada retórica y condena. Deja tu propia justicia y tus ideas fundamentalistas, porque estas no son nada comparadas con la Gracia y la Intención de Dios y lo que Dios ha puesto dentro de ti para que lo sigas y lo hagas. Esto representa el compromiso puro con tu Fuente.

Porque Dios es el Creador de innumerables razas en el universo, y de innumerables religiones. No es la ideología o la creencia lo que te trae a tu Fuente o te permite cruzar ese gran umbral. Es el servicio y la alineación. Es el poder y el amor y la libertad de encontrar y seguir el camino que Dios te ha dado, un mayor regalo que no puedes siquiera imaginar en este momento —mayor que la riqueza, mayor que tener todas tus oraciones respondidas—. Solo esto te sacará de la jungla de tu confusión y tus terribles circunstancias.

Pueblos del mundo, escuchad Nuestras palabras. Nosotros somos quienes hablaron a Jesús, a Buda y a Mahoma. Ellos vinieron de Nosotros. Y un Nuevo Mensajero está en el mundo, y ha venido de Nosotros.

Todos los grandes Mensajeros del pasado están con él y le apoyan, porque han tenido que soportar el ver sus tradiciones religiosas distorsionadas, corrompidas y mal utilizadas. Han tenido que presenciar la locura humana y la violencia religiosa llevada a cabo en su nombre durante siglos. No os podéis imaginar el sufrimiento que esto les ha causado.

Así que ahora permanecen con el Nuevo Mensajero de Dios, rezando para que su Mensaje pueda ser recibido y comprendido, rezando para que sus grandes tradiciones, que ellos han seguido, puedan ser limpiadas y purificadas e integradas y sanadas nuevamente en el Espíritu y el propósito de Dios.

Dios busca unir, no destruir. Es perdón. Es compasión. Es tolerancia. Es sabiduría y moderación lo que debés ejercer ahora, de cara al mundo que tendréis afrontar juntos.

Pueblos del mundo, escuchad Nuestras palabras. Ellas representan vuestra restauración, el retorno de vuestra dignidad y propósito, de vuestro significado y valor. Solo estos pueden curar el deseo de conquista y venganza y sanar las profundas heridas del abuso humano y la corrupción.

Comprended que la religión nunca debería gobernar la nación, porque esto corromperá a la religión completamente. La religión está aquí para inspirar, asesorar y dirigir, pero no para gobernar; de lo contrario perderá toda su pureza, su eficacia y su significado.

Naciones del mundo, escuchad Nuestras palabras. No conocéis la Voluntad y Poder del Creador ni la voluntad de Dios para la familia humana, frente a un futuro que aún no podéis ver ni reconocer.

No afirméis que no puede haber más Mensajeros, porque eso depende de Dios y no de vosotros. Incluso la Asamblea Angélica no puede decir lo que Dios hará a continuación, así que no pretendáis que vuestro maestro, vuestro líder o vuestro santo es el único o el definitivo para todos los tiempos, porque esto representa confusión. No podéis decir estas cosas. Incluso si está en vuestras escrituras, nadie puede decir nunca estas cosas.

El Cielo conoce quién será enviado, cuándo será enviado, cómo será enviado y cuál será su Mensaje.

La gran esperanza para la humanidad ahora es que Dios ha hablado de nuevo. Una gran Revelación está en el mundo, mayor que cualquier cosa que se haya dado antes a la familia humana. Esta aquí ahora en su forma pura.

Podéis incluso escuchar, por primera vez en la historia, la Voz de la Revelación que habló a los grandes Mensajeros y los guio a través de sus difíciles tareas y pruebas en el pasado.

Esto no pretende reemplazar las religiones del mundo, sino unirlas, restaurarlas y alinearlas de nuevo con el verdadero propósito e intención de Dios para el mundo, de modo que todas ellas puedan jugar un papel importante en la preparación de la humanidad para el gran reto y el gran cambio que se avecina. Deben ser parte de la solución, no parte del problema, ya veis.

Sed humildes. Estad dispuestos a reconsiderar vuestras creencias, vuestras ideas y vuestras admoniciones. Estad dispuestos a reconsiderar. Estad dispuestos a arrepentiros. Estad dispuestos a escuchar y a oír. Tened ojos para ver y oídos para oír lo que Dios os ha dado, y no los mantengáis cerrados para proteger vuestras anteriores suposiciones, creencias e inversiones.

El cielo estará observando para ver quién puede responder. Y con el Mensajero en el mundo actual, los antiguos Mensajeros estarán observando para ver quiénes entre sus seguidores y sus comunidades religiosas pueden oír y responder.

Porque Dios ha hablado de nuevo. Dios ha llegado en el momento justo. Dios ha venido con la Revelación Pura.

El fundamentalismo religioso

Traducción del texto “Religious Fundamentalism“, tal como le fue revelado a Marshall Vian Summers, el 23 de septiembre 2014, en Boulder, Colorado, Estados Unidos.

Las personas viviendo en Separación tratan de hacer que todo se ajuste a la Separación. Tratan de hacer que sus ideas, sus actividades, sus creencias y su énfasis en la vida funcionen en el ámbito de la vida en aislamiento, estando separadas de Dios y de su Fuente.

El Señor de todos los universos, el Señor de toda la Creación, la Fuente de tu vida, ha establecido todas las grandes religiones del mundo. A pesar de que han sido modificadas con el tiempo y han cambiado a través de la adopción, la corrupción y los malentendidos humanos, todas ellas pretenden unir a la humanidad. Todas ellas pretenden añadir dimensiones a la civilización humana. Todas ellas pretenden prepararos para el futuro, porque todas las grandes Revelaciones están aquí para prepararos para el futuro.

Sin embargo, viviendo en la Separación, las personas, muchas personas, hacen de su religión la única religión, la religión definitiva o la religión absoluta, hasta la exclusión de todas las otras. Es una tendencia humana, y está asociada a la creencia.

La creencia es de la mente. No es del Espíritu. La creencia es útil y necesaria hasta cierto punto, para organizar tu pensamiento y dar a tu vida enfoque, dirección y orientación. Pero viviendo en la Separación, el pensar nunca es absoluto. Porque a dónde vas y de dónde has venido está más allá del ámbito y el alcance del intelecto.

Creer que tu gran maestro espiritual, el fundador de tu religión, es el único gran maestro, o el último gran maestro, es un error fundamental. Si todas las religiones han sido iniciadas por Dios y cambiadas por el hombre, entonces está claro que se trata de un error flagrante.

Pensar que Dios no tiene nada más que decir a la humanidad cuando esta se enfrenta ahora a los desafíos más grandes de toda su historia, es un error fundamental. Pensar que las religiones de la antigüedad pueden prepararos para la vida en el universo o para vivir en un mundo en declive, es claramente inapropiado. Sin embargo, muchas personas tienen estas ideas, basan sus vidas en estas ideas y están dispuestos a ir a la guerra contra otros por estas ideas.

Por tanto, los abusos de la religión continúan. Se han agravado con el tiempo, porque el Espíritu de Dios no está siendo experimentado.

Al igual que los ríos se dirigen al mar, todas las tradiciones religiosas existen para traerte de vuelta a la totalidad y a la unión con Dios. Cada uno de ellas añade una dimensión única a la comprensión de estar en el mundo y de vivir con una doble realidad: la realidad de tu naturaleza espiritual, que se manifiesta en lo que Nosotros llamamos el Conocimiento, y tu identidad mundana, que se ha establecido a través de la cultura y a través de la interacción con la vida aquí en el mundo.

Tienes esta doble naturaleza, ya ves. No eres uno sin el otro. Pero tu naturaleza superior no está basada en la ideología. No está basada en la creencia, la práctica o la tradición religiosa. Está más allá de estas cosas, porque Dios está más allá de estas cosas. Cuando dejes este mundo, estarás más allá de estas cosas. No tendrás ninguna creencia. Allí solo serás, al igual que eras antes de venir al mundo.

Así, las personas llegan a este mundo y comienzan a cargarse e imprimirse con creencias. Y si aceptan esto, ellas se vuelven defensoras de la creencia, a veces de manera muy irracional, simplemente porque están impregnadas y condicionadas muy fuertemente a pensar de cierta manera, a mantener ciertas ideas y creencias y tener ciertas opiniones sobre su religión y su tradición.

Dios no se preocupa por estas cosas. Son todas medidas de conveniencia para traerte de vuelta a la unión con Dios. Ese es su propósito, como ves, así como ayudarte a organizar tu vida para que puedas vivir una vida ética, sana y valiosa en el mundo.

En todas las tradiciones religiosas, de manera más pronunciada en algunas que en otras, existe una tendencia humana a establecer una idea firme y fija sobre Dios y sobre todo lo demás. Esto ocurre más allá de la religión, porque es una tendencia humana primaria viviendo en la Separación.

Tú basas tus ideas, tu identidad y tu posición en la sociedad, e incluso tu riqueza y prosperidad, en un conjunto fijo de ideas. Pero nunca puedes llegar a Dios con un conjunto fijo de ideas, porque te ciegan. Te limitan. Te hacen juzgar y condenar a los demás. Pueden llevarte a la violencia y al conflicto, a la represión y la brutal condena de los demás.

No puedes conocer tu Fuente si esa es tu posición. No importa cuánta tradición te respalde, porque las tradiciones del error religioso están tan fijas como las tradiciones de la verdad religiosa.

Lo fundamental aquí es lo que escuchas dentro de ti mismo. Si basas tu identidad en tus ideas, entonces querrás que tus ideas sean fijas e inamovibles para poder tener seguridad acerca de esto. Verás a todos los demás que tengan ideas diferentes como si estuvieran compitiendo contigo o fueran una amenaza a cierto nivel, o bien acabarás condenándoles por ser inferiores o profanos, los descreídos, los incrédulos, y les juzgarás y les condenarás al Infierno.

Así es la religión en manos de aquellos que viven en la Separación. Es incorrecta de principio a fin, ya que no entienden la naturaleza de Dios o de su relación con Dios, ni el hecho de que Dios al final salvará a todos, porque ese es el Plan de Dios.

Dios salvará a todos en este mundo y en todos los mundos, en miles y miles de millones de mundos, seres que en apariencia y orientación son tan diferentes a ti. Porque ese es el Plan de Dios. Llevará muchísimo tiempo, por supuesto, pero el tiempo no es nada para Dios.

Los grandes Mensajeros llegan trayendo Nuevas Revelaciones en los momentos de gran importancia, reto y oportunidad, para añadir al creciente entendimiento y mantener el espíritu y la práctica de vuestra fe divina intacta y renovada a medida que se enfría y se calcifica en las ideas y mentes de las personas.

Nunca descanses en tus ideas y creencias, o tu mente se cerrará y se oscurecerá, y solo te volverás otro adversario en un mundo de adversarios. Te volverás partidista. Tendrás enemigos. Construirás tu fe en torno a tus enemigos. Pensarás que los enemigos de Dios son tus enemigos, y asignarás esto a las personas que no te gusten o no entiendas.

Dios entiende estas cosas porque estás viviendo en Separación, y todavía no has encontrado la inteligencia natural que Dios ha puesto dentro de ti para que la sigas. Así, dependes de tus ideas, de las ideas de otros y del pensamiento de consenso entre naciones, culturas y personas. Y, como resultado, estás tan ciego como lo puedes estar.

No puedes ver fuera de tu pequeña prisión de ideas, que defiendes o tiendes a defender tan vigorosamente. No puedes ver. Estás encarcelado. Es una prisión de la mente. Es una prisión de creencias fijas. No puedes aprender nada nuevo, realmente. Solo tratas de fortalecer lo que crees y sostienes que es verdad.

El propósito de la Revelación, en última instancia, es llevarte más allá de la creencia. Mientras tanto, utilizará la creencia como punto de partida, pero debes ir más allá de ella. Al nivel de la creencia jamás puedes entender a Dios, ni cómo Dios obra en el mundo, ni quién y qué es Dios, ni tu relación con Dios.

La creencia aquí es muy limitada. Es muy egoísta. Está muy condicionada por la cultura y la religión que te rodean. Nunca puede abarcar una realidad mayor o una verdad mayor sobre tu vida y sobre por qué estás aquí y quién te envió o lo que debes hacer a continuación.

Eso es la religión: seguir la Gran Presencia que Dios te ha dado, la mayor inteligencia llamada Conocimiento. Esa es la manera en que regresas a la unión con Dios, a través del servicio y la contribución en el mundo.

Sin esto, adorar a Dios no significa nada. Postrarte en la mezquita, la iglesia o el templo no significa nada sin este servicio.

Dios no necesita adoración. Dios no es como tú. No está inseguro. No necesita ser alabado. Dios no es como tú en este sentido.

Las personas tratan de usar a Dios para obtener favores y dispensas, y usan su creencia para intentar obtener estas cosas. Pero a la Hueste Angélica que vela este mundo no le mueven estas cosas.

La religión es usada por los gobiernos. Es usada en una búsqueda de poder. Es usada para dominar y suprimir poblaciones. Se ha utilizado a lo largo de la historia como un estandarte de guerra y una bandera de subyugación.

Las personas hacen a Dios como quieren que Dios sea y como creen que Dios es: un Dios igual a ellas, un Dios que tiene todas las tendencias humanas, un Dios con gran poder, sí, pero un Dios que de alguna forma es más bien trágico.

Dios es paciente, por lo que debes aprender a ser paciente. Dios es tolerante, por lo que debes aprender a ser tolerante. Dios es la Fuente de todas las religiones del mundo, por lo que debes respetarlas a todas y aprender de ellas para ver su valor y contribución.

Dios trabaja en el mundo a través de las personas, desde adentro hacia afuera. Por tanto, debes escuchar buscando esto en los demás.

Dios ha puesto el Conocimiento dentro de ti para que te guíe, te bendiga y te proteja, para prepararte para una vida más grande de servicio y cumplimiento. Debes tomar los Pasos hacia este Conocimiento, porque ese es el pilar y el verdadero camino de tu fe, sea cual sea la tradición religiosa que practiques.

Dios no condena, por lo que no debes condenar. Dios no castiga, por lo que no debes castigar irracional y desalmadamente.

Tu creencia nunca puede contener el mayor Plan de Dios o lo que tu religión realmente significa y por qué fue enviada al mundo. Todas estas cosas existen más allá del ámbito y el alcance del intelecto.

Tener nociones maravillosas y fantásticas no te traerá de vuelta a la unión con Dios o con el propósito superior que te ha enviado aquí y que está esperando a ser descubierto. Es a esto a lo que Dios responde.

Morir por tus creencias, matando a otros por tus creencias en el nombre de Dios, es una abominación. Es enfermizo. Es una enfermedad mental, que afecta a un gran número de personas.

El verdadero creyente en Dios no hace estas cosas. La verdadera fe está en el poder y la presencia del Conocimiento, y en aquellos que te enviaron y velan por ti, incluso ahora.

Esto es un misterio. Todo lo valioso proviene del Misterio. Debes tener el coraje y la humildad para entrar en el Misterio, para vivir con preguntas y no basar tu vida en las respuestas, para ir más allá de la palabra, porque la palabra es solo el comienzo de tu retorno a Dios.

Dios no está aquí para sacarte del mundo, sino para llevarte al mundo con un mayor propósito y significado. Pero para permitir que Dios te ayude, debes estar dispuesto a cambiar tu vida y tus ideas y apartarte de tu vieja manera de pensar y comportarte.

Este es el desafío, pero es también la liberación. Porque tu vieja manera de pensar y comportarte, en casi todos los casos, no te llevará a ninguna parte salvo a la desesperación y al vacío. Y volverás a tu Antiguo Hogar con tu misión incumplida y sin reconocer.

No hay día del Juicio Final. No hay Infierno ni condenación. ¿Por qué querría Dios maldecirte o condenarte, cuando Dios sabe que sin el Conocimiento solo puedes estar errado, tratando de usar tus ideas y creencias como pilares de la verdad a pesar de que una mayor verdad está completamente más allá de ellas?

Dios ha enviado una gran Revelación al mundo actual, enviada desde la Asamblea Angélica. Es la [Revelación] más extensa jamás dada a este mundo, dada en un momento de profunda necesidad y gran cambio. Es el mayor umbral de toda la historia humana, donde la humanidad se enfrenta a vivir en un mundo en declive, donde la humanidad se enfrenta a un universo lleno de vida inteligente. Tus creencias probablemente no tienen en cuenta estas cosas. E incluso si lo hicieran, no serían completas.

Necesitaréis la ayuda de Dios ahora, porque la humanidad está muy retrasada en su preparación. La creencia humana, la religión humana, no pueden prepararos para estos dos grandes umbrales.

Se trata de una realidad en la que la humanidad debe unirse para sobrevivir; por absoluta necesidad, debe cooperar y poner fin a sus incesantes conflictos.

Es un momento de grandes cambios en el pensamiento y en las tradiciones de pensamiento que han sido tan determinantes en el pensamiento y el comportamiento humanos en el pasado. Es una gran restauración si puede verse correctamente. Y será muy difícil para todas las personas enfrentarlo y aceptarlo. Pero no hay huida posible de las Grandes Olas de cambio que están llegando a este mundo. Y no podéis escapar del hecho de que la humanidad está siendo visitada por fuerzas peligrosas del universo.

Estas cosas están sucediendo tanto si estás listo como si no, tanto si estás dispuesto como si no, tanto si eres consciente como si no. Ellas alterarán el curso de tu vida y el destino de tus hijos —un gran peligro, una gran oportunidad, tanto para ti como para toda la familia humana.

Debes estar dispuesto a salir de tus creencias fijas, de tus creencias políticas, de tus creencias religiosas, de tus creencias sociales, para reinvolcrarte con la realidad y ver que, a menos que la humanidad pueda unirse para su propia protección y avance, se desintegrará y caerá presa de potencias externas. Esto ha ocurrido innumerables veces en el universo que os rodea.

Dios sabe lo que se avecina en el horizonte y los grandes riesgos y peligros que se avecinan. Y Dios conoce la gran oportunidad, la oportunidad más grande nunca habida, para que la humanidad se una en su propio favor para proteger la civilización humana, restaurar la productividad del mundo y asegurar un futuro para la humanidad.

El fundamentalismo religioso solamente combatirá y luchará, destruirá y enajenará. Esta no es la Voluntad del Creador. La Religión está para abrir tu corazón, no para fijar tu mente.

Debes ser compasivo. Debes ser tolerante. Debes aprender sobre la comprensión de los demás. Debes ver que la Gran Fe está más allá de solo la creencia religiosa.

Debes tomar los Pasos al Conocimiento para poder encontrar la voz más profunda que Dios ha puesto dentro de ti para que la sigas y la encuentres. Porque solo así puedes ser reunificado con tu Fuente.

El Cielo bendice a los que pueden responder y llama a todos los demás a un reconocimiento verdadero.

Que nada divida ahora a la familia humana. Que la religión nunca sea un artículo de guerra o una justificación para el conflicto.

La tendencia humana hacia la ideología estricta debe ser reconocida y manejada en consecuencia, de lo contrario la humanidad no tendrá la fuerza, el coraje o la unidad para tener éxito en los tiempos venideros.

La Presencia está contigo. Dios está en todas partes trabajando a través de los individuos al nivel del Conocimiento. Esto es religión en su forma más pura y eterna.